14N
Fotogalería de la manifestación en apoyo a Jorge y Pablo

7,2 litros de agua caídos hoy, 7 de abril en Logroño, no han impedido que cerca de 3.000 personas salieran a las calles para pedir la absolución de Pablo Alberdi y Jorge Merino. 

Personas venidas de distintos puntos de todos los lugares del estado han reclamado justicia social para el juicio del 'No Caso' que se celebrará los días 9, 10 y 11 de abril en esta localidad.


14N 7abril logroño
Final de la manifestación en apoyo a Jorge y Pablo el día 7 de abril de 2018. El Salto La Rioja

publicado
2018-04-07 21:39


...

Relacionadas

Burorrepresión
Stop Represión denuncia censura del ayuntamiento

El colectivo señala la negativa del Ayuntamiento de Logroño para el uso de la plaza del Espolón como la última censura de despedida de la junta de gobierno saliente.

14N
Inicio reivindicativo de las fiestas de San Mateo en Logroño

Durante el chupinazo lanzado por la alcaldesa de la ciudad varios colectivos han desplegado pancartas por la absolución de los condenados por el llamado ‘No caso 14N’ y en defensa de la acogida de refugiados.

14N
Manifestación contra la sentencia del No Caso
“Seguiremos hasta conseguir justicia”. Jorge Merino pone fin a la manifestación en repulsa de las condenas del No Caso.
0 Comentarios

Destacadas

Tecnología
El rechazo a la tecnología de reconocimiento facial llega a la música

Una campaña pide la prohibición de los sistemas de reconocimiento facial en conciertos y festivales en Estados Unidos. Artistas como Tom Morello, Amanda Palmer y el grupo punk Downtown Boys se han sumado a la iniciativa.

Opinión
Río, cidade maravilhosa

Los quince años que habité esta ciudad me enseñaron que sí era “maravilhosa”. Lo era a condición de pertenecer a la casta del poder económico o a alguno de los estamentos de “clase media”. Hoy, siguen existiendo al menos dos Río: el de los elegidos y el de todos los demás.

Euskal Herria
50.000 personas se solidarizan con los imputados del 11/13

La fiscalía les solicita penas de prisión que oscilan entre 8 y 20 años por delitos de integración en banda armada cuando ETA llevaba ya disuelta al menos dos años tras las primeras detenciones.