La ley catalana de Asociaciones de cannabis será recurrida por el Gobierno

El Partido Popular presentará un recurso en el Tribunal Constitucional que paralice la ley surgida de una Iniciativa Legislativa Popular.

Fran Cirujeda

publicado
2017-10-17 07:31:00


Este pasado viernes, el consejo de ministros del gobierno de nuestro país, aprobó la interposición de un recurso contra la ley catalana que regula el consumo, producción, distribución y creación de asociaciones y clubes de cannabis, ante el Tribunal Constitucional. Era de suponer y comprensible con la lógica de los hechos, ya que, el Partido Popular, fue el único partido del Parlament catalán que rechazó la ley en julio, cuando se aprobó con la aprobación de todo el resto de partidos. Probablemente, puede que se haya visto acelerado el recurso debido a los últimos acontecimientos ocurridos en Cataluña y más viendo las razones por las que se va a interponer. 

Uno de los argumentos que esgrime el gobierno central no es otro que según ellos esta ley ataca competencias totalmente exclusivas del Estado español. En concreto, creen que Cataluña carece de competencias para la aprobación de una ley como esta, que compete sólo al gobierno central aprobar o no, ya que toca competencias como la Sanidad, la Seguridad del país e incluso convenios internacionales en los que España esta inmerso. 

Piden la suspensión cautelar de la ley que regula los clubes en Cataluña


Por si no fuera poco con el recurso, el gobierno está decidido a pedir la suspensión cautelar de la aplicación de la ley ya aprobada, invocando al artículo 161.2 de la caduca Constitución española, como ya hicieron con el caso de la Ley de Drogodependencias Vasca. Como explican en su recurso: 

‘Este texto legal, ignora totalmente las competencias exclusivas del Estado, así como de la normativa internacional y estatal vigente. No puede ampararse en ningún derecho ya que trata de regular y dar amparo legal a actividades que están tipificadas como delito en el Código Penal de nuestro país.’

Tan sólo habrá que esperar a que se admita el recurso para ver esta ley paralizada. Lamentablemente en España, desde las instituciones públicas, se vuelve a dar un paso hacia atrás en materia social de relación con el cannabis, siendo los antagonistas de un sector que se está abriendo en todo el mundo. 

Sea o no como revancha por todo lo que está ocurriendo justamente ahora en Cataluña, la lucha por la regulación del cannabis no se puede lidiar con los colores de los partidos políticos o las banderas, ya que es una cuestión que atañe a todos, y en la que, lo crean o no, hay muchos enfermos que se verían enormemente beneficiados con su regulación. Veremos en que queda todo, esperando que en poco tiempo el cannabis pueda tener una regulación justa y saludable para la sociedad. 

0 Comentarios

Destacadas

Derecho al agua
Un juez del Supremo vinculado a Agbar rechaza un recurso sobre el precio del agua
Joaquín Huelín participó en un convenio entre Agbar y el CGPJ entre 2012 y 2015 para formar sobre derecho de aguas.
Historia
Mary Nash: “Es un error tratar de interpretar los movimientos actuales comparándolos con los del pasado”

La historiadora irlandesa afincada en Barcelona ha investigado la “bella revolución imaginaria” de Mayo del 68 y sus evocaciones en el duro contexto español.

Últimas

Actualidad
El ecologismo llora al activista Mariano González
Consternación y shock en los movimientos sociales madrileños tras conocerse la noticia del fallecimiento el sábado mientras practicaba la escalada del activista Mariano González, de Ecologistas en Acción.
Memoria histórica
Historias del exilio después de Guernica

4.000 niños vascos fueron refugiados en el Reino Unido en la Guerra Civil. Algunos de ellos, y sus descendientes, reconstruyen hoy lo sucedido.

Tren de alta velocidad
25 años de una lucha que la Ertzaintza ordenó tratar como “terrorismo”

Se cumple un cuarto de siglo del nacimiento de la Asamblea AntiTAV de Euskal Herria, un colectivo que aglutinó a quienes trataban de frenar el proyecto de Alta Velocidad y que fue criminalizado por la Policía vasca.