Accidentes laborales
La invisibilización de los accidentes laborales

Los accidentes de trabajo son los causantes de más de 600 muertes al año en España, un drama que es sistemáticamente silenciado desde el núcleo de poder debido a la amenaza que supondría para los cimientos del modo de producción capitalista la concienciación ciudadana sobre este asunto.

CAF Fabrica
Factoría de CAF en el Pais Vasco. En esta empresa se han registrado ya más 85 trabajadores muertos por su exposición a las fibras del amianto. Foto: Zarateman
27 jun 2019 06:53

Los accidentes laborales han sido invisibilizados a lo largo de la historia. Se trata de acontecimientos diarios que se acaban normalizando como gajes del oficio. Esto queda plasmado en estudios de finales del siglo XIX, que reflejan cómo las pérdidas humanas en el trabajo eran asumidas por la población como una contribución al progreso en pleno proceso de industrialización. La realidad es que en la actualidad la situación no ha cambiado tanto. Algo tan trágico como es la muerte en el puesto de trabajo, la cual constituye la punta del iceberg de la pirámide de desprotección, abusos, presiones, riesgos, lesiones y enfermedades, no es tratado como la tragedia que realmente supone.

En la actualidad, según estimaciones de la OIT para 2019, cada 15 segundos muere en el mundo un trabajador en un accidente laboral. España en concreto se sitúa un 27% por encima de la media de la Unión Europea en siniestralidad, lo que se traduce en 652 muertes anuales, según cifras oficiales de 2018. Esto significa que en nuestro país cada día muere al menos una persona como consecuencia de una actividad que afecta potencialmente a casi todo el mundo. Para poner en contexto este fenómeno, en 2018 murieron 13 veces más personas en accidentes de trabajo que mujeres víctimas de la violencia machista, ambas sin lugar a dudas una lacra.

Evaristo Páramos en la canción “¿E que pasou?” del álbum Bocas de La Polla Records, lanzado en 2001, ya hacía hincapié en lo que se trata de resaltar en este artículo. Es difícil hablar de un tema con más claridad y contundencia que como lo hace Evaristo en sus canciones, así que lo mejor es pararse a escucharlo. En apenas dos minutos resume a la perfección el drama de la accidentalidad laboral y su cotidianeidad para la clase obrera a través de conceptos como “muertos de segunda división”.

Que vida do carallo ter que traballar
o que ten ten o que non a buscar
e mira no mundo ainda estan pior
moitos quixeran vivir como a nos
a merda e merda e non e nada mais
o de mais e falar por falar
falando estaban cando o andamio caeu
foron a o chan e morreron os dous
algen quitou a sangre e acabou a cancion
dos dous mortos da segunda division
a merda e merda e non e nada mais
o de mais e falar por falar
que pasou? unha desgracia a lamentar
que pasou? un accidente laboral
que pasou? a falta de segurida
que pasou? o terrorismo patronal

Debido a dicha cotidianeidad, es común lamentar la muerte de una víctima de accidente laboral como un hecho aislado del sistema productivo capitalista. Lo primero en comentarse cuando un obrero pierde la vida son las diferentes causas micro que le han causado la muerte. Estas son, entre otras, la rotura de un arnés, un resbalón o un golpe de calor, y suelen tratarse de tal forma que siempre se acaba culpabilizando al propio fallecido. Sin embargo, no se deben pasar por alto las diferentes causas a nivel estructural que se encuentran tras los accidentes de trabajo.

Un estudio en profundidad de las estadísticas proporcionadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social nos demuestra que el sistema capitalista hace más vulnerables a un determinado grupo poblacional, que es, como era de esperar, la clase obrera. Si elaboráramos el perfil prototípico del trabajador fallecido en un accidente de trabajo en España, este sería el empleado extranjero, de edad avanzada, con contrato temporal, sin estudios y que trabaja como obrero en el sector de la industria o la construcción. Respecto a la edad, aunque son los trabajadores más mayores quienes más riesgo tienen de morir, son los jóvenes los que sufren más accidentes laborales no mortales.

Como vemos, lucha de clases no es algo metafórico. El empresario se sirve de la violencia estructural como herramienta de control de sus empleados, la cual le es otorgada por las desigualdades sociales fruto del sistema capitalista. Además, el poder de la violencia es mantenido por las clases dominantes gracias a los defensores del liberalismo económico: desde la clase política y el fascista que odia al obrero hasta el esquirol alienado que se cree el sueño capitalista, pasando por el tertuliano de La Sexta Noche.

Es en los accidentes laborales cuando la violencia del sistema se manifiesta de una manera más cruel, afectando como siempre a los más débiles. Pero, aún así, suelen perderse de vista las implicaciones de este suceso a nivel estructural. El capitalismo es la causa principal de todas estas muertes, representado por el empleador, quien es el culpable del fallecimiento del obrero. Que la responsabilidad sea del capitalista no es algo que diga yo. Desde 1900, la Ley de Accidentes de Trabajo (LAT) o Ley Dato establece que “el patrono es responsable de los accidentes ocurridos a sus operarios”.

Todo lo aquí expuesto nos hace plantearnos el término “accidente” laboral, pues, como vemos, estos sucesos no tienen nada de arbitrario ni de inevitable. Quizás sería más correcto hablar de terrorismo patronal o, al menos, como propone el British Medical Journal, sustituir el término “accidente” por “lesión”. Por desgracia esto parece inalcanzable en la actualidad debido en gran parte a la desinformación interesada en el tema.

La invisibilización de los accidentes de trabajo es uno de los éxitos del capitalismo. Lo que, a la vez, prueba que, como afirmó el empresario Warren Buffet, “hay una guerra de clases, y la estamos ganando los ricos”. Corren tiempos difíciles para la clase obrera, la cual es sometida a diario a una explotación que conduce a la muerte en el puesto de trabajo, mientras es criminalizada cuando le da por manifestarse, acusada de antidemocrática. Parece que la democracia no es lo que nos vendieron, encontrándonos atrapados en unas reglas del juego injustas, hechas a medida de sus creadores. Ante este panorama, solo queda concienciarse y esto pasa por dar visibilidad a las muertes en los accidentes laborales.

Relacionadas

Medio ambiente
El silencio administrativo del Gobierno Vasco
La empresa Verter Recycling solicitó al Gobierno Vasco la autorización para verter amianto en su vertedero, alegando que no se trataba de una “modificación sustancial”
Medio ambiente
El vertedero de Zaldibar almacenaba amianto antes de que el Gobierno Vasco se lo autorizara

“Se vertieron 337 toneladas de amianto en 2012 y 4.253 toneladas en 2019. Un total de 16.148 toneladas”, detalló el consejero de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, el 18 de febrero en el Parlamento vasco. Pero la autorización para verter el amianto en el vertedero de Zaldibar figura por primera vez en la Autorización Ambiental Integrada que le otorgó Gobierno Vasco en 2013.

Explotación laboral
Muertes en el agro: la historia de siempre
La muerte de un temporero aceitunero y el apuñalamiento de otro en Jaén vuelven a poner de actualidad la explotación laboral en los trabajos agrícolas
3 Comentarios
Anonimo 4:22 28/6/2019

En mi caso montaba molinos eólicos al quitar la subvenciones muchas empresas cerraron yo por no perder el empleo pase a ser chorreador con hierro molido sin explicarme ni como se hacía sin defensa en el gatillo así 6 meses luego estuve años trabajando solo en la empresa por la noche pq como no había trabajo . Mentira se inventaron q pasábamos de guardas nocturnos pero no ha vigilar pq estábamos solos si no a trabajar quitando viruta de torno fresadoras mandrinadoras quitar la chatarra del taller de calderería sacarla con grúas y otro tipo de maquinaria hasta chorrear solos en el taller solo se libraban los enchufados los accidentes nocturnos cortes esguinces caídas a distinto nivel en maquinas y que no faltara nada del taller pq sino como estaba solo quien a sido el de la noche y a callar o a la calle éramos tres hombres yo estuve así unos 7 años a perdón en noche vieja ni un duro extra y doce oras todos los puentes doce horas y mas de lo mismo ni un duro noche buena y igual cortar con soplete todo lo sobrante del oxicorte y a la chatarra lo sabía todo el taller el primero el dueño luego los de prevención de riesgos laborales y compañeros y por ultimo los enlaces sindicales una vergüenza éramos como perros apestados pero no erá una empresa de20 trabajadores hermanos unas 100 personas pero ni el dueño ni los en laces hicieron nada quitarnos un euro si podían así que capitalismo crisis eres con franco por lo menos robaba uno y perdonar la comparación no hay justicia ni nada que defienda al hobrero solo una cosa cierta cuando muere trabajando siempre es culpa del mismo DEL H OBRERO q vergüenza y luego no hay dinero para pensiones jaja OS dejo un abrazo y suerte pq nos están cribando .

Responder
2
0
#36396 15:18 27/6/2019

Me ha encantado el artículo.
Las dos verdaderas lacras de este siglo son os accidentes laborales y la violencia machista. Creo que es hora ya de empezar a llamar a las cosas por su nombre, en vez de Accidente Laboral deberíamos llamarlo Terrorismo Patronal. Y por supuesto se debe de dar más visibilidad a este TERRORISMO.

Responder
15
2
#36427 12:56 28/6/2019

y los suicidios, y la droga, y la delincuencia violenta, y el mobbing, y la contaminación, y .....sigo?? hay tantas lacras que empiezo a pensar que la lacra es el propio sistema .

Responder
1
0

Destacadas

Coronavirus
Europa recurre a los ERTE y la UE se divide en las primeras semanas de la crisis económica provocada por el covid19

Los países europeos coinciden en las primeras medidas para tratar de evitar el colapso económico, pero se muestran distanciados en torno a las soluciones a medio plazo. Hoy, martes 7 de abril, el Eurogrupo se reúne y discutirá la posibilidad de mutualizar las deudas como piden los países del sur.

Coronavirus
Encarnación Burgueño, la gestora de la crisis de las residencias casi sin experiencia sociosanitaria

María Encarnación Burgueño, hija del artífice de los planes privatizadores en la sanidad madrileña, mantiene su currículum en Linkedin, que se resume en tres áreas: teleoperadora, jefa de ventas y directora de desarrollo y proyectos en una consultoría.


Coronavirus
Educadores y trabajadoras sociales denuncian la desprotección en centros de menores
Profesionales del tercer sector, que llevan arrastrando años de recortes y procesos de privatización o externalización de los servicios, exigen materiales de protección individual.
Vejez
Negocio y espectáculo: las residencias de mayores en la crisis del coronavirus
Bajas masivas de personal, falta de test, de equipos de protección individual, rechazados por hospitales… Todas estas problemáticas parece que no han estado en el orden del día ni de la administración ni de los medios de comunicación masivos.
Historia
Anticuerpos históricos

La relación entre odio al diferente y enfermedad ha tenido una dimensión más perversa que la mera elaboración de teorías conspiranoicas sobre el origen de las plagas. Se ha utilizado como arma de guerra y ha sido la base sobre la que se han producido “conquistas” como la del continente americano.

Coronavirus
Boris Johnson es ingresado en la UCI y el Coronavirus se acerca a su punto álgido en el Reino Unido

Los expertos piensan que, en apenas una semana, el número de fallecidos podría ascender hasta 20.000 en el país británico. Aun así, durante el pasado fin de semana se descartó la implementación de un confinamiento más estricto.

Zaragoza
El TSJ de Aragón ordena repetir el juicio de Rodrigo Lanza

El alto tribunal aragonés considera que el jurado popular que condenó a Lanza a cinco años de prisión por lesiones dolosas en concurso con homicidio imprudente por la muerte de Víctor Laínez no motivó su resolución.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar ante el coronavirus

La emergencia sanitaria está poniendo en evidencia las carencias de un sistema que no pone, tal y como los feminismos históricamente han exigido, la vida y los cuidados en el centro.

Últimas

Ecuador
Ecuador frente al coronavirus

Ecuador se ha convertido en uno de los países latinoamericanos más afectados por el covid19. ¿Están garantizados para los más pobres los derechos a la salud y a la alimentación? ¿Acaso el confinamiento ayuda a resolver el problema social de las familias marginadas? ¿Hay alternativas solidarias surgidas de los comandos políticos/estatales en esta emergencia?

Euskal Herria
No es un vertedero, es el mercado

Hoy se cumplen dos meses de la desaparición de Joaquín y Alberto sepultados por el vertedero de Zaldibar. Aquí, nuestro editorial de marzo sobre esos trágicos sucesos. Esta tarde, a las ocho y media, cacerolada desde todas las ventanas de Euskal Herria.

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.