Cannabis
El cáñamo como materia prima

A lo largo de la historia, el cáñamo se ha utilizado para hacer casi cualquier cosa. Aquí, una breve reseña del cáñamo como una de las más antiguas materias primas de la humanidad.

Esteban Lleonart
23 ene 2018 08:30

¿Qué tienen en común un cazador prehistórico, un pescador chino del año 3.000 AC, un vikingo del medioevo y un sacerdote inglés del renacimiento? Que todos ellos utilizaban herramientas o productos hechos de cáñamo. Se trata, de hecho, de uno de los cultivos más antiguos de la humanidad, y a través de su larga historia tuvo muchísimos y valiosos usos, algunos de los cuales siguen vigentes hoy en día. Si bien el cannabis cuenta con numerosos registros de su uso medicinal, también hay una bien documentada y probada historia del cáñamo como materia prima de todo tipo de cosas. 

Se cree que la domesticación del cáñamo se produjo entre los años 10.000 y 12.000 A.C., en la zona de Asia Central. Entre el 5.000 y el 3.000 A.C., la cultura de Yangshao, en lo que hoy es China, fabricaba de todo con cáñamo: las cuerdas que usaban, las redes con las que pescaban y cazaban, e incluso sus ropas. De hecho, en un principio, vestirse con telas de cáñamo era señal de distinción, y recién se convirtió en algo común luego de que se descubriera el uso de la seda. No solo fibras se hacían con el cannabis. Las semillas se consumían como alimento, ya sea tostadas, molidas o cocidas en alguna gacha, y de hecho se trató de un alimento popular en la prehistoria, hasta que fue remplazado por otros cereales hacia el siglo II A.C. Además, se extraía aceite de las semillas, que se usaba para cocinar. 


Alrededor del 2000 A.C. el cáñamo se extendió por el Medio Oriente y la India, y se cree que la tribu nómada de los escitas lo esparció por el sur de Rusia y Ucrania. El contacto con tribus germánicas lo llevó al norte de Europa, de donde se extendió por el continente. Griegos y romanos fabricaban cuerdas y velas para sus navíos hechas de fibra de cáñamo, lo que continuó durante la edad media y un largo tiempo hasta que fueron reemplazados por otros materiales, como el nylon. 

Hacia los siglos XVIII y XIX, el papel de cáñamo era común. Por ejemplo, la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos fue redactada en papel de cáñamo, y en Rusia hacia 1818 era empleado para la impresión de billetes de moneda corriente. Pero entonces, empezó el prohibicionismo. 

Si bien no es correcto culpar del todo a los Estados Unidos, ya que las prácticas prohibicionistas ligadas al consumo de cannabis se pueden rastrear en el Continente Americano a prejuicios religiosos y étnicos (en Río de Janeiro en el siglo XIX era ilegal, mientras que Buenos Aires el consumo de marihuana no estaba prohibido, pero era mal visto por la alta sociedad, que lo consideraba “cosa de negros), lo cierto es que la influencia del Tío Sam fue decisiva. La idea empezó con prohibir el consumo de opio en San Francisco en 1875, donde había una gran población de origen chino, pero rápidamente se extendió a la xenofobia contra los mexicanos, quienes aparentemente eran grandes fumadores de cannabis. Un rechazo estético que se justificó como ético. 


La marihuana se prohibió en Estados Unidos en 1937, luego del fracaso prohibicionista de la Ley Seca, y de nada sirvió intentar conseguir una diferenciación legal entre el cannabis y el cáñamo (bajo en THC y rico en CBD, de poco o casi nulo efecto psicoactivo). También influyó el empresario Randolph Hearst, cuya fortuna estaba relacionada a su producción de papel en base a madera, y que por lo tanto no apreciaba la competencia que le ofrecía el papel de cáñamo de origen mexicano. Utilizó su considerable influencia en los medios (llegó a poseer 28 periódicos de circulación nacional) para demonizar el cannabis, en general con argumentos racistas. 

Actualmente los productos elaborados a base de cáñamo suelen estar permitidos siempre y cuando provengan de plantas con una proporción de THC inferior al 0.3%. El papel de cáñamo se utiliza sobre todo en el mercado de nicho del papel para fumar, pero no suele producirse masivamente debido a que su costo en superior al del papel en base a madera. Puede ser usado para la fabricación de biodiesel, aunque la producción es pequeña. También hay diversos estudios y experiencias sobre su uso para hacer ladrillos con propiedades aislantes, y se utiliza para la preparación de bioplásticos. 

Relacionadas

Cannabis
La ‘abuela marihuana’ que se enfrenta a cuatro años de cárcel por cultivar cannabis medicinal

“Si no fuera por los cannabinoides, no podría soportar los dolores”, explica De la Figuera a El Salto. En 2012 fundó una asociación de mujeres consumidoras de cannabis con problemas de salud y ahora la Fiscalía la acusa de distribuir marihuana entre sus socias.

Legalización del cannabis
Cuatro alternativas para regular el cannabis en España

Varias organizaciones lanzan su propuesta para algo que parece cada vez más necesario: la regulación y legalización del uso del cannabis y el cultivo de marihuana.

Agricultura
La colonización que viene: la industria del cannabis

Extremadura vuelve a convertirse en el campo de pruebas del colonialismo global. Ahora, a través de la industria del cannabis.

0 Comentarios

Destacadas

Monarquía
EH Bildu y ERC piden la comparecencia de Carmen Calvo por las negociaciones con la Casa Real

Los partidos republicanos exigen que la vicepresidenta aclare cuál fue el papel del Gobierno ante la partida del rey emérito, investigado por corrupción, blanqueo de capitales y evasión fiscal.

Régimen del 78
El retrato de Juan Carlos Rey

Al verdadero rey lo empezamos a ver en abril de 2012. El azar del calendario nos regaló una pequeña justicia poética: 14 de abril. Ese día nos despertamos con la noticia de la operación de cadera del rey.

Infancia
La Ley Rhodes avala las retiradas de tutela sin orden judicial como la del caso de Irune Costumero

El 4 agosto se cumplen tres años de la “encerrona” en la que los Servicios Sociales de Bizkaia separaron de su hija a Irune Costumero. El anteproyecto de ley que aborda las violencias contra la infancia da el visto bueno a esta práctica que varias organizaciones piden revisar.

Industria armamentística
Disparando dólares: cuando la paz no sale a cuenta

En 2001, después de descubrir la corrupción en la compraventa de armas en Sudáfrica, Andrew Feinstein dimitió. Ahora vive en el Reino Unido. Autor de 'The Shadow World', donde entrevista a varias traficantes de armas, este ex político se ha dedicado a seguir el rastro de los señores de la guerra y los estados que les cobijan.

Racismo
La artista Daniela Ortiz huye de España tras denunciar el racismo de los monumentos coloniales

Ortiz, defensora de los derechos humanos, ha sido víctima de una campaña de ataques xenófobos, con amenazas de ataques físicos, a través de las redes sociales y también de forma privada.


Plano Maestro
De Jujuy a Chengdu. Otro ladrillo en el muro

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios.