Argumosa 11 es lo que ocurre mientras todos miran a Catalunya

Mientras hay quien se envuelve en la bandera para ‘fardar’ de patriotismo, hoy cuatro familias son expulsadas por la fuerza de sus casas después de que les subieran el alquiler un 300%.

Argumosa 11, icónica
Argumosa 11, dos personas se abrazan frente al cordón policial. Pablo Fernández

publicado
2019-02-22 14:58:00

El pasado miércoles 20, el senador de Compromís Carles Mulet, salía a la tribuna y durante más de un minuto repetía incansablemente una única palabra: “Catalunya”. Con este alegato pretendía denunciar cómo el conflicto territorial acapara todas las atenciones con un discurso polarizante y confrontativo.

Hoy cuatro familias han sido desahuciadas contra un dictamen de la ONU y tras haberles subido el alquiler un 300%. Esto ocurría mientras todos miraban a Catalunya y muchos se envolvían en la bandera.

Quienes se llaman “patriotas” hoy callan mientras cuatro familias se quedan en la calle, una de ellas con un bebé de menos de un mes.

Quienes se llaman a sí mismos “constitucionalistas” hoy callan ante la vulneración del artículo 47 de la constitución.

Quienes dicen defender “la unidad de España”, hoy callan ante esta “felonía”.

Hoy, todos ellos han vendido “su querida España” a un fondo buitre a cambio de un edificio para hacer apartamentos turísticos. Han sido sus vecinos los que han paralizado en seis ocasiones este desahucio, algo que hoy no han podido conseguir mientras mirabais a Catalunya.

El día de hoy se echarán las manos a la cabeza, pero mañana, todo el mundo volverá a mirar a Catalunya.

¿Hasta cuándo?

Relacionadas

Tribuna
Vete de aquí. Madrid y el dilema de la vivienda

Gran parte de nuestra clase política vuelve a comprar las promesas de inversión, de empleo y de progreso urbano que ya nos llevaron en 2008 a la mayor crisis social de los últimos 30 años. De nuevo, vemos a gobernantes de uno y otro signo político “comprando la moto” del progreso a través de la promoción inmobiliaria.

Desahucios
Las lecciones de los desahucios en Argumosa, 11
5

La violenta actuación del 22 de febrero no buscaba únicamente echar a estas familias de su casa, se quería además dar un golpe ejemplarizante a los colectivos de lucha por la vivienda y mermar las protestas contra los grandes fondos de inversión que han adquirido protagonismo en los últimos tiempos.

0 Comentarios

Destacadas

Municipalismo
Las compras de tu ayuntamiento pueden ser feministas

Las licitaciones y compras por parte de las administraciones públicas pueden ser una herramienta efectiva para luchar contra la desigualdad de género y el machismo. Los ayuntamientos están jugando un papel muy importante en esa lucha, pese a las reticencias no solo de las empresas, sino también internas.

Vivienda
El movimiento por la vivienda consigue la primera multa por acoso inmobiliario

Con esta medida sin precedentes, el Ayuntamiento de Barcelona aplica por primera vez la ley de vivienda de 2007 que permite multar a la propiedad por acoso inmobiliario. Una “gran noticia” para el movimiento por la vivienda que ha impulsado el caso.

Feminismos
Sara Ahmed: “La felicidad es una técnica para dirigir a las personas”

Sara Ahmed, escritora feminista y académica independiente, lleva años investigando los mecanismos institucionales que dificultan e impiden que las quejas por sexismo, racismo o acoso sean escuchadas y atendidas.

Opinión
No desistir

Hay tantas y tantos a punto de bajar la guardia... ¿Rendirse? Eso sería demasiado poético.

Eléctricas
Usagre, capital europea de la energía solar

La Transición Energética en Extremadura marca como primer hito la planta fotovoltaica de Iberdrola en Usagre, la que será la instalación de energía solar más grande de Europa. Algunos especialistas consultados, sin embargo, mantienen serias objeciones al modelo implementado de transformación hacia energías limpias. 

Últimas

Maltrato animal
Animalistas protestan contra la ‘McCrueldad’
La asociación animalista Igualdad Animal protesta frente a un restaurante McDonalds en el Día Mundial Sin Carne.
Extremadura
El 25 de Marzo de este año llegará hasta Madrid
La acciones centrales de este año se trasladan de Mérida a Badajoz, adelantando la jornada reivindicativa al sábado día 23 para facilitar la participación ciudadana en los actos.
Huelga feminista
Tras el ocho de marzo, ¿los hombres qué?
3

El papel asignado a los hombres el día de la huelga debiera ser el que asumiéramos todos los días del año. Que el grito de ese día nos retumbe durante todo el año en los tímpanos es lo deseable. Porque ante el machismo largamente interiorizado nuestra vacuna debe ser diaria.

Tribuna
Por una política de la vida cotidiana
Que la entrada en esto de la política institucional tiene un punto de no retorno creo que es algo que no se le escapa a nadie a estas alturas. Ahora bien, caer en que las personas que han ocupado determinados cargos públicos son insustituibles es un error que no deberíamos cometer.