Opinión
Ante el peligro inminente de una ley trans

La aprobación inminente de una ley trans es peligrosa porque ha reactivado los discursos tránsfobos, y no precisamente de la mano de Santiago Abascal sino de algunas feministas que considerábamos referentes.

Unha lei trans para Galiza
Manifestación do 4 de maio en Compostela, ante a presenza do bus de Hazte Oír. 2017. Pablo Andrade
Historiadora y presidenta de la asociación trans de Galiza Amizando
11 dic 2019 10:56

Es posible que a estas alturas muchas de vosotras ya hayáis sido advertidas por algunas de vuestras referentes feministas del peligro inminente que se avecina si el hipotético nuevo gobierno tramita la llamada Ley Trans estatal, o alguna de las propuestas legislativas existentes que abordan la despatologización de la transexualidad como punto de partida.

Para quien no lo sepa, la despatologización, piedra angular de la lucha por los derechos de este colectivo, supone la eliminación de la etiqueta de “trastorno mental” a la propia condición trans, poniendo fin a todo un proceso médico y psicológico hasta hoy en día obligatorio para toda aquella persona que quisiera cambiar el sexo de su DNI. En ese sentido, la ley que hasta este momento está vigente es la 3/2007, en la que se estipula que toda persona trans debe aportar un informe psicológico en el que se aborde dicho trastorno y otro médico que recoja, como requisito indispensable para cualquier cambio registral, haberse sometido durante al menos dos años a un tratamiento hormonal.

Con todo, los prejuicios que se desprenden de este corpus legislativo son fáciles de conocer si prestamos atención a cualquier descripción sobre la realidad trans que se realice desde el propio colectivo. En primer lugar, y más allá del estigma social que emana de la etiqueta de “enferma mental”, se denuncia constantemente que esta medida imposibilita a las personas trans la agencia sobre sus cuerpos y procesos, ya que el reconocimiento de esta condición individual por parte de la esfera pública —necesario para cualquier trámite— dependería de un contingente de psicólogos, psiquiatras y médicos que evaluarían y juzgarían hasta qué punto el sujeto es quien dice ser. Para ello se aplican toda una serie de prácticas lesivas como el escarnio, en situaciones como la de obligar a las personas a desnudarse delante de un forense para constatar que mantienen un tratamiento hormonal, la esterilización obligatoria a través de dicho tratamiento —algo a lo que no todo el colectivo desea someterse—, o el retraso implícito en el propio procedimiento, algo que obliga a las personas a permanecer durante al menos dos años con un DNI diferente a su expresión e identidad pública, con todos los problemas que ello conlleva.

Ante la amenaza creciente de un fascismo maquillado, tenemos que rescatar a elaboración de análisis y respuestas transversales y colectivas

No obstante, el hecho de admitir que la despatologización es una medida básica y urgente para el colectivo trans no debe ocultar la certeza de que es peligrosa para la sociedad en general y para el feminismo en particular, ya que está abriendo la puerta a toda una serie de discursos de odio que socavan los principios de democracia e igualdad que cimentan nuestra identidad colectiva. Ante la amenaza creciente de un fascismo maquillado, que se expande por países como Brasil o EE UU, y que es tercera fuerza política en la principal cámara de representantes del Estado español, tenemos que rescatar la elaboración de análisis y respuestas transversales y colectivas que comiencen —o vuelvan— a llamar a las cosas por su nombre, y nos enseñen a estar prevenidas ante el odio disfrazado que pretende anidar en nuestras consciencias. Odio al emigrante, al pobre, al diferente, al diverso, enmascarado en un contiuum de “yo no soy X pero” y reforzado por su capacidad para actuar en paralelo, para no ser identificado. Esa es la forma en la que el fascismo quiere volver, consiguiendo sacar lo peor de nosotras sin que lleguemos a cuestionarnos principios que hasta la fecha eran básicos en la construcción de nuestra ciudadanía. Así pues, es común escuchar a personas que se dejan arrastrar por esta corriente, atrincheradas en el odio al emigrante, que en ningún momento aceptarían otros discursos de esa misma ola referidos a la población LGTBI, sin ser conscientes o sin querer serlo, de que votar a un partido fascista les hace comprar todo el pack de su discurso.

Y lo mismo está sucediendo a la inversa con personas que nunca cuestionarían su antirracismo, e incluso su conciencia de clase, pero que están comprando el odio hacia el colectivo LGTBIA de una forma indirecta y sibilina. De este modo, la aprobación inminente de una ley trans es peligrosa, porque se está convirtiendo en la piedra angular de estos discursos y no precisamente de la mano de Santiago Abascal, sino de feministas que hasta el momento todas y cada una de nosotras considerábamos referentes. Un análisis rápido de los argumentos que utilizan saca a la palestra conclusiones abrumadoras, en las que no es difícil identificar características de los discursos de odio como el miedo al diferente, el bulo, o el uso de las mismas armas del patriarcado para atacar a mujeres y, a fin de cuentas, compañeras.

Así, una de las mayores argumentaciones de las que protestan contra la inminente aprobación del derecho a que no sean necesarias pruebas médicas y psicológicas para el cambio de sexo legal, es su certeza de que va a constituir un regalo para pederastas y violadores, que van a utilizar las posibilidades de la ley para registrarse como mujeres y conseguir de una forma legal el acceso “espacios seguros” como baños y vestuarios. Cuando hablan de este argumento, suelen ocultar que la autodeterminación de género ya está vigente en una gran cantidad de países como Argentina, Portugal o Grecia, para centrar los argumentos en supuestos individuos, repartidos por cuentagotas por el mundo, que han penetrado en estos espacios seguros haciéndose pasar por mujeres para dañar a las que en ellos se encontraban. Ya sea en una pequeña población de Canadá, en una gran urbe de los Estados Unidos o en un rincón perdido de la Conchinchina, nada más trascender una noticia de este calado generalmente sin contrastar la fuente, lo que nos expone a la cultura del fake tan utilizada por el fascismo actual comienzan a llenarse ríos de tinta en muros de Facebook y artículos de periódicos, supuestamente serios y de izquierdas, alertando contra el peligro inminente de la aprobación de una ley trans en el Estado español, y señalando que abre la puerta a la repetición de estos casos en todas y cada una de nuestras aldeas, villas y ciudades. Una cultura del miedo que no es diferente a lo realizado por ciertos propagandistas cuando ponen el grito en el cielo al producirse un delito por un menor extranjero no acompañado, en cualquier punto de la geografía del Estado. Una cultura del miedo que convierte la excepción en motivo de alarma, y a su vez en la excusa perfecta para clamar contra los derechos del colectivo destinatario, deshumanizarlo y ponerlo en el punto de mira.

Todo este discurso, además, posee entre sus fines principales borrar la existencia de las personas trans, invisibilizarnos y convirtiéndonos en responsables de nuestras propias opresiones. Se acompañan, por lo tanto, de una negación de nuestra identidad, alegando que las mujeres trans somos hombres que decidimos transitar, como decía Albert Pla, al “lado más salvaje de la vida” por capricho. Si decides caminar por las vías del tren y este te atropella, será irremediablemente tu culpa, igual que si decides ser trans, que te maten y te violen por ello será tu propia responsabilidad. Es por ello por lo que el discurso de odio al que hago referencia invisibiliza constantemente las opresiones que sufrimos por ser mujeres, y que se maximizan por ser trans. Como todas sabemos, lo que no se nombra no existe, y si no existe, no se puede solucionar.

El mejor ejemplo sucede cuando dicho discurso pone su atención en la aplicación de la despatologización en las cárceles. Siguiendo con la misma dinámica argumental, consideran que ello va a abrir la puerta a que los reclusos violadores de los módulos masculinos se declaren mujeres y aprovechen para satisfacerse a su antojo en los femeninos, un escenario tremebundo comparable con la matanza de Texas o algo similar. Si bien es posible que existan violadores en diferentes lugares del mundo, capaces de vivir toda su vida con una identidad que no les pertenece —algo de cuya dificultad puede dar testimonio cualquier persona trans—, para continuar violando, convertir esto en norma, abre la puerta a ocultar otras evidencias, como el hecho de que el 59% de las reclusas trans internas en módulos de hombres son violadas por sus compañeros.

Todo este discurso, además, tiene entre sus fines principales el de borrar a existencia de las personas trans, invisibilizarnos y convertirnos en responsables de nuestras propias opresiones

En esta tesitura, no es muy difícil darse cuenta de que este es exactamente el mismo patrón que utiliza el patriarcado para cargar contra nosotras y restarnos derechos. El mejor ejemplo es el representado por el conocido argumento de las denuncias falsas, donde se asume que algo que sucede en menos del 1% de los casos en los que se aplica la ley contra la violencia de género es suficiente para solicitar la derogación de dicha ley y restarnos derechos a todas. Además, si analizamos el mundo que nos rodea con nuestras gafas violetas, salta rápidamente a la palestra que la idea de que los hombres necesitan registrarse como mujeres para violar y violentar a otras, niega la esencia del propio patriarcado, puesto que este es un sistema en el que a través de herramientas culturales y legales de diverso calado, se incentiva y permite que los hombres, por el mero hecho de serlo, se adueñen del cuerpo y la voluntad de las mujeres, también por el mero hecho de serlo.

La expansión de discursos que no son contrastados ni sometidos a la capacidad crítica de quien los recibe, con posibilidades de sumar a un gran número de gente en la construcción de un enemigo común, de un “otro” deshumanizado a quien excluir, se constituye como la piedra angular de la expansión del fascismo, y que ello afecte a sectores que se consideran de izquierdas o feministas supone un auténtico peligro. Como decía Gramsci, es justo en este momento cuándo más “instruidas” tenemos que estar, y ello pasa por conocer la realidad del colectivo trans y hacer de su lucha nuestra lucha, “conmovidas” por la sororidad y la solidaridad contra el odio, y “organizadas” para defender unos derechos sin los cuales no puede existir igualdad. La aprobación de una ley trans es —o debería ser— inminente con la llegada del nuevo Gobierno, y ello va a requerir toda nuestra “inteligencia”, “entusiasmo” y “fuerza”, en una causa común y feminista como son los derechos del colectivo trans en general y de las mujeres trans en particular. 

Relacionadas

Transexualidad
La culpa es del “lobby trans”

Feministas transexcluyentes ven en la expulsión del Partido Feminista del seno de Izquierda Unida la mano del “lobby trans”. Pero, ¿qué es este lobby y quién lo maneja?

Feminismos
Izquierda Unida expulsa al Partido Feminista

Con un 85% de votos a favor, la Asamblea Político Social de la formación liderada por Alberto Garzón ha decidido la salida del partido de Lidia Falcón.


Transfobia
La Federación Trans acusa al Partido Feminista de cometer delito de odio

Los mensajes tránsfobos del partido liderado por Lidia Falcón provocan que la Federación Trans reclame a Izquierda Unida su expulsión de la coalición y eleve el caso a la justicia.

13 Comentarios
#46765 2:36 3/2/2020

Ya hay PEDERASTAS que han conseguido rebaja de pena por llamarse mujeres y el juez ha interpretado que "ya no es peligrosa".
Ya hay abogados que aconsejan a MALTRATADORES que se acojan a la ley para evitar la detención.
Mucho se fijan en los peligros para las personas trans pero, como siempre, todo va a ser a costa de las mujeres. Cuando no exista el sexo, las mujeres volveremos a estar en manos de los leones.
Sois unas sinvergüenzas.

Responder
1
1
#44688 12:41 15/12/2019

donde dice la Ley Trans estatal que estamos a favor de la gestación subrogada?
La pego aquí.
Ley Estatal trans:

Una Ley Integral de Transexualidad Estatal, que garantice los derechos de las personas transexuales en los ámbitos sanitarios, educativos y laborales, fundamentada en los principios de despatologización y de la libre autodeterminación del género.

Dirigentes de las fuerzas políticas estatales como el Partido Popular, PSOE, Izquierda Unida y Podemos se han reunido con los representantes de esta plataforma para conocer cuáles son las demandas del colectivo Trans.

La Plataforma por los Derechos Trans #NadieSinIdentidad convoca a los partidos políticos para mostrarles su Propuesta de Ley Estatal de Identidad Sexual y Expresión de Género. Su principal objetivo es conseguir la igualdad en derechos del colectivo Trans con el resto de los ciudadanos. Para ello creen necesario crear una ley que se base en la libre autodeterminación de la identidad y la despatologización de la transexualidad.

Para conseguir dicho fin, han realizado una serie de reuniones con las principales fuerzas políticas estatales reivindicando así ‘el respeto efectivo a la dignidad y a los derechos fundamentales de las personas transexuales’, ‘eliminar la necesidad de acreditar la identidad sexual a través de informes psicológicos o psiquiátricos’, ‘extender ese derecho a las personas intersexuales y a aquellas con expresión de género no binaria’ e ‘implantar medidas de protección y contra la discriminación con razón de identidad sexual’.

Dirigentes del Partido Popular, Izquierda Unida, PSOE y Podemos se han reunido ya con representantes de la Plataforma por los Derechos Trans. Estos últimos expusieron su preocupación por la situación actual de las personas transexuales, sobre todo en la infancia y adolescencia, y para solucionarlo le hicieron entrega de la Propuesta de Ley Estatal de Identidad Sexual y Expresión de Género. Además de pedir a los dirigentes de cada partido político que hicieran suyas las demandas de este colectivo.

Propuesta de Ley

Los representantes de la Plataforma por los Derechos Trans #NadieSinIdentidad pone sobre la mesa la Propuesta de Ley de Identidad Sexual y Expresión de Género en la que exponen lo siguiente:

“La presente ley tiene como objeto reconocer los derechos a la identidad sexual y expresión de género, así como prever una serie de prohibiciones, infracciones y sanciones tendentes a protegerlos, tratando de erradicar toda forma de discriminación por razón de identidad sexual o expresión de género, así como las conductas que menoscaban la dignidad de las personas por razón de identidad sexual o expresión de género. (…)

(…) La Ley advierte expresamente que las personas menores de edad también son titulares del derecho a la identidad sexual. Los menores transexuales fueron excluidos expresamente de la Ley 3/2007, lo que lejos de atender a su interés superior tal y como impone a los órganos legislativos la Convención sobre los Derechos del Niño, les ha obstaculizado el respeto a sus derechos fundamentales, que han quedado menoscabados al obligarles a exponer públicamente que su nombre y sexo registral no coinciden con el sexo que sienten y muestran. Esta ley los incluye sin distinción junto al resto de las personas transexuales, siendo la única peculiaridad que deban actuar a través de sus representantes legales, salvo que reúnan las suficientes condiciones de madurez, al igual que el resto de los menores. Como se ha expuesto, sólo reconociendo el derecho a la identidad sexual autopercibida, será posible que el desarrollo de la personalidad de los menores conforme a su identidad sexual sea verdaderamente libre. (…)

(…) En el ámbito social y laboral, siguiendo las consideraciones contenidas en la Resolución del Parlamento Europeo, de 8 de octubre de 2015, sobre la aplicación de la Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo :
a) Garantizar el derecho a la identidad sexual de las personas transexuales e intersexuales, así como el derecho a la libre expresión de género, haciendo posible el respeto a su dignidad humana y el libre desarrollo de la personalidad conforme a su identidad sexual, así como el respeto a su vida privada.
b) Erradicar toda forma de discriminación por razón de identidad sexual o expresión de género, así como las conductas que menoscaben la dignidad de las personas por razón de identidad sexual o expresión de género, estableciendo al efecto un régimen de infracciones y sanciones.
c) Prever medidas de discriminación positiva que faciliten la inclusión social de las personas transexuales.”
Colectivos trans crean la Plataforma por los Derechos Trans :
En una plataforma de acción y debate que nace para aunar fuerzas y decidir estrategias que posibiliten una defensa común de las reivindicaciones trans, evitando el agravio comparativo de unas comunidades con respecto a otras.
Por que se crea:
El momento político en el que estamos inmersos; elecciones generales, autonómicas y municipales, es el momento propicio para que nuestras demandas formen parte de los programas y agendas políticas. Estimamos que dichas propuestas han de salir del propio colectivo trans y en primera persona, de lo contrario, otros hablarán por nosotros y no desde nuestras necesidades.
La lucha y las necesidades del colectivo trans se ha visto diluida dentro del colectivo LGTB. Las necesidades y los derechos de este colectivo precisan de actuaciones específicas y contundentes.
Es el derecho a la identidad y a la autodeterminación del género, es decir derecho a ser quien se es y se dice ser, el eje sobre el que se sostienen las reivindicaciones de las personas trans.
Demandas de la Plataforma:
Se acuerdan las siguientes propuestas como punto de partida irrenunciable para las demandas y acciones de la Plataforma:
Inclusión en la cartera de prestaciones del SNS (Sistema Nacional de Salud) la atención sanitaria de las personas transexuales, incluidas las cirugías de reconstrucción genital y la atención a los menores trans en la pubertad, para que puedan acceder desde cualquier punto del estado español, a una atención igualitaria, no patologizante ni segregadora.
Modificación de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, eliminando de la misma los requisitos de informes médicos o psicológicos, diagnostico de disforia de género, los dos años de tratamiento hormonal y la no limitación de la edad para ser persona beneficiaria de la ley. Siguiendo las recomendaciones del informe temático Derechos humanos e identidad de género del comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa (2009) y la Resolución del Consejo de Europa 1728 (2010) sobre discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género, en la que se afirma que el derecho al reconocimiento legal del género no debería ser restringido por ningún procedimiento médico obligatorio. En el mismo sentido, la OMS –Organización Mundial de la Salud- condenó a principios de junio 2014 la esterilización forzosa de las personas transexuales como paso previo a su reconocimiento legal y pidió su eliminación.
Establecer un Protocolo de actuación sobre Identidad de Género .

Responder
0
0
#44658 23:14 13/12/2019

eso es falso, no es una ley trans, porque no reconoce la transexualidad como categoría si no que piden que el sexo opuesto por una declaración verbal pueda cambiar el sexo biologico que es lo que se registra en el registro no la personalidad que siempre es y ha sido libre por ley..
Jamás en democracia han existido leyes que digan como deben vestir, peinarse o que conducta o rol es el correcto por ley para hombres o mujeres,solo existe en Irán el hijab, india o en la época victoriana. Determinar el sexo por agentes externos al cuerpo y al sexo o decir que el sexo es un sentimiento. El sexo no varía, la libertad de vivir o modificarse . o cambiarse el nombre o vivir como desee, pero la realidad no se puede cambiar por el deseo sin hormonas, sin operaciones sin nada tal cual nacieron...¿ la pregunta es pero transitana algo? si piden quedarse tal cual nacieron. Por otro lado si son sentimientos porque quieren darles a niños menores gonodotrapinas y hormonas que tienen peligro ni son inocuas, ni reversibles. Una cosa es que las personas vivan tranquilas como quieran y otra ocultar los fármacos y sus efecto sobre cuerpos sanos.El neoliberalismo ya termina por defender la libertad de beber lejía. Despatologizar tampoco es una buena idea, pues si es tu libertad y decisión es una forma deque los estados no se hagan cargo de personas que libremente deciden tomar fármacos u operaciones de cirugía plástica .Por cierto en otros paises como el partido comunista de UK está en contra y en otras partes del mundo. Hay algo que es infalible, las mentiras no pueden sostenerse durante mucho tiempo y no es de derechas defender el sexo como una realidad, como es una realidad ver un árbol .la gente no nace de un tiesto ni un género nace del sexo mujer, y llevamos 400 millones de años naciendo de mujeres,eso es odio? no, es la realidad. El derecho a vivir como quieras no pasa por eludir la realidad.

Responder
5
2
#44622 9:26 13/12/2019

No os enteráis queridXs amigos trans, las feministas no quieren compartir los chiringuitos y pesebres que se han montado a su al rededor con vosotros... suelen ir de liberales tolerantes pero en el fondo nunca os van a ver como mujeres. Mejor que tiréis por vuestro propio camino, os irá mejor

Responder
4
1
#44645 14:33 13/12/2019

Solo son son tolerantes cuando piensas igual, sino es asi eres fascista, opresora, esclava del patriarcado, sometida... y si eres guapa y te gusta que te alaguen ya eres el demonio

Responder
3
1
#44689 12:42 15/12/2019

Ignorante eres tu, el feminismo incluye a personas trans y a hombres, el hembrismo no

Responder
1
1
#44550 9:25 12/12/2019

Porque sólo piensan en trans chicas. Que pasa con las trans chicos?
Basta de sandeces. Somos una sociedad plural y moderna y esos miedos que hablan son ustedes que los generan. También hay homosexuales chicos y chicas en vestuarios y cárceles de su mismo sexo. Son violador@s o pedófil@s por ello? Quédense en su burbuja y con sus pensamientos cavernícolas.

Responder
6
3
#44549 8:29 12/12/2019

En relación a la identidad de genero. Si desde el feminismo se fomenta la lucha contra los roles de genero (niñas de rosa jugando con muñecas, niños de azul jugando a futbol) cuando un niño dice sentirse niña y se viste de rosita y juega con muñecas ¿en este caso el feminismo tolera adoptar roles de genero?

Responder
8
0
#44557 10:56 12/12/2019

Que nivel de (sin querer ofender a nadie) “disfraz” es necesario para ser considerado/a trans porque con la ley tendría que bastar con decir que se siente ser de otro genero. No puedes obligar a nadie a hormonarse. Podría sentirme mujer/hombre pero no expresarlo siguiendo roles de genero que desde muchos colectivos se pretende no imponer dichos roles, en el caso trans se tienen que tolerar? Es complejo porque realmente no es como nos vean sino como nos sintamos pero permitirian entrar a un wc femenino a alguien que viste y tiene barba pero dice ser mujer...o se le juzgaria por no ceñirse a los roles de genero?

Responder
6
1
#44572 12:43 12/12/2019

bum!

Responder
3
0
#44548 8:04 12/12/2019

Tl;dr no es buena idea garantizar los derechos de las personas trans porque dos grupos que no merecen nada más que nuestro absoluto desprecio (las TERFs y los franquistas) se pueden enfadar.

Pues yo digo lo contrario: respetemos los derechos humanos SIEMPRE. Y si a los nazis y las TERFs no les gusta, que se vayan a una floristería a que les den por culo con un ramillete de saguaros.

Responder
1
5
#44530 24:25 11/12/2019

Todo dependerá del dinero público, hasta entonces no hay problema

Responder
0
1
#44690 12:44 15/12/2019

Que tiene que ver el dinero público voxeneta? Enserio aún crees que pagamos los tratamientos con tu dinero? Por qué crees que tenemos seguridad social? Quiénes la pagan cada mes? Callate mejor machote

Responder
1
0

Destacadas

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos España, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Actualidad
De Colombia a India. Ciclones y totalitarismos

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.

Coronavirus
La mascarilla, nuestra nueva frontera

La obligatoriedad de la mascarilla simboliza lo que me atrevería a calificar de mutación antropológica: nuestros gobernantes, con el apoyo de pensadores de la altura de Byung-Chul Han, parecen estar decididos a que la cara no enmascarada comience a parecernos obscena.

Antifascismo
Salir del armario de la patria

Hablar de patria en la izquierda es casi tan jodido como salir del armario, y mira que suele ser tortuoso. Pero la realidad es que, una vez que sales, se está bastante mejor.

Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid

Últimas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.