Muerte digna
Los jóvenes de la eutanasia

En una España cada vez más atea no existe mayor clamor popular ahora mismo que el derecho a la eutanasia.

Ramon Sampedro 1
Ramón Sampedro murió el 12 de enero de 1998 ayudado por su amiga Ramona Maneiro.
Arpad Pou

publicado
2019-09-03 10:24

El cosmos es mutación, la vida es adaptación 
Demócrito 

Noche, marzo de 1998. Los que hoy rondamos los cuarenta éramos entonces adolescentes con edad para votar. Presenciamos el suicidio asistido de Ramón Sampedro dos meses después de su muerte. Supimos que once personas fueron cómplices de la firme voluntad que le llevó años luchando, casi treinta, desde que a los 25 Sampedro se partía el cuerpo en el lugar que le vio armarse como marinero y poeta.

En su nicho del cementerio de la Iglesia de Santa Mariña de Xuño aparece solo la fecha de su muerte (12-1-1998). Ni rastro de la vida, como si vivir hubiera sido un sueño de barcos mercantes y poemas olvidados. Y un epitafio —zombie— que fue también su último aliento televisado: “Una cabeza viva pegada a un cuerpo muerto”. Es en la muerte donde el cuerpo deja de ser la cárcel del alma, diría Platón. No hay posibilidad humana (ética, cultural, política…) de vivir muerto como le tocó vivir a Ramón Sampedro.

La emisión de Antena3 del suicidio asistido de Sampedro la noche del 4 de marzo de 1998 le costó el puesto a José Oneto, director de informativos de la cadena propietaria de Telefónica. Rouco Varela, arzobispo de Madrid, comandó una dura condena contra la difusión del vídeo un año antes de presidir la Conferencia Episcopal Española. Siete años más tarde, Ramona Maneiro admitió que ella fue la última mano que le proporcionó el cianuro a Sampedro y grabó el vídeo. Ni siquiera su muerte fue tranquila.

La eutanasia y el aborto son dos claros ejemplos de cómo la legislación de los estados no acompaña el sentir social de una mayoría que crece de generación en generación

Lejos estaba el pentobarbital sódico que ingirió María José Carrasco en pleno siglo XXI. El cianuro quema los tejidos orgánicos y la angustia es incesante hasta morir. La televisión emitió veinte segundos de la agonía de Sampedro. Aquellas imágenes de auténtico realismo, que preconizaban la era Youtube, sobresaltaron a toda una generación adolescente aquella noche de marzo. Sampedro había conseguido, de repente, y en un solo instante, que una palabra de etimología griega se colase en nuestro lenguaje en menos tiempo de lo que duraba el BUP.

La eutanasia y el aborto son dos claros ejemplos de cómo la legislación de los estados no acompaña el sentir social de una mayoría que crece de generación en generación. Hoy, el derecho a la eutanasia tiene un amplio consenso ciudadano que se refuerza cada vez más con las nuevas generaciones de votantes y futuros votantes. Para un profesor de secundaria, en un instituto público, es fácil advertir que la eutanasia, y también el aborto, son clásicos temas argumentativos que disfrutan de un consenso mayor que no entiende de ideología política (muy poco formativa en esta edad), sino de imponer o no posiciones morales que obstaculicen la libertad de otros. Los adolescentes, más nietzscheanos que agustinianos, comprenden rápidamente que querer morir con dignidad o querer abortar está por encima de cualquier posición moral o creencia religiosa.

En un artículo reciente, el filósofo Josep Ramoneda recordaba que el debate de la eutanasia es tabú por el autoritarismo moral que ejerce el catolicismo

Las encuestas de Metroscopia e IPSOS, realizadas en los últimos dos años en España, demuestran que la regularización de la eutanasia —que no obliga a aceptarla— tiene el aval del casi 88% de la sociedad con derecho a voto. Incluso entre los católicos practicantes se sitúa en un 59%. Diez años antes del suicidio asistido de Ramón Sampedro el apoyo a la muerte digna ya contaba con el 53%.

En un artículo reciente, el filósofo Josep Ramoneda recordaba que el debate de la eutanasia es tabú por el autoritarismo moral que ejerce el catolicismo. Lo llamó sadismo trascendental: “Desde las jerarquías eclesiásticas se apela a la voluntad de Dios para legitimar la prohibición. Quien trata así sus criaturas solo puede ser un Dios cruel. Lo que no nos debe sorprender si Dios todopoderoso es, como nos enseña el libro de Job, símbolo del poder absoluto: arbitrariedad y sadismo”.

España es cada vez más atea o agnóstica que católica practicante, según los últimos datos del CIS. Pero la jerarquía eclesiástica sigue manteniendo una estructura de poder sólida para presionar al estado en sus decisiones legislativas. No existe mayor clamor popular ahora mismo en España que el derecho a la eutanasia y, sin embargo, las reticencias políticas para su regularización siguen siendo aún un muro tan infranqueable como la voluntad de Dios.

Relacionadas

Muerte digna
Entregan un millón de firmas en el Congreso por la despenalización de la eutanasia

Los casos de Ángel Hernández, Maribel Tellaetxe y Luis de Marcos suman el apoyo de más de un millón de personas que reclama una regulación de la eutanasia.

Muerte digna
¿Para cuándo una Ley de Eutanasia?

El debate sobre la eutanasia se ha abierto y reavivado varias veces, principalmente desde el conocido caso de Ramón Sampedro que pidió autorización a la justicia para que su médico le suministrara los fármacos necesarios para morir dignamente. Al no ser atendida su solicitud, con la ayuda proporcionada por Ramona Maneiro, tomó cianuro y, por fin, murió el 12 de enero de 1998. Así comenzó el primer debate mediático y social sobre la muerte digna, al que contribuyó la película “Mar adentro”, dirigida por Amenábar, que narra la vida y muerte de Sampedro.

Muerte digna
Marcos Hourmann: “Los médicos también tenemos que mejorar la muerte”

El primer médico condenado por eutanasia aceptó declararse culpable para no ir a la cárcel y acabó condenado por la opinión pública cuando trataba de rehacer su vida. Hoy lo cuenta en el Teatro del Barrio y espera que el caso de Ángel Hernández y María José Carrasco sea el revulsivo definitivo para regular la muerte digna en España.

1 Comentario
#39024 14:58 3/9/2019

si tienes depresion, todos los progresista apoyando que te suicidas, pero si eres un dictador y asesesino cubano.........

Responder
2
8

Destacadas

Opinión
Ecuador, la estrategia de miedo y terror como artefacto de disuasión
Carta de la Colectiva Antipatriarcal por Acciones de Sororidad desde Quito tras varios días de represión del Gobierno de Lenín Moreno.
Elecciones 10N
Cómo sobrevivir al otoño de la representación

Tras años de conformar nuevos espacios políticos, transitar nuevas y viejas narrativas sobre la democracia, de atravesar numerosas campañas electorales, ¿es posible hacer balance del camino y pensar otros horizontes?

Memoria histórica
Asturies 1934, el sangriento laboratorio de una guerra colonial en suelo europeo

Cerca de 2.000 asturianos y asturianas perdieron la vida en la represión de la fallida revolución de octubre, de la que este mes se cumplen 85 años. Las brutalidad de la guerra colonial, importada a la península por los militares curtidos en Marruecos, trataría a la clase obrera asturiana con la misma violencia que a las poblaciones norteafricanas rebeldes. Sería el ensayo de la guerra total practicada a partir de 1936 por el Ejército sublevado.

Últimas

Juicio del 1 de Octubre
El Supremo acuerda condenar por sedición a nueve de los doce acusados por el 1O

La Sala, en cambio, rechazará el delito de rebelión que a lo largo de todo el proceso ha defendido el Ministerio Fiscal. La sentencia condena también a varios de los exmiembros del Govern por malversación de caudales públicos. Las manifestaciones, la interposición no violenta o la desobediencia civil podrán ser juzgadas con los criterios que establece esta sentencia.

Rojava
Miles de civiles han huido ya del noroeste de Siria

Naciones Unidas cifraba el viernes en 100.000 las personas desplazadas y cifraba en ocho las personas muertas en los dos primeros días de ataques. El Centro de Información de Rojava eleva el número de desplazados a 190.000.

Ofensas a los sentimientos religiosos
Absueltas las activistas del ‘Coño Insumiso’

El juzgado sentencia que no hubo ofensa a los sentimientos religiosos y que la acción “puede ser considerada como una mamarrachada o no, que puede ser compartida o no”, pero que su finalidad era abrir el debate sobre la reforma de la Ley del aborto.

Ecuador
La represión de la revuelta radicaliza el conflicto en Ecuador

La respuesta del Gobierno a las protestas, con un saldo de al menos cuatro muertos, 500 heridos y 930 detenidos, radicaliza la revuelta contra las medidas de ajuste de Lenin Moreno. El movimiento indígena llama a “no parar hasta que el FMI salga del Ecuador”.

Contaminación
Veinte Madrid Central para combatir la contaminación en Barcelona

La administración Colau y el área metropolitana impulsan un paquete de medidas que limitará la circulación de hasta 50.000 vehículos en la capital y que se ampliará a otras 34 ciudades. Las organizaciones medioambientales se muestran escépticas ante el plan.