"No hubo ningún aviso, apuntaron y dispararon"

Chelo Baudín se sumó en la mañana del 11 de julio a la manifestación convocada en apoyo de los mineros en Madrid. En esa protesta recibió el impacto de una bala de goma que le provocó rotura de vértebras y costillas, por lo que pasó mes y medio en la UCI entre la vida y la muerte. Su denuncia ha sido sobreseída en los juzgados.

Manifestación de los mineros en Madrid

publicado
2012-12-07 15:29:00

¿Cómo sucedió todo?
Yo bajé a apoyar a los mineros al Paseo de la Castellana. En la zona donde yo estaba la gente permanecía sentada con las manos levantadas. Yo estaba de pie con una bandera, a mi alrededor había una tranquilidad absoluta. Teníamos un grupo de policías enfrente, yo vi de repente como salía uno con la escopeta y me di media vuelta y por eso me dio la bala de goma por la espalda. Disparó directo a mi cuerpo, la prueba ha sido la cantidad de lesiones que he tenido.

¿Te dieron algún aviso desde la policía, os comunicaron que iban a disparar?
No, en absoluto. No hubo ningún aviso, directamente apuntaron y dispararon.

¿Qué pasó después?
Caí al suelo, me recogieron y me ingresaron en el Hospital La Princesa. Cuando llegó mi hijo le dijeron que estaba en observación, me habían roto costillas y unas vértebras, tuve un neumotórax, el hígado afectado..., y yo soy una persona con una pequeña insuficiencia renal y estuve muy grave por la cuestión de los riñones. Mes y medio sedada, llena de tubos.... a mi familia unos días le decían que sí, iba mejor, y otros que no sabía si iba a sobrevivir. Llegaron a hacerme traqueotomía porque se me encharcaron los pulmones. Después de eso, lo típico de la UCI, una neumonía, una bacteria en el estómago...

¿Cuánto tiempo has estado convaleciente?
He estado mes y medio en la UCI, quince días en planta en el hospital, otro mes y medio en casa de mi madre y ahora voy todavía al centro de salud a hacerme curas en la herida.

¿Como persona que va a una manifestación cómo te sientes?
Absolutamente horrorizada, estábamos en paz, no lo entiendo. Yo soy una persona muy pequeña, pacífica, y no soy una amenaza para nadie. Llevo yendo a manifestaciones desde la época de Franco, pero una cosa tan brutal no me había pasado en la vida.

¿Es comparable la represión del Franquismo?
Era muy fuerte en esa época, pero estamos volviendo a lo mismo. En aquella época era absolutamente inútil pretender nada contra la policía. Yo pensé que ahora denunciar ilegalidades de la policía sería algo normal. Pero hasta la delegada del gobierno se niega a reconocer que la policía actúo mal.

¿Volverías a ir a esa manifestación?
Por supuesto. Seguiré yendo a manifestaciones. He tenido una temporada que he estado muy débil, que me he encontrado muy mal, que he tenido mucho miedo. Pero he tenido mucho apoyo, tanto por parte de mi familia como por parte de los médicos del hospital y bueno, he salido adelante. Querría que esto no quedara en una anécdota, mis hermanos pusieron una denuncia cuando yo todavía estaba sedada y tampoco he recibido ni un apoyo ni una carta del gobierno, ni de la policía ni de ninguna autoridad preocupándose por mi estado.

¿Qué os ha dicho el juez?
Nos ha dicho que hay delito pero como no se puede identificar a la persona que lo ha hecho, queda sobreseído el asunto. El juez dice que no se sabe quien ha sido y punto. Que no se puede saber quién ha cometido el delito.

¿Cómo reaccionaste cuando te comunicaron la decisión del juez?
El día que me lo comunicaron creí que me daba algo. Luego lo he asumido. Esto va a ser un camino en el que no me puedo llevar grandes disgustos porque va a ser muy largo. Es un camino de muchísimo desgaste porque nos van a dar patadas por todos los lados. Vamos a tener mucho problema. Los jueces no se quieren enfrentar contra la policía, en el tipo de estado en el que estamos viviendo, la policía es sagrada. ¿Que te puedes esperar?

¿Qué motivos os ha dado el juez para decir que no es posible identificarlo?
Ninguno, es así de triste. Es cortísimo el auto. No ha dado ningún motivo. No justifica nada.

¿Cómo consideras que el Estado sea incapaz de identificar a ese funcionario?
Ahora mismo estoy muy asustada, me parece que ya no estamos viviendo en un estado de derecho. Esta protección a la policía cuando actúa mal y esta represión tan fuerte que estamos teniendo... me parece que estamos volviendo a una época de hace muchos años. Estoy viendo una represión por parte de la policía muy fuerte. Esta gente se mueve por órdenes, así que habría que apuntar a arriba.

¿Esperabas esta decisión?
Me lo esperaba. Estoy muy cabreada y muy triste, pero es que llevo cabreada mucho tiempo. Creo que no se le esta dando ninguna importancia, pero vamos en la justicia no creo nada. Los jueces es que son muy cobardes para actuar contra la policía. Creo que en mis vídeos son muy claros, se ve que me ha tirado la policía y que podría haber hecho algo más, y que ellos saben perfectamente quién ha sido. Seguiremos luchando, que le voy a hacer. Te disparan una pelota, te medio matan, y aquí no ha pasado nada. Todavía no he visto yo a nadie de un partido que le importe algo. Estoy muy cabreada, pero vamos, esperaba poco de la justicia española.

¿Qué pasos vais a dar ahora?
El abogado yo creo que ya se lo esperaba, vamos a recurrir y el quiere llegar a la audiencia nacional. Dice que necesitamos que me vea un médico forense de los juzgados, por que no me ha visto ninguno aún.

¿Te sientes indefensa legalmente?
Voy a seguir luchando. Si tiene que llegar a Estrasburgo llegará, no se van a quedar las cosas así.

0 Comentarios

Destacadas

Industria
Alcoa: ¿cómo salvar una industria?

La empresa ha flexibilizado su postura en las últimas horas para permitir la entrada de posibles compradores. Su futuro también podría pasar por una intervención pública, a pesar de las declaraciones de la ministra de Trabajo

Minería
España, nueva frontera minera

En los últimos años el Estado español ha sufrido un auge de proyectos mineros. Ahora, mientras Castilla y León quiere abrir la puerta a explotaciones mineras no energéticas en suelos rústicos protegidos, Ecologistas en Acción lanza una propuesta para reformar una Ley de Minas que fue promulgada en 1973.

Literatura
Iban Zaldua: “Estamos mejor porque no hay muertos pero hemos entrado en una fase que no sabemos cómo es”

Dice que se sintió impulsado a escribir sobre el conflicto vasco o ‘el tema’ como quien se sintió obligado a escribir sobre relaciones familiares o sobre migraciones. Iban Zaldua ha presentado una compilación de relatos que abordan los últimos 20 años en torno a la violencia y la represión en el País Vasco.

Agresiones sexuales
Universidades y acoso sexual: ‘cum laude’ en silencio
Pikara Magazine y El Salto publican una actualización del informe #AcosoEnLaUni, en el que se repite una constante: muchos abusos siguen en la sombra.
Ahora Madrid
Venden en Wallapop el programa de Ahora Madrid por tres euros

Un anuncio en el conocido portal de venta de artículos de segunda mano Wallapop, firmado por Manoli C., ofrece el programa “seminuevo”.

Comunidad de Madrid
Menores hacinados en un ‘búnker’

El centro de primera acogida de Hortaleza tiene 35 camas, pero ha llegado a albergar a 150 jóvenes. Los chicos del ‘Claruja’ viven hacinados tras cruzar África y atravesar el Estrecho.

Últimas

Pista de aterrizaje
Silvia Agüero: “El antigitanismo es otro macho al que hay que derribar”
Silvia Agüero es promotora de la campaña internacional contra la violencia etno-obstétrica La revolución de las rosas romaní.
Medio rural
Neocolonialismo minero: ¿por qué las poblaciones locales no pueden decidir sobre los proyectos?
2
El derecho de los pueblos contra la explotación salvaje de sus recursos del colonialismo debe comenzar a reivindicarse en nuestro propio territorio.