Feminismos
Hoy también es 25 de noviembre

Cada 25 de noviembre, la sociedad entera levanta su voz contra la violencia de género. El resto del año la hipocresía social cronifica el problema. Está en nuestra mano cambiar si hacemos de cada día del año un día contra la violencia de género.

8 de marzo
Concentración feminista. Álvaro Minguito

publicado
2018-01-17 16:01

El detonante de esta reflexión fue la muerte de Arantxa y sus tres hijos en Azuqueca de Henares. Tres días más tarde El Chicle confesaba el asesinato e intento de violación de Diana Quer. La violencia machista imponía una vez más su dolor.

Leo los periódicos y obtengo datos y más datos. Cifras que demuestran que el problema se mantiene estable, en el entorno de las 50 víctimas al año desde 2012. Cifras que se elevan si recurrimos a fuentes feministas porque aportan una visión más amplia y profunda del problema. Las mismas que sirven para sensibilizar sobre la magnitud de la catástrofe. Pero las cifras no son el problema, sólo sirven como medida de su alcance. Son útiles para analizarlo, para detectar variables, para definir recursos... pero sacarlas de ese contexto forma parte de esa hipocresía social que acompaña al largo periodo que, tras el 25 de noviembre, suele durar un año entero.

La violencia machista no es un problema que se circunscribe al ámbito familiar ni es de unos cuantos, es sistémico. El virus de esta mortífera enfermedad lo inoculamos todos y todas, cada día, por acción u omisión. No podemos lavar nuestras conciencias con un minuto de silencio tras cada asesinato.

Que el Estado no hace lo que puede resulta evidente, que la aplicación del pacto contra la violencia machista favorecería una reducción de las cifras resulta obvio. Tanto como la ineficacia de las acciones emprendidas hasta el momento.

Una anécdota
Hace unos días pasaron una encuesta al alumnado de 1º de E.S.O. En ella había un generoso número de preguntas relativas al comportamiento en pareja. En la ingenuidad manifiesta de los doce años, se levantaron no pocas manos para decir que ellos no tenían novio/a. Es entonces cuando una chica dijo: pero si quieres contestamos lo correcto, sabemos lo que hay que decir. El resto asintió con entusiasmo.

Si analizamos las campañas educativas desarrolladas en La Rioja, nos encontramos con un denominador común: el persistente llamamiento a la racionalidad a pesar de saber de antemano que esas invitaciones a la cordura resultan totalmente inútiles cuando las decisiones las toma la parte emocional del ser humano. Nadie se casa con una persona a la que ama —aunque podamos discutir su concepto de amor— para matarla.

¿Por qué no educar entonces en estrategias personales que nos permitan ser conscientes de nuestras emociones, de cómo las canalizamos o de cómo el descontrol de unas lleva aparejado el estímulo de otras? ¿Por qué no enfocar los celos como detritus del concepto de propiedad privada y efecto secundario de nuestros miedos? ¿Para cuándo la incorporación de la inteligencia emocional al currículum de nuestros hijos y al nuestro personal? No parece que la Consejería de Educación sea sensible a propuestas globales sobre el tema.

Ahora bien, la educación emocional es imprescindible pero no suficiente. La enfermedad es más profunda y sabemos perfectamente cuál es el caldo de cultivo del que se alimenta. Los asesinos tienen padres y madres que los han educado y una sociedad que ha reforzado, y no poco, ese modelo educativo. También las víctimas, a las que ahora pedimos que denuncien el más mínimo atisbo de violencia, han construido su personalidad con esas mismas referencias que, al parecer, les ha impedido detectar o incluso les ha impulsado a valorar las actitudes depredadoras del “elemento” que convive con ellas.

Segunda anécdota
El jefe de departamento de un I.E.S. de La Rioja manifiesta sin pudor que es mejor que 2º de Bachiller, dadas sus dificultades, lo imparta un hombre. No se pueden sacar conclusiones de un ejemplo, obviamente, pero... ¿somos conscientes, hombres y mujeres, de que educamos desde la ingenuidad de ser padres y madres adoctrinados en el patriarcado machista y que pretendemos la igualdad desde esa perspectiva?

Nos asomamos a la televisión cada día, la violencia y el machismo se instalan en nosotros como un lugar natural y común de encuentro en el que parecemos sentirnos cómodos. El cine traduce la igualdad en convertir en protagonistas a esculturales señoras que adoptan miméticamente los clásicos roles masculinos de poder y violencia.

Pero no importa, reconocernos en el papel de machistas, unas y otros, es muy duro. Prescindir de los estereotipos que llevamos tatuados en el alma por siglos y siglos de patriarcado, parece tarea de titanes. Siempre podemos pedir al Estado que dote de medios y normas al respecto, ir a la manifestación del próximo 25 de noviembre o dedicar un minuto de silencio a cada Arantxa que muera por el camino.

Relacionadas

Nicaragua
Feministas denuncian un repunte de la violencia contra las mujeres en Nicaragua
Muchos colectivos han tenido que inventar prácticas de seguridad después de que más de un año de detenciones y amenazas a feministas.
Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.

Feminismos
Ana Bernal Triviño: “Los bulos y la desinformación ponen en riesgo el apoyo social a las víctimas”

A principios de otoño Ana Bernal Triviño, reconocida periodista feminista, presentaba el libro No manipuléis al feminismo: una defensa contra los bulos machistas. En ese marco conversamos con ella sobre el rol de los medios en el auge y blanqueamiento de discursos misóginos. Pero también abordamos un debate nada fácil, el que enfrenta a los feminismos en torno a la prostitución.

2 Comentarios
Carmen Fernández 21:34 20/1/2018

Brillante, como siempre, Carlos.

Responder
0
0
Inmaculada Ortega 25:44 19/1/2018

Lo comparto al cien por cien. Desde que se nace, educar es fundamental, en igualdad real, en compromiso, en solidaridad....gestionar las emociones, superar las frustraciones, saber perder, no creernos el centro del mundo y tantas y tantas cosas...

Responder
2
0

Destacadas

Chile
Chile: así empieza una revolución
Lo que empezó como una protesta estudiantil contra la subida del billete del metro se ha convertido en una revuelta generalizada contra el Chile que dejó la dictadura de Augusto Pinochet.
Carta desde Europa
La cosa se pone seria

Impaciente ante la procastinación alemana, Macron declaró a la OTAN en “muerte cerebral”, mientras intenta el encuentro con Putin.

Afganistán
Dieciocho años de mentiras para justificar la guerra más larga

En el peor punto de un conflicto que se ha recrudecido en los últimos tiempos ⎼solo en 2018 se contabilizaron diez mil víctimas civiles⎼ la publicación de entrevistas confidenciales a responsables de la invasión de Afganistán ha anulado la coartada de que Estados Unidos progresa en sus objetivos en una guerra que dura ya 18 años.

Instituciones culturales
Solo una de cada tres exposiciones individuales en museos españoles es de una artista

La programación de exposiciones individuales incumple la ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres en la inmensa mayoría de museos y centros de arte. Durante el último lustro, solo el 31% de las realizadas fue de artistas mujeres, según un informe presentado por la asociación Mujeres en las Artes Visuales, un colectivo que también propone un manual y una app de autodiagnóstico para que las instituciones culturales corrijan esta desigualdad.

Pensiones
CGT se adhiere a la convocatoria de la huelga general

El sindicato anima a sus afiliados a participar en la huelga del 30 de enero por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, pero califica de “decisión unilateral” la convocatoria, realizada por una parte del movimiento de pensionistas a través de los sindicatos ELA y LAB en nombre de todos los jubilados.

Últimas

Música
El sonido del trap: de Steve Lean a Metro Boomin

La labor en la sombra de Steve Lean es la del constructor sónico de toda una filosofía vital donde figuras como PXXR GVNG, Yung Beef o Kaydy Cain han armado su universo.

América Latina
Bolivia y los silencios rotos

En Bolivia se ha roto con los silencios impuestos y no habrá golpes en el Estado ni gritos en los cuarteles o despachos que puedan volver a imponerlos.

Trabajo doméstico
Trabajadoras del hogar celebran este fin de semana su segundo congreso estatal

Tres años después del primer Congreso, este fin de semana —sábado 14 y domingo 15 de diciembre— vuelven a encontrarse empleadas de hogar de todo el Estado español en el II Congreso de Empleadas de Hogar y los Cuidados bajo el lema Juntas transformamos desde la acción.