Municipalismo
Vendetta vs principios

Si es por vendetta no tiene sentido, pero si es por principios requiere de vendetta ante la falta de ellos.

Badalona PSC
PSC, PP y Ciudadanos de Badalona pactan para expulsar a Guanyem Badalona en Comú
Doctor en Desarrollo y asesor en el Ayuntamiento de Cádiz

publicado
2018-06-20 18:20

Se dice de las guerras que éstas se saben cuándo acaban pero que difícilmente se conoce cuándo empezaron. ¡Quizás de eso estemos hablando, de una guerra! De una guerra contra el antiguo régimen que se resiste a perecer.

No sabemos si todo comenzó el 24 de mayo de 2015 con las elecciones municipales, el 13 de junio del mismo año con la toma de posesión, el 15M de 2011, o el 20 de marzo de 2015 cuando Guanyem Badalona eligió a Dolors Sabater para encabezar unas primarias que acabarían otorgándole la alcaldía de Badalona y desbancando al PP de la Plaça de la Vila. Lo cierto es que el 20 de junio de 2018 se ha producido un parón después de tres años de avance social revirtiendo la xenofobia de Albiol y transparentando las prácticas que llevaron a sentenciar judicialmente, en mayo de 2018, que el Partido Popular es un partido corrupto.

El día de hoy se puede tildar de miércoles negro ya que el antiguo régimen, ese que se resiste a morir, acaba de cobrarse temporalmente la primera pieza de los Ayuntamientos del Cambio; aunque lo han intentado en todos y cada uno de ellos. Y digo temporalmente, porque somos muchas las que nos resistimos a pensar que esto ha sido un punto y final y porque estamos convencidas que esta moción de censura no va a suponer más que un parón temporal que las compañeras de Badalona aprovecharan para hacer balance y proyectar una estrategia que le permita alcanzar la mayoría absoluta en 2019. Aunque desgraciadamente, una vez más, quienes acabarán pagando los platos rotos serán todos aquellos colectivos que se han sido beneficiarios de los avances sociales implementados en estos tres años: el pueblo de Badalona.

Este miércoles, la esquizofrenia del PSOE se ha unido a lo rancio del PP para caminar juntos en busca del omnipresente Ciudadanos. Ese invento del gran capital cuyo único fin es apuntalar cualquier gobierno que suponga una vuelta al status quo heredado tras 40 años de dictadura, C’s, la cara amable de la derecha, la marca blanca del PP, la muleta del régimen del 78. Hoy el PSC quizás haya querido desquitarse y pagar con Badalona su ineptitud en Barcelona, de donde fueron apartados del gobierno municipal con sabio criterio por su apoyo a la aplicación del artículo 155 contra el pueblo catalán. De ser así no tiene sentido esta vendetta, puesto que la contrapartida en el corto plazo es un gobierno en la sombra controlado por Albiol y sus nueve acólitos del PP ante la manifiesta imposibilidad de los tres ediles del PSC de gestionar durante menos de un año la que puede ser la tercera ciudad más grande de Cataluña. Y en el medio plazo, supone la desaparición representativa del PSC en Badalona, exacerbándose las polaridades para que la próxima contienda electoral se debata entre “españolistas” y “no españolistas”; una liza en la que el régimen, hasta el momento, ha salido vencedor.

Hoy el PSC quizás haya querido desquitarse y pagar con Badalona su ineptitud en Barcelona, de donde fueron apartados por su apoyo a la aplicación del artículo 155

Cuestión distinta es que el PSOE, o el PSC, hubiesen actuado en Badalona por principios; y la historia nos ha demostrado que poseen los mismos que Groucho Marx. Incluso el nuevo gobierno de Pedro Sánchez en su corta vida ha hecho gala de ellos con sus declaraciones sobre la no derogación de la reforma laboral y la no modificación de la financiación autonómica. Aun así, si fuese por principios, ello implicaría no compartir las políticas implementadas por el Guanyem Badalona, por Dolors, por Téllez y por el resto del equipo. Un gobierno que ha conseguido: democratizar y hacer participativa la política y económica de la ciudad y del Ayuntamiento, acabar con los estigmatizas xenófobos y racistas de gobiernos populares anteriores, gestionar con criterios sociales los presupuestos municipales al tiempo que los compatibilizaban con políticas expansivas y de gasto público y reinversión de los superávits presupuestarios, un gobierno local que ha combatido el endeudamiento como elemento de autonomía e independencia; bandera que nunca abandonó.

Por tanto, si el PSC ha hecho esto por principios y no por vendetta, con toda seguridad el pueblo de Badalona le dará justa vendetta por la propia falta de dichos principios, ya que el hasta hoy gobierno municipal si con algo ha cumplido es con los postulados socialistas y también soberanistas sobre los que el propio PSC y PSOE se dicen erigir.

Sobre este blog
Yo debo, tú debes, el debe, nos... La deudocracia impregna cada rincón de nuestras vidas. Estás: En deuda
Ver todas las entradas

Relacionadas

Opinión
La lógica de la absorción

Hemos “perdido” el Ayuntamiento, hemos vuelto a perder la Comunidad. Todo por un puñado de votos. Pero lo que nadie dice es que hemos perdido mucho movimiento, hemos perdido organización. Hemos perdido tiempo.

Municipalismo
Xulio Ferreiro: “A miña retirada non foi un repregue táctico”

Xosé Manuel Pereiro conversa con Xulio Ferreiro un mes despois de ter saído da alcaldía de A Coruña nas pasadas eleccións municipais.

Municipalismo
Atlas de Utopías 2019: 33 experiencias para caminar hacia un mundo más justo

El proyecto Ciudades Transformadoras lanza la segunda edición del Atlas de Utopías, un compendio de experiencias de transformación en materia de derechos humanos básicos.

2 Comentarios
#19220 19:28 22/6/2018

Que poco conocenesta ciudad y el lamentable estado tanto del territorio como de su sociedad.

Responder
0
1
#19270 15:58 23/6/2018

Cuéntanos.

Responder
1
0
Sobre este blog
Yo debo, tú debes, el debe, nos... La deudocracia impregna cada rincón de nuestras vidas. Estás: En deuda
Ver todas las entradas

Destacadas

Industria farmacéutica
Más de 500 medicamentos con problemas de suministro en España

El desabastecimiento de medicamentos en España ya supone más que una alerta farmacéutica. Son cientos de historias de pacientes sin su tratamiento.

Economía
Impuestos a la carne y al plástico: los impuestos Pigouvianos

Debido a la crisis climática, muchos países ya se plantean poner impuestos a la carne o a los plásticos. Estos impuestos, cuyo coste recae directamente en el consumidor, se llaman impuestos Pigouvianos.

Aporofobia
El doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.