Banco de Alimentos: la caridad disfrazada

Su actividad es incesante todo el año, pero sin duda en estas fechas son los protagonistas con su “Operación Kilo”.

FESBAL banco de alimentos voluntarios
Voluntarios del Banco de Alimentos organizando los alimentos donados.

publicado
2018-01-06 12:23:00

Conscientes de la importancia de la imagen, la presentación de FESBAL —Federación Española de Bancos de Alimentos— no puede ser más benévola: luchar contra el despilfarro a través de la recogida de alimentos para dar de comer a la gente con menos recursos.

La FESBAL, los Bancos de Alimentos con marca registrada, no es más que la caridad religiosa disfrazada de solidaridad para que las nuevas generaciones acepten de mejor manera el mismo fondo que movía a la marquesa franquista de Los Santos Inocentes de Delibes, evitando aquellas formas casposas del pasado. Muchos de los responsables de la degradación de las condiciones de vida que hemos percibido durante los últimos años aparecen detrás de estas organizaciones caritativas y es una obligación social desenmascararlos adoptando formas de solidaridad real.

Simbolizados con el logotipo de los pajaritos comiendo de un cuenco, los Bancos de Alimentos, son organismos constituidos como fundación, normalmente en cada localidad, y agrupados en FESBAL si hablamos de España y la FEBA —Federación Europea de Bancos de Alimentos— si hablamos de Europa. Se dedican a recoger alimentos, dinero y cualquier material o servicio que de alguna forma ayude en su actividad como furgonetas, estanterias...

Esos alimentos y enseres llegan a la gente que lo necesita a través de una red de intermediarios asociados al Banco en cuestión. Y aquí es donde empieza a aparecer otra imagen distinta a la que publicitan.

Un vistazo a las memorias publicadas por la Fundación de Banco de Alimentos de Madrid, similar a las memorias de otros bancos de alimentos, revela que la práctica totalidad de los alimentos está siendo enviado a organizaciones religiosas entre las que encontramos parroquias, conventos, monasterios, organizaciones antiabortistas como Provida o la Fundación Vida, el seminario del Camino Neocatecumenal, residencias de los Legionarios de Cristo o centros relacionados con el Opus Dei. Pertenecer de alguna manera a la red, que la iglesia católica tiene en este país, es prácticamente requisito suficiente para participar de la acumulación organizada por el Banco de Alimentos.

Es algo lógico, ya que desde sus comienzos, a pesar de su retórica “aconfesional”, esta organización ha demostrado una ligazón palpable con los sectores católicos más reaccionarios.

Origen de la organización

En su origen está la creación del primer Banco de Alimentos en Barcelona en 1987 con la participación de Josep Miró i Ardèvol, expolítico de Convergencia creador también de e-cristians, del portal conservador “Forum Libertas” y luchador incansable contra el divorcio, el aborto y “la aceptación pública de la homosexualidad” (sic). La aparición de nuevos Bancos en otras localidades llevó a la creación de la Fundación de Bancos de Alimentos de España (FBAE) en 1993 de la mano del sacerdote de la prelatura del Opus Dei, Jose María Sanabria.

A partir de aquí el apoyo de determinadas instituciones y figuras políticas reaccionarias es constante. Significativo el nombramiento como presidenta de honor de la señora Ana Botella, cuya aparición en los medios como presidenta de la Fundación se debió a la decisión tomada entonces de hacer participar a la misma con una donación en una SICAV —Sociedades de Inversión de Capital Variable— llamada Gescartera, pero esa es otra historia y existe la hemeroteca para quien tenga interés.

En 1997, según el Banco de Alimentos de Lugo —la página de FESBAL dice que fue en 1996—, se reunieron los bancos creados y la FBAE para constituir la actual FESBAL. En este punto hay una contradicción en la que incurren diversas informaciones de los medios y la información suministrada por FESBAL, ya que la participación en Gescartera de FBAE, según declaraciones a la propia comisión de investigación del caso se realizó en 1998. De cualquier forma su andadura en el nuevo siglo, bajo el nombre actual, continuó por los mismos derroteros recibiendo. Han ido recibiendo donaciones de bancos y cajas, grandes empresarios y hasta un camión de 9 toneladas procedente de la Fundación Reina Sofía, por poner algún ejemplo.

Relación con la iglesia y el Opus Dei...
Su relación con la iglesia, y concretamente con el Opus Dei sigue vigente. Cualquiera que visite su página encontrará varias entrevistas a presidentes del pasado y presente de fundaciones de bancos de alimentos que declaran abiertamente ser socios supernumerarios del Opus. Es el caso de Mariano Posadas y José María Zárate en Valladolid. Es el caso de Manuel Pérez Hernández en Las Palmas de Gran Canaria. Es el caso de José Antonio García García en Albacete. Es el caso de Francisco del Pozo en Santander. Es el caso de Carmen de Aguirre Castellanos en Badajoz (y propietaria de dos colegios asociados a la prelatura). Es el caso de Miguel Sibón en el Campo de Gibraltar. Hay más, como las relaciones explícitas del antiguo presidente de la Federación José Antonio Busto Villa o de Vicente López-Alemany del Banco madrileño, pero no seguiremos porque son indicios suficientes como para concluir que el hecho de que hayan accedido a las presidencias por pura casualidad es del todo improbable.

 Este apoyo de los poderes fácticos y esta filiación de la dirección de FESBAL se ha traducido como no podía ser de otra forma en un comportamiento lógico de defensa del statu quo.

Mantener la pobreza fuera de la lucha de clases

En 2012, tras sustraer como protesta varios carros de comida de 2 supermercados de las provincias de Cádiz y Sevilla, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) pretendió donarlos a los bancos de alimentos. La reacción de la dirección del sevillano y de la propia FESBAL por voz de su presidente no se hizo esperar, condenando la acción y defendiendo a las grandes empresas como Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés o Alcampo, al mismo tiempo que señalaba a todos los ciudadanos como los responsables del despilfarro y por tanto indirectamente de la situación de pobreza incluso alimenticia.

Este apoyo de los poderes fácticos y esta filiación de la dirección de FESBAL se ha traducido como no podía ser de otra forma en un comportamiento lógico de defensa del statu quo

En 2014 FESBAL denuncia al Banco de Alimentos de Tetuán , una iniciativa solidaria vecinal, por “utilización de marca registrada”. En colaboración con el Ayuntamiento y la policía acaban cerrando el medio de sustento de los vecinos en situación precaria por procesos de desahucio. Estas acciones, así como los premios concedidos por FESBAL a la Fundación Reina Sofía (FESBAL, 2013), a la Orden de Malta (Madrid, 2015), a la Diputación y al gerente de Mercagranada (Granada, 2011 y 2013), a la “Fundación Solidaridad Carrefour” (Ciudad Real, 2017), por poner algunos ejemplos, son disparos a la línea de flotación de la residual conciencia de clase que debería señalar inequívocamente a estas empresas e instituciones como responsables de la desigualdad social.


Y como no podía ser de otra forma se protege la imagen de algo tan útil para el poder a pesar de los casos de corrupción que afloraron en dos de sus años de actividad. Citaremos los zumos del Banco de Alimentos de Cádiz servidos a los periodistas en una rueda de prensa del PP en Sanlúcar de Barrameda en diciembre de 2013, o los alimentos del Banco de Madrid que acabaron sirviéndose a una hermandad rociera a través de un sacerdote del obispado de Alcalá de Henares en 2012 y 2013.

Se dieron cuenta porque ese año no contrataron cocineros y les sirvieron directamente los paquetes de comida con el sello del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria) por el módico precio de 350 euros. A mediados de 2012 también se supo que las franciscanas granadinas que regentaban la Residencia Universitaria Maria Teresa Rodón, y cobraban 600 euros por alojamiento y manutención, llevaban utilizando la comida que les suministraba el Banco de Alimentos desde hacía una década.

Este mismo año supimos por medios vaticanistas que la mitad de los conventos de monjas de la provincia de Salamanca están comiendo de lo que reciben del Banco de Alimentos, algo en línea de lo que se publicó en 2013 sobre los religiosos de “Heraldos del Evangelio” y “SOS Familia” en Madrid que utilizaban para sí mismos la comida de FESBAL para dedicarse a tiempo completo al adoctrinamiento católico. Nada de esto ha hecho que la opinión pública se cuestione, ya no los intereses reales, sino ni siquiera la eficacia de FESBAL en sus supuestas finalidades.

26 Comentarios
kepa 18:16 6/1/2018

Bueno! Pero tengo que decir que te has quedado corto compañero. Como usuario de bancos de alimentos tengo que añadir:
Dejando bien claro que hay voluntarixs muy majxs y que no se enteran una mierda de lo que hacen en las cupulas.

- Son unxs racistas de la hostia y continuamente andan haciendo diferenciaciones entre; españolas, sin papeles, gitanxs...
- Meten miedo a la gente en funcion de si el partido que gobierna es afin o no.. Y afin a ellos es ser fascista.
- Son negocio la gran mayoria cobran 1€ por entrar y 3 € por productos como chorizos o huevos. Les he visto trapichear hasta con el carton.

Responder
57
13
Pere Punyetes 16:32 7/1/2018

Aprende a escribir, por el amor de Dios, ¡no se entiende nada!

Responder
3
32
#6247 19:23 10/1/2018

Intenta entenderlo porque está claro que es un testimonio de primera mano.

Responder
5
0
#6118 2:33 8/1/2018

Se le entiende perfectamente. Trapicheo con los artículos que deben ser donados por los bancos de alimentos. Y doy fe de ello. Vergonzoso.

Responder
20
2
#18718 3:15 14/6/2018

Impresionante reportaje. Me quito el sombrero

Responder
0
0
#7320 8:30 25/1/2018

En mi trabajo, estamos dentro de la red del banco de alimentos. Flipamos como llegan los anlimentos mensuales que envian los grandes supermercados al banco de alimentos, la mayoria de las veces se tienen que tirar pq estan caducados o directamente putrefactos.

También flipamos en los criterios que tienen las parroquias, que son la mayoria de organismos de la red de reparto, que tienen para decidir a quién dan y a quién no....
En vez de ofrecer recursos, habilidades, alternativas...para que la gente pueda superar una situación de pobreza les hacen ser dependientes de la caridad.

Responder
1
1
Belén 11:59 7/1/2018

Sus datos son públicos y sus trabajadores, en su mayoría jubilados, voluntarios (trabajan GRATIS), sin nada que se parezca al afán de poder... Gente normal y corriente. Conocí sus oficinas durante un verano como voluntaria. Qué fácil es criticar e inventar. Basta leer el "tono" de los comentarios. SI USTEDES PUEDEN HACERLO MEJOR, ¿A QUÉ ESPERAN?

Responder
22
39
Anónimous 14:20 7/1/2018

Creo que la crítica del artículo está en el fondo, más que en las formas. El título es clave:"Banco de Alimentos: la caridad disfrazada" y podría/debería ser aun más crítico en el fondo (según mi opnión personal)...
Empezando por el nombre (Banco), siguiendo por su administración/gestión (Opus-dei) y terminando por su clara tendencia a perpetuarse (mediante "caridad"), como si de un negocio se tratara, en vez de atajar las verdaderas causas.
NOTA: El problema es mayor, es político y se llama "Aporofobia" (Fobia a la Pobreza), *Jamás le he oido a M. Rajoy pronunciar la palabra "POBREZA". El "Estado" (su poder político y sus sucesivos gobiernos, también del P$0€, PNV, CiU, CC) ha decidido desentenderse y no hacer políticas para atajar las causas que originan pobreza, apoyándose en el asistencialismo cronificante con dudosos objetivos y nula intención de solucioar el problema de la "POBREZA".

Responder
59
3
Pilar 21:48 6/1/2018

Muy buen articulo. Ademas de lo que describes, se une la dificultad de poner en marcha otras acciones solidarias. No existen casi medios en marcha, fuera de la beneficiencia y a traves de instituciones religiosas. Es un gran problema para poder organizar la solidaridad desde movimientos politicos o sociales. Imprenscindible hacerlo, si queremos evitar la lepenizacion de una parte de la sociedad, a la que la solidaridad entre iguales, de momento, ofrece muy poco.

Responder
47
7
#6080 10:06 7/1/2018

Busca Banco obrero solidario de alimentos. BOSA. Aún hay esperanza ;)

Responder
20
4
#6083 10:40 7/1/2018

Colaboro con una asociación que fue excluida de esta red porque no podíamos pagar a una trabajadora social, pero además con la ayuda de la directora de los SS sociales de la zona, así que se de que hablan y si, los estamento religiosos, incluidos residencias de ancianos que pagan su mensualidad, reciben esta ayuda, que es una institución macabra, pues si...

Responder
42
4
#6423 14:31 13/1/2018

Yo no he visto en los comedores sociales de Madrid verduras y frutas frescas, siempre daba lo msmo , toneladas de pasta y arroz, pan duro y seco de mas de 2 dias , duro como piedra, los yogures siempre caducados era un milagro que te den yogures caducados en el mismo día, pero daban yogures de mas de una o dos semana y le quitaban las etiquetas para que no proteste la gente. Los musulmanes protestaban mas cuando algo no le gustaban o era caducado. Yo no he visto en los comedores sociales pescado fresco, huevos, siempre lo mismo pasta espaguetis arroz cocido. Alguna fruta media podrida, manzana o plátano medio podrido, nunca frutas frescas, solamente frutas pasadas mas o menos podridas. Sopa hecha con agua, pasta y no se que mierda, mucha grasa, todo asqueroso. No se donde va toda la comida de mercamadrid y tantas donaciónes pero yo no he comido ensaladas, verduras, solamente pasta y arroz, la sopa era agua con grasa y pasta fideuá, y eso no es comida. En la calle Beneficencia la iglesia anglicana da comida una vez a la semana, pero tienes que asistir a la misa y durante de la misa te dan un tiket para darte la bolsa de comida, pero tienes que pagar 1 euro y 20 céntimos. Te preguntan cuantas bolsas quieres y pagas 1,20 euro para cada bolsa. En la bolsa era un litro de leche, un paquete de espaguetis, un paquete con 3conservas de pescado, con la etiqueta fondo social europeo prohibida la venta, y unas verduras podridas. He visto muchos que venden después los alimentos, podéis ver y comprobar en el día cuando dan los alimentos, después se ponen y venden cajas de leche, etcétera delante de la iglesia en la calle beneficiencia.

Responder
0
0
#6241 17:17 10/1/2018

Estoy flipando soy voluntaria hace 2 años y no veo nada de lo que comentáis pero como todo es mejorable porque no venís y nos ayudais para hacerlo mejor.sereis muy bien recibidos

Responder
6
3
#6249 19:25 10/1/2018

Dos años! Pues ya es hora de que abras los ojos

Responder
8
2
#6308 0:05 12/1/2018

Y eso que no habla de las ventajas fiscales que tiene este negocio para las empresas .

Responder
3
1
Idea confeccionada. Aplicarla o perecer. 11:23 8/1/2018

Ese tema es que me pone de los nervios, la gente que todavía ni entiende ni se da cuenta de que la caridad es pura opresión y de que no es un parche sino una medida para que sigamos sin justicia.

Responder
29
4
#6112 20:55 7/1/2018

Fuera caridad y más justicia social

Responder
31
3
#16809 17:37 21/5/2018

Porqué no empiezas?

Responder
0
0
Amon-ra 13:57 7/1/2018

Os falta aludir e investigar las relaciones mercantiles del Banco de Alimentos con las grandes cadenas comerciales. Además de autopremiarse sus fundaciones (citasteis la de Carrefour, pero hay más), se desvían stocks de alimentos a punto de caducar al Banco de Alimento, logrando suculentas desgravaciones fiscales. Añado además, fijarse en el look de las camisetas de los voluntarios de la campaña 2017, parecen logos del PP elecciones 20-D 2016....... ONGismo religioso-mercantil-ppero, junto aldeas infantiles, etc......

Responder
44
5
antonio cruz 13:28 7/1/2018

a mi me consta que el banco de alimentos de aqui, (rivas vaciamadrid) llamado RRAR, red de recuperacion de alimentos de rivas, no forma parte de ninguna red que se lucre de los donativos, todos sus activistas son voluntarios,gente solidaria que dan su tiempo y su esfuerzo, incluso muchos de ellos pertenecen a otras ongs, ayudando a familias del pueblo con graves problemas, estos reyes tambien han repartido juguetes, pasaros y yo mismo os los presentare

Responder
28
7
#6090 11:52 7/1/2018

Yo he sido voluntaria y conocido su gente y oficinas. Me da mucha pena leer esta sarta de suposiciones, con aires de Dan Brown...

Responder
10
47
#6110 20:33 7/1/2018

Ja! Hipocresia y poca vergůenza...o ninguna

Responder
4
2
Dani 10:57 7/1/2018

Muy buen artículo. Aquí más información de su relación con el Opus De https://www.filantropofagos.com/blog/category/banco-de-alimentos

Responder
36
5
#6053 17:11 6/1/2018

Hay que dejarse de memeces y de tolerancia ante los exabruptos que se originan con la adoración del pene mágico, que diga... del falo cósmico, no... ejem, disculpen, de la hostia para mentes adormecidas en la mal llamada comunión para abrirse camino con el hostión en el que nos vemos sumergidos si optamos que los pobres de espíritu sigan erre que irra-cionalizando todo el cotarro, conio, que no se diga que estamos muertos en vida joer.

Responder
4
18
Txava 14:14 6/1/2018

Buenísimo el artículo. Tras muchos años de trabajo han logrado que consideremos solidaridad y beneficencia como sinónimos, situación de la que muchas personas y entidades se han beneficiado. Si verdaderamente queremos ser solidarios esta claro que debemos ser los ejecutores, no delegar en terceros.lo demás no es solidaridad.

Responder
72
8
Rusabot 14:38 6/1/2018

La última grase es lapidaria "Nada de esto ha hecho que la opinión pública se cuestione, ya no los intereses reales, sino ni siquiera la eficacia de FESBAL en sus supuestas finalidades."... y cambiando los actores podría servir de ejemplo para todos y cada uno de los intereses reales/eficacia/supuestas finalidades, son las cosas de tener un régimen atado y bien atado.

Responder
62
6

Destacadas

Medio ambiente
Las otras víctimas de los incendios

Insectos, conejos, córvidos, caballos... la fauna gallega padeció el pasado octubre una experiencia traumática con los incendios.

Refugiados
Un modelo de acogida resiste en Riace

El alcalde de Riace lleva 13 días en huelga de hambre para exigir el desbloqueo de fondos que tiene al modelo de acogida y convivencia del ayuntamiento que preside, en grave peligro de desaparecer.

Música electrónica
Prisma: un sueño hecho realidad

“La música electrónica no es lo opuesto a la calidez humana, es exactamente lo mismo”. Estas palabras de Bill Laswell son la sensación que te sube por el cuerpo cuando entras en Prisma y la música suena hasta el amanecer.

Crímenes del franquismo
La vida secreta de los chacales. Farsa y ocultación de las biografías de torturadores

Ante la petición de la ARMH, el Gobierno de Pedro Sánchez afirma que "no existe" ningún informe  sobre las condecoraciones otorgadas a los antiguos funcionarios de la Brigada Político Social. Esta información esta consignada en los expedientes personales de los funcionarios como 'Billy El Niño', Eduardo Quintela Bóveda o Pedro Polo Borreguero.

Últimas

Memoria histórica
Fachas y lo políticamente correcto
27

Nos tendría que hacer pensar en qué punto está la democracia española la existencia de un lugar como el Valle de los Caídos o el mantenimiento, incluso con dinero público, de una fundación que lleva el nombre de Francisco Franco.