Una Manada de indignación ante los titulares

Mi desayuno del fin de semana en soledad frente a un café, unas tostadas y la prensa, tan esperado por mi, porque es la manera relajada y amable de comenzar el día, se ha vuelto amargo y profundamente triste.

Concentración en repulsa por la Manada
Miles de mujeres tomaron la calle en repulsa por la sentencia de La Manada Manu Navarro

publicado
2018-06-25 15:00:00

Un nubarrón negro apostado tras los titulares del periódico esperaba amenazante a que mis ojos se posasen sobre ellos.

Ha sido pasar la vista por encima y una "Manada" de indignación e ira me ha invadido, se ha hecho dueña de mi voluntad y mis ojos han reaccionado con un llanto incontrolable.

CINCO machos, machotes, machitos, machistas, vosotros sois los terroristas, me devuelven experiencias que a día de hoy deberían estar superadas.

Luego, cuál torrente de ideas, asocio con el tema unos cuerpos envueltos en togas negras, el mismo color de los birretes con el que cubren sus cabezas.

Los veo detrás de una mesa sentenciando con palabras no exentas de tecnicismos hechos delictivos. Frente a estas autoridades mujeres anónimas esperando ser escuchadas, buscando el amparo de la justicia que no la pena o la desidia. Necesitando ser resarcidas, sacudirse la culpabilidad de dedos acusadores señalándolas pese a ser víctimas.

Mujeres destrozadas, mutiladas en su dignidad y honor. Marcadas de por vida por no haber hecho nada más que ser mujeres en una sociedad donde el género femenino y masculino no tienen el mismo valor.

De pronto y sin predisposición previa mi mano derecha se ha hecho con la hoja de la noticia y la ha estrujado. Los recuerdos tan vivos y tan vividos me dejan sin fuerzas y al borde del vómito. Corro al baño y hecho el asco que me produce este momento, pero las afrentas a las que he sido sometida, semejantes a la padecida por la joven madrileña en unas populares fiestas y miles de otras cuyo cuerpo vale nada y por eso lo cogen, utilizan, usan y desechan a su antojo aquellos sujetos amorales para los que las mujeres, tu, ella, todas solo somos un objeto, esas no hay forma, de apartarlas del pensamiento.

4 Comentarios
NUNCA MÁS 4:01 29/6/2018

Si el odio que siento a La Manada pudiera cristalizarse aparecerían todos ellos con el pene amputado y metido en la boca.
Propongo que se hagan grupos en Sevilla que sigan a cada uno de ellos en cuanto salgan a la calle. Y que los sigan haciendo sonar un silbato de arbitro de fútbol. De esta manera no podrán dar ni un paso sin que los acompañe la verguenza del sonido del silbato. Es, salvando las diferencias de actuación, como una especie de cobrador del frac. Nunca podrán salir tranquilos y deben pagar lo que han hecho con la misma pena que ellos han infinglido a su víctima: humillación, verguenza e intranquilidad.

Responder
0
0
#19480 23:14 27/6/2018

Estoy buscando un medio progresista que no tenga un pensamiento único sobre el tema de la manada y... qué pena no lo encuentro.

Responder
0
4
#19501 13:03 28/6/2018

Ojala lo encuentres y no des mas la turra, Lorenzo Lamas.

Responder
0
0
#19461 16:24 27/6/2018

“Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y, a la vez, a sus mujeres. Esto es totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”.
General Queipo de Llano 1936"
"Punch a nazi" no es una frase hecha. Si no lo haces pasan cosas.

Responder
4
0

Destacadas

Manteros
Siete manteros se enfrentan a cárcel o expulsión por vender en Barcelona

La Fiscalía pide la expulsión del país de Lamine Sarr, portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona, y de otros dos manteros, y cárcel para cuatro personas más por vender falsificaciones en la manta.

Pensamiento
Mireille Fanon: “Si votas por Macron o por Trump, luego no vengas llorando”

La descolonización, el racismo estructural, el extremismo o la liberación son los temas que preocupan a la activista francesa Mireille Fanon, impulsora de la Conferencia de Bandung du Nord.

Acuerdos comerciales
La Unión Europea busca un acuerdo con Trump para proteger su industria automovilística

En secreto y sin mandato parlamentario están en curso negociaciones comerciales entre la Unión Europeas y los Estados Unidos, que podrían crear un TTIP por la puerta trasera.

Vox
Los medios, los antifascistas y Vox
1
Tanto los asistentes al mitin de Vox como los manifestantes antifascistas del 9 d'octubre acudieron a una convocatoria puntual, pero los segundos fueron ignorados y ninguneados.

Últimas

Elecciones autonómicas
Debate 2D: pocas propuestas y mucho marketing político
El debate de Canal Sur con los candidatos y candidatas a la presidencia de la Junta de Andalucía recogió propuestas, cruces de acusaciones y algunos silencios.
Transfobia
Alexia Enséñanos, la nueva cara de la cruzada antigénero
"Alexia Enséñanos" nace como proyecto educativo pero las actuaciones de su creador, Salva Martí, la convierte en peligroso movimiento de adoctrinamiento
Sector del juego
Podemos Extremadura denuncia la vulneración de la normativa sobre casas de apuestas

Según la formación morada, abundan las casas de apuestas cerca de centros educativos, al igual que se incumple la distancia mínima que deben guardar estos establecimientos entre sí.

Feminismos
Esto es lo que hay detrás de Freeda

Una de las redes sociales “feministas” más populares de los últimos tiempos es el ejemplo de las nuevas fronteras del pinkwashing corporativo y del marketing empresarial en Facebook. Con el dinero de la familia Berlusconi. El medio, de origen italiano, ha desembarcarcado con fuerza en España.

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda: cómo cambiar la alimentación de escuelas y hospitales

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.