ISDS
El recorte a las renovables de PSOE y PP puede costar otros 7.000 millones de euros

El Estado español se enfrenta a 35 demandas por el recorte a las renovables de los gobiernos de Zapatero y Rajoy. Según un nuevo informe, las indemnizaciones podrían sumar otros 6.500 millones a los 400 a los que ya ha sido condenado a pagar el Estado español.

Zapatero y Rajoy en La Mocloa en 2010
Rajoy y Zapatero tras un encuentro en el Palacio de la Moncloa en 2010. Foto. La Moncloa

En 1994, el rey emérito y el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, firmaron el Tratado sobre la Carta de la Energía (TCE). Este acuerdo, aplicable a casi 50 países desde Europa Occidental a Asia Central y Japón, se firmó con la intención de mantener el suministro energético de los países occidentales, muy dependientes de países como Rusia u otros de Ásia.

Pero entre los numerosas disposiciones que componen este tratado se escondía, al igual que en otros grandes tratados comerciales, una relativa a la protección de los inversores mediante un mecanismo de solución de controversias entre inversores y Estados (ISDS por sus siglas en inglés). Mediante estos tribunales internacionales compuestos por abogados privados, las multinacionales pueden demandar a los Estados en caso de que los gobiernos tomen medidas legislativas o reglamentarias que perjudiquen a sus inversiones y al beneficio que piensan obtener con ellas. Este pacto se ratificó en el año 95 sin pasar por debate público ni calcular los daños que podría conllevar. Actualmente está a punto de estallar en la cara del nuevo gobierno que resulte de las urnas próximamente.

El recorte a las ayudas a las renovables llevado a cabo por el gobierno de Zapatero, ayudas eliminadas definitivamente por el de Rajoy, provocó una cascada de demandas contra el Estado español apoyándose en el TEC frente a estos tribunales privados. El informe Un Tratado para gobernarlos a todos, realizado por el Corporate Europe Observatory (CEO) y el Transnational Institute (TNI), con la colaboración en España de Ecologistas en Acción y la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión, muestra las demandas y cifras a las que se enfrentan las arcas públicas españolas.

España es el país de la Unión Europea, y el segundo en el mundo, que más casos acumula derivados directamente de demandas invocando el Tratado sobre la Carta de la Energía

El Estado español es el país de la Unión Europea, y el segundo en el mundo, que más casos acumula derivados directamente de demandas invocando el TCE, con 41 demandas en total. El TCE, a nivel mundial, ha motivado 121 demandas de este tipo, demostrando la exposición de España a este tratado al concertar un tercio del total. En caso de que los inversores ganen todas las demandas, las indemnizaciones a las que se enfrenta España, según el informe, superarían los 7.000 millones de euros.

Además, el estudio arroja datos sobre los inversores denunciantes. En el 88% de las demandas, 36 de las 41, el inversor que antepone la denuncia contra el Estado español no es una empresa de energía renovable, sino un fondo de capital u otro tipo de inversor financiero. Entre los ejemplos se encuentran Masdar, un fondo estatal de Abu Dhabi, o RREEF, que forma parte de DWS, un fondo del gigante financiero alemán Deutsche Bank. En el 51% de los casos, 21 del total, la compañía que demanda incluye inversiones en energía contaminante. 

ISDS
La CE invalida las multas a España por las renovables

Bruselas apoya la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que invalida los laudos de los arbitrajes internacionales, sentencias que han condenado al Estado español a pagar cuatro indemnizaciones de las 41 denuncias que tiene hasta el momento.

ESPAÑA YA HA PERDIDO SIETE DEMANDAS

Los dos primeros fallos de instancias arbitrales se dieron en 2016 y ambos fueron favorables a España. Pero las últimas siete denuncias interpuestas a España ante estos tribunales privados han fallado a favor de las multinacionales y fondos. Una tendencia que puede indicar que las siguientes puedan ir en la misma dirección y que la cifra de los 7.000 millones, calculada en el informe, pueda acercarse mucho al resultado final de las indemnizaciones. 

El primer caso condenatorio fue en 2017. El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), el mismo organismo ante el que Repsol demandó a Argentina por la expropiación de YPF y luego cobró 5.000 millones de euros, condenaba al gobierno de España a pagar 128 millones de euros a Eiser Infrastructure (Luxemburgo y Reino Unido) porque el nuevo régimen regulatorio de energías renovables incumplía sus obligaciones bajo el TEC de otorgar “trato justo y equitativo” a los inversores extranjeros. 

Cinco de las siete sentencia a favor de las multinacionales obligan al Estado español a desembolsar 396 millones de euros en indemnizaciones

En total, cinco de esas siete sentencia a favor de las multinacionales obligan al Estado español a desembolsar 396 millones de euros. La sexta sentencia, a favor del fondo de inversión RREEF, del banco alemán Deutsche Bank, exigía 441 millones de euros. Sin embargo, los árbitros han pospuesto el cálculo de la cantidad a un proceso posterior, con lo que España logra demorar la indemnización. 

La séptima sentencia, la que dio la razón en marzo de este mismo año a la empresa estadounidense Nextera Energy, que reclama a través de una filial en Holanda, no ha publicado todavía la cuantía de la indemnización, pero, según las estimaciones hechas por TNI y CEO, la indemnización puede ascender a los 291 millones de euros. Según los cálculos del informe, las indemnizaciones, por el momento, podrían alcanzar los 687 millones de euros. 

ISDS
El Tribunal de Justicia de la UE abre la puerta a invalidar los ISDS

Anula una resolución de un tribunal de arbitraje entre una empresa de seguros holandesa y Eslovaquia por no ser compatible con el Derecho de la Unión Europea.

Relacionadas

ISDS
Décima colleja a España por los recortes a las renovables, y van 800 millones

España pierde un nuevo arbitraje internacional por la reforma Soria-Nadal a las renovables. Quedan 34 casos por dictar y, por el momento, el Estado ha perdido todos. La factura en indemnizaciones podría ascender a 4.300 millones de euros.  

Berta Cáceres
La siembra de Berta Cáceres

Este 2 de marzo se cumplen tres años del asesinato de la activista medioambiental hondureña Berta Cáceres. Sin embargo, el proyecto hidroeléctrico contra el que protestaba sigue en marcha y las empresas impunes. 

ISDS
La CE invalida las multas a España por las renovables

Bruselas apoya la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que invalida los laudos de los arbitrajes internacionales, sentencias que han condenado al Estado español a pagar cuatro indemnizaciones de las 41 denuncias que tiene hasta el momento.

4 Comentarios
LALIGA 8:23 20/4/2019

SALDRA ALGO DEL ROBO QUE NOS HICIERON A 500,000 FAMILIAS ESPAÑOLAS DE FÓRUM Y AFINSA

Responder
0
0
#33113 16:59 16/4/2019

¿Saldrá este nuevo robo de dinero público en algún debate electoral?

Responder
0
0
Tom Kucharz 16:52 17/4/2019

Me temo que no, aunque cuando más presión hagamos en la calle, en las redes sociales y cuando más charlas, debates y seminarios organicemos sobre este y otros temas invisibilizados en las campañas electorales (y más allá), más posibilidades hay para que salgan a la luz y en los debates. Aprovecho para animar a firmar la iniciativa europea que está en marcha: http://www.noalttip.org/stopisds/ Un cordial saludo

Responder
3
1
Tom Kucharz 12:09 16/4/2019

Estimada redacción, muchas gracias por informar sobre las injusticias de la globalización capitalista, sobre las artimañas del capital transnacional y las cosas que realmente afectan a la vida de las mayorías sociales.

Hoy quiero plantear una pequeña crítica, lamentando que las trabajadoras y los trabajadores de El Salto trabajan en condiciones muy precarias y reconociendo que se merecen condiciones mejores, sobre todo salarios más dignos y más recursos para emplear a mas personas.

El artículo que podemos leer aquí utiliza en gran parte como fuente un documento que hemos redactado activistas de Ecologistas en Acción y la campaña "No a los Tratados de Comercio e Inversión", como suplemento al informe ‘Un Tratado para gobernarlos a todos’, elaborado por Pia Eberhardt, Cecilia Olivet y Lavinia Steinfort, tres investigadoras del Corporate Europe Observatory (CEO) y del Transnational Institute (TNI) que se publica hoy en castellano. He comunicado al autor del artículo algunas imprecisiones que fueron corregidas (¡muchas gracias!). Pero nos hubiera gustado que se hubiera citado el documento original "España: un caso paradigmático de los arbitrajes de inversión en el sector de la energía" que ha servido como fuente del artículo.

También echamos de menos la demanda política, una de las principales razones de la publicación y la campaña en redes sociales hoy (además de sensibilizar e informar): "La crisis ambiental global, los límites del planeta, la pobreza energética y la necesidad de equidad social urgen a que se legisle poniendo los derechos humanos y la justicia ambiental en el centro de las políticas públicas. Por ello es imprescindible que España salga del Tratado sobre la Carta de la Energía, como ya hiciera Italia en 2015, y que se finalicen el resto de tratados de inversión que permiten el arbitraje de inversión".

Por todo ello os invito a leer nuestra nota de prensa y el documento original para ampliar la información: https://www.ecologistasenaccion.org/?p=118908

Un abrazo muy fraterno y nuevamente gracias por el importante trabajo de periodismo que estáis realizando.

Responder
8
3

Destacadas

Coronavirus
Las grandes superficies especulan con bienes de primera necesidad y disparan los precios

Un día antes de que se declarara el estado de alarma, las grandes superficies hicieron acopio de toneladas de verduras para almacenarlas en cámara, disparando los precios en las subastas de las plazas de abasto. Es el pequeño comerciante, sin capacidad de almacenamiento, quien tiene que comprar y vender más caro.

Coronavirus
“Los profesores hemos modificado en 24 horas el sistema educativo del país”

Docentes de institutos madrileños aseguran que se enteraron del cierre de los centros por los medios de comunicación y tuvieron apenas un día para convertir un sistema de enseñanza presencial en uno a distancia. La administración pide evaluar al alumnado y aplaza la EBAU sin contemplar la situación personal de los estudiantes o su acceso a los medios para que su derecho a la enseñanza sea efectivo.

Coronavirus
Comercio de proximidad frente al “oportunismo” de Mercadona o Amazon

Por exposición mediática podría pensarse que el de Juan Roig es el único canal de distribución alimentaria del país, pero fuera de ese polo bregan cientos de negocios pequeños. 

Últimas

Memoria histórica
La izquierda se despide de Chato Galante, un emblema de la memoria antifranquista

Activista de la lucha antifranquista, torturado en cuatro ocasiones por la policía del régimen, Galante se volcó en la última década de su vida en la búsqueda de una memoria histórica basada en la verdad, la justicia y la reparación. El reconocimiento a su trabajo y su experiencia ha sido unánime cuando se ha conocido su fallecimiento.

Rojava
“Una sociedad que no es capaz de defender su salud y cuidar de ella nunca podrá ser libre”

En tiempos de una crisis mundial debido a la pandemia del coronavirus, el proyecto de la clínica de Jinwar no solo aborda la necesidad de centros médicos para salvaguardar la salud de las personas, sino que saca a relucir necesidades mucho más profundas.

Insólita Península
Una fuente pública bajo una seta de madera

La plaza de la Encarnación seguirá mutando quién sabe con qué destino y, en ese futuro hipotético, los surtidores de la fuente seguirán mandando.

Pensamiento
Abecedario de Walter Benjamin

De la a de Asocial a la z de Zaratrusta. Una introducción al pensamiento de Benjamin Walter a través de sus artículos, entrevistas en prensa y textos fundamentales.

Coronavirus
El personal de limpieza de hospitales: infectado, aislado o saturado

Casi la mitad de empleadas de la limpieza en los principales hospitales madrileños están infectadas o aisladas. La falta de protección de este colectivo y su acceso a los test también es insuficiente, pero a ello se añade la insuficiente cobertura de las bajas en las plantillas, lo que deriva en profesionales sobrecargadas.