Pensiones
El PSOE plantea impuestos a la banca y a las transacciones financieras para costear las pensiones

Pedro Sánchez propone un gravamen a las transacciones financieras, tal como recomienda la Unión Europea, y un impuesto extraordinario a la banca, iniciativa que ya ejecutan países como Francia o Gran Bretaña.

Pedro Sánchez Nueva Economía
Pedro Sánchez, durante su intervención el el Foro Nueva Economía el 9 de enero.

publicado
2018-01-09 09:53

El PSOE ha planteado la creación de dos nuevos impuestos para costear el sistema público de pensiones, fondos que ya suman seis ejercicios de déficit. Así lo ha planteado el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, en la mañana del martes durante un desayuno informativo en el Foro Nueva Economía.

El primer impuesto planteado por Sánchez es un gravamen a las transacciones financieras, una iniciativa avalada y recomendada por la Unión Europea pero que no ha sido adoptada aún por ningún país.

El segundo sería un impuesto extraordinario a la banca con el fin de que pueda ayudar a sostener el coste de las pensiones. “Si los españoles contribuyeron con el sudor de su frente al rescate de la banca en nuestro país es justo que ahora la banca ayude al sistema público de pensiones”, ha señalado el secretario general de los socialistas.

En su opinión, este segundo impuesto “es un gravamen exigido por organismos internacionales nada sospechosos de radicalidad, como la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y puesto en marcha por gobiernos como el británico o el francés”.

La propuesta del PSOE sobre pensiones se enmarca en “diez acuerdos de país” que el partido quiere elaborar en los cinco primeros meses del año “en conversación con la ciudadanía” para transformarlos en iniciativas parlamentarias. El primero de ellos sería el relativo a las pensiones.

Además de los dos nuevos impuestos, el PSOE aboga por derogar la contrarreforma del sistema público de pensiones aprobado por el Partido Popular, la cual “condena a pérdidas medias de jubilación a las próximas generaciones de entre el 30% y el 40% de su cuantía”, según ha indicado Sánchez, y abrir una senda de aumento salarial de los trabajadores autónomos y empleados públicos, así como un incremento del salario interprofesional para elevar las bases de cotización y la recaudación a la Seguridad Social.

Relacionadas

Laboral
El cálculo de la pensión de jubilación en contratos a tiempo parcial es injusto y discrimina a las mujeres

El Tribunal Constitucional anula el cálculo de la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial por vulnerar el derecho a la igualdad y ser discriminatorio con las mujeres.

Pensiones
Las plataformas extremeñas de pensionistas llaman a la movilización el 17 de junio

Colectivos de Navalmoral de la Mata, Jaraíz de la Vera, Cáceres, Badajoz y Mérida han convocado movilizaciones con las que pretenden mantener viva la protesta tras el ciclo electoral. 

Pensiones
Salarios, pensiones, como derechos sociales a defender y ampliar

En Milán, nos reunimos el Sindicalismo de Solidaridad y Lucha: las gentes de CGT (Estado español), Solidaires (Francia), la CUB de Italia y Conlutas de Brasil, para coordinar nuestra acción en la lucha contra las políticas neoliberales, tanto de la U€ como del FMI y OCDE, en la Defensa de los Sistemas Públicos de Pensiones. Este es el documento de conclusiones.

0 Comentarios

Destacadas

Tecnología
El rechazo a la tecnología de reconocimiento facial llega a la música

Una campaña pide la prohibición de los sistemas de reconocimiento facial en conciertos y festivales en Estados Unidos. Artistas como Tom Morello, Amanda Palmer y el grupo punk Downtown Boys se han sumado a la iniciativa.

Opinión
Río, cidade maravilhosa

Los quince años que habité esta ciudad me enseñaron que sí era “maravilhosa”. Lo era a condición de pertenecer a la casta del poder económico o a alguno de los estamentos de “clase media”. Hoy, siguen existiendo al menos dos Río: el de los elegidos y el de todos los demás.

Euskal Herria
50.000 personas se solidarizan con los imputados del 11/13

La fiscalía les solicita penas de prisión que oscilan entre 8 y 20 años por delitos de integración en banda armada cuando ETA llevaba ya disuelta al menos dos años tras las primeras detenciones.