Migración
Un trabajador migrante asesinado y dos heridos por disparos en Italia

El sindicalista de origen maliense Soumaila Sacko, asesinado a tiros mientras ayudaba a recoger chapas de metal para la construcción de barracas. 

campo San Fernandino
Asentamiento de San Fernandino, donde vivía el sindicalista asesinado, formado por tiendas de lona. Rocco Rorandelli

publicado
2018-06-05 12:41

Soumaila Sacko, un sindicalista de 29 años de origen maliense, fue asesinado a tiros este sábado mientras recogía trozos de chapas en una fábrica abandonada en Vibo Valentia, una zona de macroplantanciones de cítricos en la región italiana sureña de Calabria. Además de Sacko, otras dos personas que le acompañaban (de un total de cuatro) resultaron heridas por los disparos. El ataque se produce en un clima de declaraciones políticas xenófobas por parte de representantes de los dos partidos en pacto de Gobierno: la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas.

“Estábamos recogiendo chapas cuando un viejo modelo Fiat Panda se detuvo y un hombre con una escopeta nos disparó”, declaraba Drane Maoiheri, herido en la pierna, en palabras recogidas por Il Fatto Quotidiano. Según refleja este mismo periódico, la policía trabaja con la hipótesis de que “alguien se ha tomado la justicia por su mano” y habría respondido con disparos cuando los cuatro amigos robaban materiales.

Tanto los supervivientes como el sindicato USB, al que pertenecía el asesinado, hablan abiertamente de ataque xenófobo y explican que solo estaban recogiendo materiales abandonados para emplearlos en la construcción de una barraca. La zona es lugar de empleo y residencia de miles de trabajadores de las plantaciones, en su mayoría inmigrantes, que por su precariedad y exclusión se ven obligados a vivir en asentamientos chabolistas. Solo el de San Ferdinando, donde vivía Sacko, alberga a cerca de 3.000 personas.

Salvini en el poder

El asesinato se produce un día después de la toma de posesión de Matteo Salvini (de la Liga Norte) como vicepresidente del Gobierno de coalición y como ministro de Interior. En sus declaraciones a la prensa, Salvini volvió a aprovechar la ocasión para cargar las tintas contra la inmigración irregular y los asentamientos informales —asegura que va a expulsar a 30.000 gitanos de sus casas—, y defendió una reforma de la ley para ensanchar los supuestos del uso de armas de fuego en casos de legítima defensa. Es inevitable relacionar esta propuesta —anterior a la llegada de la coalición al Gobierno— con el marco de la investigación del asesinato de Soumailia Sacko hasta ahora anunciado por la prefectura de Calabria.

Soumaila Sacko USB asesinato racista Italia
Cartel de homenaje a Soumaila Sacko publicado por la USB, el sindicato al que pertenecía el trabajador asesinado.

De hecho, al término de una reunión el mismo sábado entre representantes de la prefectura y la fiscalía de la zona, estos hacían público que establecerían controles en las inmediaciones de los campamentos de trabajadores. “Si el móvil del asesinato ha sido el color de la piel, será un discurso que nos dirá el asesino cuando sea arrestado”, señalaban responsables de la investigación a Il Fatto.

“La doctrina de Matteo Salvini hizo correr anoche su primera sangre en Calabria, la sangre de Soumaila Sacko”, señalaba en un comunicado el sindicato USB, del que era miembro el asesinado. "Él siempre estaba adelante en las luchas de la Unión de Sindicatos de Base por los derechos laborales y sociales de los trabajadores. En la zona somos más de 4.000 obreros —continúa la nota—, todos los migrantes, distribuidos en varios asentamientos y utilizados como mano de obra en la recolección de bajo costo por los productores de cítricos de naranjas, clementinas y kiwi. La mayoría de ellos se concentran en San Ferdinando, donde las deficiencias sanitarias graves permanecen en la sala de estar. Todo esto al ministro de policía Salvini no le interesa”.

Un incendio en uno de los asentamientos se cobró la vida de una persona y dejó a otras 600 sin hogar el pasado mes de enero.

Relacionadas

Aporofobia
El doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Fronteras
Los inmigrantes no mataron tu sindicato

La inmigración no fue la causa de la reestructuración económica que comenzó en los años 70, ni de la desigualdad y la degradación del trabajo que vino después de ella.

Migración
¿Por qué los menores migrantes huyen de Marruecos?

Varios jóvenes que llegaron al Estado español siendo menores de edad no acompañados responden al el teniente alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, sobre su propuesta de “retorno asistido”: “El retorno asistido no frenará a los chicos que migran para tener un futuro mejor, con o sin su familia. Además, hará más vulnerables los derechos de los que viven en Barcelona”.

0 Comentarios

Destacadas

Brasil
Las causas políticas detrás de los incendios en el Amazonas

Desde hace semanas, la región tropical más grande del planeta está en llamas. Entre enero y agosto, el número de incendios ha aumentado un 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Palestina
Asentamientos israelíes, ciudad de vacaciones

El turismo en los asentamientos ilegales de Cisjordania promovido por el Gobierno israelí y empresas como Airbnb, Booking, TripAdvisor y Expedia perpetúa la expansión de las colonias y contribuye a normalizar la ocupación en Palestina.

Medios de comunicación
Vázquez Montalbán, periodista

Escribir deprisa, masticar despacio. El periodista Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) sigue siendo una referencia en el periodismo popular y en el discurso de la izquierda política no dogmática y zumbona. Su obra periodística, que fue compilada en 2011 por la editorial debate, y la reciente reedición de su ‘Diccionario del Franquismo’ son el pretexto para recuperar fragmentos de reportajes y crónicas que marcaron su tiempo y nos permiten mirar al nuestro con mucha menos ira y algo de tino.

China
Xinjiang, China y los medios de comunicación occidentales

Tras la repercusión que tuvo hace unos días la entrevista a Carl Zha sobre las protestas en Hong Kong, El Salto publica una segunda parte sobre la China contemporánea, en esta ocasión sobre el conflicto en Xinjiang.

Enteógenos
La ayahuasca se abre camino en Occidente como cura de adicciones y depresión

Utilizada por comunidades indígenas amazónicas desde hace milenios, el potencial terapéutico de la ayahuasca comienza a abrirse camino en Occidente.

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo