Campofrío
Ni con espumillón

Como en las navidades de los últimos años, Campofrío lanza una ambiciosa campaña publicitaria con el lema «La verdad, aunque duela, es lo único que importa». Aprovechando la ocasión que nos brinda la compañía mexicana, analizamos #LaVerdadDeCampofrío.

campofrio
Imagen del anuncio de Campofrío
Portavoz de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial
30 dic 2019 08:30

«La verdad, aunque duela, es lo único que importa», dice Campofrío en su anuncio navideño. Pues, sí, por eso cada vez somos más las personas que estamos difundiendo la realidad que el marketing de las grandes empresas cárnicas pretende ocultar. No deja de resultarnos llamativo que hablen de fake news quienes fabrican una realidad paralela a medida de un sector que es cualquier cosa menos transparente y que invierte grandes cantidades de dinero para que se hable de las personas famosas que salen en su último anuncio en lugar de los productos que venden, cómo se producen y qué consecuencias tienen. Pero no es de extrañar que los anuncios navideños de Campofrío se alejen tanto de lo que realmente es su actividad económica: no es fácil vender deforestación, contaminación, resistencia a los antibióticos, explotación laboral, animales hacinados…

La verdad es que la mayor parte de lo que vende Campofrío son ultraprocesados y que desde la medicina y la nutrición se nos advierte de que estos productos contribuyen al aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cánceres gástricos. Estamos hablando de una mezcla de restos cárnicos procedentes de macromataderos, grasas, sal, estabilizantes, aromas artificiales y conservantes, entre otros. Para vender productos insanos haciéndolos pasar por alimentos saludables y naturales hay que alejarse un tanto de la verdad. Y tanto se aleja Campofrío, que dirige sus campañas a la esencia de ser de España siendo una empresa… mexicana. Una nacionalidad que no le impide aprovechar jugosas ayudas públicas españolas (además de llevarse sus buenos dineros de la Política Agraria Común de la UE). Porque la realidad es que la «carne barata» de las empresas como Campofrío nos sale muy cara a los contribuyentes.

La verdad es que la ganadería industrial, que es a lo que se dedica Campofrío (por si alguien se había despistado con tanto anuncio hablando de otra cosa), de ganadería no tiene más que el nombre y es una industria que contamina el agua, el aire y los suelos, por lo que constituye un grave riesgo para la salud pública, como bien saben los cientos de municipios españoles contaminados por nitratos en los que no se puede beber agua del grifo ni cocinar con ella.

La verdad es que la producción ganadera de las empresas como Campofrío solo necesita al campo para verter sus residuos. El alimento para millones de animales que nunca pastarán al aire libre procede en su mayor parte de monocultivos de los países del Sur. El monocultivo de soja para piensos (en el Estado español, el 92 % de la soja importada se dedica a piensos industriales) deja un rastro de comunidades desplazadas, personas expuestas a las fumigaciones desde el aire con agrotóxicos tan potentes como el glifosato, deforestación e incluso asesinatos de las personas que se oponen.

Contrapublicidad de la campaña de Campofrío.

La verdad es que España es el país europeo con un mayor uso de antibióticos veterinarios, el triple de los que se utilizan en Alemania y hasta siete veces el máximo recomendado por Europa. Mientras, las resistencias antimicrobianas producen cada vez más muertes (más de 3000 al año solo en España). No en vano, la OMS asegura que en 2050 la resistencia antimicrobiana podría causar más muertes que el cáncer. Pero la realidad es que las explotaciones industriales son auténticas fábricas de enfermedades y las condiciones de vida de los animales conllevan una elevada mortandad. Para que el mayor número posible de animales llegue a los macromataderos se les sobremedica: se administra fármacos a animales incluso estando sanos.

La verdad es que, como los animales, también las personas trabajadoras son tratadas como mercancías; con «falsos autónomos» que se pagan hasta las herramientas para trabajar sin vacaciones, ni bajas por enfermedad, en largas jornadas en entornos tan estresantes y propensos a lesiones como son los macromataderos.

La verdad es que todo este afán productivo no está destinado a alimentar a la población, sino a exportar: en España se produce un 170 % de lo que se consume. Y es importante saber quién produce toda esa carne. En el caso del porcino, debido al modelo de integración imperante (grandes empresas que se ocupan de todo el ciclo, desde la fabricación de piensos hasta la venta final, para maximizar ganancias), un 75 % de las explotaciones están en manos de megacárnicas que están expropiando recursos naturales del mundo rural como el agua; un bien escaso en España (el país europeo con un mayor riesgo de desertificación). La automatización de las instalaciones para ahorrar mano de obra requiere ingentes cantidades de agua de limpieza que, a su vez, genera un residuo altamente contaminante, los purines.

La verdad es que España lleva incumpliendo los límites europeos de emisión de amoníaco, un gas contaminante, desde que entraron en vigor en 2010; fundamentalmente debido a las explotaciones porcinas y avícolas industriales. Una industria con importantes emisiones de gases de efecto invernadero por estar basada en el transporte de materias primas, medicamentos, animales vivos y productos ya procesados (lo que la hace altamente dependiente de los combustibles fósiles) no tiene cabida en un contexto de emergencia climática.

La verdad es que en la provincia de Murcia hay muchos días que resulta imposible trabajar en las faenas agrícolas o en los huertos familiares por el tamaño y cantidad de moscas que atraen las explotaciones industriales. Que se producen vertidos ilegales de purines en Ourense, Huesca, Catalunya (incluso en masas de agua destinadas al consumo humano) que la ciudadanía denuncia, pero las sanciones son escasas en número y en importe. Que el Gobierno catalán invierte seis millones de euros anuales en dotar de infraestructuras alternativas a las poblaciones con los acuíferos contaminados. Un dinero que es de todos y todas y que podría invertirse en sanidad, enseñanza... Que el sector (y las Administraciones cómplices) nos cuentan que esta industria fija población en la «España vaciada»; pero Huesca, la segunda provincia con más censo porcino de todo el Estado español, pierde población continuamente desde 2010, coincidiendo con el inicio del boom del porcino industrial. Que el Gobierno de Aragón admite que casi una quinta parte de los municipios aragoneses están contaminados por los purines, siendo esta y no otra la principal fuente de contaminación del agua en Aragón.

La verdad es que España está abrazando un modelo que otros países están dejando de lado por sus nefastas consecuencias socioeconómicas, ambientales y sanitarias. Y esto no se tapa ni con espumillón.

Una campaña con respuesta
Además de la respuesta de la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial, Igualdad Animal, a través del vídeo #FakeCapofrio (también empleado como hastag en Twitter) y una recogida de firmas respondía a la compañía mexicana y solicitaba acceso a la organización y a periodistas para grabar en sus mataderos.

Pese al «buen rollo» de las distintas campañas de Campofrío, esta no es, ni mucho menos, la primera vez que crean polémica, algo de lo que se vanaglorian en el spot. Ya en 2.017, la campaña «Hijos del Entendimiento» recibió el Galardón del Público, con más del 40 % de los votos, dentro los Premios Sombra otorgados por Ecologistas en Acción a la peor publicidad del año.

Para entender mejor la estrategia de este tipo de anuncios, en enero de 2018, Angel Encinas, Profesor Honorífico de CC.SS. en Castilla León, analizaba la publicidad disfrazada de preocupaciones sociales y buenas intenciones, a través, entre otras campañas, de la de Campofrío de aquellas navidades.
Sobre este blog
Consumo que Suma es un espacio, coordinado por el área de Consumo de Ecologistas en Acción, en el que reflexionar sobre el consumo en un sentido amplio y plural, pero siempre desde un punto de vista político, incluyendo análisis en torno a la sociedad de consumo que tanto condiciona nuestra forma de vivir, la denuncia de sus impactos sociales y ambientales o la propuesta de alternativas que sirvan para sumar en el avance hacia un mundo mejor. En este blog se quiere dar voz a aquellos colectivos y personas que trabajan estos temas. Para hacernos llegar tus artículos nos puedes escribir a consumoquesuma@elsaltodiario.com
Ver todas las entradas

Relacionadas

Publicidad
El anuncio de Campofrío, el peor del año

La campaña Hijos del entendimiento, de Campofrío, ha ganado el Premio del Jurado de los Premios Sombra a la peor publicidad del año. Emma Gascó, integrante del jurado, explica sus motivos.

Ayuntamiento de Madrid
Redes vecinales exigen a Almeida que se haga cargo de la emergencia social

Al mismo tiempo que todos los grupos políticos aprobaban en pleno los Pactos de la Villa, representantes del movimiento vecinal de Carabanchel entregaban en su Junta Municipal un comunicado crítico con esas medidas sociales que aún no llegan a los barrios.


Rojava
El precio del dólar ha vuelto a subir

Es la situación general en el mundo la que está hecha un desastre porque en esencia, la situación que vivimos ahora aquí no es tan distinta de la que algunas compañeras me cuentan desde casa, o de la que nos llega desde otros lugares del planeta. Y allí no es porque suba el dólar, son los puestos de trabajo los que desaparecen cuando alguien decide que le sale demasiado caro tener que pagar los sueldos.

19 Comentarios
#45285 12:02 31/12/2019

Gracias por este gran artículo lleno de verdades incómodas

Responder
3
1
#45290 12:38 31/12/2019

La autora vive del sistema capitalista como todos y contamina igual que todos

Responder
4
9
#45295 14:32 31/12/2019

Iual que todos no sabes..
Por otro lado, a intoxicar mejor vete a okdiario

Responder
1
1
#45318 14:41 1/1/2020

en ese medio fue donde salieron los papeles de Barcenas? y otros casos comprometidos para la derecha? pues ya ha hecho maa que este medio

Responder
0
1
#45334 22:08 1/1/2020

Y dale, oye....
Pues nada, vete a tu sitio natural y déjanos tranquilos

Responder
1
0
#45348 10:46 2/1/2020

verdades incomodas...

Responder
0
1
#45721 12:37 10/1/2020

Los incómodos y cansino sois vosotros, creéme.

Responder
0
0
#45350 10:47 2/1/2020

tranquilo en tu burbuja

Responder
0
0
#45351 10:47 2/1/2020

eso si que es una verdad incomoda

Responder
0
0
#45720 12:36 10/1/2020

Yo no sé si este mensaje apocalíptico de que nos vamos a morir todos en breve por culpa de las empresas malignas ayuda mucho la verdad, yo sinceramente esto cansado. La realidad es que nunca tuvimos tanta seguridad alimentaria como ahora, nunca tuvimos alimentos de tanta calidad, a la gente cada vez más le gusta comer de todo y confía en lo que come y lo disfruta, poruqe además desde hace años que viven mejor y más tiempo. Yo le spediría que dejen de meter miedo gratuito y amargarnos la vida. Pienso que todo este apocalipsis les terminará explotando en la cara a todos los eco, bio, natu, vegani y demás expertos en el Marketing del miedito.

Responder
1
0
#45270 20:34 30/12/2019

Ánimo Rosa. Ni caso a mezquindades. Bravo por EL SALTO.

Responder
3
2
#45289 12:37 31/12/2019

La culpa es de los que no piensan como yo!

Responder
0
6
#45245 13:59 30/12/2019

La culpa es de los demás. Te has preguntado alguna vez las toneladas de CO2 que generan los articulos del blog al año alojados en un centro de datos? y que puedas tener una vida digital? Todos contaminamos guste o no pero la culpa siempre es de los demás

Responder
3
12
#45255 14:45 30/12/2019

Claro, pero no es lo mismo fumarse un cigarrillo que un cartón....

Responder
4
1
#45258 15:39 30/12/2019

Mantener un blog es el cartón aunque lo propio no se quiera ver a todos nos gustan las comodidades capitalistas modernas. Y el postureo también nos gusta a todos. Pongamos ECO delante de cada palabra y sintámonos mejor

Responder
1
6
#45273 21:03 30/12/2019

Tan válida como otra cualquiera la razón que te has buscado hoy para defender la inmovilidad ante acciones posibles... Cada una sabe lo que le moviliza y para qué se nutre en lugares donde no se siente alimentada... Personalmente, difiero contigo: no creo que este artículo, ni este sitio web en concreto, utilicen el prefijo "eco-" tan demagógicamente como sugieres...

Responder
3
1
#45288 12:37 31/12/2019

Solo se expone que disfrutar de la tecnología y las comodidades del sistema capitalista generan huella al planeta de manera irremediable. Si te sientes mejor pensando que un post “eco” mitiga la huella...pero bueno culparemos a los demás aunque contaminemos todos porque claro nosotros tenemos mas conciencia que ellos pero que bien que van las modernidades

Responder
1
2
#45271 20:43 30/12/2019

Las armas c las q defenderse d un enemigo q esclaviza y q expolia lo q corresponde al sostenimiento d la pueden ser perfectamente las propias armas del enemigo. O acaso has visto a los Yemeníes contrarrestar la violencia Saudí con caballos y cimitarras.

Responder
0
3
#45239 11:21 30/12/2019

Buen e indispensable artículo. Por otro lado, creía saber que Campofrío era una empresa de propiedad china.

Responder
8
3
Sobre este blog
Consumo que Suma es un espacio, coordinado por el área de Consumo de Ecologistas en Acción, en el que reflexionar sobre el consumo en un sentido amplio y plural, pero siempre desde un punto de vista político, incluyendo análisis en torno a la sociedad de consumo que tanto condiciona nuestra forma de vivir, la denuncia de sus impactos sociales y ambientales o la propuesta de alternativas que sirvan para sumar en el avance hacia un mundo mejor. En este blog se quiere dar voz a aquellos colectivos y personas que trabajan estos temas. Para hacernos llegar tus artículos nos puedes escribir a consumoquesuma@elsaltodiario.com
Ver todas las entradas

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Coronavirus
Sanitarios de A Mariña recogen firmas contra la celebración de las elecciones gallegas
Los profesionales advierten del peligro que se corre si un positivo en coronavirus o cualquier otra persona que esté guardando cuarentena vaya a votar el domingo. Recogen firmas en la zona de A Mariña, totalmente confinada, para mostrar su descontento ante la medida.
Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.

Vivienda
Demanda de inquilinas de Torrejón contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Educación
Volver al futuro: la inclusión en las coronaescuelas
El Conseller de Educació ya ha adelantado cómo será la vuelta al cole en el País Valencià, igual que ha asegurado que se contratará a más personal y que se “ha aprendido mucho” de la pandemia. En Elche, docentes y familias de escolares pertenecientes a grupos vulnerables reflexionan sobre las dificultades del pasado para configurar sus demandas del futuro.
Black Lives Matter
Coches contra manifestantes: se extienden los atropellos contra activistas de Black Lives Matter

En las últimas semanas han sido decenas los conductores que han acelerado sus coches contra grupos de activistas de Black Lives Matter. Mientras, circulan por las redes memes y bromas sobre atropellar manifestantes. 

Últimas

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Iglesia católica
La doble privatización del Patio de los Naranjos
“Yo, desde muy pequeño, jugaba en el Patio de los Naranjos, que me ha cabreado mucho que los curas lo hayan cerrado, porque los niños jugábamos allí, y había pocas plazas.”
Crisis económica
El capitalismo del coronavirus y cómo derrotarlo
Este vídeo trata las formas en las que la actual crisis de la COVID-19 ya está transformando nuestra concepción de lo posible.
Opinión
Queerfobia

En el debate desencadenado por el documento trans- y queerfobo del PSOE se está invisibilizando a las personas queer, y una parte del movimiento trans y de la PSOE se unen en la queerfobia.

Ayuntamiento de Madrid
Redes vecinales exigen a Almeida que se haga cargo de la emergencia social

Al mismo tiempo que todos los grupos políticos aprobaban en pleno los Pactos de la Villa, representantes del movimiento vecinal de Carabanchel entregaban en su Junta Municipal un comunicado crítico con esas medidas sociales que aún no llegan a los barrios.