Referéndum del 1 de octubre
La utopía y la represión

La operación relámpago de la policía en el colegio Tomás Moro de Barcelona ha dejado rabia y aplausos. Nadie ha renunciado al voto que emitió esta mañana.


publicado
2017-10-01 13:49

Joder, qué angustia. Casi me echo a llorar.

Son las primeras palabras que mando por Telegram después del momento que estábamos temiendo, que esperábamos, desde las cinco de la mañana.

En el colegio Tomás Moro hay aparente calma a las 13:10. Hace solo diez minutos, más de 60 policías nacionales han desmontado el referéndum en este lugar apartado del centro de Barcelona.

Se produce un aplauso. Nadie ha salido herido. Un muchacho ha tenido un ataque de pánico, dentro, cuando estaba con un centenar de personas protegiendo las urnas. Le han sacado a empujones y un espontáneo que apoyaba desde fuera se ha revuelto. Gritos. Fuera la policía colonial. Votaremos. Una multitud acompaña al cortejo policial. Lo empuja fuera del barrio. Y eso ha sido todo.

Hace un cuarto de hora casi todo el mundo que quería votar esta mañana lo había hecho. Nou Barris no es un barrio especialmente afín al independentismo. Las tertulias que se improvisan en los soportales, en la churrería, en el bar con la bandera de España, lo recalcan. Aquí ganaba el PSC, aquí ganó Ada Colau, aquí tiene muchos votos Ciudadanos. Aquí viven muchos policías nacionales.

Un barrio con un urbanismo sacado de una canción de La Banda Trapera del Río. En el que suenan más bachatas que sardanas. El distrito con más desahucios de Catalunya. Acento andaluz. Gritos de lo llaman democracia y no lo es.

Votación en el referéndum en el colegio Tomás Moro en Barcelona
Votación en el referéndum en el colegio Tomás Moro en Barcelona J de la Jara

La operación relámpago de la policía ha dejado rabia y aplausos. Nadie ha renunciado al voto que emitió esta mañana. Los de azul solo se han llevado un montón de papeles. No han atrapado, ni por un instante, el deseo que ha llenado las urnas.

En este barrio al costado de la Barcelona de los cruceros, el referéndum se ha ganado. A pesar de la angustia.

Mañana votarán otra vez. Y es difícil que se haya olvidado el castigo perpetrado hoy por el Estado. Es difícil que los cientos de personas reunidos en torno a ese deseo de una democracia real, cientos de miles en toda Catalunya, millones, digan lo que digan los números dentro de unas horas, acepten una nueva moratoria.

Relacionadas

Catalunya
Matar al periodista

Las 50 agresiones policiales contra periodistas documentadas durante las protestas en Catalunya hacen pensar en una estrategia coordinada para silenciar lo que ocurre en las calles.

Referéndum del 1 de octubre
Catalunya no se va, a Catalunya la empujan

Por si no ha quedado claro, dos líderes civiles han sido condenados a nueve años de cárcel por convocar una manifestación sin heridos, una presidenta del Parlament ha sido condenada a 11 años y seis meses por no vetar un debate parlamentario... Catalunya no se va, a Catalunya la empujan.

Violencia policial
Ya se conoce qué agente disparó la bala de goma por la que Roger Español perdió un ojo

El agente responsable del disparo de una bala de goma que hizo perder la visión en un ojo a Roger Español durante el referéndum catalán del 1 de octubre de 2017 ha sido identificado.

4 Comentarios
Víctor Chmara 20:07 4/10/2017

Pues hasta el día del referéndum la policía del pueblo "Los mossos" tenía una merecida fama de extremadamente contundente. En fin. Todos los que tenemos memoria recordamos sus violentas actuaciones.

Responder
0
0
#480 11:51 2/10/2017

Ha cuajado porque en Catalunya hay soberania, como cualquier territorio con la masa crítica suficiente para autoconstituirse en comunidad política. No entiendo porque cuesta tanto de entender esto en Catalunya y se entiende tan bien para Palestina o Irlanda. Por cierto, soberania no es sinónimo inevitable de independencia. Hay otros encajes, pero todo empieza por entender la idea básica de soberania.

Responder
4
1
Oriol Tintó 4:14 2/10/2017

Ha actuado como tal.

Responder
2
0
Javier de Frutos 17:03 1/10/2017

Si ha cuajado la idea de que la Policía Nacional es una policía colonial en Cataluña... creo que he de reconocer que no entiendo nada. Debe de ser por mi visión parcial y distorsionada desde la capital de la metrópoli.

Responder
4
1

Destacadas

Argelia
El Hirak no abandona las calles de Argelia tras un año de movilizaciones contra el gobierno

El viernes millones de personas salieron de nuevo a las calles para exigir la dimisión del aparato gubernamental. Cantaban que no estaban ahí para festejar, sino para tumbar el ejecutivo. Respondían así a los intentos de capitalización del hirak, cuyo aniversario ha sido declarado festivo nacional por el gobierno

Literatura
Crueldad y amor

Resisto porque lectura y escritura son actos cada vez más extemporáneos, cada vez más urgentes, de crueldad y amor.

Acuerdos comerciales
Quince negociaciones comerciales que nos dejan sin aire

Tras la fuerte oposición contra la firma del Tratado Transatlántico (TTIP) de hace cinco años, Bruselas prometió más “control democrático” de los acuerdos y participación de los parlamentos nacionales y la sociedad civil. Está pasando todo lo contrario.   

Últimas

Insólita Península
La leyenda del Puente de Hierro

El antiguo convento de los Templarios recreado en la leyenda de Bécquer es el monasterio de San Polo en Soria. Del conjunto original ha sobrevivido la iglesia.