Campofrío
Ni con espumillón

Como en las navidades de los últimos años, Campofrío lanza una ambiciosa campaña publicitaria con el lema «La verdad, aunque duela, es lo único que importa». Aprovechando la ocasión que nos brinda la compañía mexicana, analizamos #LaVerdadDeCampofrío.

campofrio
Imagen del anuncio de Campofrío
Portavoz de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial
30 dic 2019 08:30

«La verdad, aunque duela, es lo único que importa», dice Campofrío en su anuncio navideño. Pues, sí, por eso cada vez somos más las personas que estamos difundiendo la realidad que el marketing de las grandes empresas cárnicas pretende ocultar. No deja de resultarnos llamativo que hablen de fake news quienes fabrican una realidad paralela a medida de un sector que es cualquier cosa menos transparente y que invierte grandes cantidades de dinero para que se hable de las personas famosas que salen en su último anuncio en lugar de los productos que venden, cómo se producen y qué consecuencias tienen. Pero no es de extrañar que los anuncios navideños de Campofrío se alejen tanto de lo que realmente es su actividad económica: no es fácil vender deforestación, contaminación, resistencia a los antibióticos, explotación laboral, animales hacinados…

La verdad es que la mayor parte de lo que vende Campofrío son ultraprocesados y que desde la medicina y la nutrición se nos advierte de que estos productos contribuyen al aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cánceres gástricos. Estamos hablando de una mezcla de restos cárnicos procedentes de macromataderos, grasas, sal, estabilizantes, aromas artificiales y conservantes, entre otros. Para vender productos insanos haciéndolos pasar por alimentos saludables y naturales hay que alejarse un tanto de la verdad. Y tanto se aleja Campofrío, que dirige sus campañas a la esencia de ser de España siendo una empresa… mexicana. Una nacionalidad que no le impide aprovechar jugosas ayudas públicas españolas (además de llevarse sus buenos dineros de la Política Agraria Común de la UE). Porque la realidad es que la «carne barata» de las empresas como Campofrío nos sale muy cara a los contribuyentes.

La verdad es que la ganadería industrial, que es a lo que se dedica Campofrío (por si alguien se había despistado con tanto anuncio hablando de otra cosa), de ganadería no tiene más que el nombre y es una industria que contamina el agua, el aire y los suelos, por lo que constituye un grave riesgo para la salud pública, como bien saben los cientos de municipios españoles contaminados por nitratos en los que no se puede beber agua del grifo ni cocinar con ella.

La verdad es que la producción ganadera de las empresas como Campofrío solo necesita al campo para verter sus residuos. El alimento para millones de animales que nunca pastarán al aire libre procede en su mayor parte de monocultivos de los países del Sur. El monocultivo de soja para piensos (en el Estado español, el 92 % de la soja importada se dedica a piensos industriales) deja un rastro de comunidades desplazadas, personas expuestas a las fumigaciones desde el aire con agrotóxicos tan potentes como el glifosato, deforestación e incluso asesinatos de las personas que se oponen.

Contrapublicidad de la campaña de Campofrío.

La verdad es que España es el país europeo con un mayor uso de antibióticos veterinarios, el triple de los que se utilizan en Alemania y hasta siete veces el máximo recomendado por Europa. Mientras, las resistencias antimicrobianas producen cada vez más muertes (más de 3000 al año solo en España). No en vano, la OMS asegura que en 2050 la resistencia antimicrobiana podría causar más muertes que el cáncer. Pero la realidad es que las explotaciones industriales son auténticas fábricas de enfermedades y las condiciones de vida de los animales conllevan una elevada mortandad. Para que el mayor número posible de animales llegue a los macromataderos se les sobremedica: se administra fármacos a animales incluso estando sanos.

La verdad es que, como los animales, también las personas trabajadoras son tratadas como mercancías; con «falsos autónomos» que se pagan hasta las herramientas para trabajar sin vacaciones, ni bajas por enfermedad, en largas jornadas en entornos tan estresantes y propensos a lesiones como son los macromataderos.

La verdad es que todo este afán productivo no está destinado a alimentar a la población, sino a exportar: en España se produce un 170 % de lo que se consume. Y es importante saber quién produce toda esa carne. En el caso del porcino, debido al modelo de integración imperante (grandes empresas que se ocupan de todo el ciclo, desde la fabricación de piensos hasta la venta final, para maximizar ganancias), un 75 % de las explotaciones están en manos de megacárnicas que están expropiando recursos naturales del mundo rural como el agua; un bien escaso en España (el país europeo con un mayor riesgo de desertificación). La automatización de las instalaciones para ahorrar mano de obra requiere ingentes cantidades de agua de limpieza que, a su vez, genera un residuo altamente contaminante, los purines.

La verdad es que España lleva incumpliendo los límites europeos de emisión de amoníaco, un gas contaminante, desde que entraron en vigor en 2010; fundamentalmente debido a las explotaciones porcinas y avícolas industriales. Una industria con importantes emisiones de gases de efecto invernadero por estar basada en el transporte de materias primas, medicamentos, animales vivos y productos ya procesados (lo que la hace altamente dependiente de los combustibles fósiles) no tiene cabida en un contexto de emergencia climática.

La verdad es que en la provincia de Murcia hay muchos días que resulta imposible trabajar en las faenas agrícolas o en los huertos familiares por el tamaño y cantidad de moscas que atraen las explotaciones industriales. Que se producen vertidos ilegales de purines en Ourense, Huesca, Catalunya (incluso en masas de agua destinadas al consumo humano) que la ciudadanía denuncia, pero las sanciones son escasas en número y en importe. Que el Gobierno catalán invierte seis millones de euros anuales en dotar de infraestructuras alternativas a las poblaciones con los acuíferos contaminados. Un dinero que es de todos y todas y que podría invertirse en sanidad, enseñanza... Que el sector (y las Administraciones cómplices) nos cuentan que esta industria fija población en la «España vaciada»; pero Huesca, la segunda provincia con más censo porcino de todo el Estado español, pierde población continuamente desde 2010, coincidiendo con el inicio del boom del porcino industrial. Que el Gobierno de Aragón admite que casi una quinta parte de los municipios aragoneses están contaminados por los purines, siendo esta y no otra la principal fuente de contaminación del agua en Aragón.

La verdad es que España está abrazando un modelo que otros países están dejando de lado por sus nefastas consecuencias socioeconómicas, ambientales y sanitarias. Y esto no se tapa ni con espumillón.

Una campaña con respuesta
Además de la respuesta de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial, Igualdad Animal, a través del vídeo #FakeCapofrio (también empleado como hastag en Twitter) y una recogida de firmas respondía a la compañía mexicana y solicitaba acceso a la organización y a periodistas para grabar en sus mataderos.

Pese al «buen rollo» de las distintas campañas de Campofrío, esta no es, ni mucho menos, la primera vez que crean polémica, algo de lo que se vanaglorian en el spot. Ya en 2.017, la campaña «Hijos del Entendimiento» recibió el Galardón del Público, con más del 40 % de los votos, dentro los Premios Sombra otorgados por Ecologistas en Acción a la peor publicidad del año.

Para entender mejor la estrategia de este tipo de anuncios, en enero de 2018, Angel Encinas, Profesor Honorífico de CC.SS. en Castilla León, analizaba la publicidad disfrazada de preocupaciones sociales y buenas intenciones, a través, entre otras campañas, de la de Campofrío de aquellas navidades.

Sobre este blog
Consumo que Suma es un espacio, coordinado por el área de Consumo de Ecologistas en Acción, en el que reflexionar sobre el consumo en un sentido amplio y plural, pero siempre desde un punto de vista político, incluyendo análisis en torno a la sociedad de consumo que tanto condiciona nuestra forma de vivir, la denuncia de sus impactos sociales y ambientales o la propuesta de alternativas que sirvan para sumar en el avance hacia un mundo mejor. En este blog se quiere dar voz a aquellos colectivos y personas que trabajan estos temas. Para hacernos llegar tus artículos nos puedes escribir a consumoquesuma@elsaltodiario.com
Ver todas las entradas

Relacionadas

Coronavirus
Testimonio de la pescadera de un supermercado

La pescadera de un supermercado asegura que cada jornada son los mismos clientes que acuden al establecimiento, por lo que cree que la crisis sanitaria desatada por el Covid-19 obliga a tomar medidas más drásticas como evitar que la gente acuda a las tiendas a diario. Además, denuncia la agresividad y la violencia verbal que sufren los trabajadores de establecimientos de alimentación

Publicidad
El anuncio de Campofrío, el peor del año

La campaña Hijos del entendimiento, de Campofrío, ha ganado el Premio del Jurado de los Premios Sombra a la peor publicidad del año. Emma Gascó, integrante del jurado, explica sus motivos.

Coronavirus
La urgencia de abolir las deudas ilegítimas de los países del Sur

Este texto forma parte de la publicación titulada "El impacto en el Sur de las políticas financieras europeas y de las estrategias de cooperación para el desarrollo y las alternativas posibles”, preparada en el marco del proyecto ReCommonsEurope.

19 Comentarios
#45285 12:02 31/12/2019

Gracias por este gran artículo lleno de verdades incómodas

Responder
3
1
#45290 12:38 31/12/2019

La autora vive del sistema capitalista como todos y contamina igual que todos

Responder
4
9
#45295 14:32 31/12/2019

Iual que todos no sabes..
Por otro lado, a intoxicar mejor vete a okdiario

Responder
1
1
#45318 14:41 1/1/2020

en ese medio fue donde salieron los papeles de Barcenas? y otros casos comprometidos para la derecha? pues ya ha hecho maa que este medio

Responder
0
1
#45334 22:08 1/1/2020

Y dale, oye....
Pues nada, vete a tu sitio natural y déjanos tranquilos

Responder
1
0
#45348 10:46 2/1/2020

verdades incomodas...

Responder
0
1
#45721 12:37 10/1/2020

Los incómodos y cansino sois vosotros, creéme.

Responder
0
0
#45350 10:47 2/1/2020

tranquilo en tu burbuja

Responder
0
0
#45351 10:47 2/1/2020

eso si que es una verdad incomoda

Responder
0
0
#45720 12:36 10/1/2020

Yo no sé si este mensaje apocalíptico de que nos vamos a morir todos en breve por culpa de las empresas malignas ayuda mucho la verdad, yo sinceramente esto cansado. La realidad es que nunca tuvimos tanta seguridad alimentaria como ahora, nunca tuvimos alimentos de tanta calidad, a la gente cada vez más le gusta comer de todo y confía en lo que come y lo disfruta, poruqe además desde hace años que viven mejor y más tiempo. Yo le spediría que dejen de meter miedo gratuito y amargarnos la vida. Pienso que todo este apocalipsis les terminará explotando en la cara a todos los eco, bio, natu, vegani y demás expertos en el Marketing del miedito.

Responder
1
0
#45270 20:34 30/12/2019

Ánimo Rosa. Ni caso a mezquindades. Bravo por EL SALTO.

Responder
3
2
#45289 12:37 31/12/2019

La culpa es de los que no piensan como yo!

Responder
0
6
#45245 13:59 30/12/2019

La culpa es de los demás. Te has preguntado alguna vez las toneladas de CO2 que generan los articulos del blog al año alojados en un centro de datos? y que puedas tener una vida digital? Todos contaminamos guste o no pero la culpa siempre es de los demás

Responder
3
12
#45255 14:45 30/12/2019

Claro, pero no es lo mismo fumarse un cigarrillo que un cartón....

Responder
4
1
#45258 15:39 30/12/2019

Mantener un blog es el cartón aunque lo propio no se quiera ver a todos nos gustan las comodidades capitalistas modernas. Y el postureo también nos gusta a todos. Pongamos ECO delante de cada palabra y sintámonos mejor

Responder
1
6
#45273 21:03 30/12/2019

Tan válida como otra cualquiera la razón que te has buscado hoy para defender la inmovilidad ante acciones posibles... Cada una sabe lo que le moviliza y para qué se nutre en lugares donde no se siente alimentada... Personalmente, difiero contigo: no creo que este artículo, ni este sitio web en concreto, utilicen el prefijo "eco-" tan demagógicamente como sugieres...

Responder
3
1
#45288 12:37 31/12/2019

Solo se expone que disfrutar de la tecnología y las comodidades del sistema capitalista generan huella al planeta de manera irremediable. Si te sientes mejor pensando que un post “eco” mitiga la huella...pero bueno culparemos a los demás aunque contaminemos todos porque claro nosotros tenemos mas conciencia que ellos pero que bien que van las modernidades

Responder
1
2
#45271 20:43 30/12/2019

Las armas c las q defenderse d un enemigo q esclaviza y q expolia lo q corresponde al sostenimiento d la pueden ser perfectamente las propias armas del enemigo. O acaso has visto a los Yemeníes contrarrestar la violencia Saudí con caballos y cimitarras.

Responder
0
3
#45239 11:21 30/12/2019

Buen e indispensable artículo. Por otro lado, creía saber que Campofrío era una empresa de propiedad china.

Responder
8
3
Sobre este blog
Consumo que Suma es un espacio, coordinado por el área de Consumo de Ecologistas en Acción, en el que reflexionar sobre el consumo en un sentido amplio y plural, pero siempre desde un punto de vista político, incluyendo análisis en torno a la sociedad de consumo que tanto condiciona nuestra forma de vivir, la denuncia de sus impactos sociales y ambientales o la propuesta de alternativas que sirvan para sumar en el avance hacia un mundo mejor. En este blog se quiere dar voz a aquellos colectivos y personas que trabajan estos temas. Para hacernos llegar tus artículos nos puedes escribir a consumoquesuma@elsaltodiario.com
Ver todas las entradas

Destacadas

Coronavirus
Caída histórica del empleo en marzo: más de 300.000 nuevos parados, sin contar los ERTE

Marzo cierra con 302.365 nuevos desempleados, el mayor incremento histórico en cualquier mes. El número total de parados alcanza la cifra de 3.548.312. La Seguridad Social pierde más de 800.000 afiliados en este mes.

Coronavirus
Bomberos denuncian la ineficiencia y alto coste de la intervención de la UME

El pasado año, un soldado de la Unidad Militar de Emergencias tuvo una media de 0,017 intervenciones; mientras que las de los bomberos de Madrid se elevan a 13,7; a 34,5 en Barcelona, y 13,4 en Bilbao. 

Coronavirus
Liberan a los últimos internos del CIE de Madrid

Continúan abiertos los Centros de Internamientos de Extranjeros de Murcia, Valencia, Algeciras y Gran Canaria, donde la tensión ha ido en aumento al ver que otras personas son liberadas y los CIE cerrados en cumplimiento de la planificación estipulada ante el avance de la pandemia de coronavirus.

Coronavirus
El coronavirus y la caída de las remesas amenazan la economía en África occidental

Casi la mitad de las familias gambianas, y una de cada cuatro en Senegal, reconocen que dependen del dinero que les envía un familiar desde el extranjero. En España, muchos migrantes pierden su empleo y con ello la opción de hacer llegar remesas a sus familiares, una dificultad añadida para la supervivencia de miles de personas en sociedades que viven al día y donde el confinamiento se hace más difícil.

Tribuna
Qué mundo queremos

Antes de la llegada del inesperado virus, filósofos y sociólogos nos avisaban de que nos encontrábamos ante los estertores de la segunda modernidad. De repente lo normal se ha vuelto extraño, nos empezamos a plantear qué es lo verdaderamente útil, funcional, importante.

Coronavirus
Coronavirus y lucha de clases: una justicia de clase

Las consecuencias de la crisis de coronavirus se reparten en función de la posición de cada persona en el escalafón social. También en todo lo que se refiere a una de las columnas vertebrales del clasismo: la impartición de justicia.

Últimas

Obituario
Fausto Sánchez García: una vida comprometida con la clase obrera

Fausto Sánchez García (1928-2020) militante comunista y uno de los impulsores en Asturias de la Querella Argentina ha fallecido esta semana.

Coronavirus
Una política exterior europea a prueba de pandemias

La Unión Europea que entró en la pandemia del covid19 no va a ser la misma que salga de ella. Esta afirmación parece evidente, pero también es cierto que quizá aún no seamos conscientes de todos los ámbitos en los que esto va a ocurrir.

Opinión
El trabajo sexual en tiempos de pandemia

Nos cuesta más atender a aquellas que se han quedado colgadas en los márgenes del sistema, por eso poco o nada se ha dicho sobre las trabajadoras sexuales, que a la fuerza han desarrollado estrategias de resistencia y lucha de las que podríamos extraer muchas lecciones.

Coronavirus
Denuncian al Defensor del Pueblo los insultos a personas durante sus salidas terapéuticas

La organización Plena inclusión recibe a diario quejas de personas que son víctima de “un hecho incívico e intolerante inhumano” y recuerda que la norma permite determinadas salidas, entre ellas a personas con trastornos del espectro autista. Colectivos rechazan la polémica propuesta, difundida por redes sociales, de que estas personas vayan marcadas con un pañuelo azul.

Opinión
Minutos de esperanza

Esta situación, que no es una guerra, pero tampoco es solo una crisis sanitaria, está poniendo en cuestión todo aquello que dábamos por hecho.

Coronavirus
Una cura de solidaridad
Granada vuelve a la carga en defensa de la salud y la asistencia sanitaria pública. Distintas iniciativas ciudadanas preparan materiales de protección.
Tecnopolítica
Viralidades
Sobre el virus, la hostilidad, la necesidad de los cuidados y el deber de inmunizarnos ante el odio y la intolerancia