Opinión
Menosmalismo

La falacia o mala argumentación consiste en que como siempre puede haber un mayor mal, queda justificada cualquier acción.

Elecciones 2019 PSOE PP
Carteles electorales del PSOE y Partido Popular Álvaro Minguito

Es filósofo.


publicado
2019-04-27 07:00:00

Elegir el menor de los males es algo que, todos o casi todos, hacemos cotidianamente. Si un determinado fármaco me cura una enfermedad grave a pesar de que tenga efectos secundarios desagradables es muy probable que elija el fármaco en cuestión y reciba la aprobación de todos. Pero cuando la doctrina del mal menor se convierte, dogmáticamente, en un principio incuestionable o tolerado con facilidad nos encontramos con una falacia o mala argumentación y con una desgracia.

La falacia o mala argumentación consiste en que como siempre puede haber un mayor mal, queda justificada cualquier acción. Por poner un ejemplo extremo, votar a Pinochet para que no salga el más repugnante de los nazis imaginables. Y eso no es de recibo. Y es una desgracia porque la izquierda, con vocación realmente emancipatoria y no de boquilla, ha caído con demasiada frecuencia en la aceptación de dicha manera falaz de argumentar. La historia abunda en tantos ejemplos que está de más enumerarlos. Es probable que esa supuestamente puntual sumisión, votar con la nariz tapada o conceder ahora para ganar mañana sea una de las causas de los constantes fracasos de una izquierda obnubilada por sacar la cabeza a cualquier precio y no perder un átomo de poder.

Algunos no estamos de acuerdo y pensamos que lo mejor es la abstención activa. No ir a las urnas pero trabajar día a día en la sociedad que es donde se gesta una política que merezca la pena

Es lo que creo que, como tantas veces, ocurre ahora. La consigna es ir a votar a toda costa, metiendo el miedo en el cuerpo, por muy real que también lo sea en la realidad. Habría que evitar a toda costa que la derecha y la ultraderecha ganen. Da igual que se pisoteen los principios, que se pacte con aquel que se detestaba, que se calle para no nombrar lo que moleste. Lo importante, y ahí se unen los que mandan y muchos de los, al menos autotitulados, luchadores de la izquierda.

Algunos no estamos de acuerdo y pensamos que lo mejor es la abstención activa. No ir a las urnas pero trabajar día a día en la sociedad que es donde se gesta una política que merezca la pena. Y lo curioso es que, incluso dentro de los que poseen un corazón libertario, con el que simpatizo, cuando optan por no votar lo hacen con argumentos en relación a los muchos defectos de esta democracia. El paro, las desigualdades, la falta de real pacifismo, el maltrato a jóvenes y mayores y un sinfín de hechos que sin duda, son reales, solo que se dan dentro del sistema. Y es este el problema de verdad, allí donde ha de colocarse el punto de mira. Es el sistema, habría que repetirlo una y mil veces. Y si suena a estribillo, qué le vamos a hacer.

Lo que hay que recordar es que la llamada democracia es la sucesora del franquismo, que la Constitución fue impuesta, que en ella, ahora por arte de magia reivindicada por algunos, todo se basa en la indisoluble unidad de la nación española y que las fuerzas armadas son las garantes de la integridad territorial. Más aún, la monarquía casi ni se toca cuando es algo inmoral que una persona pueda convertirse en la máxima autoridad política del Estado exclusivamente por sus genes, que sea el jefe de las citadas fuerzas armadas y que sea inviolable.

Este es el asunto central. Es el sistema lo que se pone en cuestión y no solo los males derivados de una mala política. Por no hablar, de manera engañosa, de que la única democracia a la altura de nuestro tiempo es la representativa. Eso no es verdad. La democracia directa, como la rotación en los cargos, debe seguir siendo un ideal a no olvidar. La representación se ha trucado en la peor idea de representar. Consiste en que me des lo que te pido, no me pidas cuentas y haga lo que me de la gana.

Podía seguir dando más razones para no ir a votar. Baste lo expuesto. Solo añadiría que me gustaría saber qué se entiende por el mal menor. La apariencia esconde, muchas veces, la realidad. Tal vez de modo inmediato sea mejor tener un PSOE, rodeado de corrupción que otros trogloditas que, si hicieran lo que dicen, nos llevarían a las cavernas. Pero no hay que olvidar que el PSOE ha sido siempre el ultimo baluarte del capitalismo, él se ha dado y ha dado el diploma de poder llamarse izquierdista y, al final, en los momentos y aspectos decisivos, ha salvado al hipercapitalismo. Y como decía Bertolt Brecht, para luchar contra el fascismo hay que luchar antes contra el capitalismo.

Relacionadas

Elecciones generales del 28 de abril
El PSE denuncia a la monja que robó votos
La fiscalía puede solicitar una pena de entre seis meses y tres años de cárcel por el delito de alteración del voto.
Movimientos sociales
364 días
3

Los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil ante la posibilidad de un pacto entre PSOE y Ciudadanos.

Elecciones generales del 28 de abril
Claves políticas en Andalucía tras el 28-A

La euforia de la izquierda generada tras la derrota de la España de Colón debe dar paso a una profunda reflexión sobre sus resultados en Andalucía.

23 Comentarios
#33591 13:18 29/4/2019

Si el argumento del "yo o la ultraderecha" se utilizase solo el día de las elecciones... pero vaya, es una estrategia que se utiliza a diario. Si a la operación Chamartín y si a los deshaucios porque si no viene la ultraderecha, no hay que criticar a tal o cual porque se debilita a la izquierda, no hay que hacer huelga o manifestarse cuando gobierna la "izquierda" porque se le hace el caldo gordo a la derechona, y así hasta el fin de los días. Es una estrategia que lamentablemente funciona muy bien, como se puede ver en los comentarios.

Responder
1
0
#33549 20:49 27/4/2019

La misma madurez que ir a un restaurante y pasar hambre por no querer pedir nada porque en la carta no hay tortilla de tu madre. Y después encadenarse a la puerta hasta q incluyan la tortilla de tu madre en la carta

Responder
6
11
#33541 19:16 27/4/2019

Porque lo de trabajar 364 días y votar el día 366 no se puede hacer? Creo k no hay por donde cogerlo. Además perdona pero... A ti te van a expulsar por ser inmigrante ilegal? Te van a matar por inexistencia de recursos contra violencia machista? Necesitas alguna pensión para vivir que te van a congelar? Temes un futuro donde te puedan negar ser la madre de tus hijos por ser lesbiana? Esta guay la pureza ideológica desde el privilegio. Cómo les caerá a otrAs encima....

Responder
17
11
#33583 10:03 29/4/2019

Privilegio??
Curioso que los barrios mas pobres son los que menos votan...y los ricos los que mas...

A los q no poseen privilegio ninguno les da igual quien salga, pues van a obviarlos igualmente

Responder
3
0
#33568 15:22 28/4/2019

Mucha injusticia veo en algunos comentarios sobre la trayectoria de Javier Sádaba; quiero pensar que es ignorancia sobre una marcada trayectoria en defensa de la paz y la autodeterminación en Euskal Herria. Quienes estarán celebrándolos de leerlos serán cabezas masculinas que peinan canas o brillan en sus calvas. Savater, sin ir más lejos.

Responder
3
1
#33567 15:22 28/4/2019

Mucha injusticia veo en algunos comentarios sobre la trayectoria de Javier Sádaba; quiero pensar que es ignorancia sobre una marcada trayectoria en defensa de la paz y la autodeterminación en Euskal Herria. Quienes estarán celebrándolos de leerlos serán cabezas masculinas que peinan canas o brillan en sus calvas. Savater, sin ir más lejos.

Responder
3
0
#33564 11:05 28/4/2019

Votaré a quienes defiendan unos mínimos irrenunciables que sigan transitando hacia los máximos deseables.

Responder
2
3
Navid 10:40 28/4/2019

Qué fácil es hablar desde el privilegio, Sabada...

Responder
1
5
#33544 20:07 27/4/2019

Creo que se puede votar y luchar dia a día en las calles. Además, el elegir a un gobierno (medianamente) progresista va a poner menos dificultades a la lucha en las calles, ya que (supuestamente) no habrá tanta represión y cederá a lo que pide la sociedad con más facilidad que un gobierno autoritario y reaccionario.

Responder
5
7
#33590 12:33 29/4/2019

Está por ver cuántos próceres del voto van a luchar a partir de hoy "día a día en las calles".

Responder
1
0
Noelia 24:44 27/4/2019

Os creia un periódico con dos dedos de frente. Hay mas partidos a fines a lo que puedas querer y a los que vale la pena votar a parte del PP y PSOE. "No ir a las urnas pero trabajar día a día en la sociedad que es donde se gesta una política que merezca la pena". A ver como trabajas en una sociedad con 400 euros de pensión, a ver cómo trabajas en una sociedad donde te desahucian, donde tienes una lista de espera para hacerte una ecografía de 1 año, donde solo tienes pediatra los martes y los viernes, donde te dan una paliza por ser homosexual o inmigrante, donde lejos de hacer algo por el cambio climático se asegura que no existe o donde estudiar se ha vuelto un capricho que solo los que tienen dinero pueden permitirse. A ver si os enteráis, puedes ser todo lo antisistema que quieras, que el sistema SIEMPRE te va a salpicar, a TI o a los TUYOS. Asi vivas en Madrid, en una aldea perdida de Galicia o en un pueblo del Amazonas. Asi que dejaros de tanta postureta antisistema e ideas felices e IR A VOTAR joder!!!!!

Responder
9
10
#33558 2:13 28/4/2019

El purismo a este nivel suele tener recursos para permitirse dilucidar sobre su tierra anhelada en el exilio... voten mañana y luego al día a día. Una abstención abriendo camino a la ultraderecha sería el recopetín ya para el progresismo ultrapureta. Salud!

Responder
1
5
#33538 17:37 27/4/2019

Votar no impide hacer trabajo diario en la calle (que también es política) tan necesario para mejorar la sociedad. Pero en estas elecciones hay riesgo de que muchas personas puedan perder unos derechos legales que mucho ha costado conseguir. Igual cómo hombre, blanco, español y heterosexual no siente ese miedo, pero hay gente que se juega mucho...

Responder
31
10
#33545 20:16 27/4/2019

Nunca habrá un partido o una solución 100% perfecto/a para el 100% de las personas. En la vida siempre se elige la mejor opción sabiendo q muchas veces esa mejor opción elegida es mejorable. Es tremendamente infantil no coger nada si no es 100% perfecto. Cuando tienes varias opciones eliges la q crees q es mejor y después trabajas para mejorarla para crear algo mejor q elegir ante una nueva disyuntiva. Para mí es una estupidez no ir a votar porque ningún partido te representa completamente o el sistema deba cambiarse. Se vota lo que más te guste y se trabaja después día a día por mejorarlo. Quedarse en casa y no votar opciones más o menos progresistas ante el avance del fascismo puede suponer q no puedas después luchar día a día por mejorar el sistema. Lo dicho, es la típica rabieta infantil pero si ya tenemos derecho a voto es porque se nos supone alguna madurez. Yo el domingo iré a votar y los demás días haré todo lo posible por mejorar la sociedad. Tu sí quieres quédate en casa pataleando

Responder
16
12
Noelia 24:47 27/4/2019

Deberías haber escrito tu el artículo!! No puede estar mejor explicado! 👏

Responder
4
5
#33548 20:23 27/4/2019

Una birria de argumentación (el ejemplo de Pinochet ya fija la magnitud de la brocha gorda y el despropósito) que además incurre en lo que critica: ¿es que es menos falaz esa contradicción de cartón piedra entre la participación electoral y el trabajo político desde abajo? Es más, si gobierna la ultraderecha (una amenaza real en este momento), ¿se crearán unas mejores condiciones de posibilidad para la politica del día a día que defiende el autor o precisamente pondrá esas formas de politización distribuidas en el punto de mira del Estado? Hoy Bolsonaro anunciaba su plan de literalmente cerrar los estudios superiores de Humanidades por su falta de rentabilidad. Quizá la persecución de la filosofía también le parezca otro ejemplo de desdeñable "menosmalismo" al ínclito filósofo que firma el artículo.

Responder
18
9
#33550 20:51 27/4/2019

Estoy de acuerdo con el artículo, pero es que la izquierda es un chiste y no hay una propuesta anticapitalista seria desde antes de la guerra. Así que yo, que no he votado nunca, votaré. No para conseguir nada, sino por no acabar en la cárcel o en una cuneta por pensar distinto. Así de patético es esto.

Responder
11
7
Utopías 19:17 27/4/2019

Ambas cosas no son excluyentes, votar y luchar en la calle. Votar solo es una herramienta más. El problema no es votar, es pensar que el PSOE es de izquierdas y celebrar si mañana ganan, suponiendo que ganen, respirando con alivio pensando "ya está, salvados".

Ese sí es el problema, porque eso desmoviliza, pone la supuesta salvación en un partido de derechas, corrupto y que ha engañado en infinidad de ocasiones. Pensar que va a hacer eso solo porque esté Podemos en un presunto pacto que tire del PSOE algo más hacia la izquierda.

Responder
13
7
#33553 21:25 27/4/2019

No se que pinta ahora este artículo. El enfoque debería ser más bien incentivar la acción política diaria, dejar claro que es un paso necesario. Pero promover la abstención ahora?? A veces no os entiendo.

Responder
8
10
Anónimo saltista 25:03 27/4/2019

Igual no lo entiendes porque no estás acostumbrado a periódicos con pluralidad de opiniones. A pesar de sus defectos, El Salto no es un panfleto.

Responder
10
0
#33578 20:08 28/4/2019

Gracias por aclarármelo. Si es que se le escapan muchas cosas a mi corto entendimiento.

Responder
0
0
Modesto 20:23 27/4/2019

Es complicado, pero necesitamos esta democracia que no lo es para intentar parar al fascismo, estoy de acuerdo contigo.

Responder
1
9
Modesto 20:23 27/4/2019

Es complicado, pero necesitamos esta democracia que no lo es para intentar parar al fascismo, estoy de acuerdo contigo.

Responder
1
7

Destacadas

Elecciones del 26 de mayo
Oriol Junqueras, dos veces diputado
Un millón y medio de votos quizá logren la libertad del candidato de Ahora Repúblicas que el domingo logrará su segunda acta de diputado en un mes.
Elecciones del 26 de mayo
Los últimos de la fila en las elecciones del 26M
Varias personas cuentan cómo y por qué su nombre acabó en el último puesto de una candidatura en estas elecciones.
Memoria histórica
Aline Sierp: “Solo un gran debate público puede cicatrizar las heridas del pasado”

Conversamos con esta profesora de la Universidad de Maastricht y copresidenta de la Memory Studies Association, sobre los retos que tiene ante sí la Unión Europea en lo que respecta a la memoria histórica.

Teatro
Cadena de montaje

Eva Blanco, Begoña Crespo y Carmen Werner protagonizan ‘Cadena de montaje’, texto teatral de Suzanne Lebeau sobre la violencia incrustada en nuestra forma de vivir.

Unión Europea
La centrada historia europea

Al visitar La Casa de la Historia Europea, un museo en Bruselas que cuenta la historia del continente, te encuentras con el relato de una UE blanqueada, no colonial, fundada sobre el anticomunismo.