Juncker quiere saltarse al Parlamento Europeo para que Monsanto siga vendiendo glifosato

La Comisión Europea quiere renovar la licencia de venta del herbicida glifosato desoyendo un estudio de la OMS que lo califica como producto "potencialmente cancerígeno".

RoundUp de Monsanto glifosato
RoundUp, el herbicida de Monsanto que contiene glifosato

publicado
2017-10-11 17:02:00

El Parlamento Europeo ha celebrado una sesión pública sobre el glifosato y el papel de Monsanto en la que han participado los europarlamentarios de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (AGRI) y la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI), para discutir sobre la renovación de la actual licencia de uso y venta del glifosato en Europa.

El herbicida Roundup, uno de los productos estrellas de Monsanto, acumula denuncias por el supuesto efecto del glifosato sobre los agricultores y sus familias en Estados Unidos. Tras varias condenas por parte de jueces estadounidenses, se liberó un gran número de documentos que se habían recogido durante la investigación. Dichos documentos, conocidos como los Monsanto Papers, han demostrado la manipulación por parte del gigante de los agroquímicos en la opinión pública mediante la financiación de estudios independientes que han negado los efectos cancerígenos del químico que compone el Roundup.

El polémico químico fue calificado como producto "potencialmente cancerígeno" en 2015 por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), un organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta aquel entonces, un gran número de estudios de laboratorios privados apuntaban a que el químico era inocuo, pero los documentos liberados sobre Monsanto y las sentencias en su contra en Estados Unidos hacen pensar lo contrario a los grupos parlamentarios que han organizado la sesión. Carey Gillam, de la asociación estadounidense Right to Know, explicó hoy en la sesión del Europarlamento que “Monsanto, temiendo un informe de la IARC, intentó todo tipo de trucos para que el glifosato fuera catalogado como seguro, incluyendo los estudios científicos falsos y las acciones de lobby sobre las autoridades estadounidenses y europeas”.

Tal y como denuncia Gillam, los documentos también demuestran como la multinacional actuó como lobby en Bruselas para presionar a que sus productos no tuvieran ningún tipo de traba en el mercado europeo. Por ello la empresa fue invitada a participar en esta sesión, pero Monsanto se negó a participar y responder a las preguntas de los europarlamentarios.

La CE quiere saltarse al europarlamento

La licencia que permite la venta del glifosato en Europa caduca el 15 de diciembre de este año. La Comisión Europea (CE) publicó en su web una propuesta para la renovación por otros diez años de dicha licencia, pero nunca la presentó a examen parlamentario. En el mismo día en el que se ha celebrado la sesión, la CE, ha anunciado que enviará la propuesta a los grupos europarlamentarios para su que la examinen. Lo que dejará un margen de solo dos meses antes de la renovación.

Según Lidia Senra, eurodiputada gallega de la Izquierda Europea (GUE/NGL), no es la primera vez que la CE se pone del lado de Monsanto y critica que “ha demostrado que está dispuesta a hacer caso omiso del principio de cautela y a sacrificar la salud de las personas, los animales y el medio ambiente en beneficio de los intereses comerciales de Monsanto”.

La eurodiputada del partido animalista holandés, Anja Hazekamp, pidió garantías de que no se tuvieran en cuenta los estudios que están patrocinados por la industria y denunció que “la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la agencia que debería protegernos, está poniendo en peligro la salud humana y animal sólo para complacer a una industria que nos está envenenando a todos”, y advirtió a la CE que si “mantiene su decisión de renovar la autorización del glifosato, basada en este tipo de estudios manipulados, está poniendo en peligro a millones de personas, animales y nuestro medio ambiente”.

1 Comentario
Daniel 12:02 21/10/2017

Esto es todo una campaña contra Monsanto, multinacional que no defiendo, y la cabeza de turco pues es este herbicida. Pero el glifosato es un herbicida seguro, como dicen todos los estudios cientificos, efectivo y barato, ya que monsanto perdio la petente y ahora lo venden mas de 20 empresas. Soy agricultor y te lo digo de primera mano, con esta prohibición los que vamos a perder, una vez mas, somo los agricultores. Un saludo

Responder
2
2

Destacadas

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.
Historia
Un atentado en busca de autor: engaños sobre la bomba en la calle del Correo

La semana pasada, ETA asumió en su último boletín interno la autoría del atentado de la calle Correo. Una bomba que atentó contra civiles y —eso se supo más tarde— contra varios miembros de la Brigada Social del Franquismo. El régimen intentó involucrar al PCE en esa explosión.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.