Música
Desakato: “Tenemos la obligación de denunciar lo que creemos que no está bien”

Desakato cierra la gira de su EP Antártida con llenos absolutos en La Riviera de Madrid. Los días 21 y 22 de noviembre se pondrán sobre el escenario para hacer gala de su fuerza, su directo y sus letras contestatarias por última vez este año. Aunque avisan de que un nuevo disco está en camino.

Desakato

Desakato es una de esas bandas que no deja indiferente a nadie. Sus letras y sus directos están impregnados en el imaginario colectivo de la última generación del punk-rock estatal. Los asturianos, que ya trabajan en su nuevo disco, cerrarán la gira de Antártida (El Garaje producciones, 2018) con dos conciertos en La Riviera de Madrid en los que ya han colgado el cartel de “No hay entradas”. Hablamos con Pablo Martínez (guitarra y voz) sobre cuestiones como Catalunya, el cambio climático, las elecciones y el futuro cercano de la banda.

Os conocéis desde que erais pequeños, lleváis más de diez años con Desakato, habéis superado alguna dificultad y ahora estáis triunfando allá por donde vais. ¿Qué se siente a lo largo del camino? Parafraseando a Eskorbuto, ¿seguís siendo los mismos que cuando empezasteis?
Totalmente. De hecho, somos cinco amigos que iban juntos al instituto, y así sigue siendo, pese a que ahora para nosotros esto es también una profesión. Lo bueno de tener la relación que tenemos es que no vemos el grupo como un trabajo, sino todo lo contrario, nos encanta subirnos juntos a la furgoneta y viajar para tocar. Creo que eso mantiene la esencia de lo que fue y lo que sigue siendo Desakato.

Hoy en día es muy difícil triunfar en el mundo de la música sin una discográfica detrás. Sin embargo, Desakato ha logrado hacerse un hueco autoeditando sus discos. ¿Cómo lo habéis conseguido?
No ha sido algo buscado. Cuando lo necesitamos, no hubo nadie que apostara por nosotros. Tuvimos que pedir créditos para poder llevar a cabo varios proyectos como grabaciones de discos, videoclips, etc. Y cuando las ofertas llegaron, nosotros ya no necesitábamos el apoyo de las discográficas. Lo cierto es que la autoedición nos ha aportado mucho más de lo que nos ha restado, y de momento queremos que siga siendo así.

En este sentido, vuestras letras contienen un alto grado de crítica social. ¿Autoeditar los discos os da una mayor libertad para aportar contenido crítico a las canciones?
No sé cómo sería trabajar dentro de una discográfica, nunca lo hemos hecho. Pero sí es cierto que, ahora mismo, nuestros límites nos los ponemos nosotros. Sobre todo a la hora de investigar y de buscar nuevas influencias, porque en cuestiones de letras jamás nos plantearíamos censurarnos

En cuestiones de letras jamás nos plantearíamos censurarnos

¿De dónde salen esas letras? ¿De la rabia, de la indignación, de la necesidad de hacer frente a las batallas? ¿Podemos imaginar a Desakato sin su contenido social?

Siempre digo que, para mí, la música alternativa tiene una especie de compromiso social implícito. Tenemos la obligación de denunciar lo que creemos que no está bien, y además creo que nuestros seguidores es lo que esperan de nosotros.


En Antártida el hilo conductor es el hielo. Se trata de un EP con mucha crítica al papel del ser humano en la destrucción del planeta. Llegáis a cantar que “somos la peor enfermedad, la cura y la respuesta”. ¿Creéis que aún estamos a tiempo de reaccionar?
Es difícil que una respuesta a estas alturas cambie el rumbo de los acontecimientos, pero tenemos una responsabilidad con nuestro entorno, y es necesario tomar conciencia lo antes posible para poder minimizar las consecuencias de tantos años de despilfarro. Intento ser positivo, pero las cosas no auguran un futuro muy luminoso.

Es necesario que aprendamos que todo lo que conocemos tiene unos intereses detrás, cuestionarnos todo eso, nos hará más libres
En “Tiempo de Cobardes” decís que “todos los héroes están muertos”. Hace unos días se celebraron elecciones generales. ¿Qué opinión tenéis sobre el resultado? ¿Sigue existiendo algún héroe?

No creemos que desde la política parlamentaria se puedan cambiar las cosas. La política para nosotros está en otros lugares, en el día a día, en las calles, en las corrientes de opinión. Los años de democracia que llevamos nos han hecho ver que nuestro poder de decisión dentro de este circo es mínimo, y por eso tenemos que aprender a hacer política desde afuera.

Actualmente vivimos con la amenaza del auge de la extrema derecha. ¿Por dónde pasa la solución? ¿Qué hay que hacer para frenarlos?
Creo que generar pensamiento crítico es imprescindible. El auge de este tipo de partidos está propiciado por una imagen que los medios proyectan de patria, de la importancia de la identidad nacional, generan enemigos inexistentes. Existe una incapacidad por parte de la población para analizar la información. Nadie hace una lectura crítica de ella. Es necesario que aprendamos que todo lo que conocemos tiene unos intereses detrás, cuestionarnos todo eso, nos hará más libres.

En Catalunya estamos viviendo semanas de tensión a raíz de la sentencia del Procés. ¿Qué os parece la sentencia? También se han producido altercados y una gran violencia policial en las manifestaciones. En “La Hoguera” cantáis que “arde la hoguera de la revolución” ¿Qué sentís cuando veis a la gente en Catalunya o Chile salir a la calle a reivindicar?
Creemos que es la única manera. Como te decía antes, la política parlamentaria no es la única política. Si realmente quieres cambiar algo, no lo vas a conseguir en las urnas. La presión social es algo totalmente legítimo y necesario, y no podemos estar más en contra de la represión que ejercen los Estados contra la población que se manifiesta a favor de sus derechos.

No creemos que desde la política parlamentaria se puedan cambiar las cosas

Otro tema recurrente en vuestra música, bien sea en llingua asturiana o en castellano, es el de la revolución de octubre de 1934. ¿Qué experiencias y aprendizajes creéis que vendría bien recuperar de ella hoy en día?
En Asturies ha habido siempre una tradición de lucha obrera muy fuerte. Nosotros crecimos viendo en la televisión cómo los mineros, los trabajadores de los astilleros, los del metal, etc. conseguían a base de lucha y de esfuerzo mejorar sus condiciones laborales. En el 34, el pueblo asturiano se levantó contra el poder y resistió contra los abusos. Creo que tenemos que aprender mucho de lo que aquella gente hizo por la lucha obrera que hoy en día está tan vigente en Asturies.

Los días 21 y 22 de noviembre en Madrid cerráis la gira Antártida con sold out de las entradas. ¿Cómo ha sido la gira? ¿Cuál ha sido el momento de mayor intensidad?
La gira ha sido tan intensa que no sabría decirte un momento concreto. Prácticamente en todas las salas en las que hemos tocado hemos vendido todas las entradas y eso a nosotros nos da una gran fuerza para seguir trabajando. Ver que lo que haces llega a la gente y genera algo en el público es lo más grande que puede conseguir un artista.

Entraremos a grabar nuevo material a principios de año. Ya necesitamos savia nueva

Vuestro directo es uno de los puntos más fuertes que tenéis. ¿Cómo lo definiríais? ¿Qué importancia tienen para vosotros los directos?
Intentamos que haya mucha comunicación con el público, que la energía que se genera en el directo sea recíproca. Esa es nuestra máxima. Hacer participar a la gente del concierto y así sentir su actitud y transformarla. Intentamos que todo el mundo salga sudando y algunas veces lo conseguimos.

Desde que sacasteis vuestro primer trabajo cada dos años presentáis uno nuevo. ¿Vais a seguir produciendo a este ritmo cuando finalice la gira o toca descansar un tiempo de los escenarios?
Ya estamos de lleno en la composición de lo que será nuestro nuevo disco. Después de tocar en La Riviera, pararemos para darles forma a los temas nuevos y entraremos a grabar a principios de año nuevo material, así que no creo que tardemos mucho en tener un nuevo trabajo en la calle. Ya necesitamos savia nueva.


Relacionadas

Rock
Hoy lloré

Mientras los Extremo nos dicen ¡agila! y nos dejan con esta pedrá, nos conformamos con el sol de invierno, pues su calor ha sido como el sol en una cama fría en una noche noche de un invierno. ¡Mierda, que mierda, que mierda más gorda! es lo que pensamos cuando nos enteramos de que la banda de los de Plasencia se disolvía.

Cine
Cuanto peor huele, mejor es ‘Rocketman’
A la sombra de ‘Bohemian Rhapsody’, el 'biopic' de Elton John tiene más sustancia debajo de la purpurina y los atuendos pomposos
2 Comentarios
#44448 20:12 10/12/2019

Si hablan de nacional español dicen que la "identidad nacional, generan enemigos inexistentes", pero al hablar del nacionalismo catalan animan a la "presión social", que dicen "es algo totalmente legítimo y necesario". Considerando que ambos movimientos surgen de la derecha, ¿cuál es la diferencia? Y esta contradicción en dos párrafos seguidos.

Responder
0
0
#43290 20:32 17/11/2019

5 hombres y 0 mujeres??
Que ocurre, sexismo?
Donde están las cuotas??
Ah, perdón, estamos hablando de lugares de -40º,
Vales, sin comentarios

Responder
4
12

Destacadas

Coronavirus
Las grandes superficies especulan con bienes de primera necesidad y disparan los precios

Un día antes de que se declarara el estado de alarma, las grandes superficies hicieron acopio de toneladas de verduras para almacenarlas en cámara, disparando los precios en las subastas de las plazas de abasto. Es el pequeño comerciante, sin capacidad de almacenamiento, quien tiene que comprar y vender más caro.

Coronavirus
“Los profesores hemos modificado en 24 horas el sistema educativo del país”

Docentes de institutos madrileños aseguran que se enteraron del cierre de los centros por los medios de comunicación y tuvieron apenas un día para convertir un sistema de enseñanza presencial en uno a distancia. La administración pide evaluar al alumnado y aplaza la EBAU sin contemplar la situación personal de los estudiantes o su acceso a los medios para que su derecho a la enseñanza sea efectivo.

Coronavirus
Comercio de proximidad frente al “oportunismo” de Mercadona o Amazon

Por exposición mediática podría pensarse que el de Juan Roig es el único canal de distribución alimentaria del país, pero fuera de ese polo bregan cientos de negocios pequeños. 

Últimas

Memoria histórica
La izquierda se despide de Chato Galante, un emblema de la memoria antifranquista

Activista de la lucha antifranquista, torturado en cuatro ocasiones por la policía del régimen, Galante se volcó en la última década de su vida en la búsqueda de una memoria histórica basada en la verdad, la justicia y la reparación. El reconocimiento a su trabajo y su experiencia ha sido unánime cuando se ha conocido su fallecimiento.

Rojava
“Una sociedad que no es capaz de defender su salud y cuidar de ella nunca podrá ser libre”

En tiempos de una crisis mundial debido a la pandemia del coronavirus, el proyecto de la clínica de Jinwar no solo aborda la necesidad de centros médicos para salvaguardar la salud de las personas, sino que saca a relucir necesidades mucho más profundas.

Insólita Península
Una fuente pública bajo una seta de madera

La plaza de la Encarnación seguirá mutando quién sabe con qué destino y, en ese futuro hipotético, los surtidores de la fuente seguirán mandando.

Pensamiento
Abecedario de Walter Benjamin

De la a de Asocial a la z de Zaratrusta. Una introducción al pensamiento de Benjamin Walter a través de sus artículos, entrevistas en prensa y textos fundamentales.

Coronavirus
El personal de limpieza de hospitales: infectado, aislado o saturado

Casi la mitad de empleadas de la limpieza en los principales hospitales madrileños están infectadas o aisladas. La falta de protección de este colectivo y su acceso a los test también es insuficiente, pero a ello se añade la insuficiente cobertura de las bajas en las plantillas, lo que deriva en profesionales sobrecargadas.