Política cipotuda

Algunos se quejan de vivir la era de la corrección política, otros tienen el valor de llamarlo puritanismo feminista y, los que van de progres, lloriquean nosequé de la posverdad, pero todos tienen algo en común: la cipotudez de barra de bar como forma de vida y de pensamiento. Machistas recalcitrantes que se agarran al hierro ardiendo de su privilegio sin pudor.


publicado
2018-02-05 10:00:00

De cipotudez está lleno el mundo y cada vez es más difícil esconderla o disfrazarla. Permitidnos la licencia de apropiarnos de un término tan rancio; es precisamente ese olor a podrido lo que nos reafirma en la "casposidad" del mismo y en la necesidad de revisar todo lo que han construido, basándose en una supuesta objetividad masculina que niega la existencia de otras formas de hacer y de entender el mundo, suprimiendo cualquier tipo de subjetividad colindante. ¡Ay, queridos... se siente, pero se os ve el plumero!

Algunos se quejan de vivir la era de la corrección política, otros tienen el valor de llamarlo puritanismo feminista y, los que van de progres, lloriquean nosequé de la posverdad, pero todos tienen algo en común: la cipotudez de barra de bar como forma de vida y de pensamiento. Machistas recalcitrantes que se agarran al hierro ardiendo de su privilegio sin pudor.

PolíticaCipotuda001
PolíticaCipotuda002
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda

Señoros de este calibre nos los podemos encontrar en cualquier sitio, pero los que más joden son esos que, desde posiciones de poder, intentan camuflar ese cipotudismo ilustrado bajo el uniforme del perfecto caballero de rancio abolengo e intelectual de la barbarie: escritores, tertulianos, periodistas... y políticos, claro. Sí, estamos ante un problema transversal de misoginia pero, nos da por pensar que, quienes tienen puestos de poder en unas instituciones que deberían representar a toda la ciudadanía (¡jajaja!), tienen un poquito más de responsabilidad que los demás porque son los que toman las decisiones y los que manejan la agenda pública.

Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda
Política Cipotuda

No venimos a desenmascarar a nadie porque ya lo hacen ellos solitos y casi sin querer, porque son cosas que tienen tan interiorizadas que les brotan de manera natural, pero necesitábamos un punto de partida para darle un sentido gráfico a todo esto. Una simple búsqueda en ese monstruo llamado Google llegó para llenarnos de razón y aquí tenéis una retahíla de cipotudeces propias de un sistema político que, cimentado en el patriarcado, fomenta la desigualdad con total impunidad... oh, wait! Hay muchas más sutiles y mutables, solo hemos recogido las más evidentes, las que mejor definen un terreno de juego político que desprestigia y ningunea a las mujeres en base a esa cipotudez institucionalizada que tanto miedo tiene a su propia vulnerabilidad.

¿Todavía queda alguien que crea que este dossier no es necesario? Pues seguimos para bingo, amichis... porque estos comentarios son la forma habitual de comportamiento cipotudo en la política de nuestro país. Y, si esto es lo que se atreven a decir cargos públicos, imaginaos lo que no se dice. Eso es lo que da más pavor.

Son políticos que saben lo que es mejor para las mujeres porque claro, somos unas menores de edad despojadas de toda racionalidad. Hombres que llevan toda la vida legislando en nombre de la mitad de la población y menospreciando a minorías y colectivos que ponen en jaque el statu quo. Señoros que hacen abuso de ese poder vetusto y hecho a medida, deslegitimando reivindicaciones y fomentando la desigualdad. Políticos que gobiernan con sus cipotes simbólicos, esos que se han preocupado de cargar de una masculinidad asfixiante y artificial que consiguió fulminar la diferencia durante siglos.

0 Comentarios

Destacadas

Huelga
Conflicto de Amazon: “Aquí se está juzgando el derecho a la huelga”
La huelga de Amazon el pasado mes de julio, durante la campaña del Prime Day, acabó con dos detenidos acusados de atentado contra la autoridad.
Editorial
Tierras de frontera
El verdadero territorio fronterizo en disputa es la legislación española, sometida a tensiones sociales que, atrapada entre su herencia franquista y el régimen del 78, no sabe resolver.
Franquismo
Apología económica del fascismo en El Confidencial
1

Una columna del catedrático de economía Roberto Centeno en su blog en El Confidencial alaba el crecimiento económico de la dictadura franquista, mientras en otro acusa al “totalitario” Sánchez o a los “comunistas bolivarianos de Podemos" de “expoliar a las familias”.

Racismo
Dinamarca: cuando las ideas de Viktor Orban calan en un Estado de bienestar

Aunque Dinamarca copa los estándares de desarrollo y calidad democrática, la reciente prohibición del velo islámico en sitios públicos, la ley que castiga con la cárcel a los indigentes o el rechazo a acoger migrantes reflejan la deriva xenófoba que ha adquirido el país.

Últimas

Economía social y solidaria
La Economía Social y Solidaria muestra su músculo en Madrid

Este fin de semana se ha celebrado en Madrid la IV Feria de Economía Solidaria de Madrid Bajo el lema “Dale vida a otra economía: Consume consciente”.

Educación
Encerrados a 38 grados en un aula

La falta de acondicionamiento de las aulas a las altas temperaturas pone en pie de guerra a la comunidad educativa en Extremadura.

Creaciones morales
Ovnis en Alcorcón
El fenómeno de los extraterrestes del planeta UMMO en los años 50 fue un precedente a la española y con difusión internacional de las ahora llamadas ‘fake news’.
Energía nuclear
Lo que hay detrás de la energía nuclear
Abordamos brevemente el negocio de los residuos radiactivos para el oligopolio patrio: cómo definir "residuos", su gestión y quién paga los costes que se generan.