Opinión
Abrázame hasta que Pablo Casado deje de decir gilipolleces

La propuesta de Ley de Maternidad anunciada hoy por el líder del Partido Popular no debería ni ser propuesta porque es terrorismo contra los derechos fundamentales de las personas.


publicado
2019-03-14 16:12

“Abrázame hasta que Pablo Casado deje de decir gilipolleces”. Una pintada esclarecedora que me acosa desde hace semanas. Me persigue en lo doméstico y se apodera de mi monólogo interior. Un acto, tan hermoso, tan costumbrista y diario como escuchar la radio se ha convertido en una tortura emocional por culpa de Pablo Casado y su séquito. Cada vez que oigo una declaración de “este nuestro visionario neofascista favorito”, mi pulso se arrebata y busco a tientas una presencia que me abrace y a la que abrazar.

Vivo volitivamente sola y feliz, y, por fortuna, no en todos mis ratos existe la posibilidad del abrazo compartido. Por mucho que la esperanza en el sentido común, más del común que nunca, me abrace de cuando en cuando, no resulta una solución efectiva a medio plazo.

Las palabras de Casado han dejado de ser gilipolleces para devenir propuestas de ley, y las gilipolleces han dejado de ser palabras para devenir intenciones

Las gilipolleces constantes y totalitarias del Señor Casado atentan contra mi espacio íntimo, más fuerte, incluso, que el rosa social de mi género o que el romanticismo de todas las princesas de Disney juntas. Sus gilipolleces me hacen sentir pequeña y temerosa, igual que cuando vuelvo a casa de noche o cuando me piropean por la calle. Sería sencillo, desde el conductismo social, sentirme mejor; bastaría con apagar la radio y encender Telecinco, volver a casa de día e ir a trabajar encogida y con ropa cuatro tallas más grande. Pequeñas renuncias a mis derechos fundamentales resultarían suficientes para que las gilipolleces fascistas de Pablo Casado no hicieran mella en mi intimidad. Al fin y al cabo, son solo ínfimos sacrificios cotidianos que me permitirán sostener un status de “mujer liberada, sumisa y apta para el sistema” en un espacio de seguridad y confort garantizados, como no, por señoros Abascales, Riveras o Casados, que saben a ciencia cierta lo que me conviene. Esas concesiones nimias que me regalarían paz a corto plazo, son, a medio plazo, cómplices de este germen totalitario. Las palabras de Casado han dejado de ser gilipolleces para devenir propuestas de ley, y las gilipolleces han dejado de ser palabras para devenir intenciones. Su conservadurismo soslayado ahora es fascismo público e impúdico y sus convicciones ideológicas son el germen de El Cuento de la Criada.

Esta propuesta de ley no debería ni ser propuesta, porque es terrorismo contra los derechos fundamentales de las personas

Pablo Casado y todo lo que él representa son un atentado a la libertad del común y a la mía propia. La propuesta de Ley de maternidad que ha voceado Pablo Casado en nombre del PP esta misma semana es, simplemente, violencia. Bajo un sesgo paternalista y bienechor, el PP se compromete a no expulsar de España a mujeres migrantes embarazadas en situación irregular si dan a sus hijos en adopción. Una vez estas mujeres hayan cumplido su cometido reproductor, podrán ser de nuevo expulsadas. Según este líder neofascista, la propuesta garantiza el derecho reproductivo de las mujeres y ayuda a las “madres”. Según la lógica más elemental, esta propuesta es un mecanismo de chantaje a mujeres en situación de clara vulnerabilidad. Supone un alarde de misoginia porque reduce a las mujeres a simples incubadoras de fuerza de trabajo al servicio de un Estado totalitario.

Esta propuesta de ley no debería ni ser propuesta, porque es terrorismo contra los derechos fundamentales de las personas. Y esto, todavía, es ilegal en un Estado de derecho. Tal vez estemos perdiendo ya los derechos en un Gilead cada vez más rojigualda. No lo permitamos. Abracémonos mientras nos rebelamos ante El Cuento de la Criada.

Relacionadas

5 Comentarios
Ziur 2:49 16/3/2019

Las derechas criticaban con dureza un supuesto pacto de legislatura de las izquierdas con los nacionalistas. Cada día está más claro que era infinitamente preferible ese vilipendiado gobierno "frankenstein" que este siniestro tripartito "Franco-stein" con Pablo Casado a la cabeza.

Responder
3
1
#31699 21:29 15/3/2019

la televisión habla mucho de VOX pero silencia y censura a partidos como ADÑ, Respeto, Falange, Hogar Social, DN, Alianza Nacional etcétera... el fascismo liberal se impone al fascismo de izquierdas

Responder
1
2
Gatúbela 10:30 18/3/2019

Convendría saber de qué se habla cuando se emite una opinión.
El fascismo es un régimen de extrema derecha, siempre, en todas las circunstancias.
Tiene políticas "sociales" para apaciguar los ánimos internos, pero no lo hace porque crea que son derechos, si no porque le conviene.
Luego, cuando vuelven las "democracias", se ocupan de quitar cualquier atisbo de ley social... porque en realidad, el fascismo, usa la bandera y el concepto "Patria" para mantener en el poder a las oligarquías.

Responder
3
0
#31738 17:07 16/3/2019

El fascismo nunca es de izquierda,como mucho se disfraza de ella

Responder
4
1
Elbarruso 7:34 15/3/2019

Este se a criado en ese ambiente neoliberal fascista, de hay esa actitud de hulligan facha. Por otro lado estas declaraciones suenan a hacer ruido para tapar noticias como los sobornos de cotino y zaplana de 10’5 millones de euros ....
http://elbarruso.simplesite.com/

Responder
6
0

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Marruecos
El amor no es un crimen, la lucha por reformar el Código Penal marroquí

Nace una iniciativa popular para “forzar” al Parlamento a debatir sobre la legislación que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo, el adulterio y el aborto.

COP25
La sociedad civil se rebela contra la falta de ambición climática en la COP25

Colectivos y asociaciones se organizan para desplazarse a la Marcha por el Clima de Madrid que tendrá lugar este viernes, una protesta que se espera multitudinaria. La Cumbre Social por el Clima reunirá del 7 al 13 de diciembre a los movimientos que cuestionan la agenda oficial de los gobiernos y exigirá una mayor ambición climática a la COP.

Multinacionales
Tour tóxico contra el lavado verde en la Cumbre del Clima

La COP25 ha sido patrocinada por compañías como Endesa o los bancos Santander y BBVA. Son multinacionales que destinan miles de millones de euros cada año a proyectos que están destruyendo la tierra.

Soberanía alimentaria
La alimentación como vínculo con la tierra

La crisis del Mar Menor muestra los extremos que deben alcanzarse para que una sucesión de agresiones llegue a la opinión pública y se tomen medidas.

Últimas

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.