Desigualdad
Cuanto más dinero tienes, más libre eres

La derecha utiliza mundialmente la palabra libertad en un sentido clasista y queriendo dar la vuelta al concepto. Lo que quieren decir en realidad es que eres más libre cuanto más dinero tienes. 

Mochila Colegio Educación
Abrigos y mochilas en un centro de Secundaria de la Comunidad de Madrid. Álvaro Minguito

publicado
2019-08-16 10:20

La palabra libertad es una de las más preciadas de la lengua. Al ser pronunciada llena la boca con una sonoridad sin precedentes, es una de esas preciosas melodías que a veces te ofrece el castellano. Últimamente nos hemos acostumbrado a oír esa palabra, incluso vacía de contenido. 

El pasado miércoles en la Asamblea de Madrid, la después elegida presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, pronunciaba un discurso lleno de la palabra libertad. Libertad para elegir a qué colegio llevar a tus hijos, libertad para elegir de qué modo queremos que aprendan, libertad de horarios, libertad. 

Un detalle que nos quieren hacer olvidar es lo que Iñigo Errejón expuso: “Un reponedor, ¿puede llevar a sus hijos al colegio británico? No, porque cuesta 1.000 euros al mes. Las libertades que están mediadas por el dinero no son libertades, son privilegios”, dijo ante la cámara. 

Nadie le rebatió esta cuestión porque es innegable. Con un sueldo de 1.200 euros al mes (el más común de España), puedes elegir que tus hijos vayan a la escuela pública, a la concertada o quizá a algún privado de poco prestigio. Con un sueldo de 5.000 euros al mes y negándote a hacer de la escuela pública la escuela de mayor calidad —como debería ser—, estás negando la libertad al resto. Libertad para que mis hijos, estudiantes de la pública, puedan llegar tan lejos como los tuyos, que estudian en el colegio británico. 

Tu libertad no se basa en que elijas qué tipo de contenidos dará tu hijo en su colegio, ya que para algo existe el sistema educativo común, nos guste más o menos. Este argumento es capcioso porque atañe, precisamente, a la falta de libertades del resto. Una educación no basada en la igualdad, solidaridad y respeto a la diversidad, dará como resultado individuos que crean que tienen carta blanca para discriminar a otros por renta, condición sexual o pensamiento. Será una educación que jamás condenará el fascismo.

Siempre se oye hablar de libertad a quien después esgrime los argumentos más insolidarios. Libertad para elegir sanidad pública o privada, libertad para que gracias al dinero que pagas con tu seguro privado, no tengas listas de espera. Si tienes un problema gordo, te derivan a la pública, ya parasitada con gestión de hospitales a manos de fondos buitre, como el de Puerta de Hierro en Majadahonda. 

Cuando Ayuso dice que en Madrid tenemos la mejor sanidad de España, no solo miente, sino que insulta. Soy de otra región de España y he vivido el trato en varias sanidades diferentes. En Madrid funciona muy bien la atención primaria, pero si quieres ir al especialista tienes plazos desde los tres meses en adelante. Alguna vez me ha pasado que me llamen para una cita que ni recordaba, ni ya necesitaba.

Es más, la gente que ellos llaman “clase media” siempre comenta en Madrid que tienen un seguro privado, que combinan con la atención pública, no porque no confíen en la pública, sino porque es a lo que se ven abocados tras la política de recortes masivos en sanidad que se ha hecho estos últimos años en la Comunidad de Madrid. 

Es bastante evidente que Isabel Díaz Ayuso no es usuaria del metro de Madrid. La libertad no se basa en elegir si ir en coche o en transporte público, sino en tener una buena y eficiente red de transporte público que te dé libertad para poder dejar tu coche en casa y le dé la libertad a la ciudadanía para poder respirar un aire más limpio. Libertad no es que yo tenga que ir en metro por motivos socioeconómicos y debido a eso me tenga que tragar retrasos e ir hacinada en el vagón con los otros “desheredados” de la sociedad, sino que quiera ir en metro porque, pudiendo usar el coche, elijo un transporte más sostenible y menos dañino con el medio ambiente. 

Libertad es que una anciana pueda elegir, en base a sus necesidades físicas, si enciende la calefacción o no ese día, no que la tenga apagada por sistema y que un día la encienda brevemente o se ponga cuatro mantas para no morir congelada. De pequeña me sorprendía ver ancianos en las estaciones de tren arrimados a radiadores. Son escenarios que el nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid no se plantea porque le pillan muy lejanos. 

Hay diferencias sustanciales entre liberalismo y libertad, pero una sociedad desigual jamás podrá ser una sociedad libre. 

Relacionadas

Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.

Eventos
Renta básica universal: debates, estrategias y horizontes
El 11 de diciembre te invitamos a debatir sobre renta básica universal en el Espacio Vecinal de Arganzuela.
13 Comentarios
#39350 8:52 16/9/2019

La base de la libertad es la capacidad para optar...Y el relativismo de el artículo,con un sesgo ideológico y dogmatismo feroz,hace aguas por todas partes....¿1.200 euros al mes?...En países como Burkina Faso,Haití o Chad,con esa capacidad económica puedes alimentar y pagar todos los gastos de una familia durante 6 meses...Los colegios privados que comenta(estudié en el Liceo francés de Bilbao),tienen un sistema de becas magnífico...De los 40 alumnos que estábamos,casi la mitad (me incluyo),lo estábamos. Meritocracia,claro...Si yo canto como un gato con el rabo pisado,nunca me he planteado cantar "La Traviata",de Puccini,en el Scala de Milán...Pero en la ducha...¡Por supuesto!...Si hablo 4 idiomas,tengo 2 licenciaturas universitarias mi compensación laboral tiene que ser acorde con el nivel académico que se me pide.¿5.000 euros por barrer la calle?...Genial. Pero la preparación y el esfuerzo educativo que se requiere no es comparable con otras ocupaciones....El quiera txipirones...Que se moje los cojones. La "ley del mínimo esfuerzo "nos gusta a todos...

Responder
0
0
juanfalque@gmail.com
juan 12:11 20/8/2019

Extraordinario artículo, que ilustra perfectamente lo perverso de algunas personas, incluso en el uso del lenguaje.

Responder
2
1
#38473 19:49 19/8/2019

El problema, es que es como el efecto de gravedad, el que más tiene, más gana, a más masa, más masa atraes... a los currantes, lo único que nos queda es poder ahorrar lo suficiente para conseguir algo de masa y atraer un poquito de otra masa... en fin que se me va la cabeza de filosofear. Para terminar, aquí os dejo unos libros prácticos para ahorrar, saludetes.

https://youbil.com/best-price-for/libro%20ahorrar

Responder
1
0
#38410 13:47 17/8/2019

Oye tu.aqui en Andalucía es un puto desastre de 40 años de dictadura social.comunista

Responder
6
12
#38489 12:34 20/8/2019

¡¡¡¡JA JA JA JA JA JA JA JA JA!!!!!!

Responder
1
0
#38404 9:54 17/8/2019

Este artículo sí que vacía de contenido la palabra libertad. Libertad es que nadie me diga lo que tengo que hacer, y ni mucho menos me obligue a hacerlo. Si no le gusta que la gente haga uso de su libertad, o prefiere acotarla para que su modelo de organización política y social no se resienta, está en su derecho, pero no disfrace de libertad su gusto por obligar a la gente a hacer lo que usted cree que es bueno.

Responder
10
14
David 9:04 17/8/2019

Yo he estudiado toda mi vida en la escuela pública y puedo decir que la educación que recibí es de las peores que pude recibir. Realmente fui adoctrinado en el socialismo. El artículo habla de fascismo, pero yo descubrí en la edad adulta gracias a la educación privada que me salió gratis gracias a Google que el socialismo es peor que el fascismo. Y la putada es que como tenga hijos tendré que pagar un la educación pública + una educación privada para que mis hijos no sean adoctrinados en el socialismo y tengan una vida próspera y feliz.

Responder
8
18
#38531 9:59 21/8/2019

El socialismo es malísimo, paga la sanidad pública, los colegios, el transporte,... un auténtico demonio!

Responder
2
1
#38383 14:40 16/8/2019

La persona que ha escrito el artículo no es pobre ¿verdad? A mí me despidieron porque era muy cara y mi compañera se quedó porque tiene tres pisos alquilados y solo trabaja para estar de alta en la Seguridad Social. Ella es libre. Yo tengo que comer y me vi obli

Responder
29
37
#38409 11:43 17/8/2019

precisamente tu comentario está totalmente en línea con el argumento del artículo. No sé a cuento de qué viene lo de que si el autor es rico o pobre, no encaja con lo que expones

Responder
9
3
#38399 8:23 17/8/2019

Soy profesor universitario. Me gustaría ser presidente del gobierno. Por qué no tengo posibilidad?
Como alternativa, me gustaría se modelo. Mido 180cm tengo unos kilos de más, pero soy muy buena gente.
Por qué no puedo acceder a ninguna de las dos profesiones?
En estos casos parece claro que esos puestos son únicos, exclusivos, para unos pocos privilegiados. Aceptamos la desigualdad. Aceptamos que somos diferentes y que hay distintas posibilidades en la vida.
Por que se criminaliza a una persona que pueda haberse preparado y trabajado como una mula, que quizás tenga dos trabajos, por cobrar un sueldo de 5.000 euros?? No lo entiendo.
Nos centramos mucho en los sueldos y criminalízamos a quien más tiene. Es eso justo? Sin embargo, no nos centramos en el esfuerzo, constancia y dedicación.
No perdamos de vista los valores, señores.

Responder
11
17
Carlos 16:49 18/8/2019

Ser modelo o presidente no es un derecho. La educación o la sanidad sí.

Responder
9
1
#38424 8:37 18/8/2019

De acuerdo con el artículo. El lenguaje, la información y la administración pública,se corrompe con esta derecha de expresidentes carcelarios...

Responder
3
1

Destacadas

Crímenes del franquismo
España afronta su examen periódico en derechos humanos ante la ONU reforzando la impunidad del franquismo

Ceaqua señala en un informe remitido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas los incumplimientos sistemáticos de las recomendaciones dictadas para garantizar la tutela judicial de las víctimas del franquismo.

Personas refugiadas
Refugiados explican al defensor del pueblo la vulneración de derechos que padecen

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, recibió a personas solicitantes de protección internacional que contaron su experiencia de quedar en situación de calle a consecuencia de la vulneración de derechos y exclusión que padecen.

Contigo empezó todo
Fanelli, el apóstol que no hablaba castellano

Así se hizo, reuniéndonos todos el día convenido, menos Morago, que también tuvo sueño y no pudo recobrar la voluntad de despertarse.

Feminismos
Los feminismos chilenos muestran su fuerza mientras cae el crédito de Piñera

El Encuentro Plurinacional de las que Luchan reúne a 3.000 mujeres mientras el grito “el violador eres tú” continúa extendiéndose. Las chilenas convocarán una huelga productiva y reproductiva el 8 de marzo.

Vallecas
Trece encausadas en Vallecas por llamar "fascistas" a Vox
Como ya ocurrió en junio, trece personas han sido denunciadas por Vox por protestar contra mesas informativas del partido. Sostienen que no hubo agresiones y se preguntan cómo han dado con sus nombres.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Educación
El mal llamado pin parental. ¿Quién impone su ideología a quién?
Los pánicos morales que la derecha agita para su propuesta de veto parental ponen en peligro los principios más básicos de la educación pública.
Greenwashing
La mentira verde
El documental "La mentira verde" (2018) de Werner Boote critica el fenómeno greenwashing.
Educación
El fruto

Hace tiempo que se oye que hay que dejar un mundo mejor para nuestras hijas y parece lógico. Menos lógico resulta mostrar no solo comprensión sino incluso admiración cuando, desde el privilegio, alguien comete una falta, legal o simbólica, pero lo hace por el bien de sus hijas. 

Industria armamentística
El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.