Ismael López Fauste: "En el caso de La Manada se dieron todos los elementos del lenguaje pornográfico"

Entrevistamos a Ismael López Fauste, periodista y autor del libro: "Escúpelo: crónicas en negro sobre el porno en España".

cinex
@SEIJODANI SOCIÓLOGO EN CIERNES. COLUMNISTA Y COORDINADOR EN NUEVA REVOLUCIÓN

publicado
2018-05-14 08:35:00

¿Cómo llegaste a entrar en contacto con la industria del Porno?

Entrevisté a Amarna Miller y al lobby editorial pornográfico le encantó mi forma de presentarla, por lo visto. Ella todavía no era famosa, estaba a punto de empezar porque ya le habían preparado la portada en Interviú. Después de aquello empecé a trabajar como escritor fantasma para ellos.

¿Existen abusos en la industria pornográfica en España? 

Existen en todas las industrias pornográficas del mundo. Empezando desde la ocultación de la verdad, las dificultades para salir de ella y eliminar los vídeos o las propias coerciones una vez dentro. Luego tienes los abusos de los compañeros, que se eliminan con un buen montaje final, y si te vas al porno “ético” o “feminista” tienes los sueldos bajísimos, los rodajes larguísimos y los mismos abusos que en lo “mainstream”, solo que cortan un poquito más de cara al producto final.

¿Cómo es el rodaje de una escena porno?

Depende mucho de la productora y del tipo del público al que vaya destinada. Pero sacado de Escúpelo en palabras de uno de los productores más importantes, las chicas solo tienen que ser muy guapas y dejarse follar.

¿Existe un negocio de prostitución tras los grandes nombres del porno?

Y tras los pequeños. Te doy una frase: "no conozco a ninguna compañera que no se dedique a la prostitución", es de una actriz porno. Si haces cuentas, el porno, con toda la piratería que tiene detrás, no da para vivir. Es un escaparate para prostituirse y subir el caché de la chica en cuestión. Las redes sociales ayudan mucho en eso para contactar con los puteros.

¿Tiene un control sanitario efectivo en la industria pornográfica?

El último periodista que me preguntó eso intentó desmentirme y lo único que encontró fue el certificado de un análisis de sangre de 2016 que le enseñó una actriz porno en activo. Nada más. Lo que yo he visto son análisis de sangre capilares, que no demuestran nada. En dos años colaborando con el lobby jamás he visto a nadie haciéndose análisis efectivos contra ETS cada dos semanas como se nos ha vendido. Sin ir más lejos, se tapaba mucho tener gonorrea y otro tipo de infecciones, y en el último evento al que acudí todos se fueron a sus casas con herpes.

¿Paga impuestos el porno español?

Desde mi experiencia, no. Existe la posibilidad de declarar impuestos, pero no se hace. Una compañera me comentó que consiguen evadir mucho al cobrar a través de empresas como Payoneer, o haciendo contratos no válidos o contratos comerciales en eventos que nunca llegan a declararse. Eso en España. Por supuesto, todo lo que funciona fuera de el país, que es la mayoría, es mucho más fácil de ocultar. Hablo de Budapest, Los Ángeles y demás zonas calientes de rodaje. Y luego tienes la prostitución a través de distintos contactos, que es lo que se oculta detrás de tanto viaje. Eso por supuesto funciona en B.

¿Es posible un porno feminista?

Si el porno fuera ético o feminista estarían atendiendo a todas las compañeras explotadas que no pueden retirar sus vídeos, que han sido abusadas, violadas o tratadas. Me gustaría muchísimo ver a alguien con la camiseta de “puta feminista” yendo a los polígonos a pasar frío y a ayudar a compañeras en lugar de reclutar muchachas en redes sociales. No soy quien para decir qué es feminista y qué no lo es. Pero si el feminismo es acaparar cámara para ocultar la realidad del 95% de las mujeres que venden su sexo, entonces no he entendido el feminismo.

¿Tiene cabida el activismo feminista desde la pornografía?

No lo tengo claro. Ahora mismo la única forma de activismo que se me ocurre ahí dentro es que esas "activistas" empiecen a dar la cara y a señalar a quienes cometen los abusos. Pero por otro lado esas "activistas" también son cómplices y están ahí colocadas para taparlos o evadir la atención. Existe gente muy valiente, eso sí puedo decirlo. Piensa que yo no he grabado porno, toda esta información me viene de gente que está ahí dentro y que se la está jugando a que les pillen. No sé si lo que hago ayudará a mejorar la situación, pero desde luego lo que motiva a mis fuentes es eso. Lo que está claro es que el empoderamiento de algunos nombres depende de guardar silencio o explotar a las de abajo. Al final se nos ha vendido como una vocación y en realidad se está explotando una necesidad. Hay gente muy lista sacando provecho.

Solo diré lo que leí hace tiempo en un tuit, que los títulos de vídeos porno cada vez se parecen más a los titulares de sucesos relacionados con violencia machista

Escribías columnas para diferentes actrices porno. ¿Que clase de mensajes debían transmitir tus artículos?

Feminismo y lujo. Trabajar poco y cobrar mucho. Acostarte con quien quieras y disfrutar un montón. Estoy salida todo el día y te haré lo que quieras. Soy insaciable. Es muy básico. El porno sigue teniendo argumentos muy de revista de gasolinera aunque se haya sustituido el soporte impreso por Risto Mejide o Erika Lust.

Has convivido durante varios días en un casting con actrices y aspirantes a actores porno ¿Qué destacarías de su actitud fuera de cámara?

Aquello no era un casting, era un evento de prostitución encubierta y la gente iba a hacer valer su dinero con todo lo que ello implica. Se vivió muy poca empatía esos días y a la "empresa" le importaba muy poco. ¿Cómo puedo resumirtelo? las chicas hablaban mucho de "pasar por el aro". Digamos que tenían una tolerancia especial tanto para atragantarse y recibir golpes como a sentarse y comer junto a la persona que acababa de agredirlas. La publicación de tu libro "Escúpelo" ha tenido que esquivar bastantes zancadillas antes de poder publicarse

¿Has sufrido presiones por parte del entorno de la industria pornográfica?

He sufrido alguna amenaza, sí. El mayor bache fue cuando antes de eliminar la descarga gratuita del libro desaparecieron las reseñas, entrevistas y menciones en los pocos medios que me apoyaron. Querían que el título desapareciera, no solo que no estuviera disponible, también que no se supiera que había existido.

¿Te han respaldado compañeros de la prensa?

No. Antes de publicarlo por mi cuenta ofrecí todos mis documentos de forma desinteresada a prácticamente todos los medios de comunicación que no tuvieran un compromiso con la derecha conservadora. No por nada, pero mis tiros no van por el lado moralista. Nadie me hizo caso, por supuesto, pero a la vez publicaban entrevistas de gente a la que había conocido en el porno y no hacían referencia alguna a irregularidades. Se debe a que son amigos, por supuesto. Te he mencionado varios ejemplos y te pongo otro: imagina que me entrevista Andreu Buenafuente, sería muy problemático que lo hiciera en septiembre porque seguramente estará preparando la promo del siguiente Salón Erótico. Están todas las entrevistas en Youtube, si no desaparece. No falla un solo año. Hace no mucho una periodista de Eldiario.es llegaba a increparme con información privada sobre mí, lo cual no me explico porque a este periódico también le ofrecí la información y les pedí ayuda durante el periodo de las amenazas. Pero no lo achaco a una complicidad total. A veces también es ignorancia. Yo mismo no hacía demasiado caso al discurso que habla de corrupción hasta que no lo vi con mis propios ojos.

Los eventos del porno los financian empresas de prostitución y las productoras facilitan el contacto con las chicas en privado para, como ellas dicen, “alquilarlas”

¿Suponen actrices como Amarna Miller un intento de renovar la cara del porno?

Los anuncios de prostitución están desapareciendo. Casos como el de Miller son una forma de renovar esa propaganda para hacer atractivo el consumo y esa actividad para una nueva generación. Ahora ya no se anuncian fotos de chicas en las páginas de contactos. El método ha cambiado, ahora dicen “métete a puta” y te cuentan una historia muy bonita que omite partes de realidad, precisamente las más crueles. No soy partidario de centrar toda la atención en un personaje porque consiguen la promoción que buscan. Prefiero entenderlo como un fenómeno; han puesto a una chica con la que se identifica una generación entera, con toda una estructura de apoyo detrás, funcionando en redes sociales, apelando a un público menor de edad, para lavar la cara de un negocio. Me asusta más que nadie se haya planteado las consecuencias de respaldar este tipo de discurso sin investigar lo que puede haber detrás. Hay chicas suicidándose, siendo tratadas, y ellas no tienen un hueco en los medios de comunicación. Además de renovar la industria, también están plantando un árbol que oculta el bosque. Pablo Iglesias e Ínigo Errejón han llegado a defender a Amarna Miller

¿Consideras que Podemos cuenta con todas las versiones de la historia tras el Porno?

Lo desconozco por completo. Dos veces he conseguido acceder a dos personas de la cúpula de Podemos nacional, una de ellas responsable de feminismos. En ambos casos se me ha colgado el teléfono a media entrevistas o se ha cortado la comunicación al tratar información muy puntual. Esto es lo que puedo responderte al respecto. Pregunté, por cierto, si era cierto que en las últimas elecciones plantearon introducir en el Congreso a una representante del lobby. No obtuve respuesta. También te digo que he recibido apoyo a título personal de personas que forman parte del partido, pero siempre de una forma privada y como informantes.

¿Se ha interesado algún partido político por tu trabajo?

Una parte de Izquierda Unida me ha prestado apoyo activo para la difusión a través de medios independientes y también me han ayudado mucho personalmente. No he recibido apoyo de más partidos, pero tampoco deseo, por ejemplo, recibir apoyo del Partido Popular. Vale que considero que Podemos ha tenido un papel importantísimo en el lavado de cara de la pornografía durante su última campaña, pero considero que gastar dinero público en “volquetes de putas” es una declaración de intenciones igual de potente.

¿Estaría dispuesto a dialogar con ellos sobre su experiencia?

Estoy dispuesto a dialogar con cualquier persona o agrupación siempre que se enfoque mi información desde un punto de vista no conservador, moralista, religioso o politizante. Tengo una inclinación a la izquierda, por supuesto, pero cuando hay vidas en juego me agarro a un clavo ardiendo, honestamente. No olvidemos que me siento cómplice de todo el fenómeno.