La activista Helena Maleno, de nuevo ante el juez por el silencio de las autoridades españolas

Helena Maleno vuelve a declarar en Marruecos después de que las autoridades españolas no hayan comunicado oficialmente a los tribunales de ese país que la causa abierta contra ella en España se archivó en abril de 2017.
Helena Maleno

publicado
2018-01-31 11:58:00

La activista Helena Maleno, cuya trabajo por la defensa de los derechos de los migrantes en la Frontera Sur ha ayudado a salvar miles de vidas, ha acabado de declarar a las 16.30h del 31 de enero en un juzgado de Tánger (Marruecos) por supuesta colaboración con redes de trata de personas, y ello porque las autoridades españolas no han trasladado oficialmente a la justicia marroquí que la causa abierta contra ella en España se archivó en abril de 2017. "Tras aportar más información y responder a las acusaciones del dossier criminal, el juez termina con la investigación y se pronunciará en las próximas semanas", ha escrito Helena Maleno a su salida del tribunal.

La causa contra esta activista no parte de Marruecos, sino que fue derivada a los juzgados de ese país, donde reside Maleno, por las autoridades españolas a raíz de un caso iniciado en 2012 cuando la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (UCRIF) de la Policía Nacional abrió una investigación contra ella al considerar que las llamadas que hace a diario a Salvamento Marítimo informando de pateras a la deriva en el Mediterráneo podían indicar una relación con las mafias de tráfico de personas. Sin embargo, numerosas ONG y activistas han denunciado que estas acusaciones están destinadas a criminalizar la labor de Maleno y su organización, Caminando Fronteras, que llevan años denunciando las violaciones de los derechos humanos en la frontera sur y han ayudado a salvar la vida de miles de personas en el Mediterráneo en los últimos años.

Maleno declaró ya ante el tribunal de Tánger el pasado 10 de enero, vista en la que el juez trasladó a la activista que la Policía marroquí no había encontrado ningún indicio contra ella. Cuando se le informó y se le aportó documentación que mostraba que la causa en España había sido archivada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, el magistrado explicó que necesitaba una comunicación oficial por parte de las autoridades españolas, y citó de nuevo a Maleno para el 31 de enero.

En los últimos 20 días, el Gobierno español no ha realizado ese movimiento necesario para que se archive la causa contra Maleno en Marruecos. Por ello, en las 36 horas previas a la nueva vista, desde Oxfam Intermón y desde la Coordinadora de ONG para el Desarrollo se lanzó una campaña para solicitar tanto al Ministerio de Interior como al de Exteriores que realizaran esa comunicación oficial al tribunal marroquí.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ministerio de Exteriores para preguntar si este paso se ha realizado, pero no ha recibido respuesta. A su salida del juzgado, Maleno ha confirmado este hecho: "Los ministros @zoidoJI y @AlfonsoDastisQ no han cumplido todavía con su obligación de informar a Marruecos sobre el archivo de la causa en la Audiencia Nacional", ha publicado en la red social Twitter, y también ha recordado: "Quien me persigue es la #UCRIF de la Policía Nacional española".

"Frente a ellos, la inmensa solidaridad de las comunidades migrantes, organizaciones internacionales, personalidades y gentes de a pie. Los pueblos dignos siempre estarán del lado del #DerechoAlaVida", ha recordado Maleno.

0 Comentarios

Destacadas

Energías renovables
Un legado nefasto en renovables

El más que probable final del impuesto al sol es el epílogo a siete años de políticas en materia de renovables que, a ojos de los grupos ecologistas, han supuesto una marcha atrás sin precedentes.

Crímenes del franquismo
Los esclavos del franquismo

Aunque el trabajo forzado de los presos era algo corriente desde el golpe de Estado, la construcción del Valle de los Caídos será una de las primeras grandes obras en utilizar mano de obra esclava de forma masiva.

Cómic
Emil Ferris, el cómic como reflejo y abismo

La ópera prima de Emil Ferris, Lo que más me gusta son los monstruos, se ha ganado a crítica y público y se presenta como una de las nóvelas gráficas más interesantes de la temporada.

Violencia sexual
Romper el silencio: el fin de la cultura de la violación

Oprimir a las mujeres no era una opción ideológica, formaba parte de la cultura popular. Una cultura impregnada por el patriarcado que mujeres de todas las edades ya no están dispuestas a tolerar

Últimas

Música
Doctor Deseo: “Cualquiera con dos dedos de frente y un poco de corazón se identifica con el feminismo”

La peculiar idiosincrasia de Doctor Deseo, verso suelto en el ámbito del rock con denominación de origen vasca, ha permanecido intacta durante tres décadas. Al conversar con Francis Díez, voz cantante del grupo bilbaíno, es fácil entender por qué.

Fotografía
Nuevas miradas para combatir la hegemonía
Binomio Mujeril es un proyecto fotográfico que propone miradas desde las que cuestionarse y cuestionar.
Culturas
Mamá, ahora sí querré ser artista

La Comisión de Cultura del Congreso aprueba por unanimidad la propuesta de Estatuto del Artista, que deberá ser ratificada en el Pleno. El texto plantea cambios legislativos de calado para adaptar la normativa a la realidad laboral de medio millón de personas.

Menores tutelados
Perder a tu hijo por ser vegana: las prácticas en tutela de menores del IMAS de Mallorca

El hijo de Cristina López es uno de los 1.688 niños con expediente abierto en el Institut Mallorquí d’Afers Socials. Desde 2014, esta madre lucha por recuperar la tutela de su hijo.

Feminismos
Irantzu Varela: “A quien no le gusta negociar, le gusta violar”
Esta periodista de profesión, enlaza hábilmente las palabras para que el discurso feminista sea entendido por todas las personas.