María Elósegui: la sana, la equilibrada, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

¿Sabe María Elósegui que ser homófoba y tránsfoba le incapacita para el Tribunal Europeo de Derechos Humanos al que ha sido designada por el Estado español?

María Elosegui

publicado
2018-01-26 06:34:00

Ella es la sana, la equilibrada, hetero y sin patologías, la que no necesita terapias psicológicas y psiquiátricas, la que construye y realiza su comportamiento sexual de acuerdo con el sexo asignado al nacer, la que no va en contra de su biología.

Ella es María Elósegui, la que en sintonía nació, y es la nueva jueza designada por el estado español para el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Ella dice cosas como estas:

“No hay consenso en cuál sea la terapia más oportuna (para transexuales). Existen numerosas referencias científicas recientes que abogan por las terapias psicológico-psiquiátricas y testimonios de los propios transexuales al respecto”.

“Numerosos estudios sobre la conducta homosexual, que como se sabe es mucho más compulsiva y lleva, a pesar de la gran necesidad afectiva de estas personas, a tener un elevado número de parejas”.

“Quienes construyan y realicen su comportamiento sexual de acuerdo a su sexo biológico desarrollarán una conducta equilibrada y sana, y quienes se empeñen en ir contra su biología desarrollarán distintas patologías. Yo no me manifiesto explícitamente, y como punto de partida, en contra de la ideología gay. Lo que sí que explico es la base científica de la sexualidad, de la que se deriva cuáles son las conductas sanas y deseables y por lo que nos muestra la ciencia el estilo de vida homosexual conlleva mayores riesgos de enfermedades de transmisión sexual”.

“Es verdad que la ideología liberal de género ha penetrado también en el derecho civil y eso explica las corrientes recientes de intentar equiparar jurídicamente las relaciones homosexuales a las heterosexuales. Pero a pesar de todo, ningún ordenamiento jurídico europeo ha llamado a esas relaciones matrimonio, aunque les intente otorgar cierta protección jurídica que yo también considero justa dentro de ciertos límites. El derecho no discrimina, simplemente trata de un modo diferente a lo diferente. Además, hablar de uniones estables en ciertas relaciones resulta contrario a los datos sociológicos”.

“No es cierto que el hecho de que el aborto sea ilegal implique más muertes de mujeres por abortos clandestinos”.

“Al hablar de los métodos anticonceptivos, un nuevo término que se intenta acuñar es el de contracepción de emergencia, es decir, el uso de una píldora después de haber tenido una relación sexual con el fin de evitar un embarazo no deseado. Este contraceptivo impide la implantación del huevo fecundado (en definitiva, de un embrión) en el útero”.

María, la de las conductas sanas, no sabe que los derechos del colectivo LGTBI+ son derechos humanos. María no sabe que las terapias de conversión que defiende, terapias psicológicas y psiquiátricas para homosexuales y trans, son una violación de los Derechos Humanos.

La que no va en contra de su biología no sabe que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recoge los derechos del colectivo LGTBI+ desde 2011 en declaración de la Asamblea General. Ella no sabe que los Principios de Yogyakarta extienden la Declaración Universal de los Derechos Humanos a los derechos de las personas LGTBI+. La heterosexual comedida y de relaciones estables, no sabe que la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos incluye los derechos LGTBI+ en su artículo segundo. La forofa de la monogamia, no sabe que el art. 21 de la Carta de Derechos Humanos de la Unión Europea también reconoce los derechos del colectivo LGTBI+.

María no sabe que Human Rights Watch y Amnistía Internacional contemplan como Derechos Humanos los derechos del colectivo LGTBI+.

Por lo visto, la ingeniosa María, tampoco sabe que las terapias para homosexuales y trans son condenadas por la extensa mayoría de la comunidad científica y por las asociaciones de psicología de todo el mundo. La de escasa necesidad afectiva no sabe que la patología es la parte de la medicina que estudia las enfermedades y que la psiquiatría es la parte de la medicina que estudia las enfermedades mentales.

María no sabe que la homosexualidad y la transexualidad no son enfermedades y, por lo tanto, no pueden tratarse como tal.

María no sabe que el derecho al aborto se contempla dentro de los Derechos Sexuales y Reproductivos en los DD HH.

Parece que María no sabe nada de esto, pero lo que sí sabe María es que algunas personas empuñan las armas, pero otras son autoras ideológicas de los crímenes contra el colectivo de lesbianas, transexuales, bisexuales, gais y géneros y sexualidades diversas en todo el mundo. María sabe que miles de personas en todo el globo están perseguidas por el hecho de ser LGTBI+. María sabe que 13 Estados del mundo contemplan la pena de muerte para LGTBI+ por ser LGTBI+. María sabe que cobrará 200.000 euros anuales limpios de polvo y paja por su puesto en el TEDH.

¿Sabrá María que es una homófoba y una tránsfoba, y que está incapacitada para estar en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos? Al pan, pan, y al vino, vino.

2 Comentarios
#7459 17:30 26/1/2018

Todo lo que dice esta mujer es verdad. Además tiene derecho a tener su propia opinión. Lo que va a hacer es aplicar unas leyes, no a legislar. Las feministas ¿defienden los derechos de las mujeres, o sólo los de las mujeres que opinan como ellas? Hipocresía 100%. Te aseguro que la mayoría de la población silenciada opina como ella. Y eso no lo vas a cambiar por más que nos insultes.

Responder
5
15
#7485 21:01 26/1/2018

Buenas! Que esta mujer expresa su opinión con todo el derecho, desde luego que sí. Que con su opinión expresada con todo el derecho comunica ideas que justifican la violación de los derechos lgtbi+ también, y encima aportando datos que, si bien pueden ser ciertos, las conclusiones a las que llega no lo son. Es decir, que acaba reproduciendo falacias y argumentos que fomentan conductas de odio.
Ejemplo: Ella llega a decir que la homosexualidad/transexualidad lleva a desarrollar distintas patologías y que la heterosexualidad lleva a desarrollar una vida sana. En numerosos estudios se ha observado que esto puede ser cierto pero no por el hecho de ser homosexual, sino debido al rechazo de ésta por parte de la sociedad (peques homosexuales que han sufrido bulling, rechazo familiar y carencias afectivas, falta de autoestima, depresión, etc). Son todo problemas que afectan a la salud mental y al bienestar que pueden desembocar en patologías, pero no por ser homosexual, sino por estar en una sociedad que lo rechaza.
Me parece peligroso que se disfrace la homofobia aludiendo a datos científicos. Estudios hay muchos y con muchas conclusiones, a menudo contradictorias. Habrá que ver de dónde vienen y la fiabilidad que tienen. Ojo con este tipo de discursos.
Y bueno... términos que utiliza como "ideología gay" o "ideología liberal de género"... ???
Y lo de que la mayoría de la gente opina como ella, estoy de acuerdo contigo y me apena. Eso lo puede cambiar cada persona si se dedica un tiempo a practicar la empatía, el cariño a lo ajeno, la comprensión desde el corazón y el rechazo a rechazar otras formas de vida. Te invito a ello vale? De corazón.

Responder
10
3

Destacadas

Laboral
El conflicto en Boyacá pone patas arriba la distribución de prensa diaria en Madrid
La plantilla de falsos autónomos protesta por el despido del 50% de los trabajadores y la bajada de sueldos propuesta por la compañía. Los kioscos madrileños llevan tres días sin recibir la prensa diaria con normalidad.
Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Culturas
Los últimos templos de la Barcelona canalla

La transformación urbanística y comercial de Barcelona en los últimos años, agravada por la masificación turística y la gentrificación, pone en peligro la idiosincrasia de la ciudad. Los bares tampoco han sido inmunes a la capitulación del dinero y a los cambios en los gustos y hábitos de los ciudadanos.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.