Los bomberos de Medio Ambiente consiguen un acuerdo que subirá un 11% sus salarios

Acuerdo satisfactorio para los sindicatos CC OO, UGT y CSIF en un conflicto, el de las brigadas antiincendios (BRIF) que llevaba encallado más de dos años. CGT valora positivamente el convenio pero reclama garantías en materia de salud laboral.

BRIF
Manifestación de las BRIF en Madrid, en 2015. Irene Lingua

publicado
2017-09-27 12:47:00

Los sindicatos UGT, Comisiones Obreras y CSIF han firmado un preacuerdo que mejora las condiciones del personal de las brigadas antiincendios (BRIF) dependientes del Ministerio de Medio Ambiente. Tragsa, la empresa pública que presta el servicio, reconocerá la categoría de bombero forestal, según destacan los firmantes. Por ello se ha desconvocado la huelga prevista para los días 28 de septiembre, 2 y 5 de octubre.

El texto, de ratificarse, desbloquea cinco puntos de una negociación que llevaba encallada dos años. Además del reconocimiento de la categoría, se regula otra reivindicación histórica: la segunda actividad. Hasta ahora, quienes no superaban las pruebas físicas anuales se veían fuera de la empresa. Ello afectaba principalmente a trabajadores de más edad y a los que habían sufrido alguna lesión. Ahora podrán desempeñar otras tareas por ejemplo en logística u oficinas. Además se contempla un incremento salarial del 11% y la extensión de los complementos de disponibilidad y operatividad fuera de la campaña de extinción de incendios, que dura cuatro meses. También se amplía el colectivo que recibirá el plus de conducción y se establece otro plus de pernocta fuera de la base de origen de 15 euros por noche.

“Estamos satisfechos con el acuerdo”, dice Daniel Barragán, secretario de Acción Sindical de la Federación de Construcción y Servicios de Comisiones Obreras. “Estuvimos en su día cerca, muy cerca, y al final no pudo ser”.

Los salarios para estos profesionales que ponen en riesgo sus vidas no son elevados. Descontados los impuestos salen a menos de mil euros al mes

Barragán se refiere a la propuesta sometida a consulta de los trabajadores hace dos años tras cien días de huelga y que fue rechazada. Aquél texto contenía una subida salarial parecida pero no reconocía la categoría de bombero forestal y no clarificaba la segunda actividad.

CGT reclama otros puntos

“El acuerdo es positivo, pero no es nuestra línea de trabajo”, dice Iván Pomeda, delegado de CGT y trabajador en la base de Lubia (Soria). El sindicato quería poner negro sobre blanco en el reconocimiento de las condiciones penosas propias del personal de las BRIF. “Está acreditada la toxicidad en varios estudios presentados y la empresa no lo reconoce”.

Actualmente las cuestiones como la peligrosidad, penosidad, disponibilidad o toxicidad están incluidas en un único complemento global de 3,7 euros diarios. Con el reconocimiento de la categoría de bombero forestal, no se reconoce la toxicidad expresamente ni tampoco se ofrece una formación acorde, dicen desde CGT. Sin embargo, cuando se ratifique el acuerdo, el hecho de pasar a ser bombero forestal significará tener acceso a los derechos por enfermedades profesionales frecuentes en el colectivo.

Respecto a salarios, el sindicato reclamaba información de la contrata a la empresa para hacer números. Sospechan que el margen de aumento podría ser mayor, pero Tragsa se ha negado a proporcionar datos en el transcurso, denuncian.

CGT, como el resto de sindicatos, ha pasado un proceso de arbitraje del servicio de mediación que presta la Fundación SIMA. Pero en este caso la negociación ha terminado sin entendimiento, por lo que la central convocará una jornada de huelga. Falta confirmar la fecha. En principio se barajó el día 5 de octubre, cuentan fuentes de la sección sindical, aunque, por cuestión de plazos legales, deberá ser más tarde.

Las condiciones que han pactado UGT, CCOO y CSIF se incluirán en un anexo específico para las BRIF. Su ratificación depende de un acuerdo que afecta al conjunto de la empresa que presta muchos otros servicios y que todavía sigue negociándose, según confirman desde Comisiones Obreras.

Bomberos forestales por menos de mil euros

Los salarios para profesionales que ponen en riesgo sus vidas no son elevados. Descontados los impuestos “nos sale a menos de mil euros al mes”, comenta Rubén Engenios, capataz de la base de Lubia. Se puede superar difícilmente esa cifra neta en pleno verano, en época de extinción e incluyendo todos los complementos.

Las diferencias pueden ser notables respecto a los cuerpos de las comunidades autónomas. Las condiciones en Navarra y Asturias son superiores a las del personal BRIF, por ejemplo. Pero las cosas pueden ser todavía peor, como ocurre en Castilla y León. El capataz Engenios procede precisamente de ese cuerpo. “Era un trabajo muy temporal, con contratos de cuatro o seis meses. En las BRIF somos fijos discontinuos, pasamos sólo 15 días en el paro. Eso al menos está mejor”.

Los medios de las brigadas se reparten en diez bases dispuestas en lugares con alto riesgo de incendios. Se trata, en todo caso, de cuerpos helitransportados que pueden actuar en cualquier punto del territorio, una cuestión que aumenta el riesgo que corren estos profesionales. Las brigadas sirven para complementar los medios autonómicos ya que son las comunidades las que tienen la competencia de extinción de incendios.

Sin embargo, su trabajo y sus condiciones son poco conocidas en general. “Nos conoce poca gente”, afirma Rubén Engenios. “Es difícil difundir lo que hacemos cuando hay un Ministerio que no está por la labor”. Pero poco a poco “damos a conocer nuestra labor con mesas informativas. La gente que se entera de nuestras condiciones, nos da su apoyo”.

Relacionadas

Laboral
Asteko Sindikalagenda

Asteko Sindikalagenda Hordago eta Bilbo Hirian arteko elkarlanaren ondorioa da, Ecuador Etxea eta sindikatuekin batera osatuta.

Anarcosindicalismo
Salvador Seguí, el chico que hizo madurar al sindicalismo

Salvador Seguí, el ‘noi del sucre’, abandonó la escuela a los 12 años para aprender el oficio de pintor. Su ideario se formó con la cultura como palanca de liberación personal; y el sindicato, de la liberación colectiva.

0 Comentarios

Destacadas

Altsasu
Miles de personas colapsan Altsasua para pedir justicia

Manifestación masiva en Altsasu (Navarra) para pedir justicia y libertad para los condenados a prisión por una pelea de bar.

Salud mental
Cuando la locura toma la palabra
Durante años, al oír hablar sobre salud mental, se echaban en falta las voces de los verdaderos protagonistas: las personas diagnosticadas y psiquiatrizadas. Hoy, ellas toman la palabra.
Balcanes
Veinte años de la agresión de la OTAN a Yugoslavia

La campaña de bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia comenzó un 24 de marzo, hace 20 años. Se extendieron durante 78 días y causó al menos 1.200 muertos. Se arrojaron 9.160 toneladas de bombas. Entre 10 y 45 de aquellas toneladas contenían uranio empobrecido. Pero el mayor daño fue a largo plazo: cambió para siempre las reglas de juego de un nuevo mundo donde EE UU ya no tenía contrapeso.

Refugiados
David Goeßmann: “Solamente sobre la nochevieja de Colonia se publicaron 30.000 artículos”

El libro La república en peligro, de David Goeßmann, analiza la cobertura mediática en Alemania de la crisis de los refugiados hasta hoy y concluye que ésta misma es en parte responsable del giro a la derecha.

Argentina
Se busca Bolsonaro argentino

El ascenso de la ultraderecha en Brasil, motor económico de Sudamérica, ha impactado en Argentina. Estrellas mediáticas, políticos oficialistas y de la oposición intentan convertirse en el Bolsonaro argentino.

Últimas

Música
Óscar Mulero: “A València le ha costado mucho quitarse el estigma de los años 90”

El techno reactivo del veterano dj y productor Óscar Mulero cumple 30 años. Un buen momento para hablar con él de su música, de las drogas, de la Ruta valenciana y de sus referentes femeninos del género musical que nació en Detroit.