Coronavirus
Unai Sordo: “Si la gente se ve abandonada, la reacción social es imprevisible”

El líder de Comisiones Obreras, Unai Sordo, defiende las medidas anunciadas por el Gobierno pero pide nuevas herramientas para solucionar las situaciones de emergencia de trabajadores despedidos, autónomos e inquilinos.

Unai Sordo Nueva 1
Unai Sordo, secretario general de CCOO. David F. Sabadell
20 mar 2020 17:30

Unai Sordo (Bilbao, 1972) evita hablar de “crisis” para definir la situación económica que deja el coronavirus pero reconoce que la paralización que afecta a la actividad desde hace una semana y durante, al menos otras dos semanas más, dejará tocado al sistema en su conjunto.

Para el secretario general de Comisiones Obreras, las circunstancias actuales, que rozan el colapso en externalizaciones y subcontratas de sectores sensibles como la sanidad y la dependencia, demuestran que se ha llegado a un punto y final en el discurso del neoliberalismo y que se necesita un robustecimiento del sector público: “Es falso el principio de que el dinero donde mejor está es en el bolsillo de cada individuo, esto demuestra que donde mejor está es armando un sector público fuerte”, defiende Sordo.

Aun así, explica en esta entrevista por vía telefónica que considera que no es el momento de dar la batalla ideológica. Hay cosas más apremiantes, para su sindicato, como conseguir que el Gobierno apruebe nuevas medidas de protección ante la oleada de despidos que se ha producido desde que el sábado España entrase en Estado de Alarma.

¿Cuáles son en este momento los puntos rojos en materia de salud laboral, cuáles son los sectores más sensibles que están sufriendo más el impacto del virus y la falta de protección individual y recursos?
Yo destacaría un sector, el de la ayuda domiciliaria. Es en el que más problemas estamos teniendo. Son trabajadoras que han tenido que estar de casa en casa, tratando a personas dependientes y, por tanto, muchas de ellas, de mucha edad, y susceptibles de ser afectadas por el virus. Las trabajadoras no han contado con sistemas de protección suficientes, con lo cual están corriendo un riesgo enorme para su salud y además son agentes claros de contagio porque van de unos hogares a otros. Estas mujeres, porque prácticamente el 100% son mujeres, están en una situación de riesgo intolerable. Exigimos a las administraciones que habiliten los equipos de protección individual (EPI) y las formas de garantizar el no contagio. Creo que este país tiene que reconocer de una forma taxativa el trabajo que se hace en los servicios de ayuda domiciliaria, como el de residencias y otros de atención a las personas, un trabajo que está siendo realmente heroico.

¿Reclama Comisiones Obreras una intervención por parte del Estado para la paralización de sectores no imprescindibles? Me refiero, por ejemplo, a algunos como la construcción. A El Salto están llegando denuncias, e imagino que en CC OO se han producido muchas más, que resaltan las malas condiciones de trabajo en obras que hoy por hoy no resultan imprescindibles.
Hay que garantizar que en cualquier sector, sea de los imprescindibles o no lo sea, se garanticen las medidas de prevención y se paralice la actividad donde no se den esas medidas de prevención. Creemos que hay que corresponsabilizar a la Inspección de Trabajo, a las autoridades sanitarias e incluso a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, para garantizar que se cumplen las medidas necesarias. Somos conscientes de que hay un colapso generalizado en todo el país pero eso nos parece prioritario.

Es evidente que hay sectores que deben continuar con el trabajo: hemos hablado de ayuda a dependientes, pero estamos hablando también de los centros de distribución de alimentos, o del sector agroalimentario, que si no trabaja no tenemos qué comer. Pero se tiene que hacer en condiciones de seguridad. Se ha avanzado algo a lo largo de la semana pero nos siguen llegando diariamente un montón de casos que tenemos que denunciar, en los que tenemos que instar la actuación de la autoridad laboral y hacen falta recursos para actuar en una situación de emergencia. Poco a poco se están reconduciendo algunas situaciones.

¿Cómo se organiza esta denuncia para que se frenen los casos de abuso?
Aunque se ha especulado con lo contrario, los delegados de prevención, los comités de empresa, no tienen la potestad directa de paralizar la actividad, pero sí pueden hacer una detección de si se están produciendo incumplimientos de la normativa y de los protocolos y hacer un llamamiento a la autoridad laboral, en este caso a la Inspección de Trabajo, para que, con el conocimiento de los protocolos que ha instalado Sanidad en el Estado de Alarma, actúe.

Lo que ocurre es que hay muchísimas empresas que no tienen representación legal de los trabajadores. Donde no hay un delegado sindical, la llegada del sindicato es más complicada; en un momento en el que además hay fuertes restricciones a la movilidad. Por eso hemos habilitado teléfonos y líneas de atención que están funcionando a todo trapo. Son miles de consultas que nos llegan a diario, pero nuestra capacidad para intervenir en empresas donde no hay representación legal es limitada. Ahora se está demostrando la importancia de que todas las empresas tengan un delegado o una delegada sindical.

El debate sobre la renta complementaria, la ILP de los sindicatos, o la renta básica, creo que queda para otro momento

¿Ha hecho el sindicato una estimación de cuántas personas han perdido su trabajo a través de despidos individuales, no renovación, “fin” de la obra y el servicio, etcétera?
No podemos hacerla porque son datos de los que solo disponen los servicios públicos de Empleo y supongo que se conocerán a fin de mes. Para el sindicato es imposible a día de hoy acceder a esa información. Sí es verdad que estamos viendo muchas notificaciones de despidos individuales. Van a ser miles de trabajadores afectados.

Nuestro esfuerzo va por dos vías: una, por evitar los despidos. Creo que se han sacado un paquete de medidas muy importantes, aunque creo que todavía insuficientes, para que las situaciones de paralización de la actividad no conlleven despidos: que se puedan reducir o adaptar las jornadas y habilitar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Y, segundo, donde se den esos despidos individuales, asesorar al trabajador para que, llegado el caso, pueda acceder a su prestación por desempleo y si no reivindicar algún tipo de renta para que está gente no se vea sin ningún recurso. Estas líneas de reivindicación están abiertas con el Gobierno, algunas las hemos conseguido y otras vamos a ver si las conseguimos en los próximos días.

¿Cuál es el objetivo de esas otras líneas?
Que nadie que haya perdido el empleo, que haya visto disminuidos o suspendidos su empleo con motivo de esta crisis se quede sin una renta, sin un recurso. También, que alguno de los consumos básicos que tienen la gente que ha perdido rentas o que ha perdido el empleo se vean o suspendidos o demorados en el tiempo: estoy hablando de hipotecas, de alquileres, de luz, electricidad, agua. Consumos básicos para que la gente pueda pasar de la forma menos mala posible este mes, estos dos meses o lo que dure esta situación.

Creo que ahora el reto es situar los problemas de las clases populares como los problemas básicos del país

¿Hablamos de una renta de cuarentena, de un ingreso mínimo vital (que es uno de los caballos de batalla de CC OO y UGT) o de posibilidades reclamadas desde otros espacios como la Renta Básica Universal?
Creo que es una cuestión para salir de la emergencia. El debate sobre la renta complementaria,  la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de los sindicatos, o la renta básica, creo que queda para otro momento. Ahora se trata de identificar las situaciones de la gente que sea despedida y garantizar una renta determinada. Hay mucha gente que va a tener acceso a la prestación de desempleo porque tiene más de doce meses cotizados y habrá otra que no. Los que se acojan a los ERTE accederán al desempleo pero los que sean despedidos individualmente pues pueden quedarse sin ninguna prestación, y hay que tratar de solventar esta situación.

Compartimos la demora en las hipotecas, compartimos la demora en los gastos de consumos básicos pero creemos que no se puede olvidar la situación de los inquilinos en situación de vulnerabilidad

¿Cómo diferenciar los ERTE justificado de los ERTE “oportunistas”? ¿Puede establecerse esa distinción según el tamaño de la empresa y sus beneficios? Es decir, ¿es justo un ERTE planteado por una multinacional que presenta beneficios récord año tras año?
Los expedientes por fuerza mayor, que son los que estaba metiendo muchas empresas ahora mismo, son los que conllevan una paralización de la actividad como consecuencia directa de la crisis sanitaria. Entonces, creo que hay que discriminar cuáles tienen una paralización del conjunto de la actividad o qué empresas, pudiendo tener un problema (no niego que en este momento lo tengan) este tiene que ver más con causas económicas, productivas o de organización del trabajo. Nosotros lo que pedimos, sobre todo a las empresas que tienen músculo y capacidad económica es que, en primer lugar, eviten estos ERTE de fuerza mayor, porque los expedientes de causas económicas conllevan que sigan cotizando a la Seguridad Social y los de fuerza mayor les eximen de esa cotización. Y les pedimos también que complementen el salario de los trabajadores afectados por los ERTE: no es de recibo que empresas con enormes beneficios accedan directamente a ERTE de fuerza mayor sin ningún tipo de complemento, ahorrándose todos los costes salariales y todos los costes de la Seguridad Social.

Espero que la propia autoridad laboral obligue a las empresas, por la vía de la denegación de estos ERTE, a ir a los otros en todo caso, y que se complementen los salarios cuando las empresas no tengan más remedio que acudir a estas situaciones. Lo hemos conseguido en algunas empresas y no en otras. Estamos consiguiendo incluso que algunas ni siquiera recurran a los ERTE, ni de fuerza mayor ni por causas económicas. Es el caso del sector financiero o de Inditex, que me acaban de confirmar que en ningún caso van a recurrir a ningún ERTE al menos hasta el 15 de abril y que si, después de esa fecha, llegaran a acogerse a alguno en tiendas, complementarían el salario al 100%. 

Ya antes de la parálisis económica por el coronavirus la situación de cientos de miles de trabajadores pobres era insostenible, hay 2,2 millones de niños y niñas en situación de pobreza y sabemos que el paro seguía siendo el segundo más alto de Europa. ¿Desde Comisiones Obreras se ha advertido al Gobierno de un estallido social en el medio plazo si esta crisis solo empeora la situación de las clases trabajadoras?
La situación, a día de hoy, es difícil de prever, pero creo que la reacción de la gente va a estar muy en función de qué respuesta se dé desde los poderes públicos. Tenemos la experiencia de 2008-2010, donde se priorizó el rescate del sistema financiero y se dejó muy en segundo lugar, muy olvidados, los problemas de las clases populares. Y creo que ahora el reto es situar esos problemas de las clases populares como los problemas básicos del país. Por tanto, va a depender de si hay de verdad un impulso a la economía por parte del sector público y el sector privado, si se arman redes de protección social para que, como dice el gobierno, nadie se quede atrás, y si se financia todo esto desde los sectores públicos y desde los sectores privados y se toman medidas de verdad para que los especuladores financieros no jueguen con los problemas macroeconómicos, que van a estar ahí.

En España, para sufragar todo ese plan social y de activación de la económica que necesitamos va a incrementarse de una forma importante el déficit público y va a incrementarse el nivel de deuda pública: si en ese momento lo que se produce es otra vez la tenaza de los poderes de inversión internacional para, a través de la prima de riesgo, tratar de estrangular el país, evidentemente la reacción social es imprevisible. Si Europa juega el papel que tiene que jugar, y si España trata de mantener ese “escudo social” como lo llama el gobierno, creo que habrá una reacción determinada. Si la gente se ve abandonada, en efecto la reacción social es imprevisible.

Las trabajadoras autónomas están muy preocupadas y reclaman más medidas que las tomadas en el Consejo de Ministros. Desde Comisiones Obreras, ¿dónde reclamáis la intervención, es a través de la suspensión de las cuotas o de mayor protección crediticia?
Primero desmentiría que no se haya tomado ninguna medida sobre los autónomos. Voy a ser taxativo, hay una organización de autónomos que está manipulando los mensajes. Y me estoy refiriendo a la Asociación de Trabajadores Autónomos. ATA no está diciendo la verdad. No se puede decir que no se ha tomado ninguna medida para los autónomos. ¿Se pueden haber tomado más? Evidentemente. Pero que quede claro a la gente autónoma, porque se están dirigiendo al sindicato también: los negocios de autónomos que hayan visto cesada su actividad o reducidos sus ingresos un 75% pueden acogerse al paro de los autónomos. Si se acogen al paro dejan de pagar las cuotas a la Seguridad Social. Además, muchos autónomos que son pequeñas empresas se están acogiendo a los ERTE, que precisamente para este tipo de empresas es para las que tenían que estar dirigidos, y, por tanto, no están ni abonando salarios ni abonando cotizaciones sociales. Es mentira que no se hayan tomado medidas. No se puede manipular porque se crea confusión en la gente. Hay autónomos que están muy asustados porque piensan que se han quedado sin nada.

Una segunda derivada es que hay que facilitar, es verdad, el acceso a la financiación gratis a estas pequeñas empresas y autónomos. Porque están sosteniendo un nivel de gastos fijos en unos meses en los que no van a tener ningún ingreso. Hay que tratar por tanto de hacer un by pass a esa situación para que no se destruya empleo y no se destruyan empresas a través de un acceso gratuito a la financiación, de manera que puedan ir devolviendo esos créditos gratis y reanudar su actividad. Creo eso es un paquete de medidas que razonablemente se han puesto en marcha, otra cosa es que alguien pretenda eliminar las cotizaciones sociales de los autónomos incluso aunque estén facturando a todo trapo. No son muchos pero claro que hay empresas de autónomos que, por ejemplo en el sector agroalimentario, estarán facturando más que nunca. No parece muy solidario que autónomos en esos casos dejen de cotizar ahora mismo, cuando hay gente que realmente no tiene ni un duro de ingresos. Con ese último grupo es con el que hay que intentar que no tengan ni un duro de gastos.

Entiendo que desde CC OO no se va a secundar la propuesta del sindicato de inquilinos de una huelga de alquileres pero ¿qué le parece al sindicato? ¿Cómo se ve que no haya anuncios de medidas sobre el alquiler cuando hoy dos de cada tres desahucios son por alquiler?
Lo que pedimos es que, inmediatamente, si puede ser en el próximo Consejo de Ministros, se tomen medidas respecto a los alquileres de la gente que, o ha perdido el empleo o ha perdido de forma drástica sus ingresos. Que no se permita ningún desahucio y que se habilite alguna forma de aplazar, o demorar o fraccionar o suspender, el pago de los alquileres mientras dure esta situación de alerta y que estas personas recuperen sus ingresos y su empleo. Defendemos esto. Se pueden hacer cosas: puede haber moratorias, puede haber financiación de impagos. Se pueden proteger los derechos de los inquilinos. Vamos a ver.

Le pedimos al Gobierno que tome medidas ya porque compartimos la demora en las hipotecas, compartimos la demora en los gastos de consumos básicos, pero creemos que no se puede olvidar la situación de los inquilinos en situación de vulnerabilidad. Espero que en el próximo Consejo de Ministros se tomen medidas.

Relacionadas

Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal. 

Coronavirus
Personal sanitario de Madrid vuelve a la protesta este lunes
Trabajadoras y trabajadores llaman a concentrarse otro lunes más frente a las puertas de los centros sanitarios, esta vez a las 20:30.
Coronavirus
El Gobierno solicitará la última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio

Tras recabar el apoyo de ERC y PNV a la prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio, el Gobierno solicitará al Congreso la última extensión de esta medida excepcional.

3 Comentarios
#51081 16:53 21/3/2020

Señor Sordo, ¿es cierto esto?

*LOS TRABAJADORS DE LA SANIDAD PUBLICA EXIGIMOS QUE LOS LIBERADOS SINDICALES DE CCOO, CSIF, SAE, CEMSATSE Y UGT SE INCORPOREN A SUS PUESTOS COMO TODOS Y DEJEN DE COBRAR POR ESTAR EN CASA TRANQUILAMENTE.

Responder
1
0
#50966 11:03 21/3/2020

Los momentos complicados es lo que tienen, que el teatro no se sostienen y las caretas se caen. Este mercenario ha firmado que se agilicen los ERTEs, en vez de presionar para que se prohiba el despido como en Italia. Su propuesta es que pidamos a papá estado que nos proteja, que nos mande inspectores (no habiendo más de 4) y que confíemos en los juzgados y la ley, como si ésta encima fuera rápida. Mande a sus afiliados a casa hasta que las medidas sanitarias no se cumplan en los puestos de trabajo y váyase usted a cagar!!

Responder
3
0
#50964 10:38 21/3/2020

Reacción? Social? España?

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Desigualdad
Ingreso mínimo vital, hacer historia o repetirla
Tras la aprobación el pasado viernes 29 del ingreso mínimo vital, se espera que mañana lunes 1 de junio puedan leerse los últimos detalles en el BOE. La medida definida como histórica por sus impulsores y parte de la opinión pública, aún afronta suspicacias y resistencias tanto desde posturas que la consideran inviable, como voces que cuestionan el alcance de su ambición.
Gobierno de coalición
Yolanda Díaz: “Nuestro país vive una reforma laboral permanente desde el año 84”

Desde el comienzo de la crisis por la pandemia del covid-19, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tuvo claro que la prioridad era evitar la “flexibilización externa”, es decir, los despidos masivos que siguieron al estallido de la burbuja en 2008. En la entrevista, Díaz está mucho más cómoda hablando de bases de cotización y del modelo productivo que sobre lo que pasa en el Consejo de Ministros.

Coronavirus
El Gobierno solicitará la última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio

Tras recabar el apoyo de ERC y PNV a la prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio, el Gobierno solicitará al Congreso la última extensión de esta medida excepcional.

Pobreza
Un estudio proyecta que las personas sin hogar de EE UU aumentarán un 45% en solo un año
Más de 38 millones de personas se han apuntado ya al desempleo desde que comenzaron las cuarentenas en marzo, representando casi una cuarta parte de toda la mano de obra nacional.
Música
Al Altu la Lleva, un coro antifascista, internacional y feminista en Gijón

Nació como acompañamiento puntual para un concierto de Nacho Vegas, pero el coro antifascista Al Altu la Lleva ha continuado cantando canciones de otros tiempos que aún resuenan en el presente. Con buen humor, muchas voces y siempre desde abajo a la izquierda.

Últimas

Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal. 

Coronavirus
Personal sanitario de Madrid vuelve a la protesta este lunes
Trabajadoras y trabajadores llaman a concentrarse otro lunes más frente a las puertas de los centros sanitarios, esta vez a las 20:30.
Estados Unidos
Trump amenaza con usar el “ilimitado poder” del ejército para sofocar las protestas por la muerte de George Floyd

Trump culpa al movimiento antifascista y a la “izquierda radical” de las protestas que se suceden por todo Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis, la capital de Minesota, un estado que va a movilizar a la Guardia Nacional.

Impunidad policial
De Minneapolis a Jerusalén. Ira

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.