Argelia
El Hirak pide el boicot de las elecciones en Argelia

Argelia supera los diez meses ininterrumpidos de movilizaciones en las calles con una fuerte oposición a las elecciones presidenciales del 12 de diciembre

Argelia Movilizaciones 2019 -móvil
Manifestación en Argel durante el octavo viernes de movilización contra el régimen. Nadia Bouzid
Rabat
9 dic 2019 06:36

Las movilizaciones en Argelia se han intensificado en plena campaña electoral con una demostración de fuerza semana tras semana. Y ya van 42 seguidas. El pasado viernes, miles de ciudadanos salieron masivamente a las calles de ciudades de todo el país para mostrar su oposición a las elecciones y pedir la liberación de todos los manifestantes encarcelados. 

Desde el inicio de las protestas, el mes de febrero, el movimiento Hirak mantiene un incansable pulso con el Estado para reclamar que los que han gobernado las últimas décadas abandonen el poder y el país camine hacía una transición democrática, estas reivindicaciones se han intensificado las semanas previas a los comicios presidenciales del 12 de diciembre. Critican que las elecciones no van a suponer ningún cambio ni renovación y se muestran decididos a boicotearlas. 

El Estado ha contestado con un aumento de detenciones y represión en las calles, sobretodo cuando las protestas intentan interferir en los pocos actos de campaña electoral de alguno de los cinco candidatos. 

Las fortalezas de este movimiento pueden ser a la vez sus puntos débiles, según apuntan los analistas. “Una de las debilidades es la dificultad de organizarse, trazar una hoja de ruta para poder iniciar alguna negociación” esto se debe a que “cada vez que emergen figuras van a estar totalmente señaladas por el régimen y bajo la presión de las detenciones”, apunta Laurence Thieux, profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid y experta en el país del norte de África. 

También destaca que el Hirak ha logrado reconstruir el vínculo social: “El hecho que varias generaciones puedan estar en la calle tranquilamente y pacíficamente hablando e intercambiando ideas es una riqueza y un punto muy positivo de lo que esta pasando”. Los argelinos “lo necesitaban” porque “la década negra fracturó y fragmentó esta sociedad”, explica Thieux. 

Hay un mayor acceso a internet que durante las Primaveras Árabes y esto ha facilitado la convocatoria y organización del movimiento

Además de los viernes, que es día de protestas masivas, los martes los estudiantes también se manifiestan. “Es una juventud que no tiene muchas expectativas respecto a este sistema que ha frustrado sus ambiciones: no hay empleo ni expectativas económicas”, defiende la experta; además es una juventud que ha tenido un mayor acceso a la universidad, en pocos años el número de estudiante se ha multiplicado por cuatro gracias a la construcción de nuevas universidades.

Para Thieux tampoco hay que olvidar que ahora mismo hay un mayor acceso a internet que durante las Primaveras Árabes y esto ha facilitado la convocatoria y organización del movimiento.

“Algunos pensaban que habría fatiga y cansancio después de meses de movilizaciones y sin embargo vemos que la intensidad se mantiene e incluso aumenta”, apunta el analista del Real Instituto Elcano, Haizam Amirah-Fernández. 

El Hirak logró tumbar al presidente Abdelaziz Bouteflika, que renunció a presentarse a su quinto mandato tras gobernar el país durante 20 años, pero los manifestantes quieren desalojar del poder a todas las figuras que forman parte del Estado e iniciar cambios legislativos.

Entre los expertos de dentro y fuera del país no hay dudas que las elecciones van a tener lugar el día 12, pero confiesan que es complicado aventurar lo que pude suceder durante la jornada. También coinciden que se espera una muy baja participación y dudan de los datos que pueda ofrecer el Gobierno en el recuento porque creen que van a intentar “hinchar” la participación.

Las votaciones se han pospuesto dos veces este año y sería “escandaloso” que no se celebraran, según Amirah-Fernández; los cinco candidatos son “continuistas del sistema” y “no aportan nada nuevo ni una respuesta a las demandas de una segunda república” como piden los manifestantes. El analista considera que los candidatos “representan generacionalmente la vieja guardia” por la su avanzada edad, además considera que es secundario quién gané las elecciones. 

El humor, también protagonista en el Hirak

El general del ejército, Gaid Salah, le pone un zapato de tacón a uno de los candidatos a las elecciones argelinas, bajo la atenta mirada de Abdelaziz Bouteflika. Es la viñetas humorística del dibujante Benabdelhamid Amine, conocido como Nime, que logró más repercusión en las redes sociales. El artista fue detenido el 26 de noviembre por varios policías vestidos de paisano que se presentaron en su casa de Oran, según apuntan medios locales. El próximo miércoles se espera el veredicto tras el juicio celebrado el pasado jueves en el que la fiscalía pidió 18 meses de prisión, según Amnistía Internacional.

En la calle los activistas consideran que se trata de un episodio más de represión e intento de silenciar las críticas. Su viñeta ha estado presente en las movilizaciones, algunos activistas las han impreso en gran formato y paseado por las calles durante las marchas. En las protestas de las últimas semanas también se pudieron leer carteles y pancartas que pedían la liberación del dibujante. 

En otra de las viñetas del artista se podía ver también al expresidente y el general del ejército tocando el violín y el violonchelo en la cubierta del Titanic y de fondo a manifestantes corriendo de un lugar a otro con pancartas en contra del régimen.

Otro de los dibujantes que ha ilustrado el Hirak es el que firma como Hic, quien publica sus viñetas en el periódico El Watan. En una de sus recientes ilustraciones se puede ver a un candidato electoral en una sala vacía con un único asistente que le dice: “Soy Brahim. ¿Y tú?”.

Relacionadas

Coronavirus
Luchar contra el poder o el coronavirus, esa no es la cuestión

Mientras el coronavirus ha entrado ya en África afectando a 30 países, en Argelia, el país más poblado del continente, el movimiento popular conocido como Hirak  —en la calle cada martes y viernes desde hace más de un año— debate sobre cómo afrontar la pandemia y seguir manteniendo la presión social.

Argelia
Sana helwa ya yamil! Feliz cumpleaños Hirak

“Somos nosotros o este poder”, entonaban los manifestantes en las movilizaciones de la semana pasada —unos diez mil reunidos en la capital Argel— para reclamar el fin del Estado militar, hacer presión sobre el nuevo gobierno de Abdelmadjid Tebboune, y exigir la puesta en libertad de los detenidos por delitos de opinión.

Argelia
El Hirak no abandona las calles de Argelia tras un año de movilizaciones contra el gobierno

El viernes millones de personas salieron de nuevo a las calles para exigir la dimisión del aparato gubernamental. Cantaban que no estaban ahí para festejar, sino para tumbar el ejecutivo. Respondían así a los intentos de capitalización del hirak, cuyo aniversario ha sido declarado festivo nacional por el gobierno

0 Comentarios

Destacadas

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos España, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Actualidad
De Colombia a India. Ciclones y totalitarismos

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.

Coronavirus
La mascarilla, nuestra nueva frontera

La obligatoriedad de la mascarilla simboliza lo que me atrevería a calificar de mutación antropológica: nuestros gobernantes, con el apoyo de pensadores de la altura de Byung-Chul Han, parecen estar decididos a que la cara no enmascarada comience a parecernos obscena.

Antifascismo
Salir del armario de la patria

Hablar de patria en la izquierda es casi tan jodido como salir del armario, y mira que suele ser tortuoso. Pero la realidad es que, una vez que sales, se está bastante mejor.

Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid

Últimas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.