Alternativas de consumo: otra Navidad es posible

Hay alternativas que pueden funcionar para construir otra clase de Navidad.


publicado
2018-12-22 07:14:00

Frente al consumismo exacerbado habitual de cada Navidad, de calles atestadas, atascos y codazos en los centros comerciales, El Salmón Contracorriente recopila una serie de alternativas para hacer las fiestas menos individualistas y más ecológicas. Porque otro consumo es posible.

Juegos de mesa y videojuegos
Críticas. Según Ecologistas en Acción, muchos juguetes contienen alteradores hormonales.Además, en algunos productos hay presencia de formaldehído —que es una sustancia cancerígena— cadmio o retardantes de llama en peluches, que son tóxicos para el desarrollo.
Asimismo, se está experimentando un retroceso importante en los roles de género promovidos por los juguetes y especialmente por los videojuegos. La absorción de la pantalla además produce el síndrome de déficit de naturaleza o síndrome de Heidi, con alteraciones como falta de concentración, ansiedad o estrés.
En el caso de los videojuegos, muy elegidos por el público joven, muchos reproducen explícitamente roles y estereotipos sexistas, promueven la violencia, algunos tienen tintes racistas y fomentan una visión ideologizada y colonialista de la realidad.

Alternativas. El mejor de los regalos para los más peques es el disfrute en colectivo y, a ser posible, en espacios exteriores. Para las personas adultas, sugerimos una serie de juegos de mesa muy divertidos: El ladrillazo, el juego de la burbuja inmobiliaria. Feminismos reunidos, el trivial feminista. Herstóricas pioneras, el juego de cartas de las mujeres que transformaron la Historia. D€mocracia —“compra medios de comunicación y jueces y finánciate ilegalmente”—. ¡Ruiz!, el juego de cartas que no es cosa menor. El juego de la gramática mariana, nuestro expresidente.
Para los videojuegos, existen alternativas como Astrochat, mujeres espaciales. Es un videojuego para aprender astronomía a través de mujeres importantes en el campo, que, sin embargo, son prácticamente desconocidas. Ah.oH.ART participa en la iniciativa Women Make Games, donde al menos un 50% del videojuego está hecho por mujeres. Además conecta a los más pequeños con la naturaleza, las salidas al aire libre y la actividad física.

Turrones y dulces
Críticas. La industria del turrón está que lo tira. En el año 2016 llegó a las 34.000 toneladas y se espera que este año supere esta cifra en más de un 20%. Se exporta a países como Estados Unidos o los países del Golfo, lo cual está haciendo crecer de forma estrepitosa su huella de carbono. Además, el turrón contiene algunos ingredientes que nos pueden amargar las fiestas: aceite de palma —que arrasa las selvas tropicales de Indonesia— cacao —principal industria de explotación infantil en Costa de Marfil— o la miel, cuya mala gestión está llevando a un incremento de la presión sobre las abejas que, entre otras causas, está provocando su desaparición.

Alternativas. Chocolates Artesanos Isabel, un pequeño obrador de chocolate en Alcorisa, Teruel, fabrica turrón de chocolate de comercio justo. Sus chocolates viajan cada vez menos, pero se pueden encontrar en prácticamente toda la península.
Intermón Oxfam cuenta con tiendas en todo el Estado. Allí puedes encontrar turrón guirlache, de almendras blando o duro y de chocolate.
Fabricar tu propio turrón en casa puede ser una experiencia muy divertida, puedes probar con ingredientes locales y de comercio justo.

Pescados y platos especiales
Críticas. Muchos vienen de países empobrecidos, como Ecuador o Vietnam, donde la explotación de la acuicultura ha deforestado los manglares, que son los ecosistemas de pesca tradicional de estas zonas. “Se concentra contaminación de piensos y produce empobrecimiento de las poblaciones locales”, explica Charo Morán, de Ecologistas en Acción. “Las grandes pesqueras desplazan su actividad. Muchos de los paraderos de pesca están en situación de sobreexplotación”, afirma.

Alternativas. Recuperar los sabores de antaño: nuestra tradición navideña siempre ha contado con recetas tradicionales con producto local y de cercanía. Recetas como la lombarda con piñones, el pan de higo o cardos en salsa. También se puede optar por recetas más sofisticadas, como la leche frita al Pedro Ximénez con pasas, alcachofas con huevos estrellados o las empanadillas de verduras de otoño con setas.

 

Ropa
Críticas. El informe de Greenpeace Puntadas tóxicas analiza los productos tóxicos que se pueden encontrar en la ropa más vendida. El 63% de los productos analizados contenía nonilfenoles etoxilados sustancias tóxicas para las personas. La industria textil es la segunda más contaminante del planeta. Solo para los tintes, hacen falta 2.000 millones de toneladas de productos químicos. Además, la industria textil abusa de la mano de obra en condiciones de semiesclavitud o esclavitud, principalmente compuesta por mujeres. Recordemos el colapso del edificio Rana Plaza en Bangladesh, donde murieron más de mil personas y más de 2.000 resultaron heridas. Fabricaba para Mango, Inditex, Primark o El Corte Inglés.

Alternativas. La manufactura textil en nuestro país ha caído drásticamente. Un proyecto que pretende recuperar todo el ciclo de la oveja merina, desde el pastoreo hasta la fabricación de agujas, es Las Hidalgas. Una buena alternativa para protegerse del frío. System Action es una marca afincada en Barcelona con criterios de proximidad y diseño propio utilizando proveedores locales. AltrapoLab es un laboratorio de reciclaje textil creativo afincado en Madrid. Sus creadoras te enseñan a reutilizar, remendar y convertir en otra prenda lo que ya no usas.

 

Perfumes y cosmética
Críticas. “El valor de la cosmética que consumimos es muy bajo, lo que pagamos es la marca y el marketing”, comenta Victoria Hermida de EkoEco. “Los ingredientes son tóxicos y las campañas promueven ideales de belleza inalcanzables. Son productos cuyos ingredientes se fabrican en países empobrecidos sin una legislación mínima de seguridad laboral. Las personas que trabajan se intoxican”. Ingredientes sintéticos derivados del petróleo, aceite de palma, disruptores hormonales como los ftalatos y microplásticos que, además, son altamente contaminantes, son algunos de sus clásicos.

Alternativas. Existen muchísimas alternativas de cosmética natural, de proximidad y no contaminante. EcoEko aboga por que nunca te pongas en la piel algo que no puedas comer. Es cosmética ecológica, sin explotación laboral y que no experimenta con animales.
En las tiendas de comercio justo de Intermón Oxfam o Ideas se encuentran numerosos productos de cosmética para todos los gustos.
Hacerlo tú mismo es una buena opción. Existe una oferta amplia de cursos en los que puedes aprender a hacer tus propios jabones y cremas. Uno de estos cursos puede ser un buen regalo para ti o para alguien cercano.

 

Alternativas móviles
Críticas. Los productos electrónicos contienen coltán, aunque, según Charo Morán, de Ecologistas en Acción, un móvil puede llevar cientos de minerales dentro de sus estructuras. Hay un proceso de ensamblaje de los productos tóxicos que suele estar deslocalizado en países concretos y que, una vez desechados, vuelven a países como Ghana o China. Es una industria altamente tóxica con un alto porcentaje de explotación infantil, con jornadas de hasta 24 horas seguidas, según Amnistía Internacional. El 50% del cobalto del mundo se extrae de República Democrática del Congo. Marcas como Apple, Samsung o Sony no hacen controles mínimos sobre proveedores.

Alternativas. Es difícil, si no imposible, encontrar productos electrónicos de proximidad, trazables y que no exploten laboralmente a los y las trabajadoras.
La alternativa más conocida es el Fairphone, aunque la propia compañía admite que es prácticamente imposible hacer un teléfono libre de explotación. Fairphone es modular y sus componentes son trazables.
Tratar de estirar lo más posible la vida de nuestros productos electrónicos es una medida obvia, pero poco practicada. En caso de necesitar uno nuevo, recomendamos los productos modulares, que permiten cambiar los componentes.

 

Relacionadas

Obsolescencia programada
Regulación pionera en Extremadura de la obsolescencia programada

Extremadura es la Comunidad que más ha incrementado su producción de residuos per cápita, generando 409.4 kg por persona en 2015, lo que supone un aumento del 11.8%

Publicidad
Las necesidades de la ciudad
Clear Channel ofrece «un catálogo de servicios asociados, acorde con las necesidades actuales de las ciudades»…
1 Comentario
#28381 18:50 24/12/2018

Gracias por abrir una ventana de aire fresco en esta cárcel onanista del consumo sin perder de vista las pantallas.

Responder
0
0

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.