Todos queremos ser Tony Stark

Creo que es un signo muy alarmante si tenemos un público de adultos yendo a ver la película de Los Vengadores y disfrutando con sus conceptos y personajes, los cuales estaban pensados para entretener a niños de doce años en 1950” - Alan Moore

Alan Moore
Alan Moore durante una charla

publicado
2017-08-22 22:33:00

En el fondo, el superhéroe es la versión actualizada de los héroes que han existido en todas las culturas, desde la Antiguedad, con Gilgamesh, Hércules y Aquiles, hasta los héroes de las leyendas medievales, como el rey Arturo o Sigfrido (incluso como el castizo Cid). 

Pero el concepto de superhéroe (y con él el de héroe) dio en los años ochenta un giro hacia algo que, si quisiéramos usar un palabro de esos para impresionar al respetable, llamaríamos postmodernismo.

El fin de la polaridad

Para hablar a las claras, lo que ocurrió fue el agotamiento de la fórmula tradicional del héroe bueno buenísimo contra el villano malo-malísimo, lo que derivó en la creación de personajes psicológicamente más complejos y moralmente más ambiguos. Watchmen, de Alan Moore El Regreso de el Caballero Oscuro, de Frank Miller o la aparición de títulos como Punisher o Ghost Rider son una buena muestra de ello.

Este tipo de personajes han tardado unos treinta años en llegar al mundo del cine superheroico y, aún a día de hoy, son minoritarias las películas que siguen esta línea un tanto más oscura y, digámoslo como a Moore le gusta, más adultas. El Batman de Nolan debe ser citado como su máximo exponente, pero también, mal que le pese a su autor, la fidedigna Watchmen.Pero el esquema que la mayoría de las películas de superhéroes continúa presentando es el que Joseph Campbell formuló en su famoso libro El héroe de las mil caras, con escasas variaciones y, siempre, con una visión maniquea de la realidad, sin matices, sin grises. Es la vertiente que siguen las películas de Marvel Studios.

Podemos decir entonces que el cine continúa siendo el baluarte donde los superhéroes siguen siendo esos héroes clásicos que, no olvidemos, cumplían la función de reflejar lo que a nosotros nos gustaría ser. El superhéroe de Moore ha perdido esa misión, para convertirse en una amarga broma de lo que se es. La cuestión no es que Los Vengadores sea una película infantil (que lo es). La cuestión es que todos querríamos ser Tony Stark, pero no el Rorschach de Moore. El problema es que nos parecemos más a lo segundo que a lo primero.

Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas
0 Comentarios
Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas

Destacadas

Móviles
Dadme un teléfono y salvaré un mundo que quizá no merezca ser salvado

Diversas fantasías futuristas han podido tratar las nuevas tecnologías desde perspectivas más escépticas, gracias a la distancia añadida respecto a lo real que suponen sus premisas fantasiosas.

Sequía
La creación de una crisis hídrica: cómo un sueño colonialista dejó seco a Marruecos

Las protestas por la falta de agua en Marruecos apuntan a la grave crisis del proyecto francés, sostenido por la monarquía alauita, de implantar un sistema agrícola demasiado costoso para los ecosistemas del país.

Sector del juego
Las apuestas entran en tu vida

La gran exposición mediática en los eventos deportivos y los espacios publicitarios ha encendido las alarmas acerca del aumento del gasto en apuestas por parte de la población. A continuación mostramos algunos datos sobre el crecimiento exponencial de este sector.