Pobreza
El crecimiento de la economía en España oculta que un tercio de la ciudadanía vive en riesgo de exclusión social

Los datos del último informe de Oxfam Intermón desvelan lo que muchos colectivos sociales llevan años denunciando: la desigualdad en España no para de crecer pese al crecimiento económico

24 ene 2018 08:39

Avanza la desigualdad en España que aumentó no solo en la crisis económica, sino durante la llamada recuperación. Así lo asegura el informe ¿Realidad o ficción? La recuperación económica, en manos de una minoría elaborado por Oxfam Intermón. La recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los ricos que al resto de la población y el 10% más rico de la población concentra ya más de la mitad de la riqueza total (53,8%), más que el 90% restante.

Un reciente informe de la Unión Europea señala que “los niveles de pobreza y desigualdad salarial de España son de los más altos de la Unión”. Una realidad que las organizaciones sociales han denunciado y que ahora también recoge la Comisión Ejecutiva de Bruselas. Por tanto, no hagan caso de los cantos de sirena de quienes pretenden que este país se recupera económica y socialmente. Nada más lejos de la verdad. Incluso la Comisión Europea expresa su preocupación ante el aumento de la desigualdad en el Reino de España. Desigualdad que califica de 'crítica'. Denuncia muy significativa porque la hacen creyentes fervientes en este capitalismo neoliberal. Sin olvidar que, de la mano de la desigualdad, van la pobreza por un lado (incluida pobreza severa) y del otro la desorbitada acumulación de poder económico por una minoría cada vez más reducida.

Una desigualdad históricamente alta

Lo cierto y documentado es que España es uno de los siete países de la OCDE (organización de los 35 países más desarrollados del mundo) en los que la desigualdad aumenta a pasos agigantados desde hace años. La propia OCDE reconoce que la desigualdad es "históricamente alta" y de modo destacado en España. Según un reciente informe de Reformas Fiscales, España es el séptimo país de los 35 de la OCDE donde más creció la desigualdad de 2010 a 2014, último año con datos contrastados. Solo fueron más desiguales Eslovenia, Estonia, Portugal y Grecia.

Además, la Comisión Ejecutiva de la Unión Europea, señala que pobreza y desigualdad salarial en España son de las más altas de la Unión y que ha aumentado la diferencia entre lo que gana el 20% más rico de la población y lo que recibe el 20% más pobre.

La propia OCDE reconoce que la desigualdad es "históricamente alta" y de modo destacado en España
Gobierno del Partido Popular y socios presumen de que el PIB aumentó un 3,2% en 2016 y fue así. La mala noticia es que la gente común (la mayor parte de la ciudadanía) no lo ha notado en sus vidas y una parte muy importante de la población (sobre todo niños y jóvenes) sufre aún las consecuencias depredadoras de la crisis de 2008.

Y a uno le viene a la mente el interrogante de un religioso , Francisco de Javier, jesuita navarro que se preguntaba de qué le servía al hombre conquistar el mundo si perdía su alma. Sin entrar en cuestiones teológicas, que no son de mi interés ni incumbencia, parafraseo a ese jesuita y me pregunto, ¿de qué sirve el maldito crecimiento si la gente no se entera ni se beneficia del mismo? La respuesta es obvia: para llenar aún más los bolsillos de los de siempre. Pues parece indiscutible que haber crecimiento no equivale a justicia ni a bienestar social de la ciudadanía.

Crecimiento no es igual a bienestar social

Lo demostró Brasil, por ejemplo, que creció todos los años del siglo XX, pero el pueblo brasileño no dejó de sufrir pobreza, hambre y humillación durante todo ese siglo.

Más allá de juegos malabares del gobierno Rajoy, según la Comisión Ejecutiva de la Unión Europea, el desempleo alcanza en España casi el 18% y, entre los jóvenes, roza el 42%. Y, si hablamos de sueldos, el salario mínimo en España es de 736 euros mensuales, en tanto que en Reino Unido es de 1.396 euros, en Francia, 1.480; en Alemania, 1.498; en Bélgica, 1.531, en Holanda, 1.562 y en Irlanda, 1.563 euros. Esos son los salarios mínimos de los países de nuestro entorno (como les gusta decir a los políticos). El doble que en el Reino de España e incluso más.

Por contra, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los consejeros de las empresas del Ibex (las 35 grandes compañías que cotizan en la Bolsa española), cobran 53.666 euros brutos mensuales. O 28 veces más que el salario medio general, mientras los consejeros ejecutivos de esas empresas reciben 230.833 euros brutos mensuales. ¿Hay o no desigualdad insultante?

A día de hoy, con una desigualdad que no cesa en el Reino de España, el 10% de la población española más rica (unos cuatro millones y pico de personas) concentra ya más de la mitad de la riqueza total (53,8%), mucho más que el otro 90% restante que son más de 41 millones de ciudadanos y ciudadanas.

¿Hay o no una escandalosa desigualdad? Pero ésas no son cifras que airee el gobierno Rajoy sino las de creación de empleo, ocultando además que casi todo ese empleo es temporal y precario. El dato de empleo de Rajoy oculta también el cuantioso recorte de protección social a los parados. Hay algunos parados menos, sí, pero hay muchos más trabajadores precarios, que para el caso como si fueran parados. Sin olvidar el hecho fundamental de que las personas sin empleo hoy están más abandonadas y reciben peor trato porque el gobierno del PP ha retirado sin prisa ni pausa la protección a los parados, los ciudadanos más vulnerables.

Rajoy ahorra a costa de empobrecer a los parados

La realidad documentada es que sólo el 58% de parados reciben hoy algún tipo de prestación de la Seguridad Social. ¿Y el otro 42% ? Pues resulta que más de un millón y medio largo de parados no recibe ninguna ayuda del Estado.

¿Cómo sobreviven entonces? Por solidaridad familiar (muy arraigada en España) y por la ayuda de organizaciones como Cáritas, Cruz Roja, Banco de Alimentos... Cuando estalló la crisis, con un paro semejante al actual, la ayuda a desempleados atendía a casi un 74% de éstos. Hoy no sólo hay muchos menos parados que reciban alguna ayuda sino que la prestación se ha rebajado de modo muy apreciable.

En diciembre de 2008, el importe medio de prestación por desempleado era de 830 euros mensuales, pero a finales del año pasado ya era solo de 820 euros. Menos y sin contar la inflación que reduce aún más el poder adquisitivo. En diez años, el gobierno de Rajoy ha recortado un 36% el gasto mensual de ayuda al desempleado. Es decir, el gobierno Rajoy ahorra dinero a costa de empobrecer más a los parados. Desde 2009, el gasto medio mensual por prestaciones de desempleo ha pasado de 2.293 millones de euros a 1.477 millones o , lo que es igual, 816 millones de euros menos.

Y, aunque el PIB aumentó el año pasado un 3,2%, resulta que casi un 30% de la ciudadanía vive en riesgo de exclusión social, según informe de la Comisión Europea. Porque, no lo olviden, los niveles de pobreza y desigualdad salarial de España son de los más altos de la UE.

Oficialmente el paro ha disminuido

Para tapar esas vergüenzas, el PP airea que aumentara en 2018 el salario mínimo un 4%, pero ese modesto aumento se hará en un entorno de sueldos cada vez más bajos (por la reforma laboral del PP) y de ridícula revalorización de 0,25% de las pensiones cuando la inflación es el 2%.

¿Puede extrañar que crezca la desigualdad en el Reino de España? Una desigualdad que toma la forma de miles y miles de familias de trabajadores al borde del abismo. Que no pueden comer todos los días ni pagar la calefacción. Que combaten el frío con mantas o todo el día en casa con el anorak puesto. Y no son casos excepcionales pues aumentan las familias con empleo cuyo salario no alcanza para atender los gastos más básicos.

ESO ES PRECARIEDAD, ESO ES POBREZA

Reducir solo el número de parados no resuelve el problema, porque muchos de éstos son asalariados pobres, con salarios escandalosamente insuficientes, que dependen de la ayuda de las organizaciones humanitarias... para comer todos los días, para pagar recibos, para abonar alquileres, para disponer de mantas, ropa, productos de higiene personal... 

Pero 'oficialmente' el paro ha disminuido.

Relacionadas

Coronavirus
La mitad de los españoles ha perdido capacidad adquisitiva, uno de cada diez no puede pagar su vivienda

Una encuesta de Eurofund, dependiente de la Comisión Europea, revela que casi la mitad de la población española ha perdido capacidad adquisitiva con la crisis del coronvirus. El 7% cree que tendrá que abandonar su hogar ante la imposibilidad de seguir pagando el alquiler o la hipoteca.

La semana política
El miedo de los otros

La “revuelta de los pocholos” en el distrito de Salamanca, en Madrid, moviliza a familias con rentas medias de 60.000 euros anuales en un momento de conflicto entre los intereses de cada clase. La Guardia Civil advierte de posibles estallidos sociales. La batalla cultural, no obstante, tapa el debate sobre quién tiene que ganar y quién que perder en los próximos meses.

Renta básica
De Londres a Finlandia: dinero en mano para combatir la pobreza y mejorar la vida

En 2009, mientras Boris Johnson, entonces alcalde de Londres, intentaba vaciar la ciudad de vagabundos con medidas coercitivas ante la cercanía de los Juegos Olímpicos, una ONG hizo un experimento revolucionario. Dio 3.000 libras a varias personas que llevaban muchos años en la calle. Sin ninguna condición ni contrapartida. 

2 Comentarios
Miceles 10:28 27/1/2018

Somos los culpables de casi todo de lo que está pasando y lo que viene. País lleno de católicos.incultos.futboleros.TV basura prensa PANTUNFLA etc..... eso es así .🙈🙈🌍🌍

Responder
2
0
Mertxe 18:03 24/1/2018

Quizá uno de los problemas es que nos estamos haciendo preguntas equivocadas... ¿Crecimiento?, ¿para qué?, ¿por qué?, ¿cómo?, ¿a costa de qué? ¿PIB?, ¿y los seres humanos (todos)?, ¿y el resto del planeta?, ¿y cuántos planetas más?. ¿Desarrollo?, ¿Sostenible?, etc...

Responder
2
0

Destacadas

Brecha salarial
Esto es la brecha salarial: un 40% menos de salario si barres en el interior

Un barrendero que escoba las calles de Bilbao cobrará este mes 1.477 euros, frente a los 1.028 euros de quien barre el interior de los edificios municipales. Ellos se ocupan del espacio público visible. Ellas, del invisible.


Actualidad
De Colombia a India. Ciclones y totalitarismos

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.

Coronavirus
La mascarilla, nuestra nueva frontera

La obligatoriedad de la mascarilla simboliza lo que me atrevería a calificar de mutación antropológica: nuestros gobernantes, con el apoyo de pensadores de la altura de Byung-Chul Han, parecen estar decididos a que la cara no enmascarada comience a parecernos obscena.

Drogas
Más opioides, más alcohol y cannabis al doble de su precio: las drogas durante el estado de alarma

¿Qué ha cambiado en el mundo de las drogas durante los dos meses de confinamiento? Javier Sánchez Arroyo, coordinador de Consumo ConCiencia, responde a las dudas sobre el uso y posible abuso de sustancias en este tiempo.

Antifascismo
Salir del armario de la patria

Hablar de patria en la izquierda es casi tan jodido como salir del armario, y mira que suele ser tortuoso. Pero la realidad es que, una vez que sales, se está bastante mejor.

Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Teatro
Cuando en el teatro se representaba la huelga

La huelga fue protagonista, principal o secundaria, en numerosas obras de teatro escritas y representadas en España en la bisagra entre los siglos XIX y XX. El hispanista Gérard Brey ha analizado en profundidad lo que denomina “teatro de la huelga”, un subgénero hoy olvidado y desaparecido de la escena actual.

África
La comunidad sostiene las vidas vulnerables en Nairobi durante la pandemia

Ante las medidas del gobierno de Kenia por el covid-19, muchas familias que viven al día se enfrentan a graves dificultades para acceder a productos de necesidad básica y a una violencia policial estructural que pone en riesgo su vida.

Últimas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.

Historia
Vasco Núñez de Balboa y el consenso del pueblo

Las cacerolas que estos días reclaman en la calle Núñez de Balboa el fin de un supuesto golpe de Estado nunca habrían tolerado que un Vasco Núñez de Balboa existiese.