La activista Helena Maleno, de nuevo ante el juez por el silencio de las autoridades españolas

Helena Maleno vuelve a declarar en Marruecos después de que las autoridades españolas no hayan comunicado oficialmente a los tribunales de ese país que la causa abierta contra ella en España se archivó en abril de 2017.
Helena Maleno

publicado
2018-01-31 11:58:00

La activista Helena Maleno, cuya trabajo por la defensa de los derechos de los migrantes en la Frontera Sur ha ayudado a salvar miles de vidas, ha acabado de declarar a las 16.30h del 31 de enero en un juzgado de Tánger (Marruecos) por supuesta colaboración con redes de trata de personas, y ello porque las autoridades españolas no han trasladado oficialmente a la justicia marroquí que la causa abierta contra ella en España se archivó en abril de 2017. "Tras aportar más información y responder a las acusaciones del dossier criminal, el juez termina con la investigación y se pronunciará en las próximas semanas", ha escrito Helena Maleno a su salida del tribunal.

La causa contra esta activista no parte de Marruecos, sino que fue derivada a los juzgados de ese país, donde reside Maleno, por las autoridades españolas a raíz de un caso iniciado en 2012 cuando la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (UCRIF) de la Policía Nacional abrió una investigación contra ella al considerar que las llamadas que hace a diario a Salvamento Marítimo informando de pateras a la deriva en el Mediterráneo podían indicar una relación con las mafias de tráfico de personas. Sin embargo, numerosas ONG y activistas han denunciado que estas acusaciones están destinadas a criminalizar la labor de Maleno y su organización, Caminando Fronteras, que llevan años denunciando las violaciones de los derechos humanos en la frontera sur y han ayudado a salvar la vida de miles de personas en el Mediterráneo en los últimos años.

Maleno declaró ya ante el tribunal de Tánger el pasado 10 de enero, vista en la que el juez trasladó a la activista que la Policía marroquí no había encontrado ningún indicio contra ella. Cuando se le informó y se le aportó documentación que mostraba que la causa en España había sido archivada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, el magistrado explicó que necesitaba una comunicación oficial por parte de las autoridades españolas, y citó de nuevo a Maleno para el 31 de enero.

En los últimos 20 días, el Gobierno español no ha realizado ese movimiento necesario para que se archive la causa contra Maleno en Marruecos. Por ello, en las 36 horas previas a la nueva vista, desde Oxfam Intermón y desde la Coordinadora de ONG para el Desarrollo se lanzó una campaña para solicitar tanto al Ministerio de Interior como al de Exteriores que realizaran esa comunicación oficial al tribunal marroquí.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ministerio de Exteriores para preguntar si este paso se ha realizado, pero no ha recibido respuesta. A su salida del juzgado, Maleno ha confirmado este hecho: "Los ministros @zoidoJI y @AlfonsoDastisQ no han cumplido todavía con su obligación de informar a Marruecos sobre el archivo de la causa en la Audiencia Nacional", ha publicado en la red social Twitter, y también ha recordado: "Quien me persigue es la #UCRIF de la Policía Nacional española".

"Frente a ellos, la inmensa solidaridad de las comunidades migrantes, organizaciones internacionales, personalidades y gentes de a pie. Los pueblos dignos siempre estarán del lado del #DerechoAlaVida", ha recordado Maleno.

0 Comentarios

Destacadas

Presupuestos Generales del Estado
El PNV aparca sus promesas y vuelve a ofrecer su apoyo al Gobierno del PP

Tras negar cualquier acercamiento a Rajoy mientras durase la crisis catalana, los nacionalistas finalmente han decidido no presentar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado. Ahora dicen que así contribuirán a conseguir una solución en Catalunya

Brasil
La ultraderecha militarista, favorita para las presidenciales en Brasil

El encarcelamiento de Lula deja como favorito para las presidenciales a un exmilitar misógino y homófobo, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, admirador de Trump.

América Latina
Nicaragua: “Los muertos no dialogan”

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunciaba anoche la retirada de la reforma de la Seguridad Social después de cinco días de protestas sociales cuya represión ha provocado 25 muertos. De momento, los manifestantes siguen en las calles. 

Energía
Alternativas que dan luz

Frente a los abusos del sector eléctrico cada vez surgen más iniciativas de organización ciudadana en busca de justicia energética.

Música
Tabletom: “La alegría de tocar siempre está”

Historia viva de la música andaluza, con más de 40 años a sus espaldas, Tabletom nos atiende minutos antes de comenzar su concierto en el Festival Entrelíneas.

Últimas

Memoria histórica
‘La última resistencia’ de Sanabria

Inauguran una ruta de montaña en honor a los últimos guerrilleros antifranquistas de Sanabria (Zamora), el grupo de maquis que más tiempo estuvo en activo después de la Guerra Civil. 

Asturias
Más de 5.000 personas piden en Oviedo la oficialidad del asturiano

La protesta, convocada por la Xunta para la Defensa de la Llingua Asturiana, contó con el apoyo de Podemos, IU, PSOE, Foro Asturias y los principales sindicatos.

Música
McCarthy, cuando el pop fue marxista

El lenguaje universal, el pop en su esencia más smithiana, fue el canal utilizado por Malcolm Eden, vocalista de McCarthy, un grupo nacido del desasosiego que le produjo la subida al poder de la Dama de Hierro.

Municipalismo
Municipalismo radical: el futuro que merecemos
1

Sólo una confederación global de ciudades rebeldes nos puede llevar hacia una nueva sociedad racional que cumpla la promesa de una sociedad más humanitaria.

Pacto de Estado contra la violencia de género
Los municipios presionan para que el Gobierno pague para abordar las violencias machistas

Las administraciones locales asumen la atención a víctimas de violencia pese a no tener presupuesto ni competencias. El foro de Municipios por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género pide que se enmienden los presupuestos y voluntad política para garantizar la atención a las víctimas vivan donde vivan.