Pobreza
Banco de Alimentos: la caridad disfrazada

Su actividad es incesante todo el año, pero sin duda en estas fechas son los protagonistas con su “Operación Kilo”.

FESBAL banco de alimentos voluntarios
Voluntarios del Banco de Alimentos organizando los alimentos donados.

publicado
2018-01-06 12:23

Conscientes de la importancia de la imagen, la presentación de FESBAL —Federación Española de Bancos de Alimentos— no puede ser más benévola: luchar contra el despilfarro a través de la recogida de alimentos para dar de comer a la gente con menos recursos.

La FESBAL, los Bancos de Alimentos con marca registrada, no es más que la caridad religiosa disfrazada de solidaridad para que las nuevas generaciones acepten de mejor manera el mismo fondo que movía a la marquesa franquista de Los Santos Inocentes de Delibes, evitando aquellas formas casposas del pasado. Muchos de los responsables de la degradación de las condiciones de vida que hemos percibido durante los últimos años aparecen detrás de estas organizaciones caritativas y es una obligación social desenmascararlos adoptando formas de solidaridad real.

Simbolizados con el logotipo de los pajaritos comiendo de un cuenco, los Bancos de Alimentos, son organismos constituidos como fundación, normalmente en cada localidad, y agrupados en FESBAL si hablamos de España y la FEBA —Federación Europea de Bancos de Alimentos— si hablamos de Europa. Se dedican a recoger alimentos, dinero y cualquier material o servicio que de alguna forma ayude en su actividad como furgonetas, estanterias...

Esos alimentos y enseres llegan a la gente que lo necesita a través de una red de intermediarios asociados al Banco en cuestión. Y aquí es donde empieza a aparecer otra imagen distinta a la que publicitan.

Un vistazo a las memorias publicadas por la Fundación de Banco de Alimentos de Madrid, similar a las memorias de otros bancos de alimentos, revela que la práctica totalidad de los alimentos está siendo enviado a organizaciones religiosas entre las que encontramos parroquias, conventos, monasterios, organizaciones antiabortistas como Provida o la Fundación Vida, el seminario del Camino Neocatecumenal, residencias de los Legionarios de Cristo o centros relacionados con el Opus Dei. Pertenecer de alguna manera a la red, que la iglesia católica tiene en este país, es prácticamente requisito suficiente para participar de la acumulación organizada por el Banco de Alimentos.

Es algo lógico, ya que desde sus comienzos, a pesar de su retórica “aconfesional”, esta organización ha demostrado una ligazón palpable con los sectores católicos más reaccionarios.

Origen de la organización

En su origen está la creación del primer Banco de Alimentos en Barcelona en 1987 con la participación de Josep Miró i Ardèvol, expolítico de Convergencia creador también de e-cristians, del portal conservador “Forum Libertas” y luchador incansable contra el divorcio, el aborto y “la aceptación pública de la homosexualidad” (sic). La aparición de nuevos Bancos en otras localidades llevó a la creación de la Fundación de Bancos de Alimentos de España (FBAE) en 1993 de la mano del sacerdote de la prelatura del Opus Dei, Jose María Sanabria.

A partir de aquí el apoyo de determinadas instituciones y figuras políticas reaccionarias es constante. Significativo el nombramiento como presidenta de honor de la señora Ana Botella, cuya aparición en los medios como presidenta de la Fundación se debió a la decisión tomada entonces de hacer participar a la misma con una donación en una SICAV —Sociedades de Inversión de Capital Variable— llamada Gescartera, pero esa es otra historia y existe la hemeroteca para quien tenga interés.

En 1997, según el Banco de Alimentos de Lugo —la página de FESBAL dice que fue en 1996—, se reunieron los bancos creados y la FBAE para constituir la actual FESBAL. En este punto hay una contradicción en la que incurren diversas informaciones de los medios y la información suministrada por FESBAL, ya que la participación en Gescartera de FBAE, según declaraciones a la propia comisión de investigación del caso se realizó en 1998. De cualquier forma su andadura en el nuevo siglo, bajo el nombre actual, continuó por los mismos derroteros recibiendo. Han ido recibiendo donaciones de bancos y cajas, grandes empresarios y hasta un camión de 9 toneladas procedente de la Fundación Reina Sofía, por poner algún ejemplo.

Relación con la iglesia y el Opus Dei...
Su relación con la iglesia, y concretamente con el Opus Dei sigue vigente. Cualquiera que visite su página encontrará varias entrevistas a presidentes del pasado y presente de fundaciones de bancos de alimentos que declaran abiertamente ser socios supernumerarios del Opus. Es el caso de Mariano Posadas y José María Zárate en Valladolid. Es el caso de Manuel Pérez Hernández en Las Palmas de Gran Canaria. Es el caso de José Antonio García García en Albacete. Es el caso de Francisco del Pozo en Santander. Es el caso de Carmen de Aguirre Castellanos en Badajoz (y propietaria de dos colegios asociados a la prelatura). Es el caso de Miguel Sibón en el Campo de Gibraltar. Hay más, como las relaciones explícitas del antiguo presidente de la Federación José Antonio Busto Villa o de Vicente López-Alemany del Banco madrileño, pero no seguiremos porque son indicios suficientes como para concluir que el hecho de que hayan accedido a las presidencias por pura casualidad es del todo improbable.

 Este apoyo de los poderes fácticos y esta filiación de la dirección de FESBAL se ha traducido como no podía ser de otra forma en un comportamiento lógico de defensa del statu quo.

Mantener la pobreza fuera de la lucha de clases

En 2012, tras sustraer como protesta varios carros de comida de 2 supermercados de las provincias de Cádiz y Sevilla, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) pretendió donarlos a los bancos de alimentos. La reacción de la dirección del sevillano y de la propia FESBAL por voz de su presidente no se hizo esperar, condenando la acción y defendiendo a las grandes empresas como Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés o Alcampo, al mismo tiempo que señalaba a todos los ciudadanos como los responsables del despilfarro y por tanto indirectamente de la situación de pobreza incluso alimenticia.

Este apoyo de los poderes fácticos y esta filiación de la dirección de FESBAL se ha traducido como no podía ser de otra forma en un comportamiento lógico de defensa del statu quo

En 2014 FESBAL denuncia al Banco de Alimentos de Tetuán , una iniciativa solidaria vecinal, por “utilización de marca registrada”. En colaboración con el Ayuntamiento y la policía acaban cerrando el medio de sustento de los vecinos en situación precaria por procesos de desahucio. Estas acciones, así como los premios concedidos por FESBAL a la Fundación Reina Sofía (FESBAL, 2013), a la Orden de Malta (Madrid, 2015), a la Diputación y al gerente de Mercagranada (Granada, 2011 y 2013), a la “Fundación Solidaridad Carrefour” (Ciudad Real, 2017), por poner algunos ejemplos, son disparos a la línea de flotación de la residual conciencia de clase que debería señalar inequívocamente a estas empresas e instituciones como responsables de la desigualdad social.


Y como no podía ser de otra forma se protege la imagen de algo tan útil para el poder a pesar de los casos de corrupción que afloraron en dos de sus años de actividad. Citaremos los zumos del Banco de Alimentos de Cádiz servidos a los periodistas en una rueda de prensa del PP en Sanlúcar de Barrameda en diciembre de 2013, o los alimentos del Banco de Madrid que acabaron sirviéndose a una hermandad rociera a través de un sacerdote del obispado de Alcalá de Henares en 2012 y 2013.

Se dieron cuenta porque ese año no contrataron cocineros y les sirvieron directamente los paquetes de comida con el sello del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria) por el módico precio de 350 euros. A mediados de 2012 también se supo que las franciscanas granadinas que regentaban la Residencia Universitaria Maria Teresa Rodón, y cobraban 600 euros por alojamiento y manutención, llevaban utilizando la comida que les suministraba el Banco de Alimentos desde hacía una década.

Este mismo año supimos por medios vaticanistas que la mitad de los conventos de monjas de la provincia de Salamanca están comiendo de lo que reciben del Banco de Alimentos, algo en línea de lo que se publicó en 2013 sobre los religiosos de “Heraldos del Evangelio” y “SOS Familia” en Madrid que utilizaban para sí mismos la comida de FESBAL para dedicarse a tiempo completo al adoctrinamiento católico. Nada de esto ha hecho que la opinión pública se cuestione, ya no los intereses reales, sino ni siquiera la eficacia de FESBAL en sus supuestas finalidades.

Relacionadas

Pobreza
La India tribal: migración y miseria

A pesar de que la Constitución de India les garantiza un estatus especial para salvaguardar sus derechos y su cultura, los 104 millones de habitantes de las tribus de India continúan sufriendo pobreza y desnutrición.

Pobreza
El colectivo de personas sin techo responde a los intentos de deslegitimar su acampada de protesta

Integrantes de la acampada de personas sin hogar que se instaló en abril frente al ministerio de Sanidad, responden ante los intentos del Ayuntamiento de Madrid de poner en cuestión su situación de calle. 

Pobreza
“La singularidad de esta protesta es que no podemos rendirnos e irnos a nuestra casa”

Decenas de personas sin techo llevan más de tres meses acampadas frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Seguridad Social. Cada vez son más personas y cada vez están más cansadas, esta semana de fallida investidura intentaron hacerse oír frente al Congreso. 

32 Comentarios
IRR 11:40 31/1/2019

Sr Reyero: ¿Ha participado en algún voluntariado en su vida? De haberlo hecho tendría otra visión diferente. ¿Cual es la conclusión de su artículo? ¿Que se cierren los bancos de alimentos o que no se entreguen alimentos a organizaciones religiosas? Por lo poco que yo sé los partidos políticos, sindicatos, organizaciones obreras, patronales, etc no reparten comida; las organizaciones religiosas, sí.
¿Porqué no crea Ud una organización similar, en vez de criticar al Banco de Alimentos, y hace la misma labor social?

Responder
2
0
MARIA 17:05 26/12/2018

Llevo muchos años realizando tareas de voluntariado de varios tipos. Desde acciones puntuales a voluntariados de larga duración y con diferentes sectores de población y diferentes entidades religiosas y no religiosas; porque aunque no les guste a algunos, hay entidades religiosas que están haciendo una gran labor en muchos lugares del mundo y eso es una gran realidad porque yo lo he visto con mis propios ojos por ejemplo con las hermanas de la caridad que viven de la providencia y dedican su vida a los demás.También he participado en una fundación valorando proyectos de cooperación para el desarrollo con el fin de asignar fondos de ayuda; y me he encontrado de todo, en muchos casos, por no decir la mayoría una gran decepción donde la mayoría de los fondos del proyecto iban destinados a pagar sueldos de empleados que ni si quiera eran pobladores locales. Sinceramente a lo largo de estos años he aprendido que la única y verdadera manera pura y duramente solidaria y altruista de ayudar es el voluntariado. Cualquier tipo de colaboración que requiera de empleados remunerados al final se acaba contaminando por uno u otro lado por malas gestiones administrativas; corrupción; ect...la cooperación en la mayoría de los casos se ha convertido en un trabajo más remunerado y las ong en empresas que tienen que obtener unos resultados anuales.Creo que el problema no reside en si quien ayuda es una entidad religiosa, estatal o un particular...eso da igual siempre y cuando la ayuda sea efectiva y llegue donde tiene que llegar de manera íntegra y lo gestione gente honrada y que realmente quiera ayudar y no buscar un beneficio de ningún tipo más que el ver a otra gente feliz. Creo que deberíamos aprender de otros países donde a los chavales no sólo se les enseña matemáticas, lenguaje,ciencias.....en las aulas, sino que se les enseñan valores y la importancia de la ayuda de los unos a los otros dentro de la comunidad a la que pertenecen. No todo tiene que ser trabajo remunerado, a veces las sinergias altruistas ofrecen beneficios mucho mayores y más eficientes que el dinero contante y sonante. Dejemos de politizar y frivolizar con algo tan importante como es luchar por la mejora de la vida de los más desfavorecidos y de un entorno mejor; y centremonos en trabajar juntos porque si de algo estoy segura es de que los ciudadanos de a pie realmente tenemos el poder de cambiar las cosas simplemente con desear hacerlo.

Responder
0
0
#27374 11:47 8/12/2018

A mí personalmente lo que menos me importa es la calidad de la comida en los comedores sociales, los trapicheos o las conexiones con el clero. LO FUNDAMENTAL DE ESTE ARTÍCULO ES QUE LA CARIDAD HA SUPLANTADO A LA SOLIDARIDAD OBRERA DE ANTAÑO. Este tipo de comedores, y muchas otras cuestiones más, deberían ser organizadas por un movimiento radical autogestionado desde fuera y en oposición constante al estado y al capitalismo. En cambio lo que tenemos es una invasión del modelo anglosajón hipócrita y cínico de las "soup kitchen" y las "charity foundations"

Y LA CULPA NO ES DE NADIE MÁS QUE NUESTRA, DEL PUEBLO. Qué nos dejamos hacer de todo y tan sólo sabemos plantear pseudo-reivindicaciones de consumidor ofendido por la "calidad del servicio"... Mientras no superemos la mentalidad dineraria y el quejiquismo para alumbrar una alternativa de GUERRA SOCIAL autogestionaria sin partidos ni sindicatos, aceptando con ello cierto nivel de RIESGO, no habrá solución real a nada. Y esto lo empieza a saber mucha más gente de lo que parece, otra cosa es que quieran desarrollar la voluntad, ganas y valor para llevarlo al terreno de los hechos.

Responder
1
0
Javier Gallardo 19:27 2/12/2018

Yo personalmente estuve como cocinero voluntario durante mas de 2 años en una ONG no religiosa y recogiamos cada 15 días comida del banco de alimentos de Madrid.

Todos los días nos donaban los supermercados del pueblo comida. Sin caducar.

Vamos que las donaciones reales se hacen a diario a traves de la solidaridad de la gente. No del banco de alimentos.

Por supuesto que las entidades religiosas tenian y tienen más días de recogida al mes en el Banco de Alimentos.

Discriminando de forma descarada a las ONG's de caracter laíco.

Hay teneis otro artículo.
Por qué el Banco de alimentos por ejemplo Madrid, da prioridad a las Monjitas del convento del Centro de Madrid ???? Esa es la pregunta.

Responder
0
0
#18718 5:15 14/6/2018

Impresionante reportaje. Me quito el sombrero

Responder
4
1
#7320 10:30 25/1/2018

En mi trabajo, estamos dentro de la red del banco de alimentos. Flipamos como llegan los anlimentos mensuales que envian los grandes supermercados al banco de alimentos, la mayoria de las veces se tienen que tirar pq estan caducados o directamente putrefactos.

También flipamos en los criterios que tienen las parroquias, que son la mayoria de organismos de la red de reparto, que tienen para decidir a quién dan y a quién no....
En vez de ofrecer recursos, habilidades, alternativas...para que la gente pueda superar una situación de pobreza les hacen ser dependientes de la caridad.

Responder
11
2
#6423 16:31 13/1/2018

Yo no he visto en los comedores sociales de Madrid verduras y frutas frescas, siempre daba lo msmo , toneladas de pasta y arroz, pan duro y seco de mas de 2 dias , duro como piedra, los yogures siempre caducados era un milagro que te den yogures caducados en el mismo día, pero daban yogures de mas de una o dos semana y le quitaban las etiquetas para que no proteste la gente. Los musulmanes protestaban mas cuando algo no le gustaban o era caducado. Yo no he visto en los comedores sociales pescado fresco, huevos, siempre lo mismo pasta espaguetis arroz cocido. Alguna fruta media podrida, manzana o plátano medio podrido, nunca frutas frescas, solamente frutas pasadas mas o menos podridas. Sopa hecha con agua, pasta y no se que mierda, mucha grasa, todo asqueroso. No se donde va toda la comida de mercamadrid y tantas donaciónes pero yo no he comido ensaladas, verduras, solamente pasta y arroz, la sopa era agua con grasa y pasta fideuá, y eso no es comida. En la calle Beneficencia la iglesia anglicana da comida una vez a la semana, pero tienes que asistir a la misa y durante de la misa te dan un tiket para darte la bolsa de comida, pero tienes que pagar 1 euro y 20 céntimos. Te preguntan cuantas bolsas quieres y pagas 1,20 euro para cada bolsa. En la bolsa era un litro de leche, un paquete de espaguetis, un paquete con 3conservas de pescado, con la etiqueta fondo social europeo prohibida la venta, y unas verduras podridas. He visto muchos que venden después los alimentos, podéis ver y comprobar en el día cuando dan los alimentos, después se ponen y venden cajas de leche, etcétera delante de la iglesia en la calle beneficiencia.

Responder
2
2
#6241 19:17 10/1/2018

Estoy flipando soy voluntaria hace 2 años y no veo nada de lo que comentáis pero como todo es mejorable porque no venís y nos ayudais para hacerlo mejor.sereis muy bien recibidos

Responder
9
11
#27375 11:55 8/12/2018

Hace años intentamos os hacer un comedor alternativo en una plaza de A Coruña. Hubo mucho curro preparando comidas y organizando la logística. Nos pusimos en una plaza pública a repartir comida con una pancarta y al rato allí estaban dos putos maderos sin nada mejor que hacer tocando los cojones. No pararon hasta que nos echaron.

Si se autogestiona esta labor social de la reprime porque deja de formar parte del mecanismo de gestión y control oficial de la pobreza que suponen las organizaciones de beneficencia oficiales.

El apoyo a los más pobres es una labor de clase.

Ese es el mayor daño que hace la caridad. No hace falta encontrar "trapos sucios", corruptelas o trapicheos bajo manga para que se vea la trampa execrable que supone su existencia.

Responder
0
0
#6249 21:25 10/1/2018

Dos años! Pues ya es hora de que abras los ojos

Responder
15
3
#6308 2:05 12/1/2018

Y eso que no habla de las ventajas fiscales que tiene este negocio para las empresas .

Responder
6
2
Idea confeccionada. Aplicarla o perecer. 13:23 8/1/2018

Ese tema es que me pone de los nervios, la gente que todavía ni entiende ni se da cuenta de que la caridad es pura opresión y de que no es un parche sino una medida para que sigamos sin justicia.

Responder
34
5
#6112 22:55 7/1/2018

Fuera caridad y más justicia social

Responder
36
4
#16809 19:37 21/5/2018

Porqué no empiezas?

Responder
1
1
Amon-ra 15:57 7/1/2018

Os falta aludir e investigar las relaciones mercantiles del Banco de Alimentos con las grandes cadenas comerciales. Además de autopremiarse sus fundaciones (citasteis la de Carrefour, pero hay más), se desvían stocks de alimentos a punto de caducar al Banco de Alimento, logrando suculentas desgravaciones fiscales. Añado además, fijarse en el look de las camisetas de los voluntarios de la campaña 2017, parecen logos del PP elecciones 20-D 2016....... ONGismo religioso-mercantil-ppero, junto aldeas infantiles, etc......

Responder
50
6
antonio cruz 15:28 7/1/2018

a mi me consta que el banco de alimentos de aqui, (rivas vaciamadrid) llamado RRAR, red de recuperacion de alimentos de rivas, no forma parte de ninguna red que se lucre de los donativos, todos sus activistas son voluntarios,gente solidaria que dan su tiempo y su esfuerzo, incluso muchos de ellos pertenecen a otras ongs, ayudando a familias del pueblo con graves problemas, estos reyes tambien han repartido juguetes, pasaros y yo mismo os los presentare

Responder
35
7
Belén 13:59 7/1/2018

Sus datos son públicos y sus trabajadores, en su mayoría jubilados, voluntarios (trabajan GRATIS), sin nada que se parezca al afán de poder... Gente normal y corriente. Conocí sus oficinas durante un verano como voluntaria. Qué fácil es criticar e inventar. Basta leer el "tono" de los comentarios. SI USTEDES PUEDEN HACERLO MEJOR, ¿A QUÉ ESPERAN?

Responder
27
49
Anónimous 16:20 7/1/2018

Creo que la crítica del artículo está en el fondo, más que en las formas. El título es clave:"Banco de Alimentos: la caridad disfrazada" y podría/debería ser aun más crítico en el fondo (según mi opnión personal)...
Empezando por el nombre (Banco), siguiendo por su administración/gestión (Opus-dei) y terminando por su clara tendencia a perpetuarse (mediante "caridad"), como si de un negocio se tratara, en vez de atajar las verdaderas causas.
NOTA: El problema es mayor, es político y se llama "Aporofobia" (Fobia a la Pobreza), *Jamás le he oido a M. Rajoy pronunciar la palabra "POBREZA". El "Estado" (su poder político y sus sucesivos gobiernos, también del P$0€, PNV, CiU, CC) ha decidido desentenderse y no hacer políticas para atajar las causas que originan pobreza, apoyándose en el asistencialismo cronificante con dudosos objetivos y nula intención de solucioar el problema de la "POBREZA".

Responder
69
5
#6090 13:52 7/1/2018

Yo he sido voluntaria y conocido su gente y oficinas. Me da mucha pena leer esta sarta de suposiciones, con aires de Dan Brown...

Responder
11
52
#6110 22:33 7/1/2018

Ja! Hipocresia y poca vergůenza...o ninguna

Responder
6
3
Dani 12:57 7/1/2018

Muy buen artículo. Aquí más información de su relación con el Opus De https://www.filantropofagos.com/blog/category/banco-de-alimentos

Responder
39
6
#6083 12:40 7/1/2018

Colaboro con una asociación que fue excluida de esta red porque no podíamos pagar a una trabajadora social, pero además con la ayuda de la directora de los SS sociales de la zona, así que se de que hablan y si, los estamento religiosos, incluidos residencias de ancianos que pagan su mensualidad, reciben esta ayuda, que es una institución macabra, pues si...

Responder
48
5
Pilar 23:48 6/1/2018

Muy buen articulo. Ademas de lo que describes, se une la dificultad de poner en marcha otras acciones solidarias. No existen casi medios en marcha, fuera de la beneficiencia y a traves de instituciones religiosas. Es un gran problema para poder organizar la solidaridad desde movimientos politicos o sociales. Imprenscindible hacerlo, si queremos evitar la lepenizacion de una parte de la sociedad, a la que la solidaridad entre iguales, de momento, ofrece muy poco.

Responder
51
8
#6080 12:06 7/1/2018

Busca Banco obrero solidario de alimentos. BOSA. Aún hay esperanza ;)

Responder
23
5
Violeta 17:33 27/8/2018

la semana pasada les hice una donación...A BOSA
Felicidades por el artículo. Hace tiempo hablando con mi madre le comenté que la gente necesita trabajo digno no que el cura les de 5 kilos de comida por que eso es perpetuar el problema y no querer poner solución

Responder
4
1
kepa 20:16 6/1/2018

Bueno! Pero tengo que decir que te has quedado corto compañero. Como usuario de bancos de alimentos tengo que añadir:
Dejando bien claro que hay voluntarixs muy majxs y que no se enteran una mierda de lo que hacen en las cupulas.

- Son unxs racistas de la hostia y continuamente andan haciendo diferenciaciones entre; españolas, sin papeles, gitanxs...
- Meten miedo a la gente en funcion de si el partido que gobierna es afin o no.. Y afin a ellos es ser fascista.
- Son negocio la gran mayoria cobran 1€ por entrar y 3 € por productos como chorizos o huevos. Les he visto trapichear hasta con el carton.

Responder
63
15
Pere Punyetes 18:32 7/1/2018

Aprende a escribir, por el amor de Dios, ¡no se entiende nada!

Responder
4
35
#6247 21:23 10/1/2018

Intenta entenderlo porque está claro que es un testimonio de primera mano.

Responder
11
1
#6118 4:33 8/1/2018

Se le entiende perfectamente. Trapicheo con los artículos que deben ser donados por los bancos de alimentos. Y doy fe de ello. Vergonzoso.

Responder
26
3
#6053 19:11 6/1/2018

Hay que dejarse de memeces y de tolerancia ante los exabruptos que se originan con la adoración del pene mágico, que diga... del falo cósmico, no... ejem, disculpen, de la hostia para mentes adormecidas en la mal llamada comunión para abrirse camino con el hostión en el que nos vemos sumergidos si optamos que los pobres de espíritu sigan erre que irra-cionalizando todo el cotarro, conio, que no se diga que estamos muertos en vida joer.

Responder
4
19
Rusabot 16:38 6/1/2018

La última grase es lapidaria "Nada de esto ha hecho que la opinión pública se cuestione, ya no los intereses reales, sino ni siquiera la eficacia de FESBAL en sus supuestas finalidades."... y cambiando los actores podría servir de ejemplo para todos y cada uno de los intereses reales/eficacia/supuestas finalidades, son las cosas de tener un régimen atado y bien atado.

Responder
65
6
Txava 16:14 6/1/2018

Buenísimo el artículo. Tras muchos años de trabajo han logrado que consideremos solidaridad y beneficencia como sinónimos, situación de la que muchas personas y entidades se han beneficiado. Si verdaderamente queremos ser solidarios esta claro que debemos ser los ejecutores, no delegar en terceros.lo demás no es solidaridad.

Responder
76
9

Destacadas

Economía
Impuestos a la carne y al plástico: los impuestos Pigouvianos

Debido a la crisis climática, muchos países ya se plantean poner impuestos a la carne o a los plásticos. Estos impuestos, cuyo coste recae directamente en el consumidor, se llaman impuestos Pigouvianos.

Aporofobia
Aporofobia: el doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Contigo empezó todo
Las dos Marías en la locura franquista

Dos hermanas de Compostela retaron al franquismo con color y alegría. Las llamaron “locas”, pero la locura estaba a su alrededor.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.

Últimas

Sexualidad
La homosexualidad como "conducta de riesgo"
Una experiencia personal sobre los prejuicios en las consultas médicas acerca de la sexualidad y las relaciones homosexuales.
Chernóbil
Turismo de desastres: visita guiada al infierno

Desde que HBO estrenó la serie sobre el desastre en la central nuclear ucraniana, las visitas de turistas a esta zona se han multiplicado. 

Sexualidad
Polifonías de amor y deseo

El paisaje de los afectos se puebla de teorías y prácticas que impugnan los parámetros normativos del amor. De fondo, el capitalismo y el deseo innovan en su eterno romance. En la tensión entre la libre elección, los cuidados y el compromiso se configuran las relaciones amorosas del futuro. 


Guerra civil
Federico García Lorca, rojo y maricón
En un ejercicio de revisionismo histórico consciente, algunos especialistas lorquianos se empeñan en desligar la implicación política y la orientación sexual del poeta, de las causas de su asesinato