Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

movistar directa
Fotografía de archivo de La Directa La Directa
Sindicato Sindicat En Construcció. La Directa
25 may 2020 11:05

Telefónica “gratificará” con 650 euros a 2.400 trabajadores y trabajadoras de diferentes empresas del grupo en el Estado español que han estado expuestas al contagio: 1,5 millones de euros en total. De entrada parece una buena noticia, pero no todas las trabajadoras “premiadas” hemos saltado de alegría. Más bien al contrario, esta gratificación nos parece una muestra más de la hipocresía de la empresa.

Teóricamente, con este premio, Telefónica quiere reconocer nuestro “compromiso, implicación y esfuerzo excepcional” para ofrecer un servicio esencial, de manera presencial, durante el periodo más álgido de la pandemia, y por el riesgo que ha supuesto. La empresa lo otorga en virtud del artículo 153 del convenio de empresas vinculadas, que reconoce como actos heroicos aquellos que “con grave riesgo de su vida o integridad personal realice un empleado con el fin de evitar un accidente o siniestro, o reducir las proporciones”. A la hora de fijar la cuantía, se tiene en cuenta el “no encontrarse de servicio o no estar obligado a intervenir, así como la falta de medios adecuados o cualquier otra circunstancia análoga” y, efectivamente, ñp que no tuvimos fueron, en el primer y peor momento, los medios adecuados.

No todas las trabajadoras “premiadas” hemos saltado de alegría. Más bien al contrario, esta gratificación nos parece una muestra más de la hipocresía de la empresa

En pleno estado de alarma, Telefónica, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo, con 1.142 millones de euros de beneficios el año pasado, ha podido realizar servicios esenciales en lugares estratégicos porque ha expuesto la salud de sus trabajadores y trabajadoras, intentando escatimar el material adecuado para la prevención de riesgos laborales. El personal esencial tuvimos que mendigarlo y, una vez llegó, nunca ha sido suficiente (la mascarilla no pudo ser cambiada con la frecuencia que correspondía y no había la posibilidad de elegir la talla de guantes, por ejemplo). De nuevo, aquella sensación de tener que pelearlo todo y siempre, y un premio como este no nos sacará el miedo que pasamos, ni la amarga sensación de que nuestra salud, y nuestra vida, no eran lo más importante para nuestra empresa en un momento crítico.

Y después de todo esto llega un premio sin ningún reconocimiento de errores, y la empresa, muy necesitada de mejorar su imagen, nos utiliza para hacer una operación de marketing y resulta intolerable. Intolerable, además, porque el premio significa aumentar las desigualdades entre trabajadores y trabajadoras, una estrategia buscada y sostenida en el tiempo para rompernos como colectivo y para eliminar la solidaridad de clase.

Telefónica, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo, con 1.142 millones de euros de beneficios el año pasado, ha podido realizar servicios esenciales en lugares estratégicos porque ha expuesto la salud de sus trabajadores y trabajadoras

Para empezar, este premio no lo recibirán todas las personas que se expusieron, sino solo quienes somos plantilla directa. Todos los compañeros que trabajan a través de las llamadas “empresas colaboradoras”, que forman parte de una cadena infinita de contratos, subcontratos y autónomos donde se pierde toda la responsabilidad de la empresa, han sufrido la carencia constante de mascarillas y guantes, y aun así han tenido que trabajar, se les ha obligado a trabajar y, lamentablemente, algunos se han contagiado de la enfermedad. Este premio tampoco se ha dado al personal de limpieza de las centrales telefónicas, un colectivo que ha quedado expuesto desde el primer día, que ha estado un mes entero sin ningún tipo de protección y que en algunos casos ha tenido que limpiar zonas donde habían estado personas contagiadas sin que nadie las alertara.

Los y las profesionales que hemos tenido que salir a trabajar mientras todo el mundo restaba cerrado en casa no queremos premios por haber hecho nuestro trabajo y seguir vivos. Lo que queremos es que se sepa y se comparta que ha sido la irresponsabilidad de personas concretas y políticas concretas la que nos ha convertido en héroes a la fuerza, y mucha gente no queremos serlo. Como personas trabajadoras, estamos orgullosas de haber colaborado en momentos críticos y de haber hecho nuestro trabajo, como siempre, lo mejor posible, pero ni somos héroes ni heroínas ni queremos serlo. Queremos hacer el trabajo sin jugarnos la vida. El mejor premio para todos los trabajadores y trabajadoras sería dar la vuelta de arriba abajo a una cultura empresarial que no ve personas sino mano de obra reemplazable.

No recibirán el premio todos los compañeros que trabajan a través de las llamadas “empresas colaboradoras”, que forman parte de una cadena infinita de contratos, subcontratos y autónomos. Tampoco el personal de limpieza de las centrales telefónicas

Telefónica habría podido destinar este dinero a la compra de material sanitario que todavía nos hará falta a todo el personal, tanto propio como subcontratado, o también a hacer llegar la conexión a todos aquellos hogares donde todavía hoy no es posible ni teletrabajar ni recibir formación en linea. Si esta crisis nos ha enseñado algo, es que solo la solidaridad entre nosotros, los de abajo, nos salvará. Algunas hemos encontrado, sin embargo, la manera de poder aceptar este premio injusto sin sentirnos mal: destinarlo a la solidaridad y darlo a aquellas entidades, colectivos y redes de apoyo que están acompañando las personas más desfavorecidas y a aquellas que han sufrido, y sufrirán, las peores consecuencias de esta pandemia. Desde el sindicato animamos a todo el mundo que ha recibido el premio que lo haga.

P.D.: Pocos días después de recibir un escrito de felicitación por mi “heroicidad”, se me comunicó por correo electrónico y de una manera bastante impersonal que ya no necesitaban mis servicios en el departamento objeto de reconocimiento, donde llevo trabajando más de una década. A partir de ahora, lo harán las empresas contratadas. A mí se me formará pronto para la nueva actividad. Ninguna sorpresa, la misma política poco humana de recursos humanos de siempre.

La directa
Artículo publicado originalmente en La Directa

Relacionadas

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.

Laboral
Una victoria judicial para las Kellys

El síndrome del túnel carpiano es una dolencia que afecta al nervio de la muñeca y provoca entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular, en manos y dedos. El colectivo de las Kellys, nombre con el que se conoce a colectivos de camareras de piso unidas contra la precariedad laboral, sufre con frecuencia esta patología y lleva años reivindicando su carácter profesional. En este artículo, la abogada Ana Isabel Fernández hace un repaso jurídico y técnico con el que se ha conseguido que esta enfermedad sea reconocida, por fin, como “profesional” en el Tribunal Supremo.

10 Comentarios
#61717 15:20 26/5/2020

Es una pena pero más del 90% de los trabajos realizados en domicilios de clientes así como empresas lo ha realizado personal de contratas y subcontratas que son los que se han jugado la salud de los suyos de verdad.
Sin material(lo han tenido q comprar ellos o ir con mascarillas caseras) y por supuesto sin gratificación ninguna, eso sí, les exigían que las encuestas salgan bien.
La mayor parte de personal propio ha estado TELETRABAJANDO salvo contados casos.
Así va este país luego.
Unos gastándose un poco de dinero en campañas de marketing y el grueso de los trabajadores jugándose el tipo por 1000 euros

Responder
2
1
#61742 19:24 26/5/2020

Totalmente de acuerdo yo lo he vivido con técnico desde Zaragoza con una subcontrata y es vergonzoso que a ellos les cierren la boca con dinero mientras nosotros seguimos currando co si no pasase nada y el total de las encuestas yaaa....

Responder
1
0
#61689 10:45 26/5/2020

Es justo lo contrario, Telefónica está pagando demasiado a sus empleados. Todos los trabajadores del mundo expuestos al covid no han recibido primas. Por tanto telefonica ha vuelto a regalar el dinero cono con las jubilaciones de ORO y mucho más. Espero que el departamento de personal aprenda y vea como cada vez que sube el sueldo se ponen flamencos algunos empleados medio funcionarios. Sr. Pallete lo que sobra es personal en su empresa, no vuelva a subir el salario y dar tanto capricho y el que no esté contento que se vaya a otra empresa. Sabe por qué no se van.... porque viven como dios .....

Responder
0
2
#61636 20:09 25/5/2020

No estoy de acuerdo con tu punto de vista o al menos yo he vivido otra realidad, Telefónica ha evitado un ERTE dando un servicio ejemplar para que otras empresas y autónomos puedan seguir con su actividad ,para que particulares o gente mayor o cualquier otro colectivo no queden incomunicados y puedan seguir en contacto con las familias.
Dando facilidades para el teletrabajo a personas con progenitores o en grupo de riesgo y dando servicios mínimos con protección adecuada , incluso no abriendo puntos de venta hasta llegar dicha protección, hay trabajadores que por no disponer de equipamiento propio para el teletrabajo se le ha podido dar y el que no ha tenido esa posibilidad se ha quedado en su casa con formación asignada para mejorar profesionalmente.

Me quiero quedar con la parte positiva, gente incomunicada y trabajadores a las que hemos podido ayudar, conservar el trabajo que muchas otras personas no podrán por esta maldita pandemia y por supuesto compañeros con muchas mas ganas de ayudar y trabajar para nuestros clientes que lo tu demuestras por tus palabras, hemos hecho muchas cosas y lo mas insignificante son los 650€.

Responder
2
1
#61577 13:55 25/5/2020

Pues si no te parece bien devuelve el dinero y vete de la empresa. La hipocresia la practicas tu trabajando para ellas

Responder
9
8
#61630 19:25 25/5/2020

Es como si no hubieras entendido nada. Supongo que, simplemente, nos has podido leer el artículo. Puesto también a dar consejitos: léelo, anda.

Responder
1
0
#61707 13:17 26/5/2020

Igual quien no lo ha leído eres tu

Responder
0
1
#61825 15:07 27/5/2020

No, tú, turururú

Responder
0
0
#61647 24:16 25/5/2020

A #61577: Evidentemente esta señora trabaja en una empresa como Telefónica porque necesita el sueldo para subsistir y mantener a su familia, como la mayoría de es país, y seguramente disfruta de los que hace y le intenta poner su mejor hacer y la mayor profesionalidad posible. Otra cosa es que no tenga derecho a que la empresa suministre los medios para que puedan realizar su trabajo sin necesidad de exponer su salud y su integridad física, y de que si no es este el caso pueda denunciarlo en los medios de comunicación o donde crea conveniente.
Además de como se te queda el cuerpo porque te utilicen como una ficha de ajedrez, después de que les hayas sacado las castañas del fuego.
Debes ser una persona con mucha suerte, porque por tu comentario deduzco que no necesitas trabajar para vivir. No encuentro otra razón para tu falta de empatía y cortedad de miras.

Responder
1
0
#61869 9:09 28/5/2020

no es eso es que el victimismo en todos y cada uno de los frentes de la izquierda me esta cansando un poco, nada mas

Responder
1
0

Destacadas

Coronavirus
Decenas de trabajadores siguen acudiendo a su centro de trabajo sin saber que allí se originó el rebrote de Madrid
Un inmueble de oficinas fue el lugar en el que se dio el rebrote de la capital mientras decenas de trabajadores tienen que seguir acudiendo a él. La Consejería de Sanidad no quiere dar explicaciones al respecto, al mismo tiempo que la empresa dueña del edificio asegura desconocer cuántos trabajadores están contagiados.
Especulación urbanística
Un fondo buitre anida en el centro de Vigo

El fondo norteamericano Autonomy Capital, del que es fundador el ex directivo de Lehman Brothers, Robert Gibbins, compró la deuda del proyecto del Barrio do Cura en 2018. Ahora los vecinos y vecinas piden no ser abandonados ante la especulación urbanística e quiere garantizar su derecho a la vivienda frente a una posible expropiación del gobierno local.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Últimas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.