¿Cuál es la diferencia entre índica y sativa?

Seguro que escuchaste mucho hablar de índicas y sativas, pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de ellas y qué se diferencian? A continuación, una breve explicación al respecto.

Esteban Lleonart

publicado
2018-03-29 14:17:00

El cannabis es una planta considerada de género monotípico, que proviene de la familia Cannabaceae. Esto quiere decir que existe una sola especie en el género “cannabis”, aunque comúnmente se habla de tres: sativa, índica y ruderalis. Estas en realidad son subespecies, pero cada una tiene características particulares que las diferencia, y que hacen que sean elegidas por cultivadores a lo largo del mundo de acuerdo a lo que se procure conseguir. Sin embargo, al ser en realidad una misma especie, pueden cruzarse sin problemas, lo que ha dado lugar a innumerables híbridos con mayor o menor proporción en su genética de una u otra. Las dos variedades más escogidas son la sativa y la índica, dado que la ruderalis es baja en THC, aunque gracias a su ciclo más corto, integra en un porcentaje las variedades autoflorecientes. Veamos, entonces, las principales diferencias de las dos subespecies más populares.


Dime qué clima tienes y te diré quién eres

Muchas de las diferencias entre índicas y sativas pueden justificarse con sus lugares de origen y los climas a los que están habituadas. Las variedades índicas proceden de la región de Asia Central y del subcontinente Indio (Pakistán, Afganistán, India, Tíbet, Nepal, etc.). Al provenir de zonas montañosas, son más resistentes a las bajas temperaturas y los climas extremos. Las sativas, por su parte, son propias de climas tropicales como el de Tailandia y el sur de la India, y también en partes de América como Jamaica y México.


Dado que las sativas son de zonas tropicales, alcanzan mayor altura y suelen seguir creciendo durante toda la fase de floración, entre un 200 y 300% más que su tamaño vegetativo. Las índicas, en cambio, aumentan su altura en un 50 o 100% durante la floración. Son además más robustas y compactas, con cogollos más densos y pesados, aunque los de las sativas suelen ser de mayor tamaño. Además, en las índicas suelen crecer en forma de racimos alrededor de los nudos del tallo y de las ramas, y en las sativas, están repartidos por las ramas.


Las índicas están acostumbradas a tener buena luz y calor por menos tiempo, por lo que tienen una floración más rápida, de unos 45 a 60 días. Las sativas, habituadas a una temperatura cálida estable y unas 12 horas diarias de luz todo el año, tardan más tiempo en completar la floración: entre 60 y 90 días. Esto no representa una diferencia sensible en el tiempo total para llegar a la cosecha, dado que las índicas se toman más tiempo en la fase vegetativa.


Pero… ¿y cómo pegan?

El efecto de las variedades índicas y sativas es diferente. Las índicas contienen más CBD y menos THC que las sativas, y producen lo que muchos llaman “colocón”. Son ideales para tirarse a jugar a la playstation o hacer una maratón de alguna serie (eso sí, una que no requiera tanta concentración). Producen relajación y alteran los sentidos, particularmente el tacto, la audición y el gusto. En dosis altas, son directamente soporíferas. Ideales para una noche sin planes y a fin de mes, cuando no pensabas salir de todas formas.


Las variedades sativas producen una sensación de “subidón” con un efecto más energético y eufórico, creativo, de esos que te hacen reír porque le viste la cara a un vecino y te pareció que era igual a un bulldog. Es ideal para cualquier reunión social, con la seguridad de que no mandará a todos a la cama o los hará quedarse viendo memes en el móvil. 

1 Comentario
#25417 21:04 2/11/2018

Buen contenido-

Responder
1
1

Destacadas

Industria
Alcoa: ¿cómo salvar una industria?

La empresa ha flexibilizado su postura en las últimas horas para permitir la entrada de posibles compradores. Su futuro también podría pasar por una intervención pública, a pesar de las declaraciones de la ministra de Trabajo

Trabajo sexual
Al debate sobre la prostitución le falta renta básica
5
Escribimos con miedo a decir cosas que luego no podremos enmendar, de hacer aseveraciones que nos invaliden como feministas, casi como personas.
Remunicipalización
El Congreso abre el grifo a la remunicipalización del agua pese a los votos en contra de PP y Cs

Un ajustada votación, con la ausencia de varios diputados del Partido Popular, aprueba una propuesta de En Comú Podem para facilitar que los municipios puedan gestionar y recuperar el ciclo integral del agua.

Cárceles
Las dos huelgas de las prisiones

Aparte de la huelga realizada por los funcionarios de prisiones, desde el 1 de octubre un buen número de personas presas secundaron una huelga de hambre para reivindicar algunos derechos básicos, fruto de varios meses de lucha colectiva en diferentes cárceles del Estado y de la que casi ningún medio se ha hecho eco.

Últimas

Democracia participativa
¿Cómo participa la región de Madrid?

El 16 de Noviembre el Observatorio de Participación de Madrid convoca sus III Jornadas para compartir experiencias regionales relacionadas con la participación social.

Contaminación
Niños con máscaras anticontaminación frente a la ofensiva contra Madrid Central

Una veintena de AMPA y la FAPA Giner de los Ríos organizan una acción reivindicativa a favor de Madrid Central, lanzan un manifiesto y llaman a participar en la movilización programada para el próximo sábado. 

Minería
España, nueva frontera minera

En los últimos años el Estado español ha sufrido un auge de proyectos mineros. Ahora, mientras Castilla y León quiere abrir la puerta a explotaciones mineras no energéticas en suelos rústicos protegidos, Ecologistas en Acción lanza una propuesta para reformar una Ley de Minas que fue promulgada en 1973.

Tribuna
Es el momento de poner fin a la legalización de las “devoluciones en caliente”
1
Pedro Sánchez, en su discurso durante la moción la censura, mostró su firme determinación a poner fin a esta práctica, pero desde entonces, la acción de su Gobierno ha ido en dirección contraria.
Educación
Una grieta para aprender la vida
Un grupo de familias del CEIP Pare Català (València) pone a prueba un modelo diverso de escuela de vacaciones para reformular los procesos pedagógicos.