Opinión
La paranoia de la injerencia rusa llega al Congreso

La Comisión Mixta de Seguridad del Congreso discutió ayer sobre los indicios de "injerencia rusa" en la crisis entre los Gobiernos de Catalunya y España. La falta de pruebas no impidió que la cámara de representantes aumentase la alarma ante un problema que ha sido escasamente acreditado.

Portada El País 23/09
Las injerencias rusas en portada de El País.
24 nov 2017 10:20

El escándalo de las noticias falsas se ha instalado hace tiempo en el libreto de los principales medios de comunicación. El más beligerante es El País, especialmente su exdirector y extodo, Juan Luis Cebrián, que califica como "fake" toda noticia que no proceda de su grupo y que afecte a sus intereses. Pero la actitud de paranoia no solo se ha extendido a los medios –que deben de creer que les sientan bien unas gotas de alarmismo– sino que ayer llegó al Congreso de los Diputados.

El argumento de esta alarma en el Parlamento es que la “injerencia de Moscú” ha tenido influencia en la crisis entre Catalunya y España de este otoño. Las pruebas son las que ha aportado el propio El País, envueltas para su consumo académico por Mira Milosevich Juaristi, investigadora del Real Instituto Elcano, autora de un informe cuyas principales pruebas son los artículos de dicho periódico. Milosevich Juaristi asistió ayer en calidad de invitada a la Comisión Mixta de Seguridad Nacional para explicar el mismo dato en el que se basan todos los argumentos que explican el asunto, al que no se le ha añadido ninguno más, y que es suficiente para que la Cámara de Representantes hable de injerencia.

El dato es que el tráfico de mensajes sobre Catalunya en redes sociales aumentó un 2.000% en septiembre, que los medios de comunicación RT y Sputnik ampliaron su cobertura sobre los problemas entre Catalunya y España, y que se sospecha también de la actividad en Twitter de Julian Assange, el fundador de Wikileaks. El dato puede ser repetido las veces que se quiera pero es el único que hay de la supuesta injerencia. J. Garín ya ha escrito sobre los informes en los que se basa  "el dato". También Marta Peirano ha escrito y puesto en contexto las informaciones de las últimas semanas sobre bots, trolls e injerencias.

La propia Milosevich Juaristi reconocía ayer en sede parlamentaria que “no existen pruebas materiales ni huellas informáticas” del papel de la Rusia de Vladimir Putin en este caso, es decir, que el episodio no pasará de los efectos de su enunciación. La injerencia de Moscú durante septiembre y octubre no se puede probar pero sirve para fijar un asunto en la agenda pública y eso es suficiente.

Lo que llama la atención no es tanto que el Real Instituto Elcano se muestre beligerante ante Rusia en este tema, ya que –como agencia afín a la OTAN– lo hace por defecto en todos los temas, como que el Gobierno dé al asunto la categoría de conflicto.

Uno de los peores errores que puede cometer alguien que ejerce la política es inventarse problemas que no existen. Si hace falta mencionar algunos problemas que sí existen se puede comenzar por la sequía y la contaminación que afecta a habitantes de zonas rurales y de ciudades en distinta forma. Un asunto al que la ministra Isabel García Tejerina no ha dado respuestas satisfactorias, según regantes, ecologistas, etc, etc.

Por mencionar algunos problemas internacionales que sí existen, se podía haber comenzado por hablar del cambio de las rutas migratorias y de la ausencia total de “pasajes seguros” para migrantes y refugiados que eviten la muerte de miles de personas cada año en el mar Mediterráneo.

Por mencionar algunos problemas que existen en Rusia, se podía haber comenzado a tomar en serio las acusaciones de violación de los derechos humanos de la comunidad LGTB.

Pero eso no estaba en la agenda ayer. La agenda de ayer servía para apuntar el ventilador hacia todos aquellos que “no se tomen en serio” la amenaza que supone una granja de trolls dedicada a aumentar el tráfico en redes sociales y lavar el cerebro de la población con mensajes prorrusos, anti-España o anti-UE. Como con Venezuela, el objetivo principal no es atacar a Rusia, sino señalar a quienes no la atacan. Aunque eso pueda generar un conflicto diplomático y comercial. Aunque eso conlleve que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal acepte la posibilidad de que la mitad de los 72.000 rusos que viven en España sean espías. Pues muy bien.

Hay que resaltar la claridad expositiva de Antonio Hernando (exportavoz del PSOE) para afirmar que, efectivamente, estamos ante una campaña de desinformación. “Si anda como un pato, nada como un pato y hace cuac cuac, suele ser un pato”. ¿Qué pasaría si esa tautología se aplicase a la propia capacidad de Antonio Hernando para cambiar su discurso en los últimos tiempos?, ¿vale el mismo silogismo para calificar a Hernando de veleta? Si anda como un pato, nada como un pato y hace cuac cuac, suele ser un pato.

En efecto, las tautologías, los argumentos falsos, la postverdad y las noticias falsas están de moda. Pero el control de los medios para determinar qué es calificado como fake news y qué colección de indicios, prejuicios e intereses pasa al apartado de primera noticia de la sección Política es mucho más determinante que cualquier trama rusa.

Mientras esos medios demuestran al mismo tiempo su poder y la debilidad de sus argumentos, prosigue un tiempo político en el que el respeto hacia la inteligencia de la opinión pública y de nuestras sociedades es la primera víctima de las campañas mediáticas.

Relacionadas

Opinión
La semilla de la excepción
Hay un confinamiento uniformante y dos sonidos simultáneos. Uno es el sonido de las redes de apoyo. El otro quiere hacer de esa semilla una excepción que confirme la norma como única posibilidad.
Opinión
“Ellos” nunca serán “nosotros”

Las sociedades atravesadas por el virus identitario se han ido polarizando, y tras el covid-19, las viejas y desgastadas costuras que contenían la fragmentación se rasgarán un poco más. Entonces, ¿cómo crear comunidades que dejen de lado los particularismos y que construyan el bien común?

Opinión
La peste neoliberal de Díaz Ayuso

El covid-19 azota con fuerza la Comunidad de Madrid, conviertiéndola en una de las regiones más castigadas del planeta, además de un territorio especialmente quebrado por las desigualdades donde la izquierda ha sido incapaz de salir de sus burbujas.

6 Comentarios
#3732 20:29 25/11/2017

Igual es que el PP y nuestro flamante y eterno gobierno del PP(PSOE) no se han enterado de la disolución de la URSS. Con lo "rojo" que es Putin igual lo confunden con Stalin...es que están muy anclados en el pasado, aunque lo malo es que esta situación, que dura 40 años (los segundos 40), la sufren las personas desfavorecidas. Gracias

Responder
6
6
maní 12:57 25/11/2017

¿Rusia ó elpaís/PRISA?, ¿a quién creer?... Es relativamente fácil responder si profundizas en el juego de intereses.
Me explico: ¿Necesita Rusia meterse en un jardín que no le reporta absolutamente nada?, ó ¿necesita elpaís/PRISA sobrevivir a la quiebra y bancarrota a la que le han conducido sus gestores?.

Responder
15
0
matriouska 18:07 24/11/2017

Este juego al que se presta el establisment del R78 - con la prensa propagandística uni-pensamiento a la cabeza (especialmente PRISA y su degeneración) y como "caballo de troya" para el repliege reaccionario de los Partidos Monárquicos, es muy peligroso. Pero cuidado !, porque Rusia no es un juguete como lo pueda ser Venezuela y una escalada de tensión diplomática con una de las potencias más importantes del planeta puede acarrear graves consecuencias.
Magnífico artículo, gracias.

Responder
13
3
#3749 13:18 26/11/2017

Estando de acuerdo con tu comentario, no acepto que tildes a Venezuela de juguete. Llevan mas de una década de asedio económico y militar por parte del quinto reich USA - EU. Venezuela es la resistencia.

Responder
8
0
matriouska 17:58 26/11/2017

Disculpas, no me he explicado bien... Tengo mucho respeto por todos los países y pueblos soberanos.
Sólo trataba de poner un ejemplo para comparar (lo que incomprensiblemente se acepta contra Venezuela y lo que precisamente Rusia no aceptará), pero lo he hecho sin matices y no ha sido muy acertado.

Responder
5
0
#3676 16:40 24/11/2017

Genial artículo. Agudo, satírico y revelador de la impronta primaria y anacrónica de nuestros políticos. ¡Felicitaciones!

Responder
14
0

Destacadas

Coronavirus
Sanidad reduce en casi 2.000 personas el número de muertes por la pandemia

El Ministerio revisa a la baja el número de fallecidos a causa del covid-19. Catalunya y Madrid son las comunidades donde la cifra se rebaja más, con 1.126 y 291 menos, respectivamente.

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.

Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.