Opinión
Reflexionando sobre la obra de Steve Bannon y sus consecuencias

La estrategia global de Steve Bannon para reforzar la llegada al poder de personajes como Trump, Salvini, Orbán o Bolsonaro se sujeta en la hábil manipulación y el aprovechamiento del desafecto por una mala situación económica. Éste último ingrediente es el que pudiera agriar el cóctel-Bannon.

Donald Trump en Arizona
El entonces candidato republicano Donald Trump en marzo de 2016. Gage Skidmore / Wikipedia

publicado
2019-04-27 14:30:00

El 8 de noviembre de 2016 tuvieron lugar las 58 Elecciones Presidenciales de los Estados Unidos que enfrentaban a Hillary Clinton (Partido Demócrata) y Donald Trump (Partido Republicano). El día anterior acudí al último acto de campaña de los demócratas en todo el país, fue en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Raleigh. Quince importantes votos electorales (sistema electoral norteamericano) se jugaban en este ‘swing state’ (uno de los once estados claves en estos comicios que podían bailar los resultados hacia uno u otro candidato, como así ocurrió).

Quedé impresionado por el nivel de movilización de los demócratas, miles de personas, un público muy heterogéneo, muchísima gente joven haciendo largas colas para entrar al recinto donde recién llegados de Philadelphia, iban a ofrecer su ‘último show’ la familia Clinton al completo, Bon Jovi y Lady Gaga (quizás muchos de los que entendieron aquello como un concierto-espectáculo, luego no votaron o directamente votaron a Trump). Me acompañó un profesor norteamericano de aquella Universidad que más en serio que en broma me anunció que si ganaba Trump se marcharía a hacer una larga estancia a una universidad canadiense. A muy pocos metros de allí, en la sede del Partido Republicano escondían, literalmente, a su candidato que hizo buena parte de su campaña al margen del aparato de su partido, de los medios y herramientas tradicionales de la comunicación política. La mañana del 8 de noviembre de 2016 pude visitar la sede del Partido Demócrata de Carolina del Norte donde activamente se trabajaba hasta el último segundo en la petición del voto por varias vías (eso de la jornada de reflexión es una entelequia).

Me entrevisté con varias personas, entre otras la presidenta del Partido Demócrata de Carolina del Norte, quien tuvo a bien mostrarme los últimos sondeos que manejaban en las horas previas y que les daban vencedores en este estado y en el conjunto del país. A últimas horas de la tarde de ese 8 de noviembre, el NCDP preparó su fiesta electoral en un céntrico hotel de la ciudad. Ocho años antes tuve la oportunidad de vivir en directo y en el mismo lugar la explosión de júbilo que supuso la llegada al poder de Obama; en esta ocasión, como saben bien, el desenlace fue bien distinto.

Hillary Clinton ganó las elecciones con un 48,18% de los votos frente al 46,09% de Trump. Los casi tres millones de votos ‘reales’ que sacó la candidata demócrata al candidato republicano se tradujeron en 227 populares por los 304 del republicano que le llevaron a la Casa Blanca. El ideólogo de todo este proceso, Steve Bannon había cumplido su primer objetivo y a partir de ahí se puso en marcha la maquinaria para llevar el populismo neofascista a gobiernos latinoamericanos y consolidarlo y ampliarlo en la vieja Europa.

Volviendo al ‘funeral’ demócrata en aquel hotel en aquella noche de Raleigh, me preguntaban algunos colegas por el caso español como ejemplo de país sin ese populismo neofascista y yo explicaba que era falsa esa percepción que nosotros teníamos una formación política que históricamente había atrapado ese voto, el Partido Popular. La excepción europea siempre dije que la teníamos cerca, en Portugal, y así sigue siendo. También me tomé en serio lo de poder asociar al ‘trumpismo’ la etiqueta neofascista y para ello me entrevisté con algunos prestigiosos académico norteamericanos que confirmaban empíricamente la relación de términos. Tomaba actualidad el discurso del alemán Thomas Mann, exiliado del nazismo cuando en el Claremont College, de Los Ángeles, en 1940, dijo aquello de: “Déjenme decirles la verdad, si alguna vez el fascismo llega a Estados Unidos, lo hará en nombre de la libertad”.

Este domingo 28 de abril sabremos si el comportamiento electoral de los españoles sirve como freno a la estrategia de expansión de la internacional neofascista de Trump en Europa

El noviembre pasado, los americanos tuvieron las mid-term, las elecciones de medio mandato, un contrapeso de poder que le supuso a Trump la pérdida del control de la Cámara de Representantes (nuestro Congreso) y de muchos gobernadores (nuestros presidentes autonómicos). Mucha gente arrepentida dio marcha atrás y cambio el sentido de su voto. Muchos votantes de Trump entendieron que el populismo neofascista no era buena ni para los Estados Unidos, ni para el conjunto de la comunidad internacional.

Una socialdemocracia clásica y avanzada como Finlandia aguantó por los pelos, hace bien poco, el envite Bannon. Siguiente parada España. Este domingo 28 de abril sabremos si el comportamiento electoral de los españoles sirve como freno a la estrategia de expansión de la internacional neofascista de Trump en Europa o nos unimos a la tendencia consolidada en Italia, Polonia, Hungría, República Checa, Reino Unido (Brexit), etc. Y todo ello con las vistas puestas en una nueva e importante cita electoral, como son las Elecciones al Parlamento Europeo que se verán influenciadas, irremediablemente, por el sentido del voto que predomine este domingo.

La España hastiada de papanatas y paparruchas debe votar. La España hastiada de histrionismo y teatralidad exagerada. La España hastiada de tensión y confrontación, esa España el 28 de Abril y el 26 de mayo debe acudir a las urnas masivamente.

El momento económico de España no es malo, y no parece muy probable que los partidos nacional-católicos sean capaces de pescar en caladeros de clases trabajadoras como ocurrió en Estados Unidos o en Brasil

La estrategia global de Steve Bannon para reforzar la llegada al poder de personajes como Trump, Salvini, Orbán o Bolsonaro o para conseguir que triunfara el relato discursivo de Nigel Farage en el Brexit, se sujeta en la hábil manipulación de personas simples y crédulas, demasiado cándidas y fáciles de engañar (papanatas), a partir del estratégico manejo de las noticias falsas y desatinadas que se esparcen entre el vulgo (paparruchas). El cóctel de paparruchas para conseguir el voto de papanatas se sustenta en buenas dosis de populismo asociado a nacionalismo, religiosidad y aprovechamiento del desafecto por una mala situación económica. Éste último ingrediente es el que pudiera agriar el cóctel-Bannon porque el momento económico de España no es malo, y no parece muy probable que los partidos nacional-católicos sean capaces de pescar en grandes caladeros de votos de clases trabajadoras, tal y como ocurrió en Estados Unidos o en Brasil, más recientemente.

Más bien al contrario, las elecciones andaluzas vinieron a demostrar que el voto de la ultra derecha y de la derecha ultra sigue siendo un voto muy ‘señorito’ en Andalucía. España es un país muy clasista, y las tesis de Bannon sobre la desideologización y el fin de las clases sociales asociadas a unas determinadas ideologías pueden picar en piedra.

Relacionadas

Elecciones generales del 28 de abril
El PSE denuncia a la monja que robó votos
La fiscalía puede solicitar una pena de entre seis meses y tres años de cárcel por el delito de alteración del voto.
Movimientos sociales
364 días
3

Los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil ante la posibilidad de un pacto entre PSOE y Ciudadanos.

Elecciones generales del 28 de abril
Claves políticas en Andalucía tras el 28-A

La euforia de la izquierda generada tras la derrota de la España de Colón debe dar paso a una profunda reflexión sobre sus resultados en Andalucía.

6 Comentarios
Pozuelen 17:40 29/4/2019

muy bien visto ;)

Responder
0
0
#33605 15:54 29/4/2019

MENTIRAS D VX
Han conseguido calar en una parte d la juventud haciéndoles olvidar temas prácticos y económicos
por ideas abstractas para no ver su contenido a nivel concreto ( acompañadas de victmismo, rabia etc ).
Ls canales de difusión de Vx no estan abstruidos como el de U.P y va a por ls jóvenes
Vx estaba en el PP ... pero ahora es autonomo y creo que la situacion asi es mas peligrosa
Ad+ d politcas sociales, especialmente para la juventud, condenar ya el franquismo-fascista seria un mero detalle pero importante.

Responder
0
0
#33604 15:54 29/4/2019

llaman buenismo a lo racional qe intenta ser ecuanime y democrata
para luego justificar su desparrame enajenado
Ls ultras sacan su fuerza d la falta d escrupulos,
son casi todos militares-franquistas
y asi para ellos la politica es guerra y en la guerra vale todo
Vx , esa extrema y extraña necedad , es la banalizacion dl mal,
por negarse a aceptar la realidad y a razon
y como no les importan les vale todo
lo mismo le dan la vuelta a una critica acusando a ls demas de hacerla falsariamenmte
que meten fakes , que cuentan medias verdades contradictorias
qe se niegan a debatir qe se burlan e insultan
Vox es el pp reseteado a la version mas antigua,
la dl postfranquismo puro dl 1977,
solo ricos y aficionados a sufrir pueden qerer algo asi
esta es la realidad de vx sus dirigentes y votantes
son la pura contradiccion pqe quieren tapar lo que de verdad son
con acusaciones sesgadas e incluso falsas
sencillamente ns quieren volver locos y nos toman por menos,
lo tipico d la drcha desde siempre.
( ls enlaces ls dejo abajo, ya sabeis )
ls ultras estan amargados, se retroalimentan para no padecer
no paran d contradecirse al mentir para tapar sus mandangas,
no solo contradicen la realidad sino lo van diciendo dia tras otro
METODO BANNON PARA
CONTROL DE REDES SOCIALES
.acaparar atencion exagerando al limite
.asi tbn tapar lo propia merda
.participar en todos ls medios
.movilizar mucha gente
.si un medio no puede ser controlado a base inundarlo cn posts repetitivs,
desprestigiarlo =parejita qe les censuran solo a ellos
.alguien inventando fakes
.mentir+fakes =encuestas, noticias, etc etc
.repetir mil veces las mentiras
.negar mintiendo cn + fakes
.promover odio
.intentar marcar el ritmo noticiero a base d sensacionalismo-frases d impact
.negar la mayor acusando a ls demas d lo mismo pa confundir y despistar
.si no les dan razon insultos-burlas-personalizacion-ofensa
.si se es descubierto no negarlo sino presumir d ello a lo grande
.autosugestion trinfalista
. soflamas absurdas pa qe se hable d ellos y desp d intentar pensarlas,
si se esta algo acomplejado, aceptarlas pa no sentirse bobo y asi desparramar ego e irracionalida
a la vez hablando d españoles y d unidad nacional
. Quieren tapar lo que de verdad son con acusaciones sesgadas e incluso falsas
sencillamente ns quieren volver locos y nos toman por menos
. intentan que no se les conteste cn informacion contrarestada a sus fakes y tronadas
=lo mejor es poner enlaces cn noticias y no perder mas tiempo
No debaten pero aveces ponen a alguien retando a debatir para entretener y marear etc
. Si contestan es cn burla + negar
Todo como en una secta en que se creen superiores enjenados d la realidad
"Si nos queremos quejar del asfaltado de una calle, lo relacionamos con subvenciones a partidos separatistas o a organizaciones feministas radicales", establecen esas pautas de actuación en redes sociales
https://www.eldiario.es/politica/vox-extrema_derecha-elecciones_generales_2019_0_892061803.html
https://www.eldiario.es/politica/manual-comunicacion-Vox-rechazar-entrevistas_0_889611783.html
resumiendo, cn lo unico que vx no tiene confrontacion es cn el gusto por la violencia, la mentira , con el dinero y quien lo posea , cn quienes son sospechosamente condescendientes en grado sumo y sumiso .
es que ni siquiera se dan cuenta que el psoe es d derechas por sus politicas economicas pasadas
y presentes ya qe debe dinero a la banca,
pqe no es republicano ya que apoya la monarquia
ni laico por el concordato con la iglesia
En Vx sus mayores contradicciones las intentan
tapar acusando a ls demas de ellas
desp d leerlas en algun medio digital
Les vale todo…las criticas ls devuelven en forma d acusaciones
o meten fakes o se burlan o se vanaglorian d la moisntruosidad etc
No les importa nada mas que llegar al poder como sea
Ellos que lavan el maxitrerror franquista provocador d ls demas
y cn ello incitan las dos españas guerracivileras
y hablan d unidad nacional no son ni constitucionalistas
Vx extrema necedad = negar la realidad y la razon

Responder
0
0
#33573 16:44 28/4/2019

Me encantó!! Gracias

Responder
0
0
Bachillerato 15:52 28/4/2019

Análisis muy equilibrado y sin rastro de sesgo ideológico. Imagino que vuestros socios estarán encantados con tanta moderación y una base fáctica tan sólida para vuestros artículos.

Responder
0
0
#33539 18:07 27/4/2019

Papanatas, paparruchas y Papafachas como Aznar.

Responder
2
0

Destacadas

Elecciones del 26 de mayo
Oriol Junqueras, dos veces diputado
Un millón y medio de votos quizá logren la libertad del candidato de Ahora Repúblicas que el domingo logrará su segunda acta de diputado en un mes.
Elecciones del 26 de mayo
Los últimos de la fila en las elecciones del 26M
Varias personas cuentan cómo y por qué su nombre acabó en el último puesto de una candidatura en estas elecciones.
Elecciones del 26 de mayo
La lucha por las grandes capitales

La izquierda se juega mantener los pactos y las alcaldías conseguidas en 2015 en las principales ciudades españolas frente al empuje de Ciudadanos y la ultraderecha.

Unión Europea
La centrada historia europea

Al visitar La Casa de la Historia Europea, un museo en Bruselas que cuenta la historia del continente, te encuentras con el relato de una UE blanqueada, no colonial, fundada sobre el anticomunismo.

Elecciones del 26 de mayo
María Eugenia Rodríguez Palop: “Tenemos que aterrizar la crítica, no basta con decir no a la Troika”

A las puertas del 26M, charlamos con la cabeza de lista de Unidas Podemos Cambiar Europa al Europarlamento sobre las posibilidades de la izquierda y el feminismo, de la izquierda feminista, en el estrecho marco comunitario.