Censura
Santiago Sierra: "Lo importante es que liberen a los presos políticos y dejen de acosar a los trabajadores culturales"

Hablamos con el artista Santiago Sierra, cuya obra sobre presos políticos fue retirada de la feria de arte contemporáneo Arco el pasado 21 de febrero. 

Santiago Sierra en El Salto
Dos de las obras que conforman el proyecto sobre presos políticos de Santiago Sierra, publicadas originalmente en los números 1 y 2 de 'El Salto'.
@BrendaChavez_

publicado
2018-02-25 11:15:00

El pasado miércoles 21 de febrero por la mañana se retiraron de Arco 2018 todos los retratos de la pieza Presos políticos en la España contemporánea, del artista madrileño Santiago Sierra, fundamentalmente por incluir entre ellos a los Jordis (Jordi Cuixart y Jordi Sànchez). Estaba expuesta en uno de los muros exteriores del stand de la galería Helga de Alvear, situado a la entrada de la feria, prácticamente dando la bienvenida a los visitantes. Horas más tarde fueron sustituidos por diversas fotografías del artista alemán Thomas Ruff. Lo que viene a continuación es un entrevista con Sierra sobre ello, sin censuras.

Antes de abordar lo que ha pasado en ARCO el miércoles 21 de febrero, pongamos en contexto lo ocurrido. ¿De dónde parte Presos políticos en la España contemporánea, y cómo nace esta pieza?
Hace más de un año comenzamos una investigación desde mi estudio sobre la existencia, o no, de presos políticos en España. Pronto constatamos un gran número de casos que entran en esta categoría. Hemos ido publicando dos casos al mes desde entonces en los que se citan 74 presos políticos. Hay más y se producen nuevos casos constantemente. Nosotros presentamos una selección de 24 imágenes de lo encontrado en nuestra investigación.

¿Por qué incluye los retratos de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez?
Porque consideramos que entran en esta categoría, evidentemente. Creo que merecería la pena incluir adjunto a esta entrevista la definición de preso político que se da desde la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Se dan cinco supuestos. Si se cumple uno ya se considera político. Violación de los derechos humanos fundamentales, detención por motivos políticos sin ningún otro delito, desproporción en las penas por motivos políticos, detención discriminatoria en atención a motivaciones políticas y, por último, que la detención sea resultado de un procedimiento irregular por motivaciones políticas. Bueno, no hay que forzar mucho la interpretación de estos supuestos para concluir que los casos que citas entran claramente en alguno o varios de estos supuestos.

¿Te has documentado/asesorado legalmente para saber si realmente, tanto los Jordis, como los demás retratados, entran exactamente en la categoría jurídica de preso político? ¿Cómo fue el trabajo de documentación para estos retratos?
Salvo en contadas excepciones, no es un tema muy mediático, o no lo era cuando comenzamos. Sin embargo, la prensa alternativa y las redes sociales han estado muy atentas a la evolución de este fenómeno y han sido publicadas cantidades ingentes de información o seguimientos casi, minuto a minuto, de juicios y procesos penales. Muchos casos nos resultarán familiares, otros se conocen muy poco. Por lo demás no somos juristas ni pretendemos serlo. Actuamos desde el respeto y la solidaridad, tomando las medidas que más se adaptan a la estrategia de publicitación del proyecto.

¿Qué opinión te merece todo lo que ha pasado con tu pieza en ARCO el miércoles 21 de febrero? ¿Qué conclusiones sacas de todo ello, aparte de lo que has manifestaste ese día en Facebook (“Acabamos de enterarnos de la censura de nuestra obra. Consideramos que esta decisión daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio Estado español”)? 
El arte que me interesa es el que da testimonio de su tiempo. Esta pieza lo ha dado y, pasada la frustración de los primeros momentos, lo sucedido me parece hasta bien porque han completado mi obra y se han retratado solos. La cosa ya no es instalar de nuevo mi trabajo en Arco. Ya lo han visto en medio planeta. El tema es que los presos políticos sean liberados y vuelvan a sus casas. Lo importante es que dejen de acosar a los trabajadores culturales. Lo importante es que esta situación termine de una vez por todas.

La propia Helga de Alvear, tu galerista, relata que habló por teléfono con el director de Ifema, Eduardo López-Puertas, y que le pareció “bien” la retirada: “Estoy en casa ajena y si Ifema no quiere tenerlo ahí yo lo quito. En mi casa no me quita nadie nada”, declaró a El País. ¿Qué opinas?
No puedo culpar a Helga por haber sucumbido a presiones externas. Todos somos vulnerables en algún grado. A pesar de la veteranía de Helga, nunca en su vida había vivido algo así. Había gente muy agresiva. Yo mismo he recibido mensajes aterradores. Era muy fuerte para ella. Llegó hasta donde pudo llegar para ayudarme y le estoy muy agradecido. En un clima de tanta agresividad se produce el subsiguiente miedo.

¿Te has cuestionado en algún momento si puede existir un conflicto entre el derecho a la imagen y el hecho de convertir en una pieza de arte las vivencias de personas que pueden no estar de acuerdo con los mecanismos que empleas en tu trabajo?
Esta obra está hecha desde la solidaridad y el respeto. En realidad ni se ven caras ni se citan nombres. Creo haber sido muy correcto en esto.

¿Vas a continuar con la serie Presos políticos, globalmente y en España? ¿O es un trabajo que ya está tocando a su fin?
Por lo pronto tenemos el año completo con intervenciones complicadas sobre otros temas y en otros contextos. No lo descarto, pero de momento no.

¿Es Oriol Junqueras un preso político?
Evidentemente, sí. Yo lo veo clarísimo.

¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república? Es la pregunta del referéndum de octubre... 
Yo soy de Madrid. Eso deberían decidirlo los catalanes. También lo veo clarísimo.

¿El Sábado 26 de febrero 2018, a las 18h, en el Pabellón 9 de Ifema, se mantiene el acto planificado contigo como ponente, Pablo Mayoral y Eduardo Gómez? ¿O está también censurado?
Eso entendemos. Ten en cuenta que a mí nadie me ha llamado ni de Arco ni de Ifema. Actuamos suponiendo que no somos bienvenidos. También nos quedan muy pocas ganas de ir por allí.

[Finalmente el acto quedó aplazado a lunes 26 de febrero, a las 19h, en la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo].

Relacionadas

Marruecos
El cierre de una asociación cultural profundiza la crisis de la libertad de expresión en Marruecos

El reino de Marruecos ha disuelto la organización Racines por su vinculación con el programa “Un diner, 2 cons”, que era un soplo de aire fresco y una excepción en el panorama mediático marroquí, cada vez más cerrado a la libertad de expresión. La sentencia de disolución ha dado lugar a una campaña de solidaridad internacional con reacciones de Anmistia Internacional o Human rights watch entre otros.

Agricultura
“Antxon Monforte sufre una campaña de desprestigio””
Entrevistamos a Llanos Rodríguez, presidenta de la ONG CIM Burkina que recientemente ha sido denunciada por el documental "Tigernut, la patria de las mujeres íntegras".
Música
#FuckAbelCaballero

Censura, reggeaton y zupita galega: Una noche de perdición en la ría de Vigo.

5 Comentarios
#9169 18:28 26/2/2018

Lo que resulta ofensivo, sobre todo para las víctimas, es que se considere preso político al agresor. Para empezar por el señór Bódalo que fue condenado por una agresión, no por una supuesta agresión. Parece que el criterio para figurar en la lista, además de ser preso, es la de ser afín políticamente al autor.

Responder
1
5
Pepe 17:08 26/2/2018

Ciertamente, la opinión expresada por el tal "Juan" es un reflejo de la actitud de buena parte de la ciudadanía en España.
Que lejos estamos de los 1980...y qué cerca estamos de 1930...

Responder
3
0
Juan 23:59 25/2/2018

A está basura asquerosa de mierda anti española yo me pregunto que mierda hacen es este pais por que no se van a Venezuela para que sepan lo que es un país con libertades como el nuestro que les permiten estar criticando y a la vez estar viviendo del cuento y chupando de las subvenciones maricones de mierda

Responder
0
16
#9167 17:55 26/2/2018

La pastilla, Juan. Que hemos hablado de dejar de tomar la medicación?

Responder
3
1
Cinturónrojo 11:26 26/2/2018

Leyendo tu comentario se nota que, la cultura, la omofobia y el respeto no contigo, eres uno de todos esos votante que tiene el PP, que si os pusieran una pistola en la mano acabariais con todos lo que no piensa como vosotros, hay que ser muy fascista. Te recomiendo que leas un poco más y no veas tanta TV.

Salud y República.

Responder
4
4

Destacadas

Educación
Medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Fiscalidad
La tasa Google torpedea el camino hacia el FMI a Nadia Calviño

La reunión de los ministros de finanzas del G7 se salda con un principio de acuerdo para gravar a los cuatro gigantes tecnológicos: Google, Amazon, Facebook y Apple.

Actualidad LGTBIQ+
Indignación por la homofobia del gobernador de Puerto Rico y otros titulares de la actualidad LGTBIQ

La ola de indignación por un chat sexista y homófobo en el que participaba el gobernador Ricardo Rosselló ha prendido la mecha de una protestas en Puerto Rico a las que se ha sumado Ricky Martin o Bad Bunny. La Cámara de los Comunes ha instado al Gobierno de Irlanda de Norte a aprobar el matrimonio igualitario lo que podría ser una vía para que este derecho fuese una realidad en todo el Reino Unido. La actualidad LGBT de las últimas dos semanas pasa también por Botsuana, EE UU, Ecuador y Polonia.

Bebés robados
Ni un paso atrás

Son sorprendentes algunas declaraciones de la prensa que dicen que este hallazgo puede dar un vuelco al relato sobre bebés robados. No debería ser así, ya que si algo se ha demostrado con este reencuentro es que el tráfico de bebés existía.

Francia
Chalecos negros: los migrantes apuestan por la acción directa para recuperar su dignidad en Francia

Tras haber ocupado el Panteón en París, este colectivo de extranjeros pide reunirse
con el jefe del gobierno francés para exigir la regularización de los sin papeles.

Últimas

Humor
Acuerdos

Octava entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

La Rioja
Segunda investidura fallida en La Rioja

La falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos imposibilita la investidura de la socialista Concha Andreu tras dos reuniones de urgencia en las últimas 24 horas. Por delante dos meses de negociaciones hasta el próximo intento.

Fascismo
La resurrección y el infierno

Las recientes disputas con el Vaticano a propósito de la exhumación de Franco, nos llevan a recordar los estrechos vínculos de la Iglesia con el fascismo y a ponernos de nuevo en guardia ante quienes buscan deshumanizar y exterminar al otro.

Obituario
Un sentido adiós a Paco López Jiménez
Este 16 de julio, de manera tan dolorosa como inesperada, nos abandonó Francisco López Jiménez, "Paquillo", militante ecologista de referencia
Fronteras
Grecia y la cuestión meridional de la Unión Europea

La perspectiva griega nos permite ver con mayor claridad la realidad del “Estado de seguridad”, que está surgiendo dentro de la UE, en la medida en que ese organismo está otorgando a las políticas neoliberales un estatus constitucional mediante un mecanismo liberado de cualquier forma de control democrático.

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno.