Huelga feminista
Los mejores zascas feministas de este 8M

Ante los ataques, sororidad. Ante el machismo, más feminismo todavía. Ante los trolls, humor. Así están contestando en redes sociales a los ataques contra esta huelga feminista del 8M.

Acción frente a la sede de Vox en Madrid durante la huelga feminista de 2019.
Acción frente a la sede de Vox en Madrid durante la huelga feminista de 2019. Álvaro Minguito

publicado
2019-03-08 13:58

Una concentración frente a la sede de Vox en Madrid le ha dado suficiente al partido de Abascal para llamar feminazis en redes sociales a las personas que han protestado con humor. En Twitter, también les han contestado con humor.

Las integrantes del Centro Social La Ingobernable lo tiene claro. El feminismo liberal de Inés Arrimadas no las “representa” (por ser finos y dejarles a ellas la respuesta) y han usado la viñeta de Eneko, colaborador de El Salto, para ilustrarlo.

Hay quien, frente al HT #8MNoMeRepresenta, se pregunta quién se creen que son las feministas.

¿Quién trollea a quien? El pequeño Nicolás diciéndole a Podemos que Pablo Casado les ha robado el color. No sabemos ni por dónde coger esto, pero os lo dejamos por las risas.

Pablo Casado ha intentado hacer campaña en este 8M con un vídeo en el que promete eliminar la brecha salarial. Con mucho humor, le han dicho que, efectivamente, no son ni machistas, ni feministas...

Una buena foto de “feminazis de verdad” no puede faltar.

Rocio Monasterio, la “feminista” de Vox, no quiere que las supremacistas hablen en su nombre. Una tuitera le pregunta dónde está…

A Albert Rivera se le ha ocurrido la maravillosa idea de citar a Clara Campoamor para explicar su feminismo liberal con cuatro mujeres detrás de él. La indignación del uso de la política feminista se ha manifestado en cientos de tuits, pero os dejamos la sorpresa de Mercedes por el espíritu de superación de Rivera.  

Relacionadas

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

0 Comentarios

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo