Opinión
Profanar a Colón

En nombre de la democracia, no deberían celebrarse como emblemas a aquellos individuos que fueron esclavistas y genocidas. La profanación es el acto más bello y más útil de ecuanimidad.

Estatua de Colón en Barcelona
Estatua de Colón en Barcelona Nùria
29 jun 2020 05:55

Hace apenas unos días, la filósofa y activista afroamericana Angela Davis afirmaba que se sentía agradecida por estar viva y poder presenciar el momento histórico que está viviendo Estados Unidos. Las protestas contra la brutalidad policial y el racismo a raíz del asesinato de George Floyd son clamorosas, y con ellas no solo Estados Unidos entró en una “nueva normalidad” antirracista, sino que ha arrastrado al mundo hacia coyunturas antes impensables. Pocos podían imaginar que en el 2020 estaríamos presenciando una oleada iconoclasta frente a las figuras propulsoras del orden colonial y de la modernidad de Occidente. Algunos ya lo han bautizado como la guerra de las estatuas, la cruzada contra el patrimonio colonial que recuerda el esplendor de los grandes imperios y coronas y ensalza la relación histórica de dominación, el dolor y la agonía de millones de personas.

Bajo la presión del antirracismo mundial, las ciudades se ven obligadas a responder por sus símbolos, y el debate se ha colocado encima de la mesa

La polémica sobre el constructo de iconografía esclavista y colonial no es reciente, pero las constantes demandas de abolición, reparación o restitución por parte de muchos movimientos antirracistas eran, casi siempre, ignoradas. Hoy, bajo la presión del antirracismo mundial, las ciudades se ven obligadas a responder por sus símbolos, y el debate se ha colocado encima de la mesa. ¿Y ahora qué? ¿Qué van hacer con sus héroes genocidas y esclavistas? ¿Son símbolos tan sagrados que no permiten una relectura crítica? ¿Son dignos representantes de los valores occidentales?

Uno de los personajes más vilipendiados es, sin duda, Cristóbal Colón. Consagrado y erigido como una suerte de divinidad laica, inmortalizado en ciudades de América y Europa, se le homenajea por ser aquel que consiguió cambiar el rumbo de la Historia Universal con mayúsculas. La historia que nos hicieron creer como única y nos obligaron a memorizar en todos los territorios colonizados. Ya hubieses estudiado en España, Portugal, Mozambique o Brasil, en todos los libros nos contaban que Colón, intentando demostrar que la tierra era redonda, impulsa una ruta alternativa camino a las Indias, pero “descubre” por equivocación América. Tras este accidente se inicia la conquista territorial y moral de los salvajes indígenas merecedores de la labor civilizadora y cristiana.

Esta es la cara A de la narrativa embaucadora del descubrimiento, que no habla de genocidio ni deja entrever la evangelización con fines lucrativos, y oculta la idea impuesta de superioridad racial. Esta narrativa omite la existencia de una cara B, es decir, de la misma historia contada desde ese mundo inferiorizado, la cual pone de relieve el horror y el expolio material y cultural de aquella “aventura” colonizadora. Al aceptar un solo lado de la misma moneda, entramos al trapo del juego de la historia, consintiendo los relatos hegemónicos de los triunfadores como “única verdad”, negando la existencia de cualquier otra realidad y apelando a la amnesia e invisibilidad de los damnificados. 

Estados Unidos
Estados Unidos, una historia mil veces contada

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a lo largo del país y a gran parte del globo. Con un nuevo formato de contenido audiovisual, analizamos brevemente las raíces y las causas —como diría Malcolm X— de la historia de violencia y racismo institucional de Estados Unidos, que dura 400 años.

No obstante, los hechos acontecen y la historia regresa, por lo que siempre es posible volver a evocarla derribando cualquier “política del olvido” creada como mecanismo psicológico o como resultado de una elección ideológica y económica. Y es que estamos siendo testigos de la invocación de la historia que resurge desde sus blind spots o puntos ciegos. Los movimientos antirracistas han roto el silencio y, al contrario de lo que alegan quienes pretenden mantener vigente su status quo desactivando cualquier contranarrativa, estos movimientos no promueven una hispanofobia gratuita, no son irracionales ni ignorantes. Están formados por individuos y colectivos brillantes que, entre otros aspectos, demuestran las conexiones entre el capitalismo mundial y el racismo globalizado desde la época de la esclavitud hasta el presente.

Ellos son quienes están al frente del movimiento iconoclasta internacional. Con estas acciones, no solo ejercen el derecho al rencor y a la ira frente a una historia invisibilizada que está en el origen de un presente opresor. Pretenden, además, romper con los imaginarios que emergieron de la colonialidad y acabar con los privilegios de la supremacía blanca. Porque no hay razón para seguir viviendo bajo la obediencia colonial, mucho menos para seguir aceptando el racismo estructural.

En esta “nueva normalidad” tiene que haber espacio para la reparación, porque las celebraciones de cualquier relato del triunfo colonial y esclavista son totalmente insostenibles 

Por ello, la profanación es el acto más bello y más útil de dicha ecuanimidad. Profanar supone restituir otras posibilidades y otros usos para esos símbolos. Es la apertura hacia un nuevo orden que nos sobreviene. En esta “nueva normalidad” tan aclamada, tiene que haber espacio para la reparación, porque hoy en día las celebraciones de cualquier relato del triunfo colonial y esclavista en los estados occidentales son totalmente incompatibles e insostenibles en su actual composición demográfica. Esto es, las diásporas exigen un ajuste de cuentas no solo en nombre de la memoria histórica, sino porque los valores racistas que emanan de esos símbolos siguen aún vigentes, en todas las estructuras e instituciones. La historia de la superioridad nacional es antagónica a la existencia de descendientes de los indígenas de América, África y Asia.

En nombre de la democracia, no deberían celebrarse como emblemas a aquellos individuos que fueron esclavistas y genocidas. Colón, el icono que encarna los valores del sistema de explotación y la tiranía que siguen vigentes, es el objetivo prioritario para la iconoclastia, aunque sea el más difícil de aceptar porque los cimientos de la España moderna están construidos bajo su figura. Pero ha llegado el momento de sentar el proyecto colonial europeo en el banquillo de los acusados para cuestionar, entre otras cosas, sus monumentos consagrados y todas sus simbologías racistas.

Ha llegado el momento de profanar las estatuas como metáfora del porvenir, porque hacerlo es traer al más acá de los usos políticos aquello que estaba en el más allá de los limbos de la historia colonial. Es el símbolo de una “nueva normalidad” antirracial en esta “era post Floyd”, en la que las demandas de revisión histórica y las reparaciones irán ganando fuerza y serán constantes. No atenderlas o negarlas nos llevará al colapso. 

Relacionadas

Opinión
Naciones Unidas suspende a España por su maltrato al empleo doméstico

El informe del exrelator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos Philip Alston destaca la desprotección social y la precariedad de las empleadas domésticas y urge a que España ratifique el Convenio 189 de la OIT. Ojalá que esa llamada de atención por parte de Naciones Unidas haga un poco más visibles nuestras demandas

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.

41 Comentarios
#64474 24:40 2/7/2020

Qué en la ciudad que se hizo rica gracias al mercado de esclavos se cargue contra Colón habiendo nombres más cercanos en el tiempo y cuyos descendientes aún tienen el poder en Catalunya, pued da prueba del enredo en que anda la izquierda identitaria.

Responder
4
0
#64459 16:11 2/7/2020

La cuestión es que no es esto tan simple, porque al final está la pregunta, ¿quién decide y con qué legitimidad qué estatuas retirar? Quitar simbología franquista me parece bien, pero a medida que se va hacia atrás en el tiempo la cosa empieza a ser bastante cuestionable

Responder
0
0
#64440 10:25 2/7/2020

Los talibanes tenían razón: más dinamita para volar estatuas

Responder
5
2
#64439 10:25 2/7/2020

Si empiezan a tirar símbolos caerán hasta los símbolos de los que ahoran animan a tirar estatuas. No podréis controlar esa ira y os consumirá, lloraréis como San Agustín lloraba la pérdida de la Biblioteca de Alejandría. No podréis controlar que sí y qué no.

Responder
4
2
#64451 12:11 2/7/2020

Pues se hacen otras, más empleo, sube el PIB y tal.

Responder
0
4
#64457 14:24 2/7/2020

Ahí ahí, lógica talibán a muerte

Responder
0
0
#64431 9:37 2/7/2020

Que se retiren estatuas en Barcelona de negreros y esclavistas me parece de justicia, que se cambien calles de fascistas o simpatizantes del regimen franquista, peeerfecto, ya era hora!. Ahora bien, cuidado con importar el activismo americano, como parece que hace determinada gente que se va a romper el cuello de tanto mirar hacia los USA, cuidado porque el contexto es distinto y puedes acabar haciendo el ridículo. Intentar quemar colón para salir en el telediario es triste, muy triste. Esa idea de replicar las novedades ianquis en contextos que no son el original pueden derivar en una reivindicación de lo kitsch y dar pie a innumerables bromas que no podréis refutar. Colón ni si quiera era español, por mucho que el Institut de Nova Història diga que era catalán. Los Güell sí lo son, tienen un parque en Barcelona tremendamente turístico, un icono de la ciudad en forma de lagarto embaldosado, y sí, fueron negreros, pero ojo, aquí todo el mundo te dirá que eran famosos industriales, sólo que nadie sabe, o a nadie le importa, de dónde sacaron el dinero para montar las fábricas. Claro, pero a estos no los tocamos... porque son de aquí (de tota la vida).

Responder
9
0
#64429 9:25 2/7/2020

Hay que distinguir entre historia y memoria social, aunque tengan interrelación. La historia está en el pasado, en los libros y en los debates del café, ateneos y universidad. La memoria social está en el presente y la vida cotidiana. La memoria social es aquello que cada sociedad escoge interpretar del pasado para definir su presente. Las estatuas de Colón significan hoy día un enaltecimiento del imperialismo y la supremacía occidental. No son monumentos al avance científico en navegación ni nada por el estilo. De hecho, si a la sociedad le interesara hacer enaltecimiento de los avances científicos, les aseguro que hay otras muchas figuras más importantes que Colón en esa materia.. La estatua de Colón representa el origen de la hegemonía de la civilización occidental sobre el resto del mundo y, por tanto, la apología del racismo y el imperialismo. Por eso los movimientos tumban las estatuas, no es porque tengan nada personal contra la figura de Colón, no rompen las estatuas porque Colón fuera más o menos buena persona, sino por lo que la apología de su figura representa en el presente. Es un asunto de memoria social, no es un tema de juicio histórico, no se está planteando que Colón desaparezca de los libros y los debates, lo que se está planteando es que se deje de enaltecer públicamente el racismo y el imperialismo, se plantea que el racismo y el imperialismo dejen de configurar nuestra identidad social y nacional.

Responder
7
3
#64463 17:26 2/7/2020

Una argumentación que si bien puede sonar lógica cae por su propio peso al primer intento de profundizar en esa lógica, más cercana al postureo que a la propia argumentación. ¿Si Colón representa el imperialismo y la supremacía occidental y por eso es objeto de crítica por los "nativos" americanos, no debería de ser objeto de crítica por los "nativos" ibéricos las esculturas, edificios y construcciones civiles heredadas del imperio romano?. ¿Acaso no eran un imperio, acaso no eran esclavistas?. ¿Demolemos el teatro de Mérida? ¿Y el de Tarraco?. Evidentemente no queremos que desaparezca de la Historia pero, oye, ¿qué tal si el imperialismo y el racismo dejasen de configurar nuestra identidad social y nacional?. ¿Alguien sabe que se hablaba antes del latín en la península?. Me niego a escribir en una lengua heredada de la ocupación colonial de Cesar Augusto. Una pista, en la torre del Pretorio en Tarragona está su estatua... a por ella!

Responder
0
1
#64517 18:37 3/7/2020

No ha entendido el comentario. Usted pone ejemplos históricos, cuando el acontecimiento trata más bien de un problema de memoria social. No atacan la estatua de Colón porque consideren que Colón es más o menos bueno, la atacan porque consideran que representa el imperialismo y el racismo. Otra cosa es que usted no esté de acuerdo con que la estatua de Colón represente eso. Está usted en todo su derecho de pensar así, igual que quienes la atacan están en su derecho de pensar de otra forma.

Responder
0
0
#64553 21:38 4/7/2020

Lo que en el fondo se plantea, y ese es el problema, es que la memoria social es SUBJETIVA y la historia no lo es. Puede ser tan subjetivo entender a Colón como un símbolo del colonialismo como a Cesar Augusto. Y sobre la subjetividad no se puede construir ningún relato racional, sólo chistes.

Responder
0
0
#64298 25:01 29/6/2020

Muy bien argumentado. La eficacia de la autora se ve reflejada en los egos heridos en estos comentarios. La fragilidad blanca se delata a si misma. Enhorabuena! Si responden asi es que haz acertado.

Responder
4
9
#64329 13:06 30/6/2020

Cuando la izquierda se convierte en discurso moralizante, en políticas de representación en vez de distribución, pierde fuerza y queda lista para ser carne de chiste. Menos postureo y más incidencia real en el reparto de la riqueza.

Responder
11
2
#64293 22:43 29/6/2020

Todo esto está muy bonito, pero tira primero el pc con que escribiste el texto, que lleva metales coloniales africanos, sé coherente y defiende a los explotados vivos antes que a los muertos. (y de paso nos ahorras la lección moralizante de esta izquierda devenida en Iglesia sermonera)

Responder
6
4
#64291 22:29 29/6/2020

Las canteras de mármol pentélico que sostuvieron la construcción de la Acrópolis de Atenas eran explotadas por esclavos, ¿quedamos mañana para dinamitar el Partenón?

Responder
7
5
#64430 9:30 2/7/2020

No puedes comparar un monumento de interés histórico-artístico universal como el Partenón con una estatua contemporánea sin valor histórico-artístico cuyo valor sólo radica en el simbolismo público de los valores que definen la memoria social y nacional en el presente. Además, el Partenón no representa para nuestro presente la apología del sistema esclavista, mientras que las estatuas de Colón sí que representan la defensa del racismo y el imperialismo aun en nuestro tiempo (a través de un enaltecimiento de sus orígenes). Es un asunto de memoria social y de presente, no de historia y de pasado.

Responder
3
5
#64437 10:21 2/7/2020

Explícaselo a los que quieren eliminar la estatua de Constantino en Inglaterra, una vez se desencadene la ira iconoclasta no quedará nada, y no podréis controlarlo. Ya ha pasado muchas veces en el pasado

Responder
1
1
#64452 12:13 2/7/2020

Se levanta de nuevo. No es necesario tanto drama.

Responder
0
2
#64272 15:25 29/6/2020

¿Y por qué pararnos en las estatuas? ¿Demolemos el Vaticano? ¿Existe un mayor monumento al crimen que ese Estado-estatua?
Ala, chavalotes, a Roma!

Responder
12
3
#64262 13:23 29/6/2020

Profanemos entonces las pirámides de Egipto o el acueducto de Segovia. La historia de la humanidad, por desgracia, es la que es y parece ser que cuando dos civilizaciones se encuentran una destruye a la otra. Es la "teoría del bosque oscuro" que fue creada por la ciencia ficción pero que posteriormente la ciencia también tiene en consideración. Básicamente consiste en que si dos civilizaciones se encuentran, se atacan. Es solo una teoría pero miren hacia atrás en el tiempo y verán quie se cumple inexorablemente.

Responder
14
8
#64389 13:02 1/7/2020

Un argumento tan repetido como falaz. Las obras culturales que mencionas no tienen un efecto directo sobre la sociedad de hoy. En cambio, gran parte de los pueblos indigenas y afrodescendientes son descendientes directos del genocidio colonial, y victimas actuales de sus consecuencias. Probablemente, a ti no te importaría una estatua de un emperador Romano que anexó la península Ibérica (cuando no existia ni el estado ni el idioma español), pero si estarías bastante ofendido si en pleno centro de Madrid hubiese una estatua de Jose Bonaparte. Tampoco estarías muy feliz si los defensores de esa hipotética estatua te dirían que José Bonaparte vino a traer la civilización a los bárbaros españoles.

Responder
3
1
#64405 18:56 1/7/2020

¿Tienen efecto hoy en día las esculturas religiosas? Yo creo que sí... pues ala (falaz) coge un martillo que yo te pago la entrada para la Sagrada Familia.

Responder
0
0
#64398 16:11 1/7/2020

Tu mismo argumento es válido para contradecirte. Cuando llegó Colón ni existia concepto de América ni de nación ni de unidad administrativa. Era la ley del más fuerte. Por cierto, las bases de nuestro sistema residen en el derecho romano y en Francia existen estatuas a Napoleón. Por cierto ¿sabes cuantos esclavos tenia Washington? Y ahí tienes su estatua como padre de la patria. En fin que vuestros argumentos hacen agua por todos los lados.

Responder
2
0
#64438 10:23 2/7/2020

Entonces supongo que planteas una comisión sobre símbolos destruibles o algo así que... ¿Dirigirás tú?

Responder
2
0
#64731 11:28 8/7/2020

A mi me importaría mas bien poco que pusieran una estatua de José Bonaparte la verdad. Si considero que la comparación sería mas acertada con Roma o Fenicia que con Francia por similitudes históricas. Independientemente de eso a las personas no nos explotan, nos oprimen, ni nos esclavizan las estatuas. Son otras personas las que lo hacen y mejor nos iría a todos si nos enfrentásemos a esas personas en lugar de andar tirando cachos de piedra.
No obstante si de derribar símbolos se trata vamos a ahondar un poco en el tema: Si un descendiente de un azteca (por poner un ejemplo) siente herida su sensibilidad por una estatua de Colón y por este motivo debe retirarse la estatua. ¿Puede un descendiente de los Purépecha o de los Tlaxaltecas sentirse herido por un monumento Azteca? Si deben retirarse los monumentos o las simples estatuas que hacen referencia a situaciones de sometimiento y esclavitud ¿Deben entonces retirarse las referencias a los Mayas que sometían, esclavizaban y utilizaban a otros pueblos para realizar sacrificios humanos? Esos pueblos se unieron a los conquistadores españoles para derrocar a aquellos que ya les estaban sometiendo allí antes ¿sus descendientes no tienen derecho a sentirse heridos?.

Responder
0
0
#64242 10:14 29/6/2020

Te faltan: Ché, Fidel, Mao, Stalin...

Responder
7
8
doctoranimacion 11:56 29/6/2020

lo que te falta a tí son las neuronas

Responder
4
5
#64252 11:59 29/6/2020

no entiendo el comentario, se nombra una serie de personajes con demostrado historial de autoritarismo, represión y muerte donde aun en algunos sitios se rinde culto siendo unos asesinos

Responder
6
3
#64428 8:47 2/7/2020

No creo

Responder
0
0
#64323 12:04 30/6/2020

Claro... Y falta Venezuela, Paracuellos, ETA, charmander a caballo y garurumon. No tenéis más argumentos.. Seres unicelulares.

Responder
2
2
#64399 16:17 1/7/2020

Que cosas dices. Si alguien te dice dos más dos son cinco. Tu le dirás que se equivoca que son cuatro. Si te lo vuelve a afirmar, responderás lo mismo. Entonces te dice tu interlocutor: "No tienes otro argumento". ¿Quién es unicelular?

Responder
1
2
#64240 10:10 29/6/2020

Espero que, por coherencia, la critica y profanación continúe con las pirámides de Chichen Itza y tantas otras construidas por esclavos y donde se sacrificaban salvajemente a inocentes. Todo en bien de la democracia (Que no sé que tiene que ver la democracia es esa época, pero bueno).

Responder
12
7
doctoranimacion 10:05 29/6/2020

Derribemos todos los mitos sobre todo los que sustentan los pilares del capitalismo el patriarcado y el colonialismo. Colon Pizarro Hernán Cortes, Felipe González , Barrionuevo, Vera, Aznar, Rajoy y muchos más son TERRORISTAS DE ESTADO, que se vallan a la mierda

Responder
5
5
#64254 12:05 29/6/2020

y tambien los mitos de que en las americas eran ciudadanos pacificos, de hecho se estaban matando entre ellos constantemente

Responder
9
5
#64388 12:55 1/7/2020

America es un continente 4 veces mas gande que Europa con la mayor biodiversidad del mundo. Correlativamente, también sus sociedades fueron muy diversas y tienes ejemplos de todos los tipos, con sociedades altamente avanzadas, otras con modos de vida mas simples, pueblos guerreros y otros pacificos. Nada deesto justifica un genocidio diseñado y aplicado por 500 años para expandir las fronteras de la explotacion colonial.

Responder
3
2
#64397 16:02 1/7/2020

¿Quieres decir que los pueblos originarios sometidos a Incas, Mayas, Aztecas, estarian ahora mejor sin la colonización? Me temo que aventuras mucho. Fueron ellos quienes se aliaron y ayudaron a los españoles. Es iimposiible que 300 parsonas dominen un continente sin ayuda de aquellos que estaban esclaviizados.

Responder
4
1
#64235 8:22 29/6/2020

Si nos miramos al ombligo desde la izquierda, no quedaría símbolo en pie por mucho que se esconda no hay un solo personaje que se idolatre que no tenga claroscuros desde el Che a Maradona pero nos callamos o no queremos profundizar no sea que se caiga el mito

Responder
17
3
#64390 13:06 1/7/2020

El problema es más complejo que tu maniquea descripción. Preguntale a indigenas en Venezuela, Ecuador, Bolivia o Nicaragua si están o estuvieron de acuerdo con los regimenes de izquierda. La mayoría te dirá que la izquierda y la derecha continúan con el despojo colonial.

Responder
2
0

Destacadas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
Elecciones atípicas con resultados previsibles en País Vasco y Galicia

Los límites de acceso al derecho al voto trastornan unas elecciones a las que los gobiernos de Iñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo llegan con muchas opciones de reelección. El Bloque Nacionalista Galego puede situarse como segunda fuerza en el parlamento. En el País Vasco, EH Bildu se mantendría como segundo partido.

Migración
Colectivos migrantes piden que el debate sobre regularización llegue al Congreso

El movimiento #RegularizaciónYa saluda que Unidas Podemos se posicione a favor de una regularización extraordinaria, y les invita a dialogar para avanzar en la Proposición No de Ley presentada hace unas semanas y rubricada por la formación, una propuesta que consideran más amplia que la que el partido hizo pública la semana pasada.

Coronavirus
Virus, cerdos y humanos: nuestra adicción a comer animales y sus consecuencias

Entre el 60% y el 75% de todas las enfermedades infecciosas que padecemos los humanos son de origen zoonótico. La comunidad científica alerta de que las epidemias de origen animal, en un 90% de casos relacionadas con nuestros hábitos alimenticios, serán cada vez más comunes.

Racismo
NBA y política, entre la implicación y la ambigüedad

La NBA nunca ha sido ajena a la política nacional e internacional, aunque sí ha sido ambivalente. En algunos casos, el empuje de las estrellas de la liga conduce a la liga a posicionarse; en otros, no hay más que una equidistancia culpable.

Crisis económica
La seguridad jurídica y la “reconstrucción” de la CEOE
Cuando los empresarios hablan de “innovación para salir de la crisis”, lo que vuelven a exigir es que se reduzcan aún más los impuestos a las grandes compañías, que el Estado siga subvencionando sus costes laborales y que se las rescate con fondos públicos.
Editorial
Cuestión de necesidad

Transformar el modelo económico para hacerlo menos subordinado al ladrillo y a la precariedad y mucho más dependiente y volcado en el fortalecimiento de los servicios públicos ha dejado de ser un reto o un horizonte deseable: ahora mismo es una necesidad.

Últimas

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.