Laboral
Las protestas contra Deliveroo y su reparto de precariedad se expanden por toda Europa

Los riders de la empresa de reparto de comida están organizando huelgas en varias ciudades para protestar contra una modificación en su contrato de falso autónomo y que precariza más todavía su situación. La estrategia de precarización es la misma en toda Europa. Las protestas y huelgas también se repiten.

Deliveroo
Bicicleta de uno de los repartidores que trabajan como falsos autónomos para la compañía Deliveroo, en Tribunal (Madrid). David F. Sabadell

publicado
2017-07-06 10:45

En las últimas semanas estos riders, tal y como se les conoce a los repartidores o mensajeros en bicicleta, de la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo han protagonizado huelgas en distintos puntos del Estado. Tras trabajar en condiciones precarias por un sueldo variable y bajo un contrato que esconde una relación de falsos autónomos, la empresa intenta imponer un nuevo método de pago que empeora aún más sus condiciones de trabajo y salario. Pero esta técnica no es exclusiva de esta empresa en España. Durante los últimos meses se han repetido protestas contra este tipo de empresas en varias ciudades europeas como Londres, Berlín o París.

Este pasado martes día 4, representantes de los repartidores de Madrid, Barcelona, Zaragoza y Valencia se reunieron en la capital con sindicatos y abogados para poder articular una respuesta conjunta a lo que ellos piensan que es un cambio ilegal en su contrato y unas condiciones aún más draconianas que las del anterior. Ese cambio es lo que ha provocado que el pasado domingo los repartidores fueran a la huelga. Con una participación de más del 70%, según los organizadores, los repartidores pararon de hacer servicios en la hora punta del domingo, entre las ocho y las once de la noche.

Sus reclamaciones son claras. El mantenimiento de los dos pedidos por hora mínimo que tenían en su actual contrato y pagados a 4,25 euros el reparto, 4,50 euros para las motos y bicicletas eléctricas, además de que les aseguren una jornada semanal mínima de 20 horas. Otras de las reivindicaciones, que los trabajadores enviaron por burofax a Deliveroo, son el pago de un seguro a todo riesgo para los repartidores, un plus de antigüedad que compense la subida en el pago de autónomos y un plus en los días de lluvia.

Pero las quejas de los riders van mucho más allá del factor económico. El contrato anterior contempla una cláusula que exige a los repartidores trabajar en exclusiva para Deliveroo, lo que imposibilita que puedan trabajar para otras empresas de ciclomensajería. La legislación española especifica que un autónomo que factura más del 75% del total a un mismo cliente se denomina Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente y tienen una mayor protección por el Estatuto del Trabajador Autónomo. Al pedir una dedicación del 100% pero sin dar de alta al empleado en esta modalidad, la empresa ha incurrido en una ilegalidad desde que comenzó sus andaduras en España en el otoño de 2015. El nuevo contrato que la empresa intenta imponer quiere corregir esta situación ilegal ofreciendo una modalidad de contrato TRADE, donde si se contempla que los repartidores sean autónomos dependientes.

Desde la huelga del domingo, Deliveroo ha despedido a 16 personas sin justificación y sin dar los 30 días de aviso estipulados en el contrato
El que no firme antes del 9 de julio quedará desconectado, que es como llaman desde la empresa al fin de la relación contractual. “Están realizando una campaña de asedio mediante llamadas, emails y sms para presionarnos a firmar el contrato. Además nos hemos enterado que han contratado a otras 400 personas más en Madrid pero que todavía no están en activo. Lo que nos lleva a sospechar que preparan un despido masivo”, nos explica Laura Calvo, una de las riders que han tomado parte en las protestas. “Hay mucha gente que ha firmado ya”, lamenta Calvo, “muchos prefieren coger lo que sea y otros tienen miedo de ser despedidos. Desde que empezamos la protesta, muchos me han retirado el saludo o se cambian de sitio cuando yo u otro de los compañeros que también han secundado la huelga nos acercamos”.

Además de las huelgas se han realizado otras acciones. Una de las protestas consistió en retrasar los pedidos una media de 40 minutos. Al día siguiente muchos de ellos se encontraron con que su perfil había sido borrado de la plataforma de repartidores. Laura decidió escribir preguntando cuales eran los motivos del despido y explicando a la empresa que la denunciaría por despido improcedente en el caso de que no hubiera justificación. Deliveroo reculó y le contestó diciendo que había sido un error, pero Laura no quiso volver y verse obligada a aceptar las condiciones del nuevo contrato. Nunca recibió confirmación de la finalización de su relación con la empresa.

Desde la huelga del domingo, la empresa ha despedido a 16 personas en todo el Estado, ocho de ellas en Madrid, sin ningún motivo o alegando razones que no ha demostrado y sin dar los 30 días que marca el contrato para “subsanar dicho incumplimiento”. “A un compañero le han despedido porque dijeron que un restaurante se quejó de que había entrado a recoger el pedido cerveza en mano. Es totalmente mentira. El compañero había participado en la huelga y por eso lo han despedido”, explica Calvo.

La técnica parece simple. Aumentar la plantilla bajo contratos en exclusiva que esconden falsos autónomos. Una vez han copado el mercado y tienen un gran número de repartidores, cambian las condiciones del contrato de manera unilateral, desconectando a quien no pasa por el aro de unas condiciones más precarias e inseguras todavía. La estrategia ha sido utilizada en toda Europa para la expansión de empresas como Deliveroo. Las respuestas también se han expandido.

Los riders protestan contra las condiciones de Deliveroo en toda Europa

Desde que arrancó su actividad hace solo poco más de tres años en la capital inglesa, la empresa de reparto de comida a domicilio ha crecido de manera exponencial. Tras lanzar una ronda de búsqueda de financiación el año pasado y conseguir más de 250 millones de euros para su expansión, la empresa vale actualmente más de 500 millones de euros y se ha expandido a más de 65 ciudades en todo el mundo. Las protestas frente al modelo y la estrategia de Deliveroo no son exclusividad de España, han ido a la par de su expansión.

En el Reino Unido la cosa fue muy diferente en cuanto al resultado. En agosto de 2016 los repartidores de Deliveroo en Londres, donde hay más de 3.000 riders, protagonizaron una protesta durante varios días y asediaron en varias ocasiones la sede de la empresa, situada en el conocido barrio londinense del Soho. Tras difíciles negociaciones, seis días de huelga, la intervención del Gobierno británico y recibir duras críticas por parte de un miembro del Partido Laborista en el Parlamento, que tachó el sistema de pago que proponía Deliveroo como “una vuelta al sistema victoriano que no tiene cabida en la moderna Gran Bretaña”, la empresa tuvo que recular y suavizar las condiciones que intentaba imponer. Lo que iba a ser un contrato de obligado cumplimiento para seguir trabajando en la empresa, como en el caso de España, lo presentó nuevamente como “un contrato de prueba durante 90 días al que se podían acoger de forma voluntaria”.
Estoy segura de que el Gobierno está encantado con este tipo de empresa que contratan a gente joven y que hacen bajar sus estadísticas de desempleo mediante estos contratos de falsos autónomos
En Berlín los repartidores están sufriendo exactamente el mismo proceso. Su reacción también ha sido similar. Ir a la huelga el pasado 28 de junio. En este caso las protestas no solo son hacia la empresa británica, sino que también se unieron los repartidores que trabajaban en condiciones muy similares para la empresa alemana Foodora y que vieron como, de la misma manera que en los otros países, se intentó cambiar de manera unilateral las condiciones de los repartidores.

Esta compañía de reparto también ha tenido que afrontar huelgas y protestas similares en Italia y Francia. Poco tiempo después de desembarcar en la ciudad de Turín y de aumentar en un gran número su plantilla en un corto espacio de tiempo, en septiembre del año pasado Foodora empleó la misma estrategia informando a los repartidores que cambiarían su contrato el 30 de noviembre para pasar de un pago fijo por hora a un variable de 2,70 euros por reparto. El 8 de octubre más de 50 ciclistas fueron a la huelga bloqueando por completo el servicio en la ciudad. Durante los días siguientes a la huelga, muchos de los riders vieron como su perfil en la plataforma se había eliminado aunque, como en el caso de Laura, nunca recibieron una confirmación de su despido ni motivos para ello. La única respuesta por parte de la empresa fue la decisión de subir el precio a 3,70 euros por reparto, pero se acabó modificando el contrato. En el país galo, donde hay más de 7.000 personas que trabajan para este tipo de empresas, las protestas contra Deliveroo y otras empresas similares empezaron en marzo de este año en la ciudad de Marsella, pero se han expandido durante los meses siguientes a París y Toulouse.

En el caso español no ha habido ningún pronunciamiento por parte del Gobierno. “No cuento para nada con que hagan algo al respecto. De hecho estoy segura de que están encantados con la aparición de este tipo de empresa que contratan a gente joven, muchos de ellos sin estudios, que hacen bajar sus estadísticas de desempleo mediante estos contratos de falsos autónomos”, lamenta Calvo. Esta semana hay planificadas nuevas huelgas en Barcelona y anuncian desde la organización que tomarán acciones legales para que se readmitan a las personas despedidas tras participar en la primera huelga y que exigirán una negociación colectiva con la empresa.

Relacionadas

Pobreza
El 20,3% de los trabajadores extremeños son pobres pese a tener empleo
En los últimos años, debido a la precariedad, la flexibilidad y las reformas laborales, se está normalizando que muchos trabajadores sean pobres. La situación en Extremadura es alarmante.
Educación
La naturaleza de la libertad (I): becas universitarias como mecanismo de exclusión
La reforma de la política de becas universitarias de 2013 expulsó a miles de estudiantes de las clases populares de la Educación Superior. Utilizo este hecho para iniciar una serie de artículos que analizan uno de los principales escenarios históricos de la lucha de clases: el sistema educativo y su íntima relación con el mundo del trabajo.
Laboral
El peso de sueldos y salarios ha crecido un 0,08% en una década; los beneficios empresariales, un 11,3%

2018 fue un año de recuperación para el conjunto de la economía. La contabilidad nacional anual de España publicada por el INE muestra que, una década después, el total de masa salarial ha recuperado el volumen anterior a la crisis y que, en ese periodo, los beneficios empresariales han aumentado un 11%.

0 Comentarios

Destacadas

Juicio del 1 de Octubre
Al menos diez heridos en las protestas en el aeropuerto de El Prat contra la sentencia del Procés

Miles de personas han acudido a la convocatoria para colapsar el aeropuerto de Barcelona con motivo de la sentencia de cien años de cárcel a políticos y activistas del referéndum del 1 de octubre.

Juicio del 1 de Octubre
Catalunya se levanta contra la sentencia a los doce acusados del Procés

Tras una concentración a la que al menos han acudido 8.000 personas poco después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo, desde Tsunami Democràtic convocan un bloqueo del aeropuerto de Barcelona.

Referéndum del 1 de octubre
Catalunya no se va, a Catalunya la empujan

Por si no ha quedado claro, dos líderes civiles han sido condenados a nueve años de cárcel por convocar una manifestación sin heridos, una presidenta del Parlament ha sido condenada a 11 años y seis meses por no vetar un debate parlamentario... Catalunya no se va, a Catalunya la empujan.

Juicio del 1 de Octubre
Penas de entre 9 y 13 años para los acusados del 1-0

Junqueras es condenado por el Supremo a 13 años de prisión por sedición en concurso medial con un delito de malversación. Los exconsellers Romeva, Turull y Bassa a 12 años; Forcadell a 11 años y medio; Forn y Turull a 10 años y medio, y Cuixart y Sànchez a nueve años.


Juicio del 1 de Octubre
Adéu, España

Hoy, después de una sentencia que condena a cien años de cárcel a nueve de los doce acusados por el referéndum del 1 de octubre de 2017, una parte de Cataluña se va para no volver.

Juicio del 1 de Octubre
Un exasesor de la ONU tacha la sentencia del Procés de “aberración jurídica”

El jurista Alfred de Zayas, asesor de la ONU hasta 2018, emplaza al Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo a decidir si España está violando el artículo 2 del Tratado de Lisboa, en el que se expresa que “la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de derecho y respeto a los derechos humanos.

Últimas

Rojava
Europa decide esta semana su política frente a la invasión de Rojava

Borrell se suma al veto de venta de armas a Turquía, una de las principales receptoras de armamento español, tras la reunión entre ministros de exteriores de la UE celebrada este lunes 14 de octubre en Luxemburgo.  

Ecuador
Lo han vuelto a hacer: el movimiento indígena tumba el ‘paquetazo’ de Lenin Moreno

Doce días de movilización han dado como resultado una nueva gran victoria del movimiento indígena: el presidente de Ecuador Lenin Moreno deroga el polémico decreto 883.

Feminismos
Un Encuentro del feminismo sin fronteras

En Argentina el Encuentro de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries congregó un año más a miles de personas. La 34 edición de esta cita tuvo lugar en la ciudad de la Plata y fue declarada Encuentro “plurinacional” por primera vez respondiendo al reclamo de las mujeres indígenas.  

Biodiversidad
“No es la DANA”: los ecologistas culpan a la agroindustria y las administraciones del colapso del Mar Menor

Ecologistas en Acción exige al Gobierno de la Región de Murcia que “no tire balones fuera” en la crisis medioambiental y señala al sector agroindustrial del Campo de Cartagena y a las administraciones locales, regional y estatal “por no hacer su trabajo”.

Memoria histórica
El Gobierno exhumará discretamente a Franco el día 21 de octubre

Los detalles del operativo se darán a conocer el viernes anterior, es decir, el 18 de octubre. El Gobierno niega que se trate de una estrategia electoral y recuerda que su intención era hacerlo en junio.

Teatro
La santidad o la hoguera: vida y muerte de las místicas de la Baja Edad Media

Las llamaron locas y herejes, las quemaron, y con el paso de los siglos algunas fueron canonizadas. Son las místicas, figuras ambiguas de la Edad Media que desafiaron el patriarcado y se opusieron al incipiente capitalismo.

Movimiento obrero
Aquella madrugada de primavera
Un análisis en forma de relato (empezando por los acontecimientos del 25 de marzo) de lo que supuso la emigración de extremeños al País Vasco en los años 60 para el movimiento obrero vasco
Música
La Polla Records en Madrid. Crónicas de una ciudad

En los tiempos políticos de los buenos chicos, de su nueva moral acaramelada, y de la reacción conservadora, que La Polla reventase en Madrid fue un regalo.

Opinión
Putas: ¿de la prostitución a la proletarización?

Las posiciones prohibicionista, regulacionista y abolicionista de la prostitución aspiran, cada una a su manera, a imponer al conjunto de la sociedad un concepto y una práctica de sexualidad y reservan al trabajo un espacio más amplio que a la libertad.

Colonialismo
Gabriela Rivera: "El 12 de octubre no hay nada que celebrar"
Gabriela Rivera, artista visual y activista del colectivo Resistencia Migrante, participó en la manifestación del pasado 12 de octubre en València y explica a fondo sus reivindicaciones.