Corrupción
Cotino, brazo corrupto del Opus Dei valenciano

Juan Cotino ha fallecido por el coronavirus. Su fulgurante y extensa carrera política, de concejal del Ayuntamiento en Xirivella, su pueblo natal, a presidente de Les Corts, acompañó a la extensión y crecimiento de las empresas familiares.

14 abr 2020 09:30

La rama valenciana del Opus Dei ha visto cómo el coronavirus siega la vida de uno de sus miembros más destacados. Juan Cotino, devoto y soltero hombre de familia, ha sido uno de los supernumerarios de la organización que mayores responsabilidades ha ejercido en el poder político del País Valencià. Hijo de un terrateniente agrícola de Xirivella, en su pueblo su clan ha sido el principal filántropo del opusdeísta club Xilvela y su centro deportivo Faitanarsu, donde los adolescentes del pueblo reciben ocio de forma segregada, además de “orientación espiritual”. En la discreta Alquería Dolores, una finca familiar en el pueblo, se sitúan históricas reuniones en la trayectoria del PP valenciano. Como el cónclave que precedió a la dimisión de Camps, en el que estuvieron Rita Barberá, Federico Trillo —otro destacado miembro del Opus Dei— y el propio Juan. Cotino acabaría siendo la persona que llevó en su coche particular al expresident a enfrentarse a su cita con los tribunales. Pero no adelantemos acontecimientos

La primera experiencia del eterno soltero en política fue impulsar la conservadora Asociación Valenciana de Agricultores. Para entonces, tanto él como su hermano Vicente ya habían empezado sus negocios agrícolas y en el sector de la promoción inmobiliaria. La matriz societaria, que tuvo la sede social en la casa familiar, se llama Sedesa. Su hermano, Vicente Cotino, capitaneó oficialmente los negocios. Se acabaría convirtiendo en todo un holding dedicado al urbanismo, la promoción inmobiliaria, las energías renovables, los parques eólicos, el sector medioambiental, la gestión de residencias geriátricas, y la explotación minera, actividad con la que en Galiza generó algún estropicio medioambiental que Feijoó se negó a pagar.

No sería hasta los 90 cuando las sociedades de los Cotino empezasen a dar los pelotazos que, de forma más o menos discreta, siempre le han acompañado. Un informe realizado por la agencia de investigación Método 3, y filtrado a la prensa, aseguraba que la familia obtuvo adjudicaciones de obras públicas por valor de 830 millones de euros entre 1998 y 2009. Aunque es notorio que en la mayoría de esas adjudicaciones los Cotino formaban parte de Unión Temporales de Empresas (UTE), en las que se asociaban con diferentes grandes de la construcción.

El citado dossier señala otra irregularidad habitual en los negocios de Sedasa: la elevación de los precios de expropiaciones. Así, detalla que la filial Alquería Dolores SL —originales para los nombres nunca han sido—, solicitó una retasación de una antigua parcela del Parque de Cabecera que le expropió el Ayuntamiento de Valencia en 1998. La sociedad pidió 3,6 millones de euros por el suelo, es decir, 24 veces lo que le pagó el Ayuntamiento y cinco veces el valor del justiprecio. Este organismo le reconoció en 2005 a la familia Cotino el derecho a recibir 687.000 euros por una parcela de 13.600 metros cuadrados cuando el Ayuntamiento la había valorado en 148.000 euros. Con la que fue su alcaldesa Rita Barberá al mando, el Ayuntamiento aceptó la petición de retasación y finalmente pagó 255.000 euros a los demandantes.

Se sabe que la primera tierra que se removió en ese gran pelotazo que fue Terra Mítica la excavaron las empresas de los Cotino. Pero la cuantía de la fortuna del clan sigue siendo un misterio, en parte por su fuerte desinversión a partir de 2011 —cuando estalló el caso Gurtel—, en parte por encontrarse en paraísos fiscales. Incluidos episodios pintorescos, como cuando su declaración de bienes, siendo conseller de Medio Ambiente, desapareció en 2011 de los registros de la Generalitat sin dejar huella. 

El 23 de abril 2010, Cotino hizo público que tenía 1.907.309 euros en bienes, aunque en 2007 había ingresado 11,3 millones de la venta de sus participaciones en la empresa de su sobrino, según le acusaba la Guardia Civil. Un funcionario sin identificar hizo desaparecer esa declaración alegando “motivos de seguridad”. Oficialmente, Juan estaba desvinculado de Sedesa desde 1991, cuando empezó a ocupar cargos públicos de responsabilidad.

Cotino, servidor público de todos ustedes

En la política institucional empezó siendo concejal en su natal Xirivella en la legislatura 1979-1983, bajo el manto de la UCD de Suárez, aunque no ocupó responsabilidades de gobierno. Tras la disolución de este partido, formó parte del Partido Demócrata Popular (PDP), donde coincidió con nombres como Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja, José Ignacio Wert, Vicente Martínez Pujalte y José Manuel García Margallo. 

Con la integración de este partido en Alianza Popular, le llegaría su segunda experiencia institucional —también como concejal—, en este caso de la ciudad de València, en la primera y segunda legislatura de la fallecida Rita Barberá. La exalcaldesa le encargó la responsabilidad de la seguridad ciudadana. Al mando de la Policía local instituyó la policía de barrio, así como una polémica gestión de las fichas policiales, donde pasaron a recabarse la raza y orientación sexual de las personas detenidas.

Bajo su mando, la policía local de València empezó a recabar la raza y orientación sexual de las personas detenidas

En esa etapa coincidió con Francisco Camps, que arrancaba también su carrera como concejal de Tráfico y con el que saltaría a la Generalitat años después. Pero antes de sentarse en el Consell, fue reclutado por el entonces ministro del Interior del primer gobierno Aznar, Jaime Mayor Oreja, antiguo camarada en la formación democristiana PDP, para ocupar el puesto de Director General de la Policía (1996-2002). En ese cargo dejó declaraciones escandalosamente racistas, como cuando manifestó que “entre los inmigrantes viene mucha gente de mal”. En su etapa madrileña estrechó lazos con Camps, con el que compartía, además de una profunda devoción católica, domicilio habitual. En aquella época el condenado expresident era Secretario de estado de Administraciones Territoriales.

Precisamente sustituyó a Camps (que ha publicado en El Mundo una sentida despedida a su amigo) en la Delegación de Gobierno de València (2002-2004). Tal vez desde ahí, y con Eduardo Zaplana ya en Madrid, es donde se cimenta la alianza que permitió a Camps irse haciendo poco a poco con el poder interno del PP valenciano. La batalla entre Zaplanistas y Campistas era a muerte, y poco a poco, el sector cristiano que manejaba Cotino fue tomando todas las posiciones. Con la primera derrota de Rajoy, se quedó fuera de puestos de responsabilidad institucional, hasta que el ex President de la Generalitat le nombró conseller de Agricultura, pesca y alimentación (2004-2007). Polémicas y recordadas seguro en Aragón fueron sus palabras respecto al proyecto del trasvase. “Les sobra agua para cubrir nuestras necesidades 25 veces”. El proyecto, finalmente, decayó, aunque él fue uno de los abanderados en la lucha contra Zapatero para que lo ejecutase. Es en esa etapa en la que se produjo la visita de Benedicto XVI.

Sus problemas con la justicia

La última presencia de Juan Cotino en la esfera pública se produjo el pasado 9 de marzo. Ese día acudió a declarar como acusado a la Audiencia Nacional. Tan católico como era, su visita al alto tribunal tenía como motivo responder a las acusaciones de desvío de fondos en la visita del Papa Benedicto XVI, desgajada de la Gurtel. Cabe recordar que su hermano Vicente Cotino, se declaró financiador confeso del PP en esa trama. En el sumario del pontífice, trece de los acusados principales, entre ellos “El Bigotes”, señalan a su persona (también a Camps) como principales responsables del entramado. “Cotino lo llevaba absolutamente todo, la última palabra sobre todo la tenía él”, declaró Alvaro Pérez “El Bigotes”, en una de las vistas ante el tribunal. Juan Cotino, humilde siervo, se defendía diciendo que él no tenía ninguna responsabilidad y que era “un voluntario más”.

La Fiscalía le pedía 11 años de cárcel en esta causa. El desvío de fondos, estimado en unos 7,4 millones de euros, se camufló en la contratación de las pantallas gigantes que se utilizaron en el evento. Pero los problemas de Cotino con la justicia no terminaban ahí. También aparece en el sumario del caso Erial, que juzga el blanqueo de capitales procedentes de mordidas de las ITV y el Plan Eólico y que tiene como principal imputado a otro expresident, Eduardo Zaplana. Pero del que también sacó tajada su familia.

Corrupción
Zaplana y el turbocapitalismo de amiguetes

El exministro Eduardo Zaplana ha sido detenido en el marco de la Operación Erial. Tras más de 25 años en primera fila política y empresarial, se pone el cerco a la actividad de un personaje que saltó a la fama en unas grabaciones en las que aseguraba que le hacía “falta mucho dinero para vivir”.

En esa trama, el papel de Juan Cotino fue el de transportar, en 2001 y aprovechando su entonces condición de Director General de la Policía Nacional, 640.000 euros en metálico a Luxemburgo, según declaró Beatriz Paesa, sobrina del mediático espía Fernando Paesa y testaferro confesa del clan Cotino. En concreto, declaró ante la instructora que Cotino constituyó en el 2001, siendo la segunda autoridad estatal en el escalafón policial, las sociedades Imison Internacional y Fenix Investments, que para los investigadores son dos sociedades pantalla de Zaplana y sus testaferros. La Fiscalía cree que estos ingresos eran las mordidas de Zaplana por entregar concesiones al entramado familiar de los Cotino, con núcleo en la citada empresa Sedesa.

Siendo la segunda autoridad estatal en el escalafón policial, llevó 640.000 euros a Luxemburgo para arrancar las sociedades offshore de Zaplana

No sería la única cantidad de dinero que la familia Cotino ha llevado al Gran Ducado y que la justicia tiene bajo la lupa. Quince días antes de la famosa visita de Benedicto XVI, su sobrino Vicente Cotino, desde la sociedad familiar Sedesa, habría realizado una trasferencia a favor de Imison Internacional de 2 millones de euros. Otros 4,4 millones fueron transferidos a la misma sociedad el 5 de septiembre de 2005 con el mismo modus operandi. 

El “modelo Cotino” en las residencias de la tercera edad

Tras pasar por la Conselleria de Agricultura, su siguiente misión como acólito de Camps fue hacerse cargo de la Conselleria de Bienestar social (2007-2009). En esta etapa instauró un modelo de concertación de plazas públicas en residencias privadas a cambio de la construcción de las instalaciones. Las empresas beneficiadas de esta “colaboración público privada” fueron Savia —impulsada por su familia y participada también por el empresario alicantino Enrique Ortiz y los dueños del Grupo El Pozo—, Solimar, presidida por el comisionado de la Generalitat para la Copa América 2007 y ex alcalde popular de Tavernes de la Valldigna, Eugenio Pérez, así como Novaire, del emporio OHL, propiedad de Juan Villar Mir, financiador confeso del Partido Popular.

Estas adjudicaciones a las residencias privadas se otorgaban existiendo plazas libres en las de titularidad pública. Incluso manteniendo cerradas residencias de titularidad pública para engordar el negocio de las concertadas. Además, estas empresas beneficiadas por el modelo Cotino cobraban más por plaza que otros centros con conciertos (hasta 56,14 euros frente a los 50 para ayuntamientos o entidades sin ánimo de lucro, por ejemplo), como quedó acreditado en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia valenciano en el 2016.

Cotino, President de Les Corts

La culminación de su carrera política, tras un breve paso por la Consellería de Medio Ambiente, llegó con su proclamación como president de Les Corts. Sonadas fueron algunas de sus actuaciones, como cuando le dijo a Mónica Oltra: “Me daría vergüenza, si fuera padre, tener una hija como esta, pero como posiblemente usted no conoce a su padre...”. La hoy vicepresidenta de la Generalitat le acababa de acusar de haberse apropiado, a través de su empresa Sedasa, de una plusvalía de 28.000 euros en una operación ejecutada por la empresa Cabañal 2010. Esta sociedad municipal fue creada para ejecutar la fallida ampliación de la avenida Blasco Ibáñez, que supuso el “gran Vietnam” de Rita Barberá, al no poder completarse.

Pero tal vez el hito más famoso de Cotino fue cuando, tal vez en un lapsus, tal vez en un ataque de sinceridad inconsciente, dijo ante las cámaras que “puedo haber metido la mano, pero no la pata”. Un desliz que le hizo carne de meme, pero que no eclipsó otro de sus grandes momentos mediáticos y por los que será recordado.


“Salvados”, el programa dirigido por Jordi Evolé, hizo un especial sobre el accidente de metro en València. El gobierno valenciano de la época, comandado por Camps y en el que Juan Cotino era conseller de Agricultura, trató de eludir cualquier responsabilidad política, minimizando el macabro suceso en el que fallecieron 43 personas. Los trabajadores de la televisión autonómica Canal 9 reconocieron años después instrucciones para tapar el suceso y centrar sus contenidos en la, casualmente, cercana visita del Papa. A través del citado programa de Évole se hizo público que Juan Cotino había ido casa por casa de los familiares de las víctimas ofreciendo dinero o trabajo para comprar silencios y que retirasen las acciones judiciales. 

La primera comisión de investigación que se abrió en Les Corts, se cerró en un tiempo récord. Entre el 17 de julio del 2006 y el 8 de agosto se facilitaron 48 documentos y se concentraron en solo cuatro días 32 comparecencias. El dictámen, aprobado con los votos del PP, concluyó que la línea era segura y que la única causa del siniestro había sido el exceso de velocidad del maquinista fallecido. La oposición, que pidió dimisiones, aseguró que una baliza de frenado de unos 3.000 euros en la curva habría evitado la tragedia.

Otro ejemplo de sus habilidades para generar controversias fueron sus palabras sobre el aborto. “Debería ser obligatorio que las mujeres que quieran abortar vieran una ecografía de su hijo antes de decidir y que, además, se les planteen diferentes opciones y alternativas eficaces para el hijo que llevan en su seno”. En 2014, acosado por las diferentes causas de las empresas familiares, decidió dimitir de la presidencia de Les Corts y retirarse “a cultivar caquis”.

Relacionadas

Unión Europea
“Los únicos que critican al Gobierno español en Europa son el PP y Vox”

En unas semanas convulsas en las instituciones europeas, la eurodiputada por Unidas Podemos defiende que, al contrario de lo que intenta mostrar el Partido Popular en el Congreso y en Bruselas, las políticas y medidas tomadas por el Gobierno de coalición son aplaudidas.

Unión Europea
El PP trata de recortar desde Europa lo que no puede recortar desde España

El Partido Popular se alinea con los frugales y exige recortes y reformas a cambio de las ayudas. Se juega que se demuestre que hay otras formas de salir de una crisis que no sean la austeridad y no les importa hundir más a España.

Casas de apuestas
PP, Cs y Vox rebajan impuestos a las casas de apuestas de Madrid

El acuerdo aprobado por las derechas, con la abstención de Más Madrid y PSOE, elimina también la medida que, con la intención de mantener el empleo, condicionaba la bajada del IBI y el IAE a que no realizaran despidos.

10 Comentarios
#59000 14:55 30/4/2020

O retiran lo de brazo corrupto del Opus Dei, o les denuncio por difamación a la institución. Ustedes verán.
Por pertenecer o haber pertenecido una persona al Opus Dei, ni la Iglesia ni la institución actúan de ninguna manera a través de nadie, y menos en el ámbito personal profesional, político, social o familiar de ninguna persona.
Antes de soltar mentiras y difamar infórmense.

Responder
0
1
#57077 16:17 15/4/2020

Otro que se libra de la justicia como Rita Barberá...

Responder
3
0
#57058 13:53 15/4/2020

El mejor obituario que leeremos sobre este tipejo.

Responder
3
0
#56985 25:19 14/4/2020

Felicidades por el reportaje
El Pais Valenciano se convirtió, a lo largo de 20-24 años en el Poder dependiendo de qué institución pública hablemos, en el peor semillero de corruptos probablemente del conjunto de Europa. Para la denúncia de ello el colectivo periodístivo Xarxa Urbana de Valencia pusimos en marcha del 2012 al 1015 una iniciativa de amplia resonancia internacional y mediática llamada "La Ruta del Despilfarro". En nuestros recorridos visitábamos los lugares en donde este tipo de personajes corruptos habian actuado, perjudicando de paso a distintos colectivos sociales. Uno de estos casos fue eldeñ arrase total de la huerya de la Pedania de "LaPunta"para permitir la innecesaria y fracasada ampliación del puerto de Valencia. Como director de la Policia mandó los desalojos violentos de la población afectada (provocando la dispersión de esta en viviendas fuera del barrio, sin ayudas iniviales y con varios casos de mayores fallecidos por el trauma sufrido en breves meses). Pero también, metido como estaba en trapicheos varios se dedicó a robar la "flor de la tierra" es decir su manto mas productivo, para venderla a empresarios amiguetes. Se especula tambien que, a pesar de su vocación de moralista catequizadora, era un cliente habitual en los jardines que rodeaban la Estación de Autobuses, en donde se ejercia la prostitución masculina de noche. Hay muchos otros hechos por investigar que necesitarian una izquierda valiente y congruente en las instituciones valencianas que en muchas ocasiones no pueden o no quieren emplear una parte de su tiempo y recursos en limpiar a fondo las instituciones públicas que en una epoca no muy lejana estaban repletas de malversación, practicas de autoridad abusivas, intercambips de favores, silencios cómplices, etc. Creo que la ciudadania valenciana que luchó activamente por sacarlos de estas se merece una actuación mucho mas contundente.

Responder
5
0
#56966 22:01 14/4/2020

Excelente artículo. Solo una pequeña.matizacion, salvo error Beatriz Paesa era sobrina del.espia, no su hija.

Responder
3
0
TomasMunyoz 10:22 15/4/2020

Muchas gracias por el aporte, tienes toda la razón. Lo corrijo.

Responder
2
0
#56884 11:16 14/4/2020

La muerte llega cuando toca, a veces antes, a veces después, es parte del ciclo de la vida. La Justicia, sospechosamente en algunos casos, casi siempre del mismo perfil, no llega nunca. Lo triste es tolerarlo sumisa, calladamente sin ningún tipo de consecuencias... Circulen !

Responder
9
1
#56878 10:53 14/4/2020

En este puñetero país no solo la muerte es inevitable, la incapacidad de hacer justicia también.
Atado y bien atado.
Democracia, dicen. Justicia, dicen. Derecho, dicen. Igualdad, dicen. Ja !
[...] Ellos dicen mierda, nosotros (R)amén !

Responder
8
1
#56965 22:01 14/4/2020

Ha sido la ruina de muchísimas familias con la V21.Espero que se revuelva en su tumba y nunca descanse en paz ,aparte de ladron es para mi un asesino.

Responder
6
3

Destacadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Sanfermines
San Fermín: una mundanidad imposible

Por primera vez las fiestas de Iruñea se han suspendido por motivos sanitarios, ya que el coronavirus es incompatible con el roce del festejo.

Cuando volvamos a encontrarnos
Vivir en las ciudades más afectadas por el coronavirus

Esperanza Balaguer y Javier Abella residen en dos de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Desde Nueva York y San Pablo, comparten su experiencia como emigrantes en medio de la crisis del covid-19.

Últimas

Ley Trans
Confluencia Trans exige una ley estatal que garantice la autodeterminación de género
Una treintena de colectivos integrados en Confluencia Trans se movilizan en Madrid por los derechos de las personas trans y para que se apruebe la normativa que garantice la autodeterminación de género.
Costas
Contra el hotel de La Tejita y su mundo: rastros de una lucha ganada

Las que aquí hablan son solo unas pocas voces de las miles que gritaron en La Tejita. El texto bien podría ser anónimo. Esperamos recoger parte del sentir común.