Cuatro palestinos muertos y cientos de heridos por ataques israelíes tras las protestas por Jerusalén

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Donald Trump, en violación de la legislación internacional, ha provocado manifestaciones de indignación, además de cientos de heridos y varios muertos por los ataques de las fuerzas israelíes. 
Palestina Jerusalem Día de Furia
Imagen tomada en la Ciudad Vieja de Jerusalén el pasado 8 de diciembre. Foto: StoptheWall
@itxaP

publicado
2017-12-11 08:43:00

El “viernes de la rabia” convocado por Hamas y secundado por las facciones palestinas islamistas y nacionales, para protestar por la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de trasladar la embajada y proclamar Jerusalén capital de Israel, se convirtió en el fin de semana de la rabia.

“Los jóvenes y la resistencia palestina en Cisjordania necesitan responder por todas las vías posibles a la decisión de Estados Unidos que daña nuestra Jerusalén”, declaró Haniyeh por la televisión del movimiento Al-Aqsa, subrayando que Jerusalén es “una línea roja”.

La reacción de las fuerzas militares israelíes ante el descontento popular manifestado se cobró la vida de dos palestinos el viernes. Mahmoud al-Masri, de 30 años, y Maher Atallah, de 54, participaban en las protestas en la Línea Verde de la franja de Gaza cuando les dispararon “a matar”, según apunta la agencia de noticias palestina Ma’an.

El sábado, más de 200 personas resultaron heridas en Cisjordania, Gaza y Jerusalén-Este de diversa consideración, la mayoría por inhalación de gas. El domingo, la Media Luna Roja palestina reportó 157 personas heridas, 144 en Cisjordania y 13 en la franja de Gaza; 10 fueron atacadas con munición de fuego, 15 con balas metálicas cubiertas de goma y 129 sufrieron síntomas de asfixia por inhalación de gas pimienta. 

Además de la carga represiva israelí con gases lacrimógenos y munición real, el Ejército del Aire israelí también llevó a cabo el viernes una serie de bombardeos sobre “objetivos militares” y “después del lanzamiento de varios cohetes desde Gaza”, según las fuentes del Ejército. Tras los ataques, una veintena de civiles fueron tratados en hospitales cercanos a sus casas y se temió por la vida de un bebé de seis meses que llegó gravemente herido pero cuya situación posteriormente fue declarada como estable por el portavoz del ministerio de salud gazatí. Además, otro ataque a una base militar de Hamas en Gaza dejó dos muertos: Abdullah al-Atal, de 28 años, y Mohammed al-Safdi, de 30, según confirmó el Ministerio de Sanidad de la franja.

“Después de 69 años de la Nakba palestina y de la Declaración Universal de Derechos Humanos, estamos ante el fracaso de la comunidad internacional para lograr la justicia y garantizar el respeto de los derechos humanos, en particular del derecho a la libre determinación del pueblo palestino”, dijo desde Gaza el director adjunto del Centro de Derechos Humanos Al Mezan, Samir Zaqut, con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos que se celebra cada 10 de diciembre.

No solo es Trump

Antes de estallar las protestas en todo el territorio palestino ocupado, la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén-Este, la Agencia de la ONU para la Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA) informó de que las autoridades israelíes habían destruido 13 estructuras palestinas en la Área C, bajo control total militar israelí, y el Jerusalén-Este, dejando desplazadas a 24 personas palestinas, incluidos 12 menores, y afectando adicionalmente a otras 78 personas.

Las comunidades palestinas afectadas en el Área C están situadas en la zona de Jericó y el sur de Hebrón, mientras que las demoliciones en Jerusalén-Este fueron contra propiedad de familias palestinas de Shua’fat, Beit Hanina, al-‘Aisawiya y Om Tuba.

Al igual que las demoliciones, los arrestos también se sucedieron esa semana. El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR) registró 75 incursiones militares en localidades de Cisjordania y 12 en Jerusalén. “Noventa y cuatro civiles, incluyendo 20 menores y una mujer, fueron arrestados. Veinticinco de estos civiles, once menores y la mujer mencionada, fueron detenidos en Jerusalén y sus afueras”, indica el PCHR.

En la franja de Gaza las fuerzas israelíes “continuaron atacando las áreas fronterizas”, donde se hallan tierra agrícolas, destaca el PCHR. “Abrieron fuego en diez ocasiones, sin ocasionar heridos”, señala.

En cuanto a los ataques de la Marina israelí en las costas gazatíes, el PCHR recibió la notificación de 14 incidentes con disparos cuyo objetivo eran botes pesqueros en el norte de la franja. Cinco pescadores fueron arrestados para después ser puestos en libertad, aunque sus barcas, que conforman su único medio de vida, quedaron confiscadas.

La ilegalidad del traslado de la Embajada de EEUU

“El reconocimiento oficial de Donald Trump de Jerusalén como la capital del Estado de Israel socava el sistema de derechos humanos, el papel de las Naciones Unidas y sus instituciones, especialmente del Consejo de Seguridad. Es una flagrante violación del derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, denunció Zaqut, del centro de derechos humanos Al-Mezan, desde Gaza.

El PCHR se unió a la acusación reiterando un llamamiento a que las Altas Partes Contratantes del Cuarto Convenio de Ginebra de 1949 “cumplan con sus obligaciones en virtud del Artículo 1; es decir, respetar y garantizar el respeto de la Convención en todas las circunstancias, y sus obligaciones en virtud del artículo 146 de enjuiciar a las personas que presuntamente cometan graves suspensiones del Cuarto Convenio de Ginebra”.

Dichas infracciones se consideran graves y constituyen un “crimen de guerra” en virtud del artículo 147 de la Convención y Protocolo (I) Adicional de los Convenios de Ginebra relativos a la garantía del derecho de civiles palestinos y palestinas a la protección de su territorio ocupado.

El PCHR advierte de las “serias repercusiones de la declaración estadounidense que provoca los sentimientos religiosos de cristianos, cristianas, musulmanes y musulmanas en todo el mundo, no solo en Palestina”. Y añade que “esto se ha demostrado en la reacción generalizada a nivel tanto local como internacional”.

3 Comentarios
#4359 10:24 12/12/2017

Los amigos de podemos.

Responder
7
1
#4356 22:46 11/12/2017

todxs lss politicxs españolxs se han ido a hacer la foto al famoso muro con el kipa puesto, qué verguenza

Responder
5
2
#4370 17:53 12/12/2017

O han recibido con todos los honores a Netanyahu.

Responder
1
1

Destacadas

Narcotráfico
¿Y si los cárteles mexicanos fuesen una ficción?

Oswaldo Zavala es una voz discordante en México. Zavala señala al capital transnacional y en  como principales beneficiarios del clima de violencia durante la ‘guerra contra el narco’.

Laboral
El conflicto en Boyacá pone patas arriba la distribución de prensa diaria en Madrid
La plantilla de falsos autónomos protesta por el despido del 50% de los trabajadores y la bajada de sueldos propuesta por la compañía. Los kioscos madrileños llevan tres días sin recibir la prensa diaria con normalidad.
Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Historia
Elizabeth Magie, la mujer que inventó el Monopoly para denunciar el capitalismo

Elizabeth Magie, la poco conocida inventora del juego de mesa Monopoly, se habría encerrado a sí misma en la cárcel si hubiera vivido para ver la gran influencia que ha alcanzado la actual versión tergiversada de su juego.

Francia
Macron y la impostura de la selección francesa

El presidente francés Emmanuel Macronha decidido seguir jugando al juego europeo de la incontinencia populista con respecto al tema de la inmigración.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.